Y nos dieron la una… las dos… y la próxima

|




 Aceves_Olmo_patek_philippe
Por. Jovita Zaragoza Cisneros.

¿Por qué asombrarse y llamar insulto o tomarlo a colmo,

el que un líder sindical ostente reloj de mucho brillo?

Si es también distintivo de nuevos ricos, políticos y pillos,

¿Acaso no es verdad, don Carlos Aceves del Olmo?

Fiel a su origen y condición de priista donde se formó, y fiel también a la imagen que caracteriza a los líderes, la del Secretario General de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Carlos Aceves del Olmo, es la representación viva del mal gusto y falta de empatía para con la clase obrera que dice representar.

El ahora líder de la CTM quien tomó cargo en enero del 2016, luego de que muriera su antecesor Joaquín Gamboa Pascoe, portó uno de los objetos que parecen ser una de las debilidades de quienes gustan lucir los beneficios que la vida “ha derramado” sobre ellos. “Bendiciones” auto asignadas.

Aceves del Olmo, nacido en noviembre de 1940, asumió el liderazgo de su gremio en enero de 2016, a los 76 años. Y apenas hace unos días, durante la firma del Acuerdo para Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, acto convocado por el gobierno de Enrique Peña Nieto, el pasado 9 de enero, mostró en su muñeca izquierda un carísimo reloj suizo marca Patek Philippe, valuado, dicen los que cubrieron el evento efectuado en Los Pinos , en casi 410 mil pesos.

Egresado de las filas priistas, a donde ingresó cuando contaba con 19 años de edad (1959), la carrera política de este personaje es de absoluta cercanía con el sistema que ha cobijado a este tipo de líderes. La larga trayectoria pública de Aceves del Olmo incluye diversos cargos que le han permitido conocer las entrañas del sistema. Diputado Federal, Senador, diputado del Congreso de la Unión, Secretario General sustituto de la CTM y ratificado en el puesto en enero del 2016.

En noviembre del año pasado, Aceves de Olmo encabezó la lista de líderes que publica la revista “Líderes Mexicanos”, publicación que se ostenta como medio de “periodismo positivo que relata historias de éxitos y nombres de mujeres y hombres que, desde distintos frentes, marcan el rumbo y destino de México”. Cabe destacar que dicha revista lo mismo coloca entre los liderazgos civiles los nombres de Aceves del Olmo, o nombres como el de Carlos Romero Deschamps. La mencionada publicación señala a Aceves del Olmo como uno de los hombres con alta probabilidad de aparecer nuevamente en su revista para el año 2017.

No dudamos que eso suceda. El Secretario General de esta Confederación Central y de mayor peso en el Congreso del Trabajo, arrancó el año con mucho ruido brilloso. Recordemos que la CTM tiene presencia en 30 ramas de la actividad económica del país y agrupa en su alrededor 100 sindicatos nacionales que hacen un total de un millón de trabajadores agremiados. Por encabezar una agrupación de tal índole y presentarse en el acto citado con tal derroche de ostentación, el líder cetemista se colocó en la mira de la prensa.

Nada hay de diferente en la actitud de él y la de los demás líderes que le antecedieron. La proverbial falta de sensibilidad para con el gremio que representan siempre ha estado presente y vivida por ellos sin pudor alguno. Nada ha cambiado en los líderes de esa Confederación y la de otros gremios ; sabemos que usan y desechan, manipulan y someten a sus trabajadores para utilizarlos como moneda de cambio político y beneficio personal.

Ya en diciembre del 2016, este líder cetemista hizo declaraciones en relación a los aumentos de la gasolina que entraron en vigor a inicios de este 2017. “No puede el gobierno seguir vendiendo gasolina barata que le cuesta cara, porque la trae del extranjero y la paga en dólares” expuso, poniendo en evidencia lo que ya sabemos bien: la obediencia y defensa de un sistema que tiene entre esos líderes a sus incondicionales que ayudan a contener cualquier insubordinación de la clase trabajadora a quienes exprimen en mano de obra que negocian ante gobierno y empresarios, para luego desecharlos, como bagazo, antes de confinarlos a su futuro incierto.

NO ES DE AHORITA…

Para el presidente de la Coparmex el llamado Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, anunciado por Enrique Peña Nieto, y llevado a cabo el pasado 9 de enero del año en curso, es un acto de estrategia de imagen pública del gobierno, además de incompleto y carente de consenso o pulso social.

Por ello, y “ por carecer de metas claras, objetivos puntuales, métricas que sirvan para evaluar los avances y porque el momento exige que todos los actores asuman compromisos concretos en beneficio del país y por último que el Gobierno esté obligado a asumir compromisos específicos para mejorar el manejo del presupuesto”, la Coparmex dijo un rotundo NO a la firma del citado acuerdo.

Su enérgica respuesta fue bien tomada por una gran parte de la población informada y atenta al rumbo que el país está siguiendo, en este agitado inicio del 2017.

Otros actores presentes en este acuerdo, también han criticado la medida del gobierno Peñista.

En diversas opiniones, recogidas y publicadas por El Financiero, “Los acuerdos económicos son insuficientes para detener lo que viene para la economía mexicana en los próximos meses”, indicó Ernesto O’Farril, presidente de Bursamétrica. Por su parte, Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer señala que “la inflación se combate con política monetaria y una buena política de competencia, no con buenas intenciones… y “en todo caso, el aumento en los precios de las gasolinas será temporal y no permanente”. Y para Beatriz Mojica, secretaria general del PRD, “el plan es una ‘propuesta de juguete’ que no atiende de fondo las causas que el alza a las gasolinas generará en los bolsillos de las familias mexicanas”.

Pero la respuesta del NO de la Coparmex ha sido la de más resonancia en todos los ámbitos. Y no falta quienes, a su vez, han criticado la postura de esta Confederación. Quizá una de las más puntillosas viene del presidente de la Mesa Directiva del Senado de la República, Pablo Escudero, quien invitó a esta Confederación Patronal a dejar “egos y críticas”, y firmar el Acuerdo. “Porque lo mismo nos pasó con la Ley de Transparencia y con el Sistema Nacional Anticorrupción: Coparmex se han dedicado a criticar, pero no a participar. Es momento, están a tiempo de que se suban, que pongan propuestas claras”, dijo.

No está de más recordar que la molestia de este organismo patronal con la actual administración Peñista no es un mero capricho. Que no se olvide la manifestación de la Coparmex en el Ángel de la Independencia, efectuado el junio 16 del año pasado, acto que fue destacado en grandes titulares de la prensa nacional como “ Insólito”, habida cuenta que por primera vez realizó un acto de esta naturaleza. ¿Se acuerda usted, lector? En aquel entonces lo que motivó tal “plantón” fue para demandar al Congreso de la Unión la aprobación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) para poner un enfático y enérgico basta a la corrupción.

“Queremos erradicar la corrupción de México, no más corruptos impunes en nuestro país”, dijo en esa ocasión el presidente nacional del organismo, Gustavo de Hoyos Walther, quien consideró que la discusión en el Congreso para aprobar el SNA fue un triunfo de la sociedad. “No estaríamos aquí si las leyes aprobados en el Senado respetaran el espíritu original de la iniciativa. Y no estaríamos aquí si las ocurrencias de madrugada no pretendieran endosar a la sociedad responsabilidades que corresponden a quienes manejan los recursos públicos…. No queremos cacería de brujas ni persecuciones paralizantes, los empresarios tampoco pretendemos regímenes de excepción, ni ignoramos que la corrupción es un mal que afecta a todos” , dijo en aquella ocasión.

Sobre este y otros asuntos, entre ellos la historia del surgimiento de este organismo, dimos cuenta en la columna ( Y nos dieron la una…la dos…y la próxima) publicada el 20 de junio 2016. No tome usted como un acto de inmodestia o engreimiento de mi parte, mi sugerencia para otra leída.

DE VIVOS … Y VIVIDORES.

¿Qué quieren?: ¿Hacer caldo de la gallina que ya no da huevos de oro?

Allí andan, campañeando ya. Recordando a la gente las fallas de los demás, escondiendo las propias. Cada uno de los líderes de todos los partidos se lanzan enconados reclamos. ¿Qué pelean? ¿Qué quieren de este país? ¿Qué defienden? ¿Ideales? ¿Cuáles?

Nada bueno puede venir de quienes han hecho dela política su modus vivendi. De quienes se formaron en un sistema que primero cobijaron, se beneficiaron de él y que hoy tienen entre sus filas a integrantes que no saben otra manera de hacer política, más que con las viejas mañas que aprendieron y replican también y tan bien.

Nada bueno saldrá de un sistema y una maquinaria partidista corrompida. No hay forma.

El cambio sólo se puede dar si la ciudadanía lo impulsa, si exige a los partidos políticos la expulsión de elementos reconocida y probadamente corruptos; si propone y ejerce con madurez la supervisión directa de aquellos que ostentan los cargos públicos y se les obliga, mediante exigencia, a cumplir con su compromiso de servir con honestidad su desempeño.

Nota:

Se acentúan los rumores sobre la grave salud de Míreles.

Mi voz y las de miles de mexicanos van en una misma dirección. Busca un resquicio por donde entrar a esos corazones henchidos de soberbia. Retumban las voces, se estrellan en los muros de indiferencia. Se fragmenta, se levanta nuevamente, se crece al castigo de la sordera.

Se agiganta: M i r e l e s… Mireles… Mireles… Mireles… Mireles.

zaragozacisneros.jovita@gmail.com

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario