COLUMNA SEMANAL: Y nos dieron la una… las dos… y hasta el próximo año

|




Pacto por Mexico_
Por. Jovita Zaragoza Cisneros.

YO NO OLVIDO AL AÑO VIEJO… ¿Y USTED?

Decía don Vicente leñero :
“El periodista sirve a la realidad. Vamos a explorar la realidad, no tanto la verdad porque ésta es inalcanzable. Se sirve a la realidad y ésta no pertenece a ningún partido. Periodista que pertenece a un partido es mal periodista. El periodista no está para militar en un partido, está para observarlos a todos con igual interés y la misma intención que desentrañar, que hay debajo de lo que nos dicen”.

Desde esa premisa escribo sobre el 2015 que termina y veo los contornos del adusto rostro que ya asoma del 2016. Lo hace apenas conteniendo un rictus de amargura y preocupación que Enrique Peña Nieto y gabinete tratan de maquillar dibujándole una sonrisa triunfalista.

Agravios acumulados, insultos descarados a la ciudadanía. Crisis de credibilidad acentuada para con el gobierno Peñista que arriba al tercer año de su mandato con pena y nada de gloria. Y crisis de credibilidad hacia todos los órdenes de gobierno, está ya aquí el 2016 con más certezas que misterios. Hay agobio en la sociedad. Hay hartazgo. Hay desesperanza. Hay miedo. Hay desaliento.

La violencia ha recorrido el norte , el sur, el este y oeste del país. Y se ha anidado en el mismo centro de la recién nombrada Ciudad de México, otrora Distrito Federal. ¿El cambio de nombre indica cambio de forma y fondo?

México, lugar en el que la política, el poder, la impunidad y tráfico de influencias define el rumbo del país.

México el de los intereses y grupos transexenales. Oportunistas impúdicos, vigilantes de afianzar y acrecentar sus fortunas; guardianes celosos de su coto de poder que heredan a los suyos. Salen unos, entran otros. Cada sexenio se reciclan los incondicionales ávidos y codiciosos. Hambrientos se atragantan de los beneficios que da el poder y eructan prepotencia y mal gusto.

La crisis económica reflejada en el aumento de la pobreza es una realidad que el gobierno federal intenta cubrir con declaraciones triunfalistas de palabras huecas, sin sentido y sin sustento. La ausencia de empleos, los magros salarios y las condiciones de contrataciones laborales empuja a gran número a la miseria y al desaliento. El narco ha puesto su dominio en la economía informal y amenaza a la formal con sus tentáculos de terror, a sabiendas de su impunidad porque se ha encargado de allanar el camino a golpe de dinero y amenazas.

Todo ello encuentra salida en la única forma a la que el mexicano no renuncia, porque si algo nos distingue es la proverbial forma de hacer del drama el chiste, la broma que ayuda a fugarse de una realidad que debiera mover a la reflexión y búsqueda de trabajo conjunto para enderezar esta estructura pesada, añeja, enmohecida cimentada, sostenida y mantenida por la corrupción.

Nunca como ahora lo desechable está más vigente. Todo todo lo es y la forma suple al fondo. Se confunden los términos. El linaje no importa, el dinero lo “compra” o lleva a olvidar a quien lo posee y a quienes le rodean que de todos modos Juan o Juana son. Que el código postal traiciona.

Todo es tan inmediato que hay que llenar los sentidos, el aquí y ahora. No hay preocupación por heredar a las familias un prestigio que perdure en las generaciones.

La fama efímera sobre el prestigio.

El dinero por encima del linaje.

Lo vulgar sobre lo fino y sutil.

El lenguaje soez e inmediato sobre la elegancia.

La comida rápida que se deglute con avidez, sobre la sensación del delicado deleite.

Listitas y listitos sobre la inteligencia

El gandallismo sobre el pundonor y mesura.

Las imágenes que llenen los sentidos, no el espíritu.

La estridencia sobre la cadencia de las notas musicales

Tamboras discordantes sobre la suavidad de la música de viento.

Los otros, de allá, son los corruptos; nosotros los buenos e incólumes (ajá)

Las trampas de una mentira, sobre la belleza de la verdad ( porque esta duele).

Las formas que emboten los sentidos, sobre la profundidad que llene el alma.

El culto al YO, por el nosotros.

México el de las grietas profundas. El de los parches de frágil material que permitió que la grieta se ahondara y ensanchara y hoy expone sus órganos motores enfermos.

México el de las familias desbordantes de FE ciega en la mano derecha, mentiras con la izquierda y abusos en el centro y todos los costados.

México el que confunde la solidaridad familiar con el silencio cómplice y el abuso autoritario. México en cuyo seno familiar se educaron los valores, esos que luego subieron al escenario público laboral de todos los ámbitos y fueron al encuentro de sus iguales.

México el vendedor de sus recursos por los hombres en el poder. México el de Estados de ciudades con crecimiento vertiginoso que llena los bolsillos de quienes concesionan, despojan, el suelo del campesinado para vender falsos aires de desarrollo y modernidad sostenido por dinero no siempre limpio.

México el de su ciudad central que vende el suelo a placer y construye sobre terrenos frágiles cuyas construcciones caen como cartas de naipes. El de los silencios tramposo que apuesta al olvido de los voces disidentes. ¿Y Mireles?

México el de los 43, una cifra emblemática que representa a todos los desaparecidos del país. 43, sombra roja de dolor que nos baña a todos. Los 43, cifra de la gran interrogante que ha marcado un hito en lo político y social. La tragedia cuya resolución daría una necesaria bocanada de aire claro sobre las instituciones de justicia en el país.

México el de la crisis política reflejada en una falta de representación de los partidos tradicionales y en el descarado oportunismo de los partidos de izquierda y que abre nuevas interrogantes y expectativas sobre candidatos independientes.

México mi país, el de usted, de todos recibirá el 2016 con más certezas de un aumento en la pobreza , desempleo, marginación.

México del 2016 despejará la duda sobre el destino de órganos estatales que debieron haberse manejado con la eficiencia requerida. Empresas estatales que tuvo todo para ser de “clase mundial” , pero ganó la mentalidad burócrata y mediocre. Hoy, grupos de voraces empresarios, rondan a instituciones claves del país , coquetean y se frotan las manos por obtener la concesión de su manejo. Sucumbe el gobierno. Y, desde dentro, los intereses políticos se mueven. Hacen coyuntura con los intereses de empresarios y bajo pretexto de eficientarlas , las fraccionan en sus actividades.

México el de las aves carroñeras disfrazadas de empresarios honorables que rondan alrededor de jugosos negocios. México el de la venta de agua cuyo litro cuesta lo mismo que un litro de anticongelante.

México el del trabajo subrepticio que prepara la reforma a los servicios de salud, las pensiones del ISSSTE e IMSS arrojando al desamparo a una población mayoritariamente frágil.

México el país que habitamos y nos habita. El único que tenemos. El que aún se sostiene por esa tropa de gente que madruga para cumplir con la tarea diaria. Por los corazones sencillos que permanecen abiertos a recibir al otro. Porque aún hay cabida para el amor fraterno. Por los grupos que trabajan para el bien general. Por los que desde las solitarias trincheras alzan la voz y- a pesar del panorama nada halagüeño- abre los resquicios de la esperanza y la luz.

México el país que tiene gente noble, dispuesta a trabajar en las buenas causas, esa que equilibra todo el peso de lo negativo. Por esa gente que contra viento y marea hacen el bien. Por profesionistas que anteponen la ética profesional sobre lo inmediato. Por todos los grupos civiles apartidistas, que hacen trabajo genuino de abrir caminos transparentes y democráticos . Por los hombres y mujeres que despiertan cada día con la certeza de que solo la búsqueda del bien común es lo que nos ayudará a dar una vuelta de tuerca en los destinos de un país que, por hoy, está atrapado en los intereses mezquinos de quienes han olvidado lo elemental de la vida, que es la alegría de vivir con la sonrisa genuina del que posee sus bienes sin atropellar a los otros.

México, el país que da médicos como el dr. Gustavo Varela Fascinetto, Trasplantólogo Pediatra Mexicano eminente, quien hace años recibió una oferta para trabajar en uno de los hospitales de la ciudad de Boston, pero él decidió poner su conocimiento y ética médica al servicio de su país . Jefe del departamento de trasplantes del Hospital Infantil de México Federico Gómez, encabeza al equipo de especialistas que se entregan a la noble labor de alta especialidad y en pro de la niñez. Médicos como el doctor Alfonso Cervera Ubierna, o como el dr. Pedro de Jesús Sobrevilla Calvo y tantos más que dan a este país lo mejor de sí mismos.

México que hace pausa para despedir el 2015 con el mejor de los rostros y con el ánimo que aún le queda para enderezar el rumbo del viaje. ADIOS 2015…ADIOS!

Nota:

¿Extrañaron a Niniane?

Se fue de vacaciones. Contenta y diciendo que va a hacerle caso a Mario Benedetti y su poema aquel de DEFENSA DE LA ALEGRÍA que Regina, una adorable niña de 10 años, le recomendó.

Claro, lo dispersa que suele ser a veces, no fue obstáculo para desear a todos los que nos leen ( ¿nos leerá alguien? )

¡SALUD y HASTA ENERO!

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario