Vocaciones tergiversadas

|




 narco_manta_el_debate

A Olimpia, por su incansable deseo de superación

Los narcos dejan sobre sus víctimas mensajes como: “Para que aprendan a respetar…”; “Para que sepan de quien es la plaza”; “Para que se enseñen”. La clase política últimamente le ha dado por referirse a sus adversarios con frases como: “Están muy nerviosos, que se tranquilicen”; “Andan muy angustiados, pero que se calmen”; “Se les observa preocupados y no saben qué hacer”. Todo indica que las vocaciones están tergiversadas, los narcos tienen una gran inclinación por la pedagogía y se la pasan dando lecciones. La clase política tiene una propensión al psicoanálisis, con especialidad en el diagnóstico del estrés y en recomendaciones a la tranquilidad. Si narcos y políticos se dedicaran a sus verdaderos gustos le harían mucho bien al país.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario