UTOPÍA POLÍTICA SE HACERCA EL DÍA “D” PARA MORENA

|




En pocas semanas MORENA, deberá tener nuevo presidente en su Comité Nacional, esta elección será una prueba de fuego, pero el desarrollo de cómo va el comportamiento de cada uno de los suspirantes, hacen visible una gran confrontación electoral, y como complemento, serán las famosas listas de los candidatos a todos los puestos de elección popular para la madre de todas las elecciones. Los genes de muchos morenistas, llevan una nociva y fatal composición, como son el oportunismo, la perversidad y la traición, y para los morenistas novatos, será como nadar entre tiburones, pero como van las empeorando los golpeteos entre muchos de los actores, corregimos, ya no será nadar entre tiburones… ¡será nadar entre pirañas!
El “método” a base de “encuestas”, para la elección del nuevo dirigente nacional morenista, quizá, sea el principio de la confrontación, donde habrá que ver quienes van a sobrevivir, ¿exagero? No creo, recordemos los orígenes de muchos morenistas, ese gen de las tribus del exterminado PRD, que en sus últimos momentos se daban con todo, recordemos a los grupos dominantes, y se me viene a la mente, el de los “Chuchos”, quizá, la más nociva de las tribus. El PRD, tuvo una vida de más de 25 años, en el caso de Morena, de acuerdo a sus negras intensiones, no durará los años del PRD, entendemos que hay buenos personajes que trabajan por la dignificación de la política, pero estos actores, no son muchos y su lucha se vera obstruida por los mezquinos intereses de los que sólo ven para sus propias ambiciones.
Otro dato que refuerza el augurio de la pandemia en Morena, para su elección de dirigente nacional, fue la instalación de delegados especiales en 15 comités estatales, donde los desplazados eran gente de la demandada Yeidckol Polevnsky. Citlali Ibáñez nombre real de la exlíder de Morena, no se quedará quieta, buscará cobrar muy alto los agravios que su rival, Alfonso Ramírez Cuellar, presidente interino del movimiento morenista. Berta Luján, es la otra aspirante a la presidencia nacional de Morena, quien también trae sus buenos demonios.
Morena Querétaro no es excepción, también tiene su propio infierno, todos contra todos, unos de buena manera, otros, no les importa el cómo, lo importante es tener esa silla del comité estatal, y desde ese coto de poder, manipular el listado de las candidaturas a todos los puestos de elección popular, y vaya que sí habrá muchas candidaturas, quizá, hasta falten amigos para el ambicioso reparto.
EL PRI, ¿Y SU ÚLTIMA ELECCIÓN? -El partido revolucionario institucional Querétaro vive su peor crisis, donde los actores que se disputan esa maldita silla del comité estatal, no dan su brazo a torcer, lejos de llegar a un acuerdo en bien del partido, se están sacando sus trapitos, y por cierto muy sucios. Independientemente lo que finalmente sentencie el tribunal de la Sala Monterrey, se debiera buscar un arreglo, JJ Ruíz, debe entender que ya no lo quieren, sembró muchos vientos, y justo es, que se haga a un lado en bien del partido, al que mucho le saco y a manos llena$$$$$.
Dentro de esta toma y daca por la silla de la fatalidad del comité estatal, hay quienes que no se miden es sus narrativas verbales o escritas, como el debutante a “columnista” Pedro El Misionero, por lo redactado en contra de JJ Ruíz, más bien habrá que cambiarle de nombre, Severo, ¡El Monje Moco…! de sus dos colaboraciones, sólo leí una parte, donde señala una serie de detalles muy personales, cosas muy particulares que no se tienen porque exponerse a la luz pública, exhibe a JJ Ruíz, su manera de beber alcohol, sus gastos en cada parranda. Publicar este tipo de información en contra de una persona, suena a resentimiento, esto, en nada aporta para la busca de una solución de la crisis del PRI. Lo expuesto por este Monje Moco, ¡perdón! “Misionero” ¿es por no haber sido parte de ese grupo favorecido? Es una pregunta misionera…










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario