UTOPÍA POLÍTICA DEL “CHATO”RAMOS, A LOS PARACAIDISTAS DE CUELLO BLANCO

|




Por El Vigilante Urbano

No recuerdo en que años, los setenta u ochenta, hubo un líder social, conocido como el “Chato” Ramos, quien abanderaba causas populares de los sin casa, y organizaba invasiones de terrenos por la zona sur de la ciudad de esta capital, muchas de estas acciones fructificaron, y las autoridades al no saber manejar esta situación irregular, se vieron obligadas a otorgarles legalidad, servicios. Los sin casa, así cristalizaron el sueño de tener un terreno propio, y así poder construir una casa. Con el paso de los años esta maniobra de invadir terrenos, y muchos líderes han desaparecido.
Pero de manera muy sigilosa, la nueva camada de líderes ha cambiado astutamente de estrategia, ahora se aprovechan que, en las zonas rurales, como de la Delegación de Santa Rosa Jauregui, muchos de sus habitantes carecen una visión de cómo capitalizar una buena venta de sus terrenos, y ante el desconocimiento del auge inmobiliario, los propietarios de estas codiciadas extensiones de tierra, caen ante el engaño de las artimañas y el encanto de un puñado de billetes.
Todo lo anterior, viene a cuento porque ahora los paracaidistas, son de cuello blanco, hoy, estos tipos deben ser un grupo de acaudalados empresarios inmobiliarios, y posiblemente con un influyente apellido, buscan adjudicarse una gran extensión de terrenos en el municipio de Corregidora, famoso por sus polémicos cambios de uso de suelo, como es el caso de El Batán. Tema que no tarda el ser aprovechado electoralmente por los partidos opositores en contra del edil-candidato Roberto Sosa.
La colonia Diana Laura Rojas de Colosio es la manzana de la discordia, donde, cierto, hay pocas construcciones, pero todos los predios cuentan con documentos que acreditan la propiedad, esta zona se encuentra ubicada en el Boulevard Metropolitano Corregidora-Huimilpan S/N. Y resulta que un día los paracaidistas de cuello blanco mandan a un grupo de guardias, quienes rompieron candados y cadenas para abrir la reja que cuenta la entrada de esta colonia. Al ser notificada la mesa directiva de colonos de tal invasión, fueron a dialogar con los intrusos, este evento fue la noche del martes 20 de abril. Cabe mencionar que la autoridad, si hizo acto de presencia a través de un abogado de nombre Edson Gómez, para solicitar que salieran, lo cual, si lo hicieron, pero ante el retiro de las autoridades, estos, regresaron una vez más.
La incomoda presencia de tales guardias, ha provocado inquietud, en los habitantes de esta zona, a quienes les toman fotos y hacen apuntes de las placas de los autos de los colonos. ¿Cuál es el plan de los paracaidistas de cuellos blanco? ¿Mediante intimidaciones provocar una salida rápida de los dueños, pagándoles una miserable cantidad de dinero por su propiedad? Los guardias de seguridad, alegan que ellos solo obedecen instrucciones del “Mero Mero”. Cabe preguntar por la identidad del “Mero Mero” ¿es un inmobiliario muy adinerado local? Porque pagar una nómina de 10 o más guardias, además hay que agregar al grupo de abogados, quienes son los representantes del autor intelectual del delito, cuesta una buena cantidad de dinero.
Pero aquí la última palabra la tienen las autoridades, aunque el edil es interino, este no lo exime de responsabilidad. Y lo peor del asunto, estamos en una muy complicada etapa electoral, donde las promesas valen un comino, ante la impunidad de tipo de delitos. Roberto Sosa alcalde con licencia, como parte de sus promesas, debiera darse una vueltecita a la colonia Diana Laura Riojas de Colosio, y comprometerse a darle solución al problema. Cabe mencionar que los colonos tienen sus contratos de compraventa y recibos de pago. El Mero Mero, alega que compro esos terrenos años antes, de ser verdad una compra anterior, ¿por qué después de muchos años, ahora reclama la propiedad? ¿Esperaba que la plusvalía aumentara al paso de los años?
Cabe preguntar, si por desgracia, los colonos pierden su propiedad, y cuando el Mero Mero, solicite los cambios de uso de suelo, conociendo el servicial cabildo del ayuntamiento de Corregidora… ¿los otorgará, sin ninguna demora?










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario