UTOPÍA POLÍTICA

|




Por El Vigilante Urbano

¿EL AGUA ES CARA? -En la pasada colaboración, quedamos de abordar lo relacionado a la expresión de; ¡EL AGUA ES CARA!, clamor muy recurrente, dentro de la polémica a recibir el servicio del agua, a través de la empresa privada AQUAA. Cabe mencionar que la campaña, para que los usuarios hagan su contrato para otorgarles el servicio, deja mucho que desear, en opinión de los que conocen de comunicación, y AQUAA la remata, con ese hermetismo de NO dar la cara.

Los habitantes del fraccionamiento de La Pradera, aún sin haber comprobado la calidad del servicio, ya lo rechazan, diciendo que el producto es caro y con pésima atención. Este tema, cada día está más manoseado, con la intromisión de los actores políticos, algunos, unos perfectos ignorantes, y manipuladores, que lo único que buscan, es un “beneficio político” rumbo al 2021.

En la constante queja sobre el precio del agua, se ve claramente el desconocimiento de todo lo relacionado con el tema. El estado de Querétaro, es uno de muchos estados, donde el agua empieza a ser un gran reto para poder abastecer a los usuarios. Muchos países, también, ya buscan estrategias para no ser avasallados por este gran reto, tener siempre agua disponible.

En el caso de Querétaro, el agua, viene desde el municipio de Cadereyta, viajando más de 200 kilómetros, para llegar a cada hogar, y para cubrir esta distancia, su grado de dificultad es enorme por lo accidentado de la ruta, estamos hablando de la zona serrana, donde la altura de varios cerros, son el gran desafío, para vencer la altura de la zona, se utilizan potentes bombas verticales. Toda la ruta representa un gran gasto, por los elementos que se operan para lograr finalmente que la ciudad tenga el vital líquido, y a pesar de lo antes expuesto, el agua no se cobra, la CEA cobra el grado de dificultad que se emplea para lograr el objetivo de traerla a la ciudad.

Para seguir elementando el desafío que tienen muchos estados de la republica mexicana, les comparto un trabajo de investigación de Diego Caso, escrito el pasado mes de agosto en un portal, donde uno de los temas relevantes, es el del agua

Los estados del país que se acercan al ‘Día Cero’ del agua. El peligro de quedarse sin agua es más latente en México según datos del Instituto de Recursos Mundiales . A nivel global, la nación está en el nivel de ‘alto estrés hídrico’. DIEGO CASO.

La crisis del agua se ha agravado en el mundo y, con el paso del tiempo, son más los países que deben lidiar con el tema.

La razón es simple: el crecimiento de la población a nivel mundial. Cada vez el número de personas que utilizan el líquido para sus actividades aumenta, mientras que las reservas no se renuevan con la misma velocidad, por lo que el riesgo de llegar al ‘Día Cero’ –quedarse sin el líquido- crece.

El Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés) estudia el asunto con el término ‘estrés hídrico’ que puede entenderse como el porcentaje que una ciudad, región o país consume del total del agua de la que dispone en un año.

Bajo los parámetros del programa Aqueduct del instituto, 17 naciones presentan ‘extremo estrés hídrico’, es decir, gastan 80 por ciento o más de su agua. Para México , el panorama no es alentador, pues el país se ubica, a nivel global, en el lugar número 24 de 164 naciones estudiadas , en el rango de ‘alto estrés hídrico’ . No el más grave, pero casi.

Según esa designación, los habitantes de la República Mexicana consumimos entre el 40 y 80 por ciento de nuestras reservas de agua anualmente. No obstante, hay estados donde el gasto es más alto.

De acuerdo con cifras del programa, Baja California Sur es la entidad con el mayor grado de ‘estrés hídrico’ , con una puntuación de 5 (la máxima posible). Entre mayor es la puntuación, más cerca se está del ‘Día Cero’ . Otros estados que están en el mismo rango son Guanajuato (4.94), Ciudad de México (4.90), Aguascalientes (4.81), Estado de México (4.76), Querétaro (4.71), Hidalgo (4.63), Chihuahua (4.63), Zacatecas (4.63) y Sonora (4.60).

Hoy más que nunca, los usuarios del agua, ya deben entender este tema, y buscar un diálogo inteligente, a través de los representantes de sus asociaciones, y mandar al diablo, a los manipuladores políticos, que muchas veces lejos de ayudar, enredan más el asunto, provocando una ríspida relación con los proveedores del agua. Sobre el tema, aún hay mucha información, que los usuarios tienen la obligación de conocer, para finalmente, ver si es válida, esa recurrente expresión; ¡EL AGUA ES CARA!










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario