UTOPÍA POLÍTICA

|




Por: El Vigilante Urbano.

AGUA PASA POR MI CASA… ¿Qué es? -En el tema del agua, hay muchos dichos y adivinanzas, pero habrá que buscar uno que indique, de cómo “líderes políticos”, se aprovechan del desconocimiento de la ciudadanía en algunos temas, y en este caso, es, el del agua, donde el fraccionamiento La Pradera, se ha vuelto en un buen botín político para Morena, a través del diputado local Mauricio Ruiz Olaes, y en este caso, bien se puede aplicar el dicho; “A río revuelto ganancia de pescadores”

Para entender este tema, nos dimos a la tarea de indagar eso de “NO a la concesión del agua”, y al preguntar a varios funcionarios del Municipio de El Marqués, no hubo respuestas, sólo evasivas, argumentaban que el tema era “muy delicado” (¿?) muy manoseado. Nadie quiso asumir una responsabilidad informativa. Y nos dimos a la tarea de tocar otras puertas. Este vacío informativo lo están aprovechando a la perfección algunos actores de la política, con miras a minar a los gobiernos en turno y así acumular simpatías rumbo al 2021.

Pero vayamos por partes para entender cómo surgió este asunto; El 3 de agosto de 2018, en la Gaceta Municipal número 81, página 47, se publica que en Sesión Ordinaria de Cabildo de fecha 01 de agosto de 2018, el H. Ayuntamiento aprobó la Determinación respecto de la Imposibilidad del Municipio de El Marqués para la Prestación del Servicio Público de Agua Potable, Drenaje, Alcantarillado, Tratamiento y Disposición de Aguas Residuales, en el Polígono con una superficie aproximada de 877,957.1262 M2, (Fraccionamiento de La Pradera)

Es ahí, donde nace la concesión del agua a la empresa AQUAA3, para dar el servicio a los habitantes del Fraccionamiento La Pradera, y según me informan, durante 10 años los habitantes de esta zona, NO PAGARON AGUA, porque este servicio lo cubría la Inmobiliaria de Casas Geo, pero esta empresa cae en quiebra a nivel nacional, por cierto, fue un derrumbe muy sonado. Hoy la empresa AQUAA3, que busca regularizar los contratos del servicio del vital líquido, es cuando surgen las protestas, porque ahora, sí hay que pagar el servicio del agua. Y la empresa da inicia su campaña para la contratación del servicio. La reacción de los usuarios, lejos de entender que ahora, es una obligación pagar el agua, surge el grito de protesta NO A LA CONCESIÓN DEL SERVICIO DEL AGUA, lo argumentos no faltan, hasta la de ir a Derechos Humanos, porque sienten que violan su derecho al agua, hasta desempolvan la constitución. Hasta cuando ven maquinaria pesada para la construcción, de inmediato surge el pánico, ¡la empresa ya viene a escarbar las calles!

Al presidente de colonos del Fraccionamiento La Pradera, Don Cesar Montiel, le empezaron a colgar milagritos, que hizo negocio vendiendo tinacos a los vecinos, que no lo conocen, etc. Se empiezan a ver con sospechosismo entre vecinos, tachan de traidores a la causa, a los que firman con la empresa. Algunos recomiendan ir a Derechos Humanos, porque después de no pagar el servicio del agua, sienten que no es justo, el deber de pagar.

Insisto, llama la atención que la autoridad, nunca quiso dar su punto de vista, lo más que se dijo en una oficina de comunicación; UN TEMA MUY DELICADO, eso fue todo y punto. Se supone que cuando los temas son delicados, es cuando debe intervenir la autoridad.

También buscamos un punto de vista de la satanizada empresa AQUAA3, para conocer su posición sobre el rechazo a la concesión, y nada, no hubo ninguna respuesta. Es lamentable el silencio de la empresa, ante este tipo de asuntos, donde hay que salir a dar la cara, y responder, para darle claridad al asunto y no dejar que se vaya enturbiando. Finalmente los usuarios, mal, al apostarle al victimismo, desgarrándose la ropa, cuestionando que la empresa, es un negocio, ¡claro que es un negocio! Nadie invierte gratis.

Los partidos políticos, equivocan su papel al intervenir de esta manera, las declaraciones sobre el tema, una total ignorancia y manipulación. Los usuarios deben buscar el dialogo, y no depender de las intromisiones de diputados, ellos están para legislar, para crear leyes. Nos vemos la próxima semana, esperando que el agua, no nos llegue al cuello.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario