UTOPÍA POLÍTICA

|




POR UN CAPITAL EN MANOS DEL PUEBLO -Hace varias décadas fue el lema de las nacientes Cajas Populares, y su creación, fue idea de sacerdotes católicos, buscando con esta alternativa, resolver algunos problemas de la economía familiar. Estas agrupaciones, poco a poco empezaron a rendir sus frutos, los socios vieron, que, si era posible crear cooperativas confiables y así, poder ir creando un ahorro para futuros planes familiares.

Al paso de los años fueron atrayendo socios, porque los préstamos que pedían, los intereses eran aceptables, ya no era necesario ir con el usurero, que con los intereses que cobraban, un préstamo era caro pagarlos. Tan grande fue el éxito de las Cajas Populares, que los antes solicitados usureros, para un préstamo, ya no los buscaban. El agiotismo, fue perdiendo clientes, ante tal situación, los agiotistas, que tuvieron que ir a quejarse con el señor Obispo, Alfonso Toriz Cobián, a quien le manifestaron angustiados su inquietud, de que las Cajas Populares, les estaban haciendo una gran competencia, y no lo podían tolerar, porque tal idea cooperativista, venia de sus curitas. El señor Obispo, a ver a tan preocupados católicos, practicantes del descarado agiotismo, mando llamar a tan malos sacerdotes. Y uno de esos sacerdotes, gran promotor de las Cajas Populares, y que sigue con la misma sintonía del cooperativismo, Don Luis Ugalde, el Obispo le sentencio; LAS CAJAS O LA SOTANA, Don Luis Ugalde, firme en su objetivo, le respondió; LAS CAJAS SEÑOR.

Cabe mencionar que Don Luis Ugalde, sigue activo, a pesar de su avanzada edad, en la Caja Popular Florencio Rosas, Caja, que aún sigue los principios de su creación; Por un Capital en Manos de Pueblo . Hoy, hay una financiera que hace muchos años nació bajo estos principios llevando como nombre; CHOFERES Y MECANICOS , pero esta cooperativa al paso de los años, sus directivos, traicionaron la esencia, y, para empezar, le cambiaron el nombre , CAJA LIBERTAD , y a partir de esa estrategia, se fue dando la transformación, con unos directivos que siempre fueron los mismos, únicamente se fueron rolando las funciones. Hace más o menos unos diez años, en una amañada asamblea en el estado de Guanajuato, se dio el golpe maestro al cooperativismo, dándose la transformación a la de un banco. Y a partir de ese momento cuando algún socio se presentaba a realizar alguna operación a la antes caja, se le decía al ahora cliente; que su parte social, ya no era necesaria, y por lo tanto se le regresaba, pero jamás se le dijo, que ahora, ya no era socio , ahora , a partir de ese momento, era un cliente más.

Dice el dicho que, “árbol que crece torcido, sus ramas jamás enderezan”, hoy FINANCIERA LIBERTAD, lleva años en un mar de perversos manejos, hasta lavado dinero, y por fin tal parece que le llego la aplicación de la ley. La institución ha sido torpe en la comunicación con sus clientes, nada les ha informado, haciendo más grande la angustia de los clientes. Los que saben, dicen que los ahorros esta asegurados, y los clientes no se verán afectados.

Afortunadamente, aún existen Cajas Populares, que conservan su filosofía, mencionaremos alguna que de momento recordamos; Caja Santa María Magdalena, Caja Inmaculada, Caja Casa Blanca, Caja Florencio Rosas, etc. Unas, han tenido un buen crecimiento, otras no. Nos vemos la próxima semana con más datos, pero datos duros, no como los que dicen en las mañaneras.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario