Tríptico

|




Van dos textos-archivos juntos: el México “caótico y siniestro” del sociólogo Efraín Mendoza Zaragoza y un llamado ciudadano de este palabrero. Luego los separo y hacen tres.

Octavio decía que José Emilio veía preferentemente el lado oscuro de la realidad. ¿Octavio sólo veía el lado solar? No, su mirada era luminosa y subterránea, lunar y solar. Nadie como él, entre nosotros, encarnó el abrazo de los contrarios. Creo que era lo que más reconocía Carlos Monsiváis de Paz. En su última intervención en público antes de morir, el día de la Fundación Octavio Paz que ya no existe, el poeta quiso ver y vio el México solar entre las nubes grises. *

¿Andrés Manuel López Obrador, sus detractores y sus admiradores representan la luz y la oscuridad pero separadas, poniendo toda la luz de un lado y la inmensa oscuridad del otro?

El Gobierno de AMLO camina, legítimamente, con pros y contras, ¿entre los detractores empecinados y los partidarios y admiradores duros y suavecitos?

¿Dónde estamos, de dónde venimos y a dónde vamos? (JF).

____________

* Las palabras improvisadas el 17 de diciembre de 1997 fueron recogidas en texto y bautizadas como “Nube y sol”. (Anuario de la Fundación Octavio Paz 1999-1. Guillermo Sheridan, Ciudad de México, 1999).

Llamado ciudadano

Como ciudadano, hago un llamado a los ciudadanos de todos los colores y tendencias, apasionados y escépticos.

No hay que dejar que las cosas lleguen a tanto.

En toda sociedad moderna conviven personas con ideas, creencias y costumbres diferentes. La uniformidad hace una dictadura.

No llevemos al extremo las diferencias y cuidemos los límites de la disputa democrática. Romperlos es pasar a la agresión física y verbal.

Expresemos mejor y con más altura nuestra crítica a los contrarios, aceptando que los otros tienen el mismo derecho de ejercer la crítica sobre nosotros. Es de ida y vuelta, hacia abajo y hacia arriba.

Sin sacarnos los ojos ni el corazón.

No todo es relativo pero tampoco hay verdades absolutas (salvo morir).

La hora es delicada. No rompamos la liga mexicana, como sucedió en Chile en 1973, viene sucediendo en Venezuela y sucede ahora en Bolivia.

Nadie gana en la guerra civil. Todos perdemos.

¿Podemos comprender esto?

MOCTEZUMA y CORTÉS, el tlatoani y el conquistador

Yo no sé si Moctezuma fue un cobarde frente al conquistador del otro imperio. Si fue muerto acusado de traidor por los mismos indios o por los españoles cuando éste ya no les servía. Si el malinche Hernán Cortés es el primer enemigo identificado de nuestra historia, cargando todos los males habidos y por haber.

Algunos especialistas afirman, en estudios recientes, que el dubitativo emperador Moctezuma lo que intento hacer fue negociar con Cortés para evitar la destrucción del imperio mexica. No lo consiguió y murió. Siguieron al frente los tlatoanis Cuitláhuac y Cuauhtémoc, su hermano y su sobrino. Quienes fueron a la guerra total (quizá ya no había otra alternativa), y fueron derrotados, aplastados los mexicas y destruido el imperio, la gran ciudad de Tenochtitlan. Cuitláhuac murió en la peste de viruela y Cuauhtémoc fue ahorcado.

Si la transición del imperio mexica al imperio español se hubiera dado con Moctezuma, piensan algunos especialistas, tal vez la destrucción de la gran Tenochtitlan no hubiera sido total, como fue.

PALABRERO

Sigo palabreando lo mejor posible en esta hora crispada y envenenada por las diferencias políticas.

Sin renunciar a la conciencia y la mirada crítica, hacia todos lados, mas procurando entender las cosas, no tirando balazos verbales.

No sé si logre algo, aunque sea poco.

Me siento cansado pero todavía entero, sin esperanza pero con ánimo, con menos energía pero toda puesta en mis palabras.

No soy la voz de la tribu (JEP), sino un latido del tiempo, una vibración (PAZ), un desvarío.

Con mis saludos de luz viva, falible y mortal.

-Nada los desengaña, el Peje los ha hechizado

“Caótico y siniestro”, Efraín Mendoza Zaragoza ,

Voté por Andrés Manuel López Obrador. En 2006. En 2012. En 2018. Y si se abre la consulta de revocación de mandato votaré, por supuesto, porque continúe al frente. Votaré no por el caudillo ni por el mesías ni por el hombre apasionado, votaré por el proceso que abrió, que encabeza y encarna con toda vitalidad. Un proceso lleno de impurezas, lleno de equívocos, lleno de trompicones, pero un proceso genuino y potente, al que se le resisten núcleos poderosos, visibles e invisibles, que con tal de darse a sí mismos la razón festejan puerilmente sus tropiezos.

¿Qué querían sus detractores? ¿A un dios o a un santo sin defectos? Esos están en los cielos y no en el mundo. Tal vez querían a un mudo. No está de más recordar el repudio que cosecharon las otras opciones: 78 por ciento el PAN y 85 por ciento el PRI. Así lo resolvió el electorado no por ser pueblo bueno y sabio, sino por haber llevado al tope el aguante social ante la exasperante acumulación de abusos e incompetencias. Con la eliminación de los privilegios de las élites y la transferencia de riqueza hacia los jodidos, que ya están en curso, mi voto está más que satisfecho. Con que durante el sexenio se coloquen firmes cimientos para la paz y una nueva economía, con eso me es suficiente.

Con agresiva candidez, no pocos lo acusan de polarizar al país. El presidente no polariza, es él mismo un síntoma de una polarización múltiple y compleja, anterior a su presidencia y por la que, de en buena medida, se explica su ascenso al poder. Le hace un útil servicio al país ese político que pone las cartas sobre la mesa y ejercita entre sus métodos la explicitación del conflicto y las contradicciones que están en la base del orden social.

Que la opinocracia lo masacra ad nauseam , todos los días y a todas horas, eso parece. Los medios tampoco son vírgenes puras, son voceros de los intereses de sus dueños y patrocinadores. La mayoría de los medios renunció al periodismo y sirve a causas que sería benéfico explicitaran. Deberían rendir ante sus lectores su 3de3. Bien vistos, más allá del tonito arrogante y el severo juicio que deliberadamente pasa por alto el terrible legado sobre el que se fundó el actual gobierno, pueden ser útiles al proyecto transformador al exacerbar la vigilancia, incluso sobre los agentes de la transformación.

Más allá de eso, pensemos en la novedad de lo que estamos viviendo. En medio del vendaval y del vértigo que trae consigo todo cambio, es preciso recordar lo que el siglo pasado escribió William Burroughs a Kerouac: “México no es sencillo ni festivo ni bucólico. Es un país oriental en el que se reflejan dos mil años de enfermedades y miseria, degradación y estupidez, esclavitud y brutalidad y terrorismo físico y psicológico. México es siniestro y tenebroso y caótico, con el caos propio de los sueños. A mí me encanta”. emendozaz@hotmail.com

El sociólogo. Liga del audio:

https://www.facebook.com/presenciauni/videos/1544919442316250/

EMZ / Palabrero:

–La posición clara y enérgica de un lado, sin ningunear ni exterminar al contrario. Si borráramos a todos los malos, ¿cuántos buenos quedarían? El poder político tiene el poder legal para proceder legalmente, si tiene las pruebas en la mano, no con toneladas de palabrería sin consecuencias. Más que el linchamiento mediático. Pienso, cordialmente. Q, noviembre 2019.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario