Tribunal Electoral desapareció la “venganza” de AMLO

|




 Morena_partido_politico

Cuando el INE aprobó imponer una multa por poco más de 197 millones de pesos al partido político de Morena, por aquello del fraude electoral que cometió con el disfrazado fideicomiso para los damnificados, entonces el Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, estalló en cólera y calificó de “venganza” de los consejeros del INE, por eso era la imposición de la multa.

Algo inusitado en la persona que había ganado abrumadoramente la elección presidencial, se trataba del futuro Presidente de los Estados Unidos Mexicanos, estigmatizando a la Institución electoral que legitimó su triunfo en las urnas en pasado 1º de julio. Alguien debió darle “paciflorine” y no volvió a comentar el asunto. Los abogados litigantes de Morena se dieron a la tarea de preparar las pruebas y argumentos para impugnar el acuerdo del INE.

Cuando ya nadie comentaba sobre el tema de la multa, mucho menos ahora que los morenos son multimillonarios, dado que recibirán millones de pesos del presupuesto público por todos lados, el tema volvió a los titulares de los medios. Manejarán presupuesto público y recibirán prerrogativas en el Senado, en la Cámara de Diputados, en el INE, en los más de 20 estados en donde ganaron elecciones sus legisladores y la Presidencia de la República les permitirá moldear el presupuesto de la federación a su antojo. Por eso empezó a pasar inadvertida la amenaza de la “venganza” de los consejeros electorales del INE. El asunto se olvidó.

Sin embargo, la sesión del Pleno de la Sala Superior del TEPJF, que culminó este primero de septiembre, despertó a muchos con la noticia de la revocación lisa y llana del acuerdo del INE, eliminada la “venganza” de los 197 millones, 046, mil, 415 pesos, con 92 centavos. Sin entrar al fondo del estudio del tema sobre la recepción y destino de los millones de pesos que recabó Morena por medio del fideicomiso, y que después entregó a militantes, candidatos y empleados de Morena, ajenos a los fideicomisarios (beneficiarios de los dineros del fideicomiso). El turbio asunto quedará en el olvido.

Los magistrados prefirieron irse por la tangente y estudiar los defectos, deficiencias, inconsistencias, incompetencias y demás fallas en que incurrió el INE. En síntesis, lisa y llanamente resolvió que Morena no cometió falta alguna, que el INE ni siquiera estudió exhaustivamente las pruebas, además que no era competente para auditar a un fideicomiso. Vaya barbaridad para exonerar a Morena de la responsabilidad de la multa y adentrarse sobre el monumental fraude electoral al haber utilizado dinero “sucio” para apoyar a los candidatos y a su partido; recibieron cantidades de dinero ilegalmente en la cuenta del fideicomiso, depositantes que en fajos de 50 mil pesos repitieron la misma descarada acción que quedó grabada en las cámaras de los Bancos en los que se hicieron los depósitos. Nunca se sabrá quiénes fueron esos benévolos ciudadanos que en fajos de miles de pesos obsequiaban dinero a manos llenas al fideicomiso. Tampoco importó a los Magistrados que el domicilio del fideicomiso fuese el mismo que el de Morena y los integrantes de la figura jurídica también se amalgamara con la militancia. Nada de eso vieron ni se estudiaron las y los Magistrados de la Sala Superior del TEPJF. Seguramente así garantizan la estabilidad en sus cargos judiciales. De un plumazo los Magistrados borraron la “venganza” que nunca se cometió, fue “cuasi”, aquella a que aludió el hoy Presidente electo. Ya no existe esa venganza ¿Entonces? ¿Debería pedir perdón Andrés Manuel López Obrador por afirmar que se trató de una venganza que nunca fue ejecutada? Claro que no lo hará. Borrón y cuenta nueva. Eso sí, una de las promesas de López Obrador, es terminar con los fraudes electorales e incrementar las penas para que los delincuentes no salgan con fianza de la cárcel. Liberados los morenos del delito de fraude electoral y mucho más, total, que se aumenten las penas y que no salgan de la cárcel los delincuentes electorales. Traje a la medida, dirían los clásicos.

Aquí les comparto la síntesis de los argumentos de los Magistrados que llevó a la exoneración de Morena, según su boletín de comunicación social:

“Sin embargo, la Sala consideró que la investigación realizada por el INE no fue exhaustiva, porque no se agotó la línea de investigación. El Pleno señaló que las diligencias realizadas por la autoridad no fueron suficientes, ya que no derivaron en una investigación integral de los hechos. En particular, la autoridad debió haber solicitado la colaboración de las instituciones hacendarias y bancarias, así como instaurar procedimientos sancionadores correspondientes, para determinar la identidad de los aportantes al fideicomiso”.

“Efectivamente, no obran en el expediente requerimientos de información formulados a la fiduciaria, fideicomisarios, miembros del Comité Técnico o sujetos de apoyo que permitieran identificar el mecanismo de entrega de los recursos a esos beneficiarios, por lo que, al estar directamente relacionado con el objeto de investigación, la responsable debió llamar a las partes que lo integran para que comparecieran al procedimiento sancionador, de ahí que también resulta fundado el agravio relativo a la violación a la garantía de audiencia en perjuicio de las partes que integran el fideicomiso, máxime que la responsable vínculo a los integrantes del Comité Técnico en el resolutivo quinto de la resolución controvertida sin llamarlos a juicio”.

“Por otro lado, las magistradas y magistrados consideraron que la resolución carece de congruencia interna, ya que no acredita la utilización de recursos públicos, pero, al mismo tiempo, ordena dar seguimiento a los procedimientos de fiscalización del partido Morena, lo que lo convierte en una pesquisa generalizada. Asimismo, indicaron que el elemento esencial que la autoridad toma para aducir la supuesta utilización de los recursos públicos son las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador de que el partido que entonces dirigía iba a aportar recursos al fideicomiso “Por los demás”, lo que no ha sido acreditado en el curso de la investigación”.

“Finalmente, el Pleno señaló que no existe nexo causal entre el sujeto responsable por los hechos supuestamente violatorios de la normatividad electoral –el partido Morena– y determinación de un beneficio que este hubiese obtenido de la actividad ilícita. Es decir, en el caso, era necesario demostrar un beneficio político-electoral al instituto político. Las magistradas y magistrados consideraron que, ante la ausencia de hechos irregulares probados y conexión entre ellos y el partido, la autoridad debió respetar la presunción de inocencia a favor de Morena. En consecuencia, al no haberse acreditado su responsabilidad directa o indirecta por la creación y operación del fideicomiso, la Sala Superior revocó la resolución impugnada y, con ello, la sanción impuesta por el INE al partido Morena”.

Así da inicio la cuarta transformación de México ¡JUNTOS HAREMOS HISTORIA!

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario