TRAS LA VERDAD ¡UN MISTERIO EL SALARIO REAL DE AMLO!

|




Los diputados federales de Morena olvidaron por completo el asunto de los salarios superiores de todos aquellos burócratas federales que supuestamente ganan más que Andrés Manuel López Obrador. Un olvido intencional que el mismos Amlo ha dejado a un lado de sus mañaneras. No quieren acordarse que la Suprema Corte de Justicia de la Nación, ordenó a los legisladores federales que aclaren, pormenoricen, vamos que especifiquen cuál es en verdad el salario del Presidente de la República. Es importante recordar que los Ministros emitieron una ejecutoria –sentencia- que declaró la inconstitucionalidad de varios artículos de la inconstitucional Ley de Remuneraciones, que promovió López y aprobaron diputaos de Morena, pretendiendo rasar los salarios, que nadie gane más que el inepto para gobernar de Andrés Manuel; olvidaron que la Constitución contiene otras disposiciones que protegen salarios del personal del Poder Judicial, disposición constitucional que indudablemente tutela a otros más, toda vez que no debe crearse normas de “exclusividad” que solo tutelen derechos para unos y desprotejan a otros que se encuentren en las mismas condiciones de hecho y de derecho. La polémica y molesta Ley suscitó entre el personal que labora para los tres Poderes Públicos y órganos autónomos, por crear un atentado en contra de derechos laborales de todos aquellos que fortalecieron, por medio de contratos colectivos de trabajo, derechos conocidos como derechos extra legales; este supuesto de derecho también lo contempla la Constitución.

El hecho de pretender que nadie tenga un salario superior al del Presidente de la República, resultó por demás ilegal. Este servidor público goza de otra serie de prestaciones que ningún otro servidor público tiene, prestaciones que no son consideradas al momento de tasar el monto salarial de López Obrador ¡Su salario sigue siendo altísimo! Por eso los Ministros exhibieron a los legisladores federales de Morena, fueron “obligarlos” para que detallen, describan y acumulen todas las prestaciones sumadas al salario neto que recibe el Presidente. Los Ministros de la Corte pretenden que, si quieren que rija el criterio jurídico y de justicia de igualdad salarial, luego entonces utilicen exactamente la misma medida legal para todos, no sean parciales en beneficio de López Obrador, por populismo, bajo engaño, cuando algunos –López Obrador- reciben apoyos extraordinarios del erario, entre otros gratuitamente se otorgan alimentos, habitación, teléfono, viáticos, combustibles, seguridad, incluso los beneficios se extienden a toda la familia del funcionario que reclama que nadie gane más que él. Beneficios que son costeados por el presupuesto púbico y no los reciben otros servidores, si en cambio por medio de la ley que fuera impugnada por la inconstitucionalidad manifiesta, los morenistas pretenden que nadie tenga un salario superior al de López Obrador, con aquello de su política de austeridad.

En su momento advertí de la “chicanada” que llevaron a cabo legisladores federales morenistas, quienes al saber que perderían en juicio de inconstitucionalidad, reformaron la Ley recién creada, precisamente cuando se analizaba y discutía jurídicamente por los Ministros. Cientos de afectados se inconformaron con la nueva norma; la ley inconstitucional literalmente la cambiaron para que no prosperara el litigio en la Corte y declararan el sobreseimiento; la “chicanada” la advirtió uno de los Ministros, dada las reformas a la ley impugnada. De tal suerte, al final no se logró la inconstitucionalidad de toda la ley, aproximadamente los mañosos legisladores modificaron las dos terceras partes de la misma, reformaron la ley inconstitucional, se trataba entonces de una ley distinta la que se estudiaba, en el camino la cambiaron. Esto fue parte de los alegatos de los Ministros.
Argumentaron que estaban en presencia de una ley distinta a la impugnada, había sido reformada. Por esa tramposa razón de los morenistas solo 2 artículos de la Ley fueron declarados inconstitucionales. Uno de los Ministro propuso que estudiaran los nuevos artículos, argumento que no fue aceptado, de haber consentido la propuesta hubiese sido ilegal estudiar preceptos que no existían en el momento de la impugnación, sobre todo resolver sobre preceptos inexistentes en la “vida jurídica” al momento de la presentación de los juicios de inconstitucionalidad.

Jugada dolosa de los legisladores. Y es que, por las prisas aprobaron una iniciativa de ley que encontraron en el cajón de los asuntos no resueltos, luego el abuso y la prisa por complacer a López Obrador, quedaron mal, muy mal. La redacción de lo que aprobaron fue aberrante, entre otras fallas, contemplaron al Distrito Federal –DF- y al salario mínimo, en lugar de la Unidades; por semejantes torpezas se dieron a la tarea de reformarla de inmediato lo aprobado y publicado; la pretensión era y es, que nadie tuviese un salario superior al del Presidente de la República, pero “el engrudo se les hizo bolas”. El primer acto autoritario emanado de la ley, fue impugnado, entre otros, por personal del Poder Judicial de la Federación. La salida no fue fácil ¿Cómo evitar enemistarse con el rencoroso de López Obrador? Principal impulsor de la inconstitucional ley sobre salarios.

La Corte puso sobre la pared a la ignorancia de los legisladores federales. Lo trascendente de la ejecutoria de la SCJN, consistió –juego magistral- en la condición obligatoria impuesta por los Ministros, para que los legisladores desmenuzaran todos, todos los beneficios que recibe el Presidente de la República, aparte del salario. Debieron legislar en el siguiente periodo ordinario de sesiones y no resolvieron nada, se olvidaron. Por supuesto que no quieren exhibir al Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien por cierto se quejó de la sentencia, públicamente dijo a los Ministros: “claro que les vamos a contestar” ¡Pero ni él ni los diputados lo hicieron! El ignorante Presidente (como tantas otras cosas) desconoce que la obligación no fue para él, fue para los legisladores, quienes crearon la ley, sobre todo para los responsables de la distribución del gasto del presupuesto público para su ejercicio; el torpe del Presidente, por bocón, creyó que la obligación, “se puso el saco”. No, no sería el Presidente quien desglosara todos los otros beneficios económicos recibe del presupuesto público. Golpe certero de los Ministros. Concluyó el anterior Periodo Ordinario y los legisladores no volvieron a tocar el tema. Bajo la medición propuesta por los Ministros, sí se podrá hablar de equidad en la norma jurídica, equidad inexistente en este momento para poder tazar si algún servidor público gana más que el Presidente de la República ¿Habrá alguien que gane más que López Obrador? ¡Nadie! El Presidente recibe muchos otros beneficios que se pagan con el presupuesto público, entonces deben acumularse a su salario ¿Cuánto costará la renta de varias habitaciones en el Palacio Nacional que no paga López? ¿Cuánto cuesta la alimentación de su familia? ¿Cuánto gasta el gobierno por la seguridad de López y su familia? Y así sucesivamente. Esto pondría en evidencia al Presidente, quien gana mucho más de los 108 que dicen. Ya nadie se acuerda de la exigencia de los Ministros, morenistas y López Obrador, callaron, no quieren exponer el monto millonario que gana el Presidente de la República. En este año el Presidente gana mensualmente –solo en nómina- 111 mil, 900 pesos; más las prestaciones de compensación y despensa alcanza los 143 mil, 054 pesos. No incluyen otras prestaciones

Héctor Parra Rodríguez










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario