TRAS LA VERDAD “SEMANA CRÍTICA POR EL IRRESPONSABLE DE AMLO”

|




López Obrador, cínica y descaradamente vuelve a mentir, se frota las manos esperando embolsarse 200 millones de dólares con el regreso a México, de Emilio Lozoya Austin. El domingo afirmó que los medios de comunicación neoliberales omitieron esas 2 informaciones importantes, lo cual por supuesto es falso. “Pasaron de noche porque no conviene que se difunda a los conservadores”, así confirmó su mentira. Mentira absurda la de López. Esas noticias se comunicaron y se continúan difundiendo; que no le guste cómo se difunden es otra cosa. Seguramente quiere aplausos y reconocimientos, así sería feliz, feliz. Olvida la existencia de derechos humanos consagrados en la Constitución, que dice defender; en la práctica diariamente los violenta; entre ellos, la libertad de escribir y la de publicar, difundir; no puede censurar ni coartar esas garantías, artículos 6 y 7 de la Constitución. Prueba ser un Presidente arbitrario con la insistencia de controlar a los medios de comunicación, al no sujetarse a su voluntad, de ahí la calificación de conservadores, para no ofenderlos -como es su deseo-, palabras del Doctor Urzúa.

López reafirma su actuar de manipulador y hablantín profesional de la información. Aunque abordó varios temas, entre ellos los muertos por Covid-19, no le gustó que comparen las muertes con España, que tiene menos población, así que atacó al Reforma; otra vez, tergiversa según su conveniencia. Recordemos cuando ofreció mejorar el sistema de salud en México, igualarlo al de Canadá o Noruega -que por cierto no llega a los 6 millones de habitantes-; a un año de la promesa el sistema es un desastre, no hay medicinas y atención gratuita ¿Qué ha pasado con su promesa? No solo no cumplió, empeoró el servicio de salud, no hay medicinas, no hay insumos, no hay personal, no hay dinero ¡Todo un fracaso! Rápido olvida el Presidente sus compromisos –mentiras-. También abordó el tema de la recuperación económica y la inseguridad. Dos temas que se han agravado en este gobierno, prefiere ignorar, solo inyecta ánimo, simple ánimo, en los hechos todo un desastre, son terribles, fuera de control.

Privilegió 2 asuntos en su mensaje; la extradición de Lozoya, quien quiere, dijo en su manipulado mensaje, conseguir una reducción de la pena si colabora con la justicia, si informa lo que sucedió con el caso de Odebrecht, sobre los sobornos. Aseguró que en México no había sucedido nada por el contubernio, ofreció que Lozoya va a hablar del tema, para purificar la vida pública, la peste más funesta que ha afectado a México: la corrupción. Va a decir qué se hizo con el dinero, como se distribuyó, quiénes recibieron dinero; sobornos que se dieron cuando se da la reforma energética. Pregunta ¿Qué está dispuesto a ofrecer López a Lozoya para que involucre a terceros? Dijo, podemos recuperar algo de lo que se llevaron, 200 millones de dólares que se pagaron de más, van a tener que pagar, a devolver el dinero al gobierno, regresar al pueblo, para devolverle al pueblo lo robado.

Nuevamente metido en asuntos que no son de su competencia. Olvida que la Fiscalía General de la República, no es dependencia a su cargo, aunque tenga bajo su control a Gertz Manero, considerado como el “Fiscal carnal”. Andrés Manuel, un sinvergüenza, que navega con su bandera de honestidad. Ignora el lego en derecho, que Emilio Lozoya será llevado a un juzgado para que sea procesado, ahí será en donde se ventile el proceso penal. Él no tendrá injerencia legal alguna, no podrá hablar con el extraditado. En su caso, hablará con el Fiscal General, quien también tendrá la obligación de ponerlo de inmediato a disposición del juez, autoridad que lo reclama; ante este se llevará la negociación, siempre y cuando no decrete su libertad por falta de elementos para procesar. Vamos, el asunto no resulta tan sencillo y los 200 millones de dólares, asunto de su personal interés –Urzúa afirmó que no tiene dinero López-, no se dará con él; de aceptar responsabilidad, Lozoya tendrá que negociar con la Fiscalía, no con López Obrador. El tramposo del Presidente tuerce el derecho a su antojo y manipula la información, él sí es perverso, doloso, tendencioso y tramposo; López Obrador es el perfecto corrupto por la manera de gobernar. Probablemente en esta semana regrese de España Emilio Lozoya.

El otro tema versó sobre el Fiscal General, referente a los indicios sobre qué pasó con los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa. Amlo Siempre embiste en contra de sus enemigos políticos como parte de su sistemático ataque electorero. Dijo, el periodo neoliberal de 36 años fue un pillaje, se estaba convirtiendo en una forma de vida y se veía normal. Mas no refiere que él formo parte de ese periodo de corrupción, más cuando fue Jefe de Gobierno en el DF, robó cuanto pudo y ordenó guardar los expedientes, con base en los vericuetos de la ley. Insistió, estamos limpiando de arriba abajo. Dijo que el Fiscal informó sobre los detenidos, responsables de los 43 desaparecidos ¿Por qué adelanta sentencia si no ha iniciado el proceso? Pero, lamentándose afirmó que en la noche uno de los acusados obtuvo su liberta, una jueza le da la libertad. Imagínense la burla, dijo el Presidente ignorante pero perverso. Siguió con su cuento, en menos de 24 horas la jueza lo deja en libertad; es algo realmente muy grave, un desafío, una afrenta al Estado. Se investiga y se descubre que habían entregado sobornos de millones de pesos para dejar en libertad al responsable; con esa investigación se volvió a detener a uno de los responsables ¿Cómo se enteró López si no es de su competencia, quién le informó? Violó la confidencialidad de los procedimientos penales ¿Vigila, espía, interviene los teléfonos? Siguió con su cuento, dijo que va a ser muy interesante conocer la verdad sobre este asunto que “nos ha dolido mucho” ¡Morboso! Tema penal convertido en político, así lo ha usufructuado desde entonces. Curiosamente olvidó que el sub Secretario Alejandro Encinas, hace meses dijo que él sabía en dónde estaban los 43 desaparecido. Ni ellos se ponen de acuerdo. Reiteró que el asunto tiene que ver con la corrupción y la impunidad que imperaba. Luego trajo una frase: Como decía General Francisco J Mujica, hechos y no palabras ¡Él crea su propia verdad de los hechos!

Tal cual comercial político en tiempos de campaña terminó su mensaje con su repetitivo discurso divisionista de confrontación, dijo, tenemos algo que los conservadores no tienen: es la autoridad moral, aquellos no la tienen; el triunfo de los conservadores es materialmente imposible, vamos a transformar a México, ese es su compromiso. Una vez más ¿Cómo se informa López Obrador si la Fiscalía General es autónoma? ¿Quién le dijo que hubo corrupción para que dejaran en libertad al “Mochomo”? Por cierto, el inculpado promovió amparo por el arraigo que le impidió recobrar su libertad. Todo indica que el Presidente, además de mitómano, viola diversas normas que lo hacen un delincuente frecuente.

Por eso no prospera la seguridad pública, para él es un tema político; y la impartición de justicia, otro tanto. Sin embargo, con todo y sus mentiras, Andrés Manuel López Obrador, podría ir a la cárcel por la muerte de los 136 delincuentes que robaban gasolina en Tlahuelilpan, no dio la orden de impedir el robo, más bien dio la orden de no intervenir, lo que devino en la explosión y consecuente muerte masiva. Pero, no se puede pensar mal, él es inocente. López Obrador, sí puede manipular la información, la tergiversa, la deforma. De los 136 muertos, el Fiscal guardó silencio, protegió al delincuente de López Obrador. Ese es el sello de gobernar que identifica a plenitud al delincuente que comete excesos con el poder presidencial, abusa y acusa a sus enemigos de todos sus fracasos, inventa y crea historias.

Falta otro tema delicado de la semana, el viaje a los EUA del ignorante, del neófito de López Obrador, para cumplir el capricho del Presidente norteamericano. Va con el objetivo –obligación sumisa- de fortalecer la campaña política de reelección del ultra neoliberal de Donald Trump. En casa –México-, Andrés Manuel López, fustiga a los neoliberales; fuera de ella, apoya al nefasto neoliberal estadounidense. Así de contradictorio y perverso el Presidente López, significa un contrasentido, una paradoja su manera de gobernar, igual que entonces lo hizo Antonio López de Santa Anna: traidores a la patria.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario