TRAS LA VERDAD “ROSARIO ROBLES Y CARLOS AHUMADA TODA UNA NOVELA POLÍTICA”

|




Por lo pronto, el gobierno de la 4T, se quedó con las ganas de incrementar su popularidad con la detención de Carlos Agustín Ahumada Kurtz, en su tierra natal Argentina, a razón de la orden de detención que emitió la autoridad mexicana, por la supuesta defraudación fiscal hasta por la cantidad de 1 millón, 472 mil, 236 pesos de ISR. La “ficha roja” se había emitido y por medio de la Interpol se le detuvo en el país de Argentina. La morbosa información de la detención llegó a México el viernes pasado y de inmediato la telenovela volvió a reescribirse por parte de la mayoría de los medios de comunicación, que no se precian en respetar la vida privada de las personas. No. Era más importante recordar la relación sentimental que existió entre Carlos Ahumada y Rosario Robles, que el verdadero fondo del asunto.

De paso, esos medios, trajeron a la memoria las corruptelas de varios personajes cercanos a López Obrador, entonces Jefe de Gobierno del DF, cuidando en no “raspar” al Presidente de la República, quien era el directo beneficiario de los millones de pesos que recibían para la campaña política para la Presidencia de la República, por medio del PRD (entonces su partido político), misma que confrontó el mismo Andrés Manuel, enfrentando a Felipe Calderón Hinojosa, como su principal adversario político y quien a la postre le ganó. “El señor de las ligas”, el profesor René Bejarano, era unos de los recaudadores de dinero por medio del “diezmo”, de la obra pública; entonces Bejarano era Secretario Particular del hoy Presidente de la República, despachaba a un lado de la oficina del Jefe de Gobierno, solo los separaba una puerta. Carlos Ahumada, empresario de muchos negocios, fue uno de tantos que entregaba dinero a la gente cercana de Andrés Manuel López Obrador, todo quedó video grabado para la historia; aún así logró salvarse Andrés Manuel, de ser procesado penalmente, la estrategia es echarse la culpa, pero no ensuciar al jefe de los abusos, el mismo que ordena la exacción.

Detenido Ahumada, no hubo medio de comunicación que no se esforzara en volver a sacar a la luz pública la antigua relación Robles-Ahumada. Esperaban con fruición la llegada del empresario argentino, para explotar la información que va desde asuntos políticos, corrupción, traiciones, intrigas y amoríos. Todo por la defraudación fiscal de casi el millón y medio de ISR, no declarado y no enterado a la hacienda pública federal. Mientras tanto Rosario Robles Berlanga, continúa en prisión preventiva en espera del juicio que la condene o exonere de la acusación de que es objeto por aquello de las Cuentas Públicas no resueltas en sus observaciones a pesar del tiempo que ha transcurrido. La telenovela se seguía escribiendo por parte de todos los medios; así la pudimos constatar en los impresos y electrónicos. La explotación de la información en todo su esplendor. Ya preguntaban cuándo y por qué puerta del aeropuerto llegaría Carlos Ahumada Kurtz, para ser trasladado a la cárcel, al igual que Rosario Robles; la tinta no dejaba de plasmarse en el papel y en los electrónicos de imprimirse virtualmente. Pero, oh sorpresa, un juez argentino ordenó la inmediata libertad del empresario Carlos Ahumada, quien consideró que ese asunto ya había quedado finiquitado con las pruebas que aportó la defensa del detenido. Y, este domingo, todo se derrumbó, se vino abajo, la explotación mediática, la telenovela de ficción, por lo pronto, dejó de escribirse. El periódico La Nación de Argentina, dio la información; misma que se difundió de inmediato, incluso la hija del ex detenido mostraba en redes sociales el medio impreso y la fecha para dar veracidad de la libertad de su padre.

Algunos medios de comunicación, hoy frustrados, adelantaban la existencia de unas “cartas” que guarda celosamente Carlos Ahumada, que comprometen al hoy Presidente de la República, cuando aquel “obsequiaba millones de pesos” a la gente de confianza del entonces Jefe de Gobierno y que, aseguraban, serían presentadas en el juicio. Así de errados los desesperados en escribir novelas de ficción. Lo cierto que el gobierno federal se quedará, por lo pronto, con las manos cruzadas, no extraditarán a México al empresario argentino Carlos Agustín Ahumada Kurtz. Uno de los “festejosos” de la detención, fue ni más ni menos, que Julio Astillero, Director Editorial, de Radio Centro, quien ya hacía mofa del empresario y daba a conocer por medio de las redes sociales sus comentarios (YouTube), incluso, para derezar sus mordaces “comentarios editoriales” mencionaba con lujo de detalle en qué lugar se encontraba en ese momento (cenando); los pormenores no le faltaron al mencionar corruptelas y demás del empresario y Robles Berlanga, literalmente estaba “engolosinado”; le falló al periodista de la 4T, se fue de bruces con la información el Director Editorial de Radio Centro.

Conclusión. El asunto jurídico no está finiquitado. El asunto enfrenta dos interpretaciones jurídicas sobre un mismo caso, de autoridades de distintos países. No se sabe si México va a consentir lo resuelto por el juez o se inconformará. Por lo pronto, el juez argentino decretó la libertad de Carlos Ahumada y esta goza de su libertad, no vendrá a México como esperaban los “nerviosos” que ya reescribían la novela de ficción, intrigas y traiciones. El Presidente de la República, contrario a su costumbre de “boquiflojo”, esta vez se abstuvo de comentar sobre el caso. Veremos si, con mayor información y/o, por medio del responsable de la promoción de la orden de detención de Ahumada, comparece en la mañanera del lunes para dar detalles del caso.

Héctor Parra Rodríguez










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario