TRAS LA VERDAD “MORENISTAS LLEGARÁN A SU EXTINCIÓN, COMO EN EL PRD”

|




Considerando la resolución de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, emitida en febrero pasado, Alfonso Ramírez Cuellar, solo estaría al frente de Morena, para llevar a cabo el proceso electoral interno y renovar su dirigencia; para ello le concedieron un periodo legal de 90 días y no cumplió. Así son los morenistas, no les gusta respetar la ley. Concluyó el interinato del dirigente Ramírez Cuellar al frente de Morena, incumplió lo ordenado en la sentencia, al igual que lo hiciera su homóloga Yeidckol Polevnsky, tuvieron que “derrocarla” para que dejara la dirigencia. El diputado federal Ramírez, está de asueto, cobra en el Poder Legislativo mientras están en receso ¿Será por esa razón que sigue al frente de manera irregular? López Obrador, dejó la presidencia hecha un caos en el partido que creó con el único propósito de llegar a la Presidencia de la República, destruyendo para ello al PRD, partido que lo llevara a la jefatura del gobierno del Distrito Federal.

Por enésima ocasión los morenistas violan sus normas reglamentarias y las obligaciones legales emanadas de la ley. La ejecutoria de la Sala Superior, impuso la obligación a los morenistas de llevar a cabo su proceso de renovación por medio de encuesta entre su “militancia” para elegir a la dirigencia, pero dentro de en un periodo de 90 días, no más; tiempo procesal suficiente para ello. Decíamos, desde que Amlo abandonó la presidencia de su partido, en 2018, Yeidckol asumió interinamente la presidencia, quien debió convocar a la militancia para elegir a su nuevo dirigente por medio de elecciones; lo que hizo Polenvsky, fue manosear el padrón de militantes, sacudirse a los incómodos y enlistar a su grupo, hecho lo cual no pudo llevar a cabo la elección, sus amigos impugnaron todo lo que hacía la dirigente interina. Después de más de un año, por medio de un Congreso Nacional, tuvieron que “derrocar” a Yeidckol, quien se quejó de lo sucio del proceso que la llevó a ser removida. En ese Congreso Nacional eligieron a Ramírez Cuellar, a contracorriente del grupo de Yeidckol, quien perdió la intentona. Proceso que también fue impugnado. Si bien Alfonso Ramírez ganó el juicio, al TEPJF le impuso un periodo de 90 días para elegir a la dirigencia conforme a sus estatutos; el plazo se venció y no cumplió. Costumbre de los morenistas, incumplir. Así es Andrés Manuel López, no cumple los contratos. Siguen entrampados en aquello que está en juego: la manipulación de las candidaturas para la elección del 2021. De tal manera, por tercera vez los morenistas se quedaron sin dirigencia legal, aunque siempre alegan lo contrario, que respetan las normas y Ramírez continúa al frente de Morena. Aman los problemas, siguen siendo los mismos perredistas, solo cambiaron de nombre y de color, se asemejan a ciertos gusanos, no logran transformarse en crisálidas para poder volar. La anarquía es su religión, rige su conducta, está en su naturaleza; en el PRD formaron tribus, en morena integraron bandas de delincuentes.

En Morena maquinan otra de tantas trampas a las que están acostumbrados. Están obligados a elegir a su dirigencia por medio de encuesta para cumplir con la ejecutoria del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación; debieran elegir por medio de encuesta, ser entre sus militantes, a su dirigencia; debiera ser cerrada, solo entre ellos. Pero no, los tramposos harán encuesta población abierta. La suma de sus asociados inscritos en el INE, es raquítica, solo 329, 449 militantes aparecen inscritos en el padrón de morenistas. Esa lista de afiliados la armó Yeidckol Polevnsky. Para Ramírez Cuellar, ese padrón no es confiable. Además acudirían a votar unos cuantos, cuyo resultado sería desastroso políticcamente.

Por ello, tramposamente han pensado en elegir a su dirigencia en encuesta abierta a la población, así la impresión e impacto político será mediáticamente diferente, aparecerán votantes que no son militantes de Morena. Pondrán en práctica la capacidad de movilización de toda la masa de beneficiarios de los programas del gobierno lopista. Podrán, si lo logran, demostrar aptitud y fortaleza electoral. Entrarán en acción los “siervos de la nación”, el ejército que utiliza López Obrador, en sus encuestas “patito”. Los super delegados en cada Estado, pondrán y podrán manipulan la plataforma política-electoral de Amlo, los “programas sociales”, a la millonaria masa de beneficiarios.

Confirman su tendencia a privilegiar el caos, hijos del desorden. Una vez más, “al diablo con las instituciones”. Prueban su falta de capacidad y entendimiento para ponerse de acuerdo entre ellos mismos. Plevnsky tuvo que ser destituida por desobediente, la denuncian penalmente por fraudulenta; me recuerdan al “señor de las ligas” René Bejarano, esposo de Dolores Padierna, siempre negaron ser corruptos teniendo los fajos de billetes en las manos producto de los sucios negocios que hacían para López Obrador.; El diputado federal Alfonso Ramírez Cuellar, también violó el plazo que le fuera fijado por la autoridad electoral para convocar a elecciones, por supuesto que incumplió la ejecutoria. No acató la sentencia de la Sala Superior. Cualquiera que sea el resultado de su “encuesta”, no quedarán conformes, seguirán las disputas ¡Así formaron Morena! Ya en el ejercicio del gobierno, demuestran la tesis del caos: Santiago Nieto Castillo vs Alejandro Gertz Manero.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario