TRAS LA VERDAD “MANOTAZO DE TRUMP A LÓPEZ OBRADOR”.

|




¿A quién le asiste la razón sobre el problema de la descontrolada migración de centroamericanos, a López Obrador o a Donald Trump? Este es el problema de fondo sobre la probable imposición de aranceles a los productos mexicanos que se exporten a los EUA. Claro que le preocupa al gobierno de Donald Trump, el caos que de unos meses a la fecha ha originado el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, so pretexto de su política humanista.

Si bien esos miles de seres humanos buscan un refugio seguro y de oportunidades ante la inexistencia de ello en sus países de origen, sumados a la violencia; las causas, sin embargo, son insuficientes para permitir una “invasión” indiscriminada de extranjeros a suelo ajeno a su patria; entre las muchedumbres que viajan en caravanas (nueva forma de presionar y promover movimientos masivos) también hay delincuentes que buscan incursionar en territorio extranjero, sea México o los EUA, para continuar con sus actividades delictivas, ello de ninguna manera se puede permitir.

Por eso el endurecimiento de la política de Trump, razón de la loca idea de imponer aranceles a los productos mexicanos, como medida castigo y de presión a López Obrador, para que abandone la política proteccionista cobijada de “humanista”. Hace tiempo se conoció la mentira del Presidente de la República, cuando aseguró que los dos países, México y los EUA, invertirían miles de millones de dólares en Centro América, para arraigar a los nativos de aquellos países, para que dejaran de migrar a estos 2 Estados del norte de América. El Presidente de los EUA, Donald Trump nunca propuso semejante ayuda a los centroamericanos, luego entonces, no apoyó la idea unilateral de López Obrador. Esta es una de las razones por las cuales no se puede confiar en la palabra del Presidente de la República, se conduce con pasmosa falsedad.

El gobierno benévolo, “humanista” de López Obrador. El Prometer no empobrece, el dar es lo que aniquila. Nada halagüeño para los mexicanos resultaron las promesas del Presidente de la República, cuando ofreció públicamente a los centroamericanos otorgar visas humanistas y de trabajo en México ¿Cuál trabajo? Ni para los mexicanos existen suficientes fuentes de empleo, mucho menos para aquello que regularmente solo practican oficios. Por eso implementó su programa de becas a los jóvenes para que se capaciten, precisamente por la falta de empleos ¿Entonces? El Presidente vuelve a mentir. Apoyos de albergues, alimentos, atención médica, transportes, derecho a quejarse por malos tratos, eso y más les brinda el gobierno de la 4T a los inmigrantes. Por eso se incrementaron las interminables caravanas de miles de centroamericanos que llegan a México, muchos con la pretensión de radicar en nuestro país; vamos, ante semejantes facilidades, política exterior laxa, también se han sumado migrantes de otros países, se concitan en la frontera sur: facilidad para ingresar a nuestro país. La frontera en la que no existe autoridad mexicana que ponga orden, ni capacidad para contener la oleada de migrantes. Luego los gobiernos estatales y municipales sufren las consecuencias, ellos deben apoyar a los miles que pretenden llegar a los EUA, más el gobierno de ese país cierra sus puertas y con sobrada razón, entonces intentan cruzar ilegalmente ¿Qué pasa entonces con los migrantes que no logran entrar al país vecino? Simple, muchos se quedan en México y los problemas han crecido, de ello dan cuentas los medios de comunicación a diario; más y más violencia ocasionada por los “desamparados” migrantes; por miles se cuentan en las calles pidiendo “limosna” para sobrevivir.

Lo interesante de todo ello. Que la dura política exterior de Donald Trump, beneficia directamente a México. Por supuesto que así es. Gracias a las presiones de Washington, son muchos más inmigrantes los que está expulsando el gobierno de López Obrador, como respuesta indirecta; puesto que, de antemano saben que el gobierno norteamericano no permitirá que ingresen a su país y, si en México en realidad no existen los beneficios que promete López Obrador, lo más sano es que se regresen a su país de origen, ya bastantes problemas hay en México, para que personas de otros países vengan a incrementar esos conflictos de forma injustificada e ilegalmente. Veamos. 11, 391 indocumentados pidieron protección humanitaria el mes pasado; en marzo hubo 160 mil detenidos; en mayo llegaron a México 11, 507 menores sin padres; y continúa la invasión, en tan solo 5 meses de este año, pasó de 47, 980 inmigrantes expulsados a 132, 887 que fueron repatriados ¡Alarmante situación! Y para no quedar mal, afirma López que está cuidando se respeten los derechos humanos. La flácida política de López Obrador, alentó la migración: todo un fracaso. Por eso la ira y molestia de Trump en contra de México; el arrogante y caprichoso mandatario aseguró que ellos no necesitan de México. Caravanas de colonización nos invaden. Pretender sostener una pésima política migratoria “humanista y laboral” (al menos es la justificación) es insostenible materialmente ¿Será plan perverso de la izquierda para desestabilizar al gobierno conservador de Trump? Todo puede suceder, soterradamente es posible. El problema es que, ha golpeado a México y ahora se muestra desesperado López Obrador, por su imprudencia, ahí encontró respuesta superior a la fuerza que abusivamente ejerce en nuestro país. Aquí lo triste del caso. Primero envió una delegación a los EUA, para ponerse de acuerdo; los hicieron esperar varios días; y, hasta hoy no han logrado acuerdo. Luego, como medida política, de forma incomprensible el Presidente Andrés Manuel López, convocó a “todos” para el sábado, en la Ciudad de Tijuana, a un mitin, cuyo objetivo es el de manifestarse en un “Acto de unidad en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con Estados Unidos” ¿Qué le pasa a López Obrador? Pretender resolver problemas bilaterales con los EUA por medio de un mitin. Es un acto de protagonismo ante la caída de su popularidad, busca recuperar esa popularidad, el apoyo sería para él y así lo manipularán. Sin duda alguna, un acto desesperado ante el temor de imponer el arancel a los productos mexicanos. De tal suerte podemos deducir que no existe política migratoria, todo ha sido improvisado, fue invento del Presidente el apoyo a los centroamericanos, los trabajos y visas humanitarias. Olga Sánchez Cordero, Secretaria de Gobernación, dijo recién iniciado el gobierno lopista que el en 5 días el problema estaba resuelto; falso, falso, falso. Ahora apenas asoma, la problemática la rebasó. Alejandro Encinas, otro tanto y al Director de Migración ni quien lo conozca.

Todo tiene su origen en un twit de Donald. Andrés Manuel López Obrador, después de dar respuesta “diplomática” a un twit de Trump por medio de un escrito mal redactado, sin motivación y nula fundamentación, no recibió respuesta diplomática. Más twuits de Trump. Ante la amenaza del Presidente norteamericano, el Presidente López, armó una “delegación” de funcionarios de su gobierno y los mandó a Washington para dialogar con miembros del gobierno norteamericano. Después de varios días fueron recibidos. Llevan 3 días de diálogo y nada. Todo en suspenso. Si López cambia su blandengue política y la endurece, Trump reservará la amenaza, de lo contrario la cumplirá. Andrés Manuel López Obrador ha hecho el ridículo consentido y permitido. No ceden un ápice los norteamericanos, la humillación está hecha al gobierno de la 4T y de paso, a los mexicanos les genera más problemas. Trump sigue en su intransigencia y con justa razón, no desea mayores problemas, mucho menos cuando empezará campaña para su reelección; es acto de campaña. Aunque las 2 cámaras de legisladores en los EUA, no están de acuerdo con la imposición de aranceles, el problema ha evidenciado la pésima política migratoria del gobierno morenista. Los Ministros de la SCJN, no quieren problemas y por acuerdo del Pleno, no irán al mitin; razonan que ellos no hacen política y, podrían llegar a ser parte en el conflicto jurídico. Aunque sí apoyan a México. Bien por los Ministros. Mientras tanto, la presión de Trump hacia López Obrador, empezó a surtir sus efectos; personal de la Guardia Nacional, se incorporará en la frontera sur, para reforzar la seguridad de México, ante la invasión de centroamericanos. Al final, los mexicanos saldremos beneficiados por la presión de imposición de aranceles anunciada por Trump, al menos en materia de seguridad. Lo otro, es asunto comercial.

Héctor Parra Rodríguez










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario