TRAS LA VERDAD “LÓPEZ OBRADOR NO CUMPLE SUS PROMESAS E INVENTA CULPABLES”

|




El año anterior, el displicente de Andrés Manuel López Obrador, obsequió 90 millones de dólares a 3 países centroamericanos, bajo el supuesto compromiso de San Salvador, Guatemala y Honduras, de generar empleos en esos países, a fin de radicar a los miles de migrantes en su lugar de origen, eliminando el “sueño americano”. Más dinero tirado a la basura, como acostumbra el Presidente de la República. Marcelo Ebrard Causaubón, le vendió la idea López, que había tomado un acuerdo con los norteamericanos para que ellos también invirtieran en esos países, de paso también en el sureste mexicano. No se volvió a saber nada de los compromisos. Los Centroamericanos mantienen el mismo interés de llegar a los EUA; entre el “muro” de militares creado por el gobierno de México, en la frontera sur, más la pandemia y la caída del empleo en Estados Unidos, la migración bajó, más no la pretensión de alcanzar el sueño.

El gobierno de López Obrador y la pandemia han generado y agudizado infinidad de problemas que con el paso de los días los agravan; la incompetencia manifiesta se hace presente y el Presidente siempre encuentra a quién culpar de sus errores. Pérdida de más de un millón de empleos acumulados desde el año pasado; el nulo crecimiento económico que trajo como consecuencia la tremenda baja del PIB, el año anterior fue de menos 0 y en el primer trimestre del año menos del 2%, toda una tragedia, la que se agudiza con la parálisis económica a causa de la pandemia, que trajo la suspensión de labores de 12 millones de trabajadores que se han quedado sin salario durante el tiempo que llevan las empresas y negocios cerrados ¡Tétrico el panorama! Los empleos ofrecidos por López Obrador, a 18 meses de distancia, siguen siendo una promesa, más los perdidos, deberá crear 3 millones de empleos, no 2; hasta este día nada, por el contrario sigue en aumento la desaparición de empleos. Por ello el irresponsable de Andrés Manuel López, ha tenido que culpar al gobierno de EUA, de no cumplir su compromiso de invertir en el sur de México, se cuida de no mencionar a su “jefe político”, Donald Trump. Por cierto, nadie sabe cuál será el destino de los mil millones de dólares que pidió prestados al BM, cuando prometió no pedir prestado. Caen por su propio peso sus mentiras.

Por esas razones el inepto Presidente trajo a colación lo siguiente: “Hay que decir que no cumplió el gobierno estadounidense con el ofrecimiento de que iban a destinar inversión al sur sureste, pero nosotros sí hemos invertido. La inversión en el sur-sureste ha crecido mucho con ese propósito de crear cortinas de desarrollo de sur a norte, para que la gente no se vea obligada a emigrar y que tengan trabajo en sus pueblos”. Afirmación mentirosa, en su visita al sur de México, fue increpado por aquellos mexicanos que se quejan por el incumplimiento de sus promesas, sobre todo las de crear empleos. Es falso lo que afirma López, al menos eso le gritaron al paso del convoy en el que viajó el Presidente. Quedaron grabaciones de las quejas, de los gritos de desesperación y la burla del Presidente que no se quedó a escuchar a los quejosos.

El cínico de López destacó que el 13 de junio del año pasado, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que dentro de los acuerdos que había logrado en una visita por aquellas fechas a Estados Unidos, estaba el de que, el gobierno de Donald Trump invertiría 5 mil, 800 millones de dólares en Centroamérica y 2 mil millones de dólares en el sur de México ¿Y qué creen? No hubo firma de ningún compromiso, todo quedó en buenas intenciones, solo promesas, “chamaquearon” a Ebrard y al mismo Andrés Manuel ¿O es otra de tantas jugarretas –mentiras- del Presidente de la República? Al final da lo mismo, no ha cumplido con lo que prometió a los mexicanos del sur, generar empleos. Mas sigue cancelando la creación de empleos. Así lleva año y medio de promesas, solo promesas, nada resuelve, es frustrante que no le alcance el dinero del presupuesto, lo dilapide y no cumpla sus promesas.

No todo quedó ahí. Manuel López agregaría: “Se hizo un plan para Centroamérica con la ONU, el presidente lo presentó en el Palacio Nacional, y estamos por iniciar las acciones de ese plan que es un plan inmediato de empleo -¿Para que la ONU?- ¿Por qué migra la gente?, pues por la pobreza, ¿qué le hemos dicho a los Estados Unidos? Pues en vez de sólo preocuparte por decirle a la gente que no vaya, o enojarte con México porque pasan por el país, mejor ponte a invertir en Centroamérica y démosle empleo a la gente, igualmente que en el sur de México”. Claro, responsabilizó de ello a Ebrard, quien presentó dicha información en ese entonces ¿Para qué aludir a otro fracaso más si ya nadie se acordaba? No cabe duda que la ociosidad es la madre de todos los vicios.

Habrá que seguir sumando a la lista de fracasos del Presidente de la República, otro compromiso sin cumplir. Está más preocupado por su “BOA”, que por gobernar bien y en pro de los mexicanos. Si no puede con los problemas de México ¿Qué diablos tiene que meterse en los problemas de los países centroamericanos? El populismo lo somete, lo doblega, lo vence. Lo malo, para él, que los populistas siempre caen por su propio peso, no cumplen con sus promesas, en cambio empobrecen a la población de los países que gobiernan, por eso fracasas y el pueblo termina por “sacarlos” del poder, los quita con su voto, les arrebata el mando en el gobierno. Ese es el camino que va forjando Andrés Manuel López Obrador, por eso no deja de lamentarse y culpar a terceros de todo.

Héctor Parra Rodríguez










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario