TRAS LA VERDAD ” ¡INTRANSIGENCIA, INTOLERANCIA Y VENGANZA!”

|




La intolerancia, un de las características que identifican la forma de trabajar del Presidente de la República. También la venganza para el opositor. El mandatario no tolera críticas, cuando que, él fue de los más severos críticos y lo sigue siendo por medio de sus conferencias mañaneras y cualquier oportunidad que se le presenta; se queja de todo lo que realizaron sus antecesores, empresarios y de todo aquello que no iba o no va de acuerdo a su forma de pensar e intereses políticos y echa culpas cuando no puede resolver algo, los responsables son los neoliberales.

Es suficiente una crítica en contra de las acciones del gobierno de la cuarta transformación, como lo hiciera hace un par de semanas Guillermo García Alcocer, Presidente de la Comisión Reguladora de Energía, para que, el propio mandatario mostrara su intransigencia y vomitara su poder hacia el funcionario en mención, habiendo iniciado un linchamiento mediático en su contra, también embistió a su familia, poniendo en acción el aparato gubernamental en su contra.

Con una rapidez inusitada, instruyó a la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, politóloga y antropóloga (que no abogada ni licenciada en Derecho) para que iniciara una carpeta de investigación para saber, de oficio, la “probable” existencia (el Presidente asegura que sí existe) del conflicto de intereses que pudiera tener el servidor público acusado, vilipendiado, condenado y vituperado públicamente por el mismo Presidente de la República, sin que haya (hasta ahora) dato alguno que haga presumir la existencia del conflicto de intereses; “impedimento” que la propia Ley de la Comisión de Energía, prohíbe a cualquiera de sus funcionarios e inhibe la contratación de ellos (los servidores públicos) en caso de existir ese conflicto de intereses. Es costumbre del Presidente acusar sin prueba alguna y sin denuncias, solo su dicho, va por el linchamiento público. Doña Eréndira, ni tarda ni perezosa, haciendo uso del aparato publicitario que cubre las conferencias del mandatario, desde entonces dio a conocer que había iniciado la investigación administrativa ¿Sin acusación ni pruebas? Además, públicamente y de forma por demás ilegal pidió al servidor público que solicitara licencia temporal para separarse del cargo en lo que ella (sin experiencia alguna en la materia), hace la investigación y acumulación de pruebas en contra de García Alcocer, a quien mediáticamente lo exhibió, lo sentenció el gobierno federal y ante la sociedad lo mostró como un servidor público que incurrió en conflicto de intereses y por ello debe ser despedido. Por supuesto que no le hizo caso Guillermo García y no se ha separado del cargo.

Afortunadamente (eso parece) la Secretaria ignora que ella puede ordenar la separación del cargo (temporal), fundando y motivando las razones que la inducen a ello, en tanto se lleva a cabo el procedimiento administrativo de responsabilidad, durante el cual el servidor público acusado tendrá todo el derecho de ser oído y vencido en juicio, acorde como lo mandata la Constitución federal; el inculpado podrá llegar a la instancia de la justicia federal, procedimiento jurisdiccional fuera del alcance de la Secretaria que podría llevar muchos meses para obtener sentencia absolutoria o condenatoria. Los actos de molestia del gobierno federal son de una intransigencia absoluta y abuso de poder, sed de venganza. La Secretaria no ordena la separación de cargo por temor a perder el juicio, después tendría que indemnizarlo, la tesorería deberá pagarle todos los salarios caídos, además de reinstalarlo en el cargo, por eso le pidió a García Alcocer que se separara del cargo y ella no lo hace. Juego perverso.

El Presidente de la Comisión de Energía, Guillermo García Alcocer, de manera inmediata y públicamente pidió una audiencia (como derecho fundamental) con el Presidente de la República, para demostrarle la inexistencia del conflicto de intereses, a su vez, para que conozca qué se hace en la Comisión y lo que han hecho. Pasados días, de manera pública y de manera socarrona, el mandatario dio respuesta a Guillermo, no sin antes argumentar (sin argumento alguno), que le daría la audiencia cuando su agenda lo permita, no antes. Total incongruencia del Presidente, una vez más muestra su intolerancia, cuando que el mismo mandatario acostumbra a dar audiencias “callejeras y banqueteras”, sin solicitar las audiencias de manera previa; pierde el tiempo tomándose fotografías con sus seguidores o en la espera de aviones comerciales, qué decir de sus audiencias adormiladoras mañaneras, hasta 2 horas hablando de aquello que dijo la semana antepasada o lo que repitió en campaña mil veces, lo los resultados de sus consultas populares fraudulentas. Por fin ayer martes fue recibido en audiencia privada por el Presidente de la República, el Presidente de la Comisión Reguladora de Energía, antes el desdén público y socarrón; el vocero oficial del gobierno, por fin apareció y dijo que todo estaba bien, así de simple y llano ¿Qué platicaron o qué acordaron? No se sabe, por ahora, seguramente vendrá otro golpe marrullero, no olvidemos que Guillermo está en el banquillo de los acusados.

Dado que el aparato del gobierno federal es un “monstruo de mil cabezas” cuando suelta su ira y actúa en contra de algún ciudadano incómodo, por indicaciones del propio Presidente de la República, éste también dio instrucciones para que el quejumbroso de Santiago Nieto Castillo, quien hoy cobra como titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, también mostrara sus instrumentos de destrucción “belicosa” y los apuntara en contra de Guillermo García Alcocer. De tal suerte que, sin vergüenza alguna por parte del titular del gobierno de la cuarta transformación, se está investigado a quien osó criticarlo, el abuso se extiende tanto al inculpado como a varios miembros de su familia, a fin de encontrarle cualquier problema fiscal, financiero o lo que se le parezca, ligado al conflicto de intereses; este servidor público también lo dio a conocer públicamente, violando la secrecía que el caso requiere, por eso lo despidieron en el sexenio pasado (a Santiago Nieto), aunque ahora es protegido del nuevo gobierno; la investigación trasciende más allá de las fronteras de México, no sea que encuentren dinero mal habido en otros países o paraísos fiscales de Guillermo García o alguno de sus familiares. Se desató la ira del Presidente, con risa burlona, demostrando así su frustrante intolerancia a la crítica, desatando a la vez su peligrosa venganza, cínicamente haciendo uso de los instrumentos de poder del Estado, simplemente por osar contradecir al mandatario.

Este asunto había dado la oportunidad de diluir casi de manera inmediata la tremenda exhibida de ignorancia de los enviados (propuestos) del Presidente de la República (parar ocupar cargos en la Comisión Reguladora de Energía), y ser evaluados en el Senado, para examinar sus conocimientos por los senadores de la Comisión de dictamen. Había pasado al olvido el deshonor colectivo, pero ayer mismo los senadores dieron a conocer que ninguno había cumplido con los requisitos de ley, por lo que deberán de enviar una nueva lista de propuestos. Vergonzosa falta de conocimientos de los propuestos por el Presidente. Frustrante acto del titular del Poder Ejecutivo. Si bien la Ley de la materia dice que las propuestas son hechas por el (la) titular de la Secretaría de Energía, lo cierto que los enviados fueron avalados por el mismo Presidente, quien los puso como buen ejemplo de conocimientos y no como los que actualmente estaban trabajando (Guillermo García) que eran simples recomendados y sin conocimiento; duro revés recibió López Obrador; durante el examen los recomendados como “expertos” quedaron en el más absoluto ridículo público por su extrema falta de conocimiento en materia de energías, demostrando, eso sí, su mega ignorancia manifiesta; si desearlo fueron exhibidos públicamente por todos los medios de comunicación, pero encumbraron la investigación en contra del acusado y familiares. La característica fundamental de los recomendados y nombrados por el Presidente de la República, “debe ser” necesariamente la ignorancia, no reunir mayores requisitos que la lealtad y ciega obediencia, sin importar si violan la ley, características elementales para ingresar a las filas del gobierno de la cuarta transformación; ello ha quedado demostrado en varias ocasiones, esta fue una más.

Las pruebas hasta hoy son vastas para acreditar la incompetencia de la gran mayoría de los servidores públicos que acompañan al Presidente de la República, en el empeño de lograr la cuarta transformación, la que bien a bien nadie sabe en qué consiste ¡Basta de burlas y dobles discursos! Han enseñoreado como arma política la intransigencia y la intolerancia; la venganza como instrumento legal, todo ello como forma de operar del gobierno federal. Otro ejemplo de tantos abusos son las Estancias Infantiles, dejar a miles de pequeñitos de un día para otro sin lugar seguro y a los padres con un enorme problema; lo bueno, si se puede decir, un juez de Distrito concedió la suspensión provisional ordenando al Ejecutivo Federal, la entrega de los recursos económicos suspendidos a las Estancias amparadas. Estos actos de autoritarismo, son sumamente peligrosos para la estabilidad y seguridad jurídica del país, de por sí no pueden con la delincuencia; ahora con los abusos desde el poder, la situación se ennegrece más, los nubarrones presagian momentos de incertidumbre.

Héctor Parra Rodríguez










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario