TRAS LA VERDAD: ¡FUERA LÓPEZ OBRADOR!

|




Fuera López Obrador de los procesos electorales. En esta semana que termina el Presidente de la República, advirtió que estará al pendiente del proceso electoral extraordinario en el Estado de Puebla, por aquello del pasado fraude electoral; pidió además a las autoridades electorales cuidar la transparencia del proceso que está por iniciar.

Parece olvidar Andrés Manuel López Obrador, que él siempre se quejó de la intervención del gobierno en los procesos electorales y cuando perdía una elección alegaba (sin poder demostrarlo) que se había consumado fraude electoral en su contra. Así llegó al extremo de causar graves daños económicos por cientos de millones de pesos a miles de mexicanos con el cierre de la Avenida Reforma en el Distrito Federal; argumentaba fraude cometido en su contra por el gobierno, cuando perdió la elección con Felipe Calderón Hinojosa. Cuando perdió la elección con Enrique Peña Nieto, alegó el fraude por la intervención del gobierno y se fue en contra del IFE, por no haber considerado el fraude por el uso de tarjetas de Soriana. Y mucho antes en su natal Tabasco ya había ocasionado problemas por la misma alegata.

Seguramente recordará López Obrador (eso espero), cuando perdió el PRD la elección de 1988, con Carlos Salinas de Gortari; alegaron fraude por la intervención del gobierno federal cuando existía la Comisión Federal Electoral, cuyo presidente en ese entonces (el último) lo era su hoy aliado político Manuel Bartlet Díaz, Director General de la Comisión Federal de Electricidad. Se “cayó y calló” el sistema de resultados electorales, administrado por Bartlet, por esa razón acusaron de fraude electoral. Su enemigo político, Carlos Salinas de Gortari, sin embargo, creó el IFE, Instituto Federal Electoral, alejando por siempre a las autoridades federales del manejo de los procesos electorales.

El ejemplo se replicó en todos los estados y nacieron los organismos ciudadanos denominados en su gran mayoría como Institutos Electorales. Las figuras predominantes fueron llamadas “Magistrados”, para después pasar a ser consejeros ciudadanos, hoy en día consejeros electorales, habiéndose profesionalizado la actividad electoral. Fuera manos del gobierno desde entonces.

Por esa razón resulta inconcebible que la persona que tanto se quejó de la intervención del gobierno en los procesos electorales, ahora Presidente de la República, tenga el deseo de intervenir en el proceso extraordinario electoral del Estado de Puebla, cuando advierte que estará al pendiente de ese trámite dado que les hicieron fraude en la pasada contienda, en la que perdieron la elección ante el PAN; y pide a las autoridades electorales que no vuelvan a realizar fraude.

La señora Yeidckol Polevnsky, dirigente de Morena, se atrevió a pedir que sea el INE y no el Ople de Puebla, quien lleve a cabo el proceso electoral extraordinario ¿Con qué autoridad uno y otro pretenden intervenir en materia electoral? Ambos carecen de autoridad moral y jurídica. Los organismos electorales tienen el sustento y fundamento en los artículos 41 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; muchos años de lucha ciudadana han tenido que pasar para que los gobiernos no intervengan en las actividades electorales, ni siquiera con sugerencias, dado que en el caso particular el Presidente de la República, no tiene ni para ello atribución alguna, de tal manera es por demás extraño que pretenda influir desde ya en el proceso electoral de Puebla.

Fallecida la gobernadora del Estado de Puebla, bajo circunstancias claras de un atentado directo en su contra, así como de quien fuera el coordinador de la bancada del PAN en el Senado, Rafael Moreno Valle y una vez que la Legislatura nombrara al gobernador interino, se iniciarán los trabajos por parte del Ople poblano para reponer el proceso electoral por fallecimiento de la gobernadora; el proceso electoral extraordinario.

López Obrador se quejó de fraude electoral, su argumento permanente cuando pierde una elección y no quedó conforme; fue tanta su molestia que, incluso se negó a asistir a la toma de posesión de la señora Martha Erika Alonso Hidalgo y tampoco asistió a la ceremonia fúnebre de la occisa, lo que confirmó aún más su enojo. Miguel Barbosa, experredista y candidato perdedor de Morena a la gubernatura en Puebla, volverá a repetir como aspirante a la candidatura; desde ahora lo apoya el mismo Presidente de la República; él sabe que Barbosa necesita de su respaldo político para que gane la elección, por eso López Obrador imprudentemente confunde su función de Presidente de la República, con la de candidato a la Presidencia y se atreve a intervenir dando sugerencias a las autoridades electorales; su torpeza no tiene límites, sin embargo nadie dijo nada, no hubo críticas en su contra, ni de autoridades electorales ni de aquellos que se dicen analistas u opinólogos. Tal vez la misma ignorancia no les haya permitido distinguir las funciones electorales y las que corresponden al Presidente de la República, el que pretende intervenir en todas las actividades de la vida pública y privada de los mexicanos.

Por eso es importante dejar en claro a los asesores del Presidente de la República, que le hagan ver con meridiana claridad lo que establece el artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y de paso el 116; al igual que la Ley Electoral tanto nacional como local de Puebla; lo ilustren, le despejen las dudas que tenga y le hagan saber que él no tiene ninguna autoridad en materia electoral. Para eso están las autoridades de la materia. Recuérdenle que, desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, gobierno nada tiene que ver en los procesos electorales.

El descarado interés de Andrés Manuel López Obrador, en la elección a gobernador en el Estado de Puebla, es que gane su partido y su candidato; ello es obvio, poco le interesa respetar la ley y abiertamente brinda su respaldo para influir en el ánimo de los poblanos, seguramente hará visitas a ese estado para otorgar a miles de necesitados poblanos, becas, apoyos económico, obras y demás para fortalecer a su candidato; por algo no les cerró la válvula de la gasolina a los poblanos, a pesar de que en ese estado existen grupos de huachicoleros que roban miles de litros de gasolina; cerrar las válvulas de gasolina hubiera sido un suicidio político, no es momento de molestar a los poblanos como sí lo hizo con ciudadanos de otros estados, como Jalisco, Michoacán, Guanajuato, Querétaro y más.

La elección extraordinaria en Puebla ya inició y López Obrador dio el banderazo de salida, sin que las autoridades electorales objetaran absolutamente nada. La actitud intervencionista del Presidente de la República, en materia electoral resulta violatoria a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, su conducta es un riesgo para la democracia, es regresiva y atemorizante su actitud, sobre todo porque, ni la oposición política espetó absolutamente nada ¡Fuera manos del Presidente de la República, en los procesos electorales!










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Un Comentario en “ TRAS LA VERDAD: ¡FUERA LÓPEZ OBRADOR!”

  1. DIÁLOGO QUERETANO
    –¿¿¿Elecciones limpias y democráticas en el Estado de México en 2017 y en Puebla en 2018???
    –Yo no lo sé…

    QUERIDOS FANÁTICOS…

    René Delgado:
    –Hay muchos fierros en la lumbre de México y urge bajarle el fuego al fuego cruzado del país.

    Gracias a Cristina Renaud por compartirnos el templado y reflexivo artículo de Reforma (está completo en mi muro del Fb), aquí reproduzco la parte central y medular:

    –Reconstruir el engranaje de un país sin frenar su funcionamiento y desarrollo, ahí donde lo hay, es una tarea titánica, sobre todo, si la rehabilitación incluye rehilvanar el tejido social. Es titánica esa tarea, pero no sólo eso.

    –Esa hazaña demanda resolución en los liderazgos y un mínimo de unidad, comprensión y entendimiento entre ellos, derramando la actitud a sus seguidores. Exige, pues, un espíritu de cuerpo para, sin renunciar al disenso o la diversidad, sacar a la nación del atolladero en que se encuentra y reponer el horizonte. No es sencillo. Una proeza de esa envergadura reclama grandeza, no pequeñez. Y, desde luego, dosis de sacrificio, tolerancia y solidaridad.

    –Urge ventilar y distender la atmósfera del desencuentro, sobre todo, estando a punto de tomar decisiones en capítulos fundamentales de la vida nacional. Es menester estudiar el mapa, trazar la ruta y estar seguros del camino. Más de una vez, se ha tomado camino sin saber a dónde ir y así le ha ido al país. (Reforma, 26-I-2019).

    Y termino, estimados interlocutores todos, a izquierdas y derechas, liberales, neoliberales, demócratas, revolucionarios y populistas, obradoristas y antiobradoristas, con el Prefacio de Amos Oz (1939-2018) a la entrada de su libro…

    QUERIDOS FANÁTICOS / Amos Oz / Ed. Siruela, España, 2018

    –Tres ensayos que no han sido escritos por un investigador ni por un experto, sino por un hombre comprometido que, en ocasiones, también tiene sentimientos encontrados.

    –El hilo conductor de los ensayos es mi deseo de echar un vistazo personal a algunos temas muy controvertidos en nuestro país que considero de vital importancia.

    –En estos ensayos no se pretende describir todas las posturas de cada controversia, exponer todos los elementos que componen el paisaje ni, por supuesto, decir la última palabra, sino sobre todo demandar la atención de aquellos cuyas opiniones son distintas a las mías.

    AMOS OZ
    ¡¡¡Gracias!!!

    –Querida Cristina Renaud, ¿seremos capaces de escuchar y atender el prudente llamado de Amos Oz y de René Delgado?

    Fraternal y críticamente, Julio Figueroa
    Qro. Qro., Presidentes, México, domingo de luz sin huachicol, 27 de enero 2019.

    –Con mis saludos suaves de luz al vociferante amigo común Héctor Parra Rodríguez, cordialmente, Julio.

Envía tu comentario