TRAS LA VERDAD “EL PRESIDENTE CREA SUS VERDADES”

|




El Presidente de la República ha mostrado de sobra ser intolerante y vengativo. No acepta otra verdad que no sea la suya y hay que creerle, de lo contrario descarga su furia y frustraciones en contra de quienes osan contradecirlo. Todo indica que será de las características que definen las acciones de trabajo del Presidente, actitud de un mandatario que resulta un riesgo para la democracia y libre ejercicio de las libertades más elementales del hombre, como la de expresión consagrada en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En casi 3 meses de gobierno ha dado muestra clara de su escasa tolerancia a la crítica o simple corrección de sus acciones o verdades que se inventa o se las dan sus asesores y termina por hacerlas suyas, creerlas sin mayor investigación, lo que denota falta de conocimiento. Comentaré la última de sus intolerantes acciones de gobierno, utilizando la fuerza del Estado para fustigar a quien osa hacer la crítica. En este caso me refiero a los comentarios vertidos por Guillermo García Alcocer, Presidente de la Comisión Reguladora de Energía, para que mandatario vomitara en cólera y lanzara su furia en contra del funcionario en mención y diera inicio desde la presidencia al linchamiento mediático en contra de Guillermo, no satisfecho con ello también se fue en contra la familia de García Alcocer.

Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, Secretaria de la Función Pública, de profesión politóloga y antropóloga, sin conocimientos jurídicos en la materia (que no Abogada ni Licenciada en Derecho) oficiosamente (por órdenes del Presidente y sin acusación escrita) dio inicio a un expediente de investigación, sin denuncia formal alguna; a saber, de oficio inicia la investigación, por la probable existencia (el mandatario asegura que sí existe) del conflicto de intereses que pudiera tener el servidor público acusado, condenado y vituperado públicamente sin que haya (hasta ahora) dato alguno que haga presumir la existencia del conflicto de intereses; “concepto y acción” que la misma Ley de la Comisión de Energía, prohíbe a cualquiera de sus funcionarios e inhibe su contratación en la función pública, en caso de existir el conflicto de intereses.

Así las cosas, la señora Eréndira, esposa del activista (Juan M Ackerman Rose, también empleado de la izquierda) haciendo uso del aparato publicitario que cubre las conferencias del mandatario, anunció el inicio de la investigación, y por demás cínicamente pidió al servidor público García Alcocer, que solicitara licencia temporal para separarse del cargo en lo que ella, sin experiencia alguna en la materia, hace la investigación y acumulación de pruebas en contra del funcionario que está siendo investigado administrativamente, lo que no debe ser así; los expedientes se inician una vez que ha acusación, se acompañan las pruebas y se emplaza con ellas al acusado para que se defienda, se abre el periodo de desahogo de pruebas, después vendrán los alegatos; pero no, nada hay aún, pero el gobierno de la cuarta transformación (deformación) mediáticamente ya sentenció a quien jurídicamente ni presunto acusado es. Ignora la señora que ella misma puede suspenderlo del cargo temporalmente, pero en caso de perder el juicio, el gobierno debe cubrirle todos los salarios no devengados y reinstalarlo en el cargo; pero no, malévolamente le pide al funcionario Guillermo que voluntariamente se separe del cargo mientras de desahoga el procedimiento administrativo, así no cobraría un peso partido a la mitad y el juicio lo pueden dejar en el sueño de los olvidos para que no se reincorpore el servidor público. Ignorante del derecho Irma Eréndira, pero mañosa.

Eso se llama abuso de poder y se sanciona, pero como ellos tienen el “sartén por el mango” están haciendo lo que les viene en gana, con el disfraz de la honestidad andando ¡Pamplinas! Son unos corruptos y pronto empezaron a abusar del poder en agravio de los indefensos que no se subordinan. Lo que pretenden es despedirlo, sin liquidación constitucional, así de simple es el problema, no quieren disidentes en el gobierno. Guillermo García Alcocer, públicamente pidió una audiencia (como derecho fundamental) con el Presidente de la República, para acreditarle la inexistencia del conflicto de intereses y comentar sobre lo que hacen en la Comisión. Dos días después de la petición de audiencia pública (también de manera pública) el mandatario le dio respuesta, no sin antes atajar que sería cuando su agenda lo permita. Mentira, además incongruente el Presidente, él tiene por costumbre dar audiencias “tumultuarias, callejeras y banqueteras”; hasta tiempo tiene para tomarse fotografías y dejar abandonado el trabajo; todo ello sin que soliciten las audiencias de manera previa, ahí los oye, no los “escucha”. La farándula política, aún vive la luna de miel después de 18 años de perseguir la Presidencia de la República, ya cobra el salario que tanto añoró.

El aparato del gobierno federal es un “monstruo” cuando actúa en contra de algún ciudadano incómodo, por eso el Presidente también giró instrucciones para que (el quejoso ¿Se acuerdan?) Santiago Nieto Castillo, el comodino titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, también sacara sus instrumentos “belicosos” para enfilarlos en contra del Presidente de la Comisión Reguladora de Energía, Guillermo García Alcocer.

También de oficio, está siendo investigado tanto el inculpado como varios integrantes de su familia, a fin de encontrarle o inventarle cualquier problema fiscal, financiero o lo que se le parezca, ligado al conflicto de intereses; investigación que está trascendiendo más allá de las fronteras de México, los dijo el mismo Nieto, no sea que encuentren dinero mal habido en otros países o paraísos fiscales de Guillermo o alguno de sus parientes consanguíneos o políticos. La ira, la molestia, el coraje, la furia, el enojo del Presidente fue desatada, con risa burlona, demostrando a plenitud su frustración e intolerancia a la crítica; soltó públicamente, sin ambages, su peligrosa venganza y sin discreción alguna hace uso de los instrumentos de poder del Estado (lo que tanto criticó cuando fue oposición), simplemente porque alguien osó contradecirlo.

Este asunto que tratan de minimizarlo, ha hecho que se olviden de la tremenda exhibida de la magna ignorancia que exhibieron los 3 enviados (propuestos) del Presidente de la República (parar ocupar cargos en la Comisión Reguladora de Energía), al Senado de la República, cuando fueron evaluados por los senadores (Hasta Xochitl Gálvez se buró y los regaño por ignorantes), pasó al olvido. El Presidente había dicho que sus propuestas eran de expertos, lo que no fue así; y que, los anteriores solo eran recomendados políticos.

Le salió el tiro por la culata. Frustrante acto del titular del Poder Ejecutivo, si bien la Ley dice que las propuestas son hechas por el titular de la Secretaría de Energía, lo cierto que los enviados fueron avalados por el mismo Presidente y durante el examen quedaron en el más absoluto ridículo público por demostrar fehacientemente su abundante ignorancia, su falta de conocimiento en materia de energías, habiendo probado, eso sí, su mega torpeza manifiesta, la que fue hecha del conocimiento público por todos los medios de comunicación; totalmente legos, cuando su “padrino” aseguró que eran doctos en la materia. Fueron el hazme reír por lo estúpido de sus respuestas. Grotescos los 3 propuestos. Ellos han confirmado que la característica fundamental que deben reunir los recomendados y nombrados por el Presidente de la República, debe ser necesariamente la ignorancia, la obediencia ciega, el no reunir mayores requisitos que la lealtad y total sumisión, elementales para ingresar a las filas del gobierno.

Las pruebas hasta hoy son vastas para acreditar la incompetencia de la gran mayoría de los servidores públicos que acompañan al Presidente de la República, en el empeño de lograr la cuarta transformación ¡Ya basta de tanta torpeza!

Héctor Parra Rodríguez










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario