TRAS LA VERDAD “DONALD TRUMP DOBLEGA A LÓPEZ OBRADOR “

|




Todo aquel que se precie de conocer un poco de política, sabe bien que Trump utilizó su misma estrategia para negociar, él la presume. Presiona a su contraparte, la amenaza y si caen en su juego, los doblega. Eso hizo con Andrés Manuel López Obrador y lo consiguió.

. El mismo Trump estaba contra la pared, en su país nadie estaba de acuerdo con la imposición de aranceles a los productos mexicanos que se exportan a los EUA, ellos saldrían perdiendo (los norteamericanos); las cámaras legislativas no estuvieron de acuerdo, los demócratas lo advirtieron y un grupo importante de republicanos advirtieron que bloquearían la decisión presidencial. Sin embargo, las bravuconerías de Trump, siguieron y no cedió; la presión para negociar. La amenaza se cernía sobre los empresarios mexicanos que exportan a los EUA; sin embargo (los empresarios) estos no hicieron un frente común con López Obrador, para evitar que el lunes próximo (mañana) iniciara la imposición del arancel del 5%. No hubo declaraciones conjuntas ¿Ellos sabrían que solo era una amenaza y no se cumpliría? Es la estrategia de Donald.

El tiempo se le vino encima al gobierno de Andrés Manuel López Obrador y un simple twittee del presidente de los EUA, dio pauta a una respuesta “diplomática” del Presidente de México; mucho muy mal redactada, sin esencia diplomática alguna, preñada de dichos populares y frases históricas que en nada ayudaron; no olvidó su populista retórica, la que olímpicamente ignoró el Presidente de los EUA. Trump nunca dio respuesta a ese fallido documento. En la misiva, López Obrador, dijo Donald que enviaría una delegación de servidores públicos encabezada por el Secretario de Gobernación, entre ellos la Secretaria de Economía. Apresurados, en avión comercial, llegaron a Washington, ahí esperaron con desesperación franciscana hasta que los recibieron e iniciaron las ¿Negociaciones? Todo fue imposición de los funcionarios norteamericanos después de 3 largos días. La tensión cimbró la economía y puso nervioso a López Obrador. La tensión se evaporó cuando anunciaron la suscripción del acuerdo entre ambos países; los representantes de cada país se mostraron satisfechos; “Salimos con la dignidad intacta”, dijo Ebrard, lo cual es falso, los pusieron de rodillas. Ante el nerviosismo, alguien le sugirió a López Obrador, que organizara un mitin en la frontera entre ambos países y así lo hizo; el Presidente de la República, para sentirse arropado, lanzó una invitación abierta a los mexicanos, sin “discriminación”, no importaba si eran conservadores, “fifís”, prensa corrupta, la mafia del poder, los empresarios corruptos, los neoliberales; esta vez no hubo segregación alguna, sin diferencias, hasta miembros de las iglesias fueron invitados, a pesar de estar prohibida la participación de estos en actos políticos; López quería sentirse cobijado por toda la sociedad mexicana. Hubo quienes se negaron. Los primeros en despreciar la invitación, por asuntos meramente de carácter legal, fueron los Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. 12 gobernadores no asistieron. Muchos legisladores federales no llegaron. El acarreo estuvo tremendo: el acto era político. Porfirio Muñoz Ledo, Presidente de la Cámara de Diputaos, criticó el doble discurso del gobierno de la 4T.

La improvisada y desorganizada invitación, sin una verdadera razón de fondo, no tuvo el eco que esperaron los del gobierno de la 4T. Al mitin lo llamó Andrés Manuel: “Un acto de unidad en defensa de la dignidad de México y en favor de la amistad con el pueblo de Estados Unidos” ¿Defensa de la dignidad de México? ¿Amistad con el pueblo de los EUA? ¿En qué estará pensando López Obrador? El problema es con el gobierno de la 4T, por permisivo y tolerante con la invasión de centroamericanos a territorio nacional y promover el arribo masivo de indocumentados a los EUA. Ese es el problema de fondo, pero López Obrador, de inmediato pretendiendo sacar provecho de sus errores, convoca a todas las fuerzas políticas para que lo apoyen a él. Ahora no pudo culpar al pasado por los problemas que él ha originado; pero no lo reconoce. Terminada la tensión y firmado el acuerdo, el Presidente López Obrador, espetó: “A Donald Trump, no le levantará el puño cerrado, sino una mano abierta y franca” ¿Dónde quedaron las amenazas de cuando era candidato Andrés Manuel? Entonces decía que le respondería en el mismo tono, criticaba a Enrique Peña, por no dar respuestas a las amenazas que desde siempre ha vertido el presidente de los EUA. Hoy tuvo, una vez más, que “tragarse sus palabras” y aceptar las condiciones que le impusieron a su gobierno; obligaciones que, curiosamente no pasarán por el Senado de la República, para su aprobación.

A todo esto ¿Qué acordaron? Aquí los puntos medulares de la declaración conjunta de ambos países. Enfrentarán los retos comunes en materia de migración incluyendo la entrada de migrantes a Estados Unidos que violan la legislación estadounidense. Teniendo en cuenta el aumento significativo de migrantes a Estados Unidos, provenientes de Centroamérica a través de México, ambos países reconocieron la importancia fundamental de resolver rápidamente la emergencia humanitaria y la situación de seguridad prevalecientes. Los gobiernos de México y Estados Unidos trabajarán conjuntamente lo más pronto posible para alcanzar una solución duradera (acto de buena voluntad). Reforzamiento de las acciones para asegurar el cumplimiento de la Ley en México. Por lo tanto, México incrementará significativamente su esfuerzo de aplicación de la ley mexicana a fin de reducir la migración irregular, incluyendo el despliegue de la Guardia Nacional en todo el territorio nacional, dando prioridad a la frontera sur. México tomará acciones decisivas para desmantelar las organizaciones de tráfico y trata de personas, así como sus redes de financiamientos y transporte ilegales. Asimismo, México y Estados Unidos se comprometieron a fortalecer la relación bilateral, incluyendo el intercambio de acciones coordinadas a fin de proteger mejor y garantizar la seguridad en la frontera común.

De forma más puntual les comento. Se fortalecerá la cooperación bilateral para fomentar la integración, desarrollo e inversión en el Sur de México y Centroamérica. México ofrecerá oportunidades laborales, acceso a la salud y educación a las personas migrantes en territorio nacional (ni los mexicanos han alcanzado estos beneficios). Se reforzará el despliegue de la Guardia Nacional en todo el territorio, con prioridad en la frontera Sur salvaguardando los derechos humanos. Será permanente el diálogo bilateral y se comunicará los avances en un periodo de 90 días ¿Quién ganó o quién perdió con el leonino acuerdo? Y, sin embargo, Marcelo Ebrard, Secretario de Relaciones Exteriores, sin vergüenza alguna dijo: “Salimos con la dignidad intacta”. Fue temeraria la afirmación. La dignidad se las abollaron feamente ¡El gobierno de la 4T fue doblegado!

Héctor Parra Rodríguez










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario