TRAS LA VERDAD ¿CAERÁ EL FISCAL GENERAL? PRONTO CAYÓ GERTZ MANERO

|




Primero el “fiasco legal” ocurrido en Guanajuato, por la detención y casi inmediata liberación de un grupo de delincuentes, entre ellos la mamá del “Marro”. Alejandro Gertz Manejo, Fiscal General expedito acusó de ineptas a las autoridades locales, amenazando con investigar al Fiscal de Guanajuato, Carlos Zamaripa. Apenas llegaba la amenaza a Zamarripa, otro juez dejaba en libertad al “Mochomo”, esta vez el “fiasco” fue de la Fiscalía General de la República, gracias a la ineptitud del Fiscal Gertz Manero ¿Quién investigará al Fiscal General por su ineptitud? Digo, la ley no distingue, si van a investigar a Zamarripa, también deberán hacerlo en contra de Gertz. Una de las características de la ley, es la generalidad. Aunque el “Mochomo” siguió en la cárcel, se debió a otros hechos delictivos. Este fiasco se le relaciona con los 43 normalistas asesinaos. Ahora la torpeza fue del político Alejandro Gertz. López Obrador, siempre metido en todos los problemas en sus mañaneras, no pasó por alto criticar a la jueza que dejó en libertad a los aliados del “Marro”. El ignorante en materia jurídica dando erróneas y tergiversadas opiniones, pero como es el Presidente, de todo presume saber, de todo opina.

El Fiscal General se molestó por las declaraciones de Sophía Huett López, Comisionada de la Unidad de Análisis y Estrategia para la Seguridad Ciudadana del Sistema Estatal de Seguridad, en Guanajuato. Sophía se atrevió a culpar a la Fiscalía General, no a Gertz, por la falta de apoyo al no brindarles el apoyo por tratarse de actos de la competencia federal. Preventivamente intervinieron los guanajuatenses. Por la falta de ayuda del Ministerio Público federal, se generó una investigación e integración deficiente de la carpeta de investigación. En el caso del “Mochomo”, la misma Fiscalía General de la República, elementó deficientemente su carpeta, por eso el juez federal decretó la libertad del presunto delincuente. La “campana” lo salvó, otra carpeta evitó que se fuera José Ángel Casarrubias Salgado, el “Mochomo”.

Después de haberse perdido por varios meses el Fiscal General, 4 meses para ser exacto, aparece Alejandro Gertz Manero, con la espada desenvainada. Desde que “regaló” un cheque al Presidente de la República, en audiencia mañanera, se desapareció del tablero político. Por cierto, jamás informó cómo le hizo para que empresarios constructores devolvieran 2 mil millones de pesos, propiedad del Infonavit, dinero de los trabajadores. El Fiscal debió regresarlo a la institución y no ir a regalar el dinero a López Obrador. Eminentemente fue un acto político que roza la comisión de un delito ¿Fue extorsión la que realizó el Fiscal? ¿Fue buena voluntad de los empresarios devolver el dinero de los ahorros de los trabajadores? El Fiscal violó cualquier procedimiento penal. Ninguna norma jurídica autoriza a Gertz, a entregar dinero al Presidente producto de una investigación ¿Qué pasó con ese dinero? Habría que investigar al Fiscal. Y no mencionamos el conflicto que tiene con el Fiscal de la UIF, de la Secretaría de Hacienda, a este lo califica de incapaz en materia penal, en tanto que Santiago Nieto Castillo, guarda prudente silencio.

Decía ayer que Alejandro Gertz Manero, Fiscal General de la República, colabora como articulista en una revista impresa y electrónica de circulación nacional, mencioné un párrafo de su “calumnia”, llamada “En Defensa Propia”; el Fiscal es parcial, rencoroso y tendencioso, no debiera ser el representante del Ministerio Público. En esta ocasión comparto otro párrafo, en el cual deja huella de su fetidez política: “De igual modo, firmaron tratados internacionales que permitieron a grandes sectores de la producción automotriz convertirse en ínsulas maquiladoras, oligopólicas e intocables, libres de impuestos y del control fiscal, en un régimen de excepción injusto y esencialmente contradictorio a los principios de un verdadero libre comercio para todos y sin privilegios. Asimismo, quebrantaron una encomiable tradición cardenista y moralizante del país, llenando nuestro territorio de casinos y casas de juego que explotan y exaccionan a la población local y, en especial, a viudas y jubilados”. Además resultó moralista. Siendo el titular de la acción penal ¿Qué le impide actuar en contra de todos los delincuentes que califica de corruptos? Igual de hablantín que López Obrador.

A 2 años de las pasadas elecciones en las que gracias al sistema democrático que con esfuerzo han construido los mexicanos y al respeto al Estado de Derecho, Andrés Manuel López Obrador, ganó esa elección ¿Algo que festejar a esta fecha? Nada que festejar y mucho que lamentar; López pretende destruir nuestro sistema democrático electoral. Será tema para abordar en otro artículo: el Presidente de la República, hunda al país.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario