Terminan unos, empiezan otros

|




marcos_aguilar_francisco_de_silva

Este lunes feneció el periodo de precampañas de los aspirantes a la Presidencia de la República, al menos el plazo legal ya que Amlo y Anaya andan en campañas desde hace varios años. Viene el periodo de acomodos y reacomodos al interior de los grupos alianciastas y la repartición de candidaturas derivadas de los convenios, dado que todos suscribieron convenios flexibles. Los alianciastas volverán a campaña hasta el 30 marzo, que será de 90 días; será, hasta entonces el inicio formal de las campañas y a volver a recorrer nuevamente toda la República Mexicana, ofreciendo qué hacer con el dinero de los contribuyentes; a prometer terminar con la delincuencia, que habrá más y mejores empleos, más educación, etcétera.

Aunque nadie pueda cumplir cabalmente cuando les toque gobernar y es que no es lo mismo Dubai con apenas 3 millones de habitantes y 4 mil 114 kilómetros cuadrados; que México con más de 120 millones de habitantes y una extensión territorial de casi dos millones de kilómetros cuadrados. Lo digo por aquello de las descabelladas comparaciones que suele hacer Ricardo Anaya.

La repartición de candidaturas no ha dejado contento a la gran mayoría de la militancia; ahí está Puebla, en donde Rafael Moreno Valle Rosas, con tal de no hacerle sombra a Ricardo Anaya, le dieron la candidatura a la gubernatura a la esposa. Los poblanos quedaron sumamente molestos. El traicionero de Miguel Ángel Barbosa ya la veía venir y del PRD brincó a Morena, ahora es el candidato de ese partido; con su problema de diabetes le tuvieron que amputar un pie, esperemos no se les enferme en campaña. Y así por ejemplo en el PRI, otro tanto ha sucedido, en Chiapas incendiaron a las huestes, la candidatura era para los Ecologistas y se les atravesó un priista que ha dividido a los Verdes, por ello renunciaron un buen número de militantes de este partido para correrle a Morena con la esperanza de que alcancen algo en la repesca. En Michoacán, va Fausto Vallejo por la Presidencia Municipal de Morelia, los aliados de Morena y levantan del “camposanto” a un priista, el PES y PT, lo hacen suyo, socarronamente Morena se queda al margen, pero trabajará con ellos. Así se están manejando todos, a la “rebatinga” de candidaturas.

Y mientras esto y aquello sucede en otros estados, en Querétaro también se “cuecen habas”. Hace mucho un nutrido grupo de priistas disidentes a la dirigencia estatal, sí, todos aquellos que no existen para Juan José Ruiz, han insistido a la dirigencia nacional que ponga solución al problema. Enrique Ochoa, dirigente nacional del PRI, entre ignorancia, falta de capacidad e inexperiencia no ha podido hacer absolutamente nada o no ha querido o no lo han dejado; lo que sea o haya sido, las cosas entre el priismo ha generado ámpula y las inconformidades se dieron al máximo a grado tal que muchos se han ido a probar suerte a otros partidos políticos; en tanto Juan José Ruiz, inmutable repartió candidaturas a los perdedores de varias elecciones, principalmente a todo el equipo de José Calzada, quien hábilmente dejó sembrados a sus “cuates” en todos los cargos y órganos internos del PRI local; así las cosas, el resto no ha podido hacer absolutamente nada y cuando lo ha intentado, como lo fue en el pasado proceso de registros de candidatos, simplemente los vuelven a dejar fuera y asunto acabado. Decía que un grupo de priistas de muchos años han enviado escritos fundados y motivados, con pruebas, al dirigente nacional Enrique Ochoa, a fin de que ponga orden en Querétaro, pues ni el Delegado Especial del PRI ha podido hacer nada –bueno, nunca está-; la pretensión es que participen todos los grupos de priistas y no solo el de los perdedores. Pero no.

Sin embargo, algo raro e inusitado sucedió el pasado fin de semana; una vez que ya no hay candidaturas por repartir –hasta las regidurías están dadas-, vamos ni suplencias, resulta que el mismo dirigente Nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, nombra a dos hombres disidentes del equipo de Juan José Ruiz Rodríguez, dirigente local, como representantes del PRI, ante el IEEQ. Usted se preguntará ¿Y eso para qué sirve? Propiamente para nada. Ahora tendrán la obligación de defender todas las torpezas que hagan sus compañeros, alzar la voz ante las injusticias que observen, que se inconformen e impugnen actos o acuerdos del Consejo General que estimen ilegales; eso sí, tendrán mano en el conocimiento de todos los acuerdos y documentación que se entregue por medio del IEEQ. Sin lugar a dudas algo inédito y como tal, incomprensible. Y el cínico de Juan José Ruiz, afirmando que en el PRI local no hay imposiciones ¿Cómo? Solo basta ver que son un puñado de hombres y mujeres los que acaparan todos los cargos y candidaturas; y al resto de los 100 mil militantes –esos eran cuando Calzada gobernaba- solo les ha quedado ver el trabajo sucio que ha hecho JJ y su “grupúsculo”. A pesar de todo no dejó de ser una sorpresa enorme el hecho de que, el mismo Enrique Ochoa, haya nombrado a dos hombres que siempre designa la dirigencia estatal y eso políticamente dice mucho ¿Vendrán cambios ahora sí? ¿Ya se darían cuenta de que el Querétaro priista fue tejido por JJ para perder? Se habla, se especula mucho de la salida de JJ. Yo lo dudo mucho. Incluso hay quienes afirman que ya rompió “lanzas” con su padrino José Calzada, por ello le quitarán el apoyo ¿Será? Yo lo dudo.

En el PAN también se “cuecen habas”. Marcos Aguilar Vega, peca de cínico, se registró para dos candidaturas, algo nunca visto. Es tanta su desesperación que lo que sea él está dispuesto a “agarrar”. Que si es la reelección, bienvenida, que si es la senaduría bienvenida. Sin embargo, todo parece que se quedará –coloquialmente- como el perro de las dos tortas. Por querer “agarrar” las dos, ambas se le cayeron del “hocico”. Dicho popular mexicano. El candidato del gobernador es Bernardo Nava, está bien puesto: Gerardo Cuanalo, también quiere. El ex Secretario de Marcos Aguilar de quien ya nadie se acuerda. Los que quieren repetir también están puestos y aquellos políticos que desean cambiar de chamba también están dispuestos a sacrificarse por los ciudadanos. El abanico de oportunidades se abrió y se seguirá abriendo aún más. Candidatos conocidos y otros tantos desconocidos o ignorados también quieren figurar. En el PAN las cosas son con más “orden” a fin de cuentas tienen “jefe” político y este logra poner algo de orden, con eso de que se definen como “demócratas” y solo ellos y nadie más decide las candidaturas; bueno hasta Alfredo Botello quiere nuevamente. La política como la droga es “adictiva”, quien la prueba quiere más y más.

Morena será una incógnita, aun no se sabe su real fuerza. Mucho se habla de su desmesurado crecimiento por aquí y por allá, todo derivado de las inconformidades de aspirantes que nada les tocó. Pero en realidad solo son especulaciones hasta ahora. Y es que, sus aliados no “pintan” para nada, son un verdadero estorbo. Sin embargo, el futbolista dirigente del PES, ya fue “ungido por el semidios” con la candidatura a la presidencia municipal de Querétaro; pero no se sabe cuál es su fuerza, no tiene estructura electoral, no tiene nada, se le ha ido el tiempo en conferencias de prensa. Del resto de los aliados no hay ni qué hablar, son “parásitos” que viven del presupuesto.

Héctor Parra Rodríguez

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario