Solidaridad. Política y humanismo

|




 marchan en queretaro

–Rodeados siempre por la tragedia, la tragedia siempre nos sorprende. Y el mal que veíamos lejos y ajeno, convive a diario con nosotros.

Tras el siniestro del mercado popular de El Tepetate, ubicado en la otra banda queretana, el gobierno municipal de Querétaro todavía encabezado por Marcos Aguilar, se compromete a brindar el apoyo necesario a los locatarios directamente afectados y a la reparación del inmueble. MAV: –De acuerdo a lo que hasta ahora se ha reportado, el percance tuvo origen en una bodega de madera al lado de los baños públicos, causando pérdidas totales o parciales en 111 de los 275 locales, los que representan 40.3% del mercado.

–Minutos después de que se controlara la conflagración y en mi calidad de presidente municipal de Querétaro, me comprometí a que ningún locatario afectado se quedaría sin apoyo para levantarse y continuar con su actividad económica.

–El tepetate se levantará. Hay una declaratoria de emergencia y se elabora un dictamen técnico.

–El siguiente paso es someter dicho dictamen al Comité Técnico para que delibere y puedan ser otorgados los apoyos en dos rubros. El primero de ellos en lo que se refiere al arreglo de toda la infraestructura del mercado El Tepetate, restaurarlo al 100% y segundo, el apoyo que se otorgará a los locatarios afectados.

–Ya tenemos los expedientes de cada caso, que se entregarán al comité técnico del fondo de contingencia para que determine el monto de los apoyos y se inicie el procedimiento para el pago (en menos de 10 días).

Y reitera el político Marcos Aguilar: esto es posible gracias a las finanzas sanas del municipio, el pago de la deuda pública y la creación de un fondo de contingencia. (MAV, “Siempre solidarios”, El Universal Q, 13-VIII-2018, p. 4).

Liga: http://www.eluniversalqueretaro.mx/content/siempre-solidarios

Siempre solidarios | www.eluniversalqueretaro.mx

Informé que los daños del inmueble serán subsanados con recursos económicos de este fondo de contingencias que creamos, reitero, gracias al pago de la deuda pública durante esta administración.

Bien. Veamos cómo y hasta dónde se cumplen las palabras de Marcos Aguilar. Al paso: ¿cuál fue la causa del incendio? ¿No hay responsables del siniestro? ¿Fue un desastre natural? ¿Sin negligencia de ningún tipo?

Solidaridad no es una palabra política, pero desde luego puede usarse y se ha usado políticamente.

La solidaridad es un humanismo con el prójimo en desgracia.

La solidaridad política del poder con los ciudadanos gobernados en apuros crea y eleva la cultura de la fraternidad, diferencias aparte, y propicia la reconciliación con los semejantes distintos, en este caso entre autoridades y sociedad.

Cuidado con la solidaridad que se hace pura publicidad porque desvirtúa su fin y acaba en simulación.

Los mercados populares son necesarios y existen muchos problemas en ellos. ¿Hasta que sucede la tragedia volteamos a verlos? ¿Por qué no ha caminado la reglamentación moderna de los mercados y de las plazas comerciales? Allí empieza la política real, no virtual.

Esta es “La vida sencilla” del poeta OP:

“Tocar la mano de un desconocido

en un día de piedra y agonía

y que esa mano tenga la firmeza

que no tuvo la mano del amigo”.

–Deseamos a la gente del Tepetate la fuerza real de la mano solidaria del alcalde Marcos Aguilar, antes de que se vaya, y de otras manos de la sociedad.

www.dialogoqueretano.com.mx / juliofime@hotmail.com

–Incendio destruye 40% de un mercado en Querétaro y exhibe omisiones / Eric Pacheco / Proceso.com.mx / 10-VIII-2018 /

Liga: https://www.proceso.com.mx/546548/incendio-destruye-40-de-un-mercado-en-queretaro-y-exhibe-omisiones

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Un Comentario en “ Solidaridad. Política y humanismo”

  1. Julio Figueroa dice:

    PREGUNTAS SOBRE LA SOLIDARIDAD DE MARCOS AGUILAR Y EL INCENDIO DE EL TEPETATE

    Sobre la solidaridad de Marcos Aguilar y el siniestro del mercado de El Tepetate, escribe Edmundo González Llaca:

    –Meto mi cuchara.
    –Se dice que se elaborará un dictamen técnico, pero al parecer enfocado en la infraestructura y en los apoyos a los locatarios, pero me pregunto que si no sería posible que ese dictamen técnico incluya las causas del siniestro y lo que se debe de hacer para que no se repita. Se trata no solamente de restaurar sino también de prevenir. Me da mucho gusto la velocidad de los apoyos a los locatarios, pero tengo terror, pues es una inclinación muy de Marcos Aguilar, es él y sus expertos los que definen lo que hace falta, ¿dónde está la opinión de los locatarios? ¿Se ha consultado a su organización? ¿Les han preguntado su diagnóstico de cómo mejorar infraestructura y cuáles son sus problemas? ¿Quién define cuál, de a cómo y de a cuánto es el apoyo? Por supuesto, que también sería valioso preguntar la opinión de los que acuden a consumir al mercado. Un saludo afectuoso de un ciudadano que está traumado por unas autoridades que pretenden siempre saber más de dónde aprieta el zapato, más por supuesto que quien lo trae puesto. Saludos. (13-VIII-2018).

    “Dios mío, haz a los malos buenos
    y a los buenos simpáticos”.
    Oración de todos los días.

    De JFM:
    Gracias por tus palabras siempre pertinentes, estimado Edmundo.
    Como no sabemos, sólo podemos preguntar, creo que legítimamente.
    ¿Por qué no hay conexión entre sociedad y gobierno?
    ¿Por qué los ciudadanos desconfiamos de los funcionarios?
    ¿Por qué tenemos siempre la impresión de que nos engañan o mienten o no dicen toda la verdad?
    ¿Por qué no palpamos el dolor y la fraternidad de la solidaridad sino la publicidad y la posible simulación?
    ¿Por qué no hay conexión y buena corriente entre gobierno y sociedad?

    Hace muchos años, en 1965, don Daniel Cosío Villegas (1898-1976), en una entrevista sobre “La democracia y el partido oficial”, decía lo siguiente:
    –Dos cosas muy distintas son la organización teórica en el papel y el funcionamiento real en la vida. El mexicano [más si es político], para discurrir cosas bonitas en el papel, tiene verdadero genio; pero no siempre su genio lo acompaña a practicar lo que escribe.
    (Daniel Cosío Villegas: Un protagonista de la etapa constructiva de la Revolución Mexicana. Entrevistas de James W. Wilkie y Edna Monzón Wilkie. El Colegio de México, 2011, p. 160).

Envía tu comentario