Sobrevivencia

|




Ya casi termina el año y los festejos del centenario de la Revolución fueron totalmente intrascendentes. No es de extrañarse de los panistas, que nunca han creído en sus causas ni en sus héroes, pero es inconcebible el desdén del PRI y el PRD, que deberían ser los principales herederos de las demandas sociales. Es una clase política que reduce su actividad a una lucha entre cúpulas y que desde hace tiempo no ha sido capaz de practicar la política a la luz de los intereses de todos. ¿Quién nos podrá salvar de esta crisis en la que el país se desmorona? Nadie de la clase política, es la oportunidad de la sociedad civil, de nosotros mismos. Ya es por sobrevivencia.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario