Señales preocupantes. Elección de consejeros, segundo acto

|




Por Efraín Mendoza Zaragoza

Un tema que ocupó la atención pública durante todo noviembre fue el relativo a la renovación del Consejo General del Instituto Electoral de Querétaro para el período 2010-2017, que deberá entrar en funciones el próximo miércoles 15. En la madrugada del 1 de diciembre, con el insuficiente voto aprobatorio de 15 diputados, la mesa directiva de la LVI Legislatura del Estado hizo que los consejeros electos rindieran protesta. Con un pequeño detalle: tanto los legisladores que eligieron como los ciudadanos que resultaron electos pasaron por alto la Constitución Política del Estado, cuyo artículo 17, fracción IV, ordena que para su elección se requería “el voto de las dos terceras partes de los integrantes de la Legislatura”, esto es, la aprobación de cuando menos 17 diputados.

Por el rango de las funciones de Estado que tiene encomendadas el Instituto es que el constituyente determinó la conveniencia de que la elección de su órgano de dirección reuniera una mayoría calificada, mientras que para otras definiciones legislativas basta con la mayoría simple, 13 votos. Para crear una nueva ley bastan 13 votos; para crear nuevos impuestos bastan 13 votos; para aprobar el presupuesto bastan 13 votos. Al dar por electo al nuevo Consejo sin el mínimo de votos que ordena la Constitución, una parte del colegiado parlamentario, en los hechos, decidió dar por concluido el pacto pluripartidista de 1996, que puso las bases para la estabilidad política moderna en Querétaro. Es preocupante, pues con este acto quedó evidenciado qué se piensa realmente de nuestro orden constitucional. Y quedó evidenciado lo lejos que aún estamos de incorporar a las prácticas institucionales el fino tejido de los consensos.

Lejos de la frivolidad de quienes quieren, irresponsablemente, presentar esto como una mera comedia de arrebatos, caprichos o desplantes porriles, el tema reviste alta trascendencia y hay que verlo como el prólogo de una crisis institucional que, de no detenerse a tiempo, lesionará nuestros frágiles procesos democráticos. Para empezar, habrá que decir que 2011 será un intenso año prelectoral y desde enero el nuevo Consejo General tendrá que atender algunas tareas muy delicadas: deberá convocar a la ciudadanía a la reforma electoral, con el fin de mejorar las reglas que aplicarán en el proceso electoral local de 2012; segundo, deberá ordenar la ejecución del estudio técnico para la redistritación, que será la base para la conformación de la siguiente legislatura, y tercero, deberá ordenar la ejecución del estudio técnico para la determinación del número de regidores que integrarán los 18 cabildos municipales. Además de ello, en 2011 deberán iniciarse trabajos operativos preparatorios de la elección siguiente.

Son muy graves los asuntos que están en juego. Y ninguna fuerza política puede apostarle a hacerse del control del árbitro para ganar una elección. Nadie puede apostarle a ganar un solo voto en la mesa. Todas las fuerzas políticas deben someterse a la única fuente de poder en materia electoral, que es la voluntad de los ciudadanos. ¿Qué se busca al ponerle al nuevo Consejo General la sombra de la sospecha y el riesgo de que sus actos sean combatidos por carecer de legitimidad de origen? ¿A quién le conviene que las cosas se arreglen en los tribunales?

Habrá que estar atentos, primeramente, a la decisión del titular del Poder Ejecutivo del Estado respecto de la publicación del decreto respectivo en el Periódico Oficial, La Sombra de Arteaga, a fin de analizar la fundamentación y la motivación que haya adoptado el órgano legislativo para sustentar una decisión notoriamente irregular. Hasta las 7 de la noche del sábado 4 no se había publicado aún en el portal oficial. Ese retraso sugiere la existencia de negociaciones para enderezar el entuerto. Habrá que estar atentos, en su caso, a la muy probable presentación de medios de impugnación por parte de los legitimados para ello; y de ocurrir esto, habrá que aguardar la sentencia de los órganos jurisdiccionales federales. Si se publica tendrá que ser acatado hasta en tanto la instancia jurisdiccional competente formule la declaratoria que proceda.

Es delicadamente perturbador que el órgano responsable de inspirar confianza en las elecciones nazca con una deficiencia jurídica y política de esta naturaleza. Desde hace 15 años, en que el gobierno y los partidos sacaron las manos de la organización de las elecciones y se depositó esta responsabilidad en un órgano autónomo, se estableció como rasgo esencial para garantizar la imparcialidad y la independencia de la autoridad electoral colegiada, que su conformación estuviera dotada del más amplio respaldo de todas las fuerzas políticas. Así aconteció en los diciembres de 1996, 1999 y 2003. Y sucede que esta vez quedó fuera de la construcción de este acuerdo la fuerza política que concentra el 40 por ciento de los votos en el pleno legislativo y en los últimos años casi la mitad de la simpatía electoral en el estado. Esta vez se le dio la espalda a la política. Esta vez se despreció la negociación política. Esta vez se atentó contra el orden constitucional. ¿Quién dijo que era fácil el juego de pesos y contrapesos para mantener los indispensables equilibrios?

Hay signos ominosos en el ambiente. Primero fue la pretensión de extinguir al Instituto Electoral de Querétaro para sustituirlo por un ente vulnerable, con autonomía acotada, dominado por estructuras verticales, débil frente a los partidos y prácticamente desprovisto de facultades para su gobierno interior. Apenas en octubre pasado, gracias a que en distintos frentes se ofreció resistencia, fue disipado el intento de aprobar esa reforma constitucional fast-track, sin previa consulta ciudadana y pretendiendo ignorar a la autoridad especializada en la materia. Poco se ha hablado de ello, pero vale la pena recordar que la iniciativa de reforma constitucional traía colgados algunos artículos transitorios que, de haberse aprobado, habrían aplicado para esta elección de consejeros.

Como integrante aún del Consejo General, pido a las fuerzas políticas dispensen un trato respetuoso a la autoridad electoral, como órgano de Estado que es. Que no se le exponga al manoseo. Que se asuma como un patrimonio no de la clase política, sino como un producto de largas, y en muchos casos, penosas y dolorosas movilizaciones sociales por la efectividad del sufragio. Como institución de la democracia cumplirá 15 años en 2011 y las fuerzas políticas deben entender que un árbitro débil y subordinado muy poca utilidad prestará a la democracia.

¿Qué sigue? ¿Fomentar en la opinión pública la imagen de un instituto que es foco de conflictos? Nada más alejado de la realidad. El instituto ha contribuido a la tranquilidad pública mediante el relevo pacífico y ordenado del poder. En los últimos tres lustros ninguna elección se resolvió en las calles, entre otras cosas, gracias a un colegiado deliberante y a una estructura operativa muy eficiente e institucional. ¿Qué se busca? ¿Inocular entre los ciudadanos la creencia de que el instituto requiere una “cirugía mayor” y al amparo de esa operación propagandística hacer efectivos los retrocesos que no pudieron ser consumados en octubre? Los medios de comunicación están llamados a no reducir esta discusión a “dimes y diretes” y a mostrar la lesión profunda que podría afectar a esta zona neurálgica del cuerpo social.

Tengo la impresión de que el tercer acto en esta puesta en escena será la reiteración del intento, a mediados del próximo año, por cambiar las reglas electorales en una dirección contraria al equilibrio democrático. Insistir en la reforma constitucional no tiene ya sentido… pero los estrategas de la guerra de posiciones de cara al 2012 tienen presente un dato duro esencial: para modificar e incluso abrogar la Ley Electoral del Estado basta con 13 votos. Querétaro y sus frágiles instituciones democráticas no merecen esto. Nada sería más sano para la salud pública que el Ejecutivo del Estado y las fuerzas políticas representadas en la Cámara de Diputados aparten sus manos del Instituto Electoral, respeten su autonomía y contribuyan a que funcione con independencia como garante de la voluntad de los ciudadanos, sea cual sea. Y del nuevo Consejo General se esperaría, por supuesto, un carácter firme para encarnar la defensa de los principios rectores de la materia electoral, incluyendo el de equidad, que por fortuna continúa en nuestra Constitución.

Ciudad de Querétaro, diciembre 4, 2010










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

9 Comentarios en “ Señales preocupantes. Elección de consejeros, segundo acto”

  1. Julio Figueroa dice:

    IEQ, PREOCUPANTE

    Me sumo a las preocupaciones y a la voz de alerta del sociólogo y actual consejero del Instituto Electoral de Querétaro, Efraín Mendoza Zaragoza; los signos ominosos flotan en el aire desde septiembre pasado y no se han disipado.
    –¿Qué se busca al ponerle al nuevo Consejo General la sombra de la sospecha y el riesgo de que sus actos sean combatidos por carecer de legitimidad de origen? ¿A quién le conviene que las cosas se arreglen en los tribunales?
    –Es delicadamente perturbador que el órgano responsable de inspirar confianza en las elecciones nazca con una deficiencia jurídica y política de esta naturaleza.
    –Hay signos ominosos en el ambiente. (…) ¿Qué sigue? ¿Fomentar en la opinión pública la imagen de un IEQ que es foco de conflictos? Nada más alejado de la realidad…
    C. José Calzada Rovirosa: como jefe de la institución de instituciones, el Estado queretano, respetuosa y ciudadanamente le solicito que entre todos (funcionarios, fuerzas políticas y ciudadanos todos) cuidemos a nuestras jóvenes instituciones democráticas como el IEQ. Por el bien de nuestra púber democracia. Muestre altura, no perqueñez, señor gobernador.
    Atentamente.
    Julio Figueroa.
    Qro. Qro., lunes 6-Dic-2010.

  2. Edmundo Gonzalez Llaca dice:

    Muy bien Efraín, tu diagnóstico es claro:¡Peor imposible¡ ¿Dónde estás Garrido? Su actos de autoritarismo eran, Olivares Santana dixit, más aseados que los de este gobierno. Si a la mejor cocinera se le va un jitomate entero,no es posible que al peor político de esta nueva camada de priístas no sepa operaciones aritméticas elementales. No saber que los votos que se requerían para legalizar el atropello eran 17, es soberbia, ignoracia o simplemente estupidez.¿Quién o quiénes son los responsables de esta pifia monumental? ¿Los diputados priístas, el Presidente del PRI, el Secretario de Gobierno? Para mí, todos juntos. Los gobiernos autoritarios tienen el germen de su propia destrucción en sus prácticas, como no admiten la crítica, pues la autocrítica menos. Nadie fue capaz de alertar sobre la metida de pata y todos la tuvieron delante de sus ojos incondicionales. El papel más dramático corre a cargo de los consejeros beneficiados: si aceptan dejan de ser confiables para la sociedad, si rechazan la designación, dejan de ser confiables para la mano negra que manipuló. El Gobernador debe meditar largamente, ya no solamente en no avalar la torpeza, lo que parece obvio, debe reflexionar sobre el equipo que lo rodea, ¡ay nanita! No únicamente es maleta, sino que tiene más mala suerte que Romano y el Cruz Azul. Felicidades Efraín. Una súplica, no quites el dedo del renglón del tema. Un saludo con admiración y respeto. Edmundo.

  3. Joaquin dice:

    Y como es que dicen que las dos terceras partes son 17, habrá que regresar a la escuela a todos estos palabreros que andan deambulando (Efraín y ese otro que se encuera), obviamente a aquellos diputados del PAN (que dicho sea de paso, por algo llegaron a ser diputados), si PITÁGORAS (ese si que era un maestro y no como ustedes) no miente 25 DIPUTADOS * 2/3 (o lo que llaman en términos mundanos, infrahumanos y terrenales: “las dos terceras partes”) es igual a 16.666666667, segun esta teoría básica 16.67 diputados deberían haber estado deacuerdo con esta designación, pero obviamente (aunque así parece) ningún diputado del PAN vale 0.66, sin embargo, las leyes nos indican que deberá tomarse en cuenta siempre el número que mejor se exprese (para este caso el 16) y como hubo 15 diputados mas un guey del PAN que al presentarse y votar nulo se sumó a la mayoría, pues que creen….¡Que ya se chingaron!

  4. Molinillo dice:

    El compañero Joaquín (con todo respeto) es un ignorante. La constitución dice que deben ser elegidos CON LA APROBACION DE LAS DOS TERCERAS PARTES y hay jurisprudencia que son 17 PARA QUE SEAN DOS TERCERAS PARTES, NO 16.
    Pudieron presentarse 16 y no es motivo para aprobación de los nuevos consejeros. Además que ante la abstención, no es aprobación.
    INFORMATE ANTES DE OPINAR, HIJO DEL GANSITO Y DEL MOROCO DE HIRAM RUBIO.

  5. Alfredo R dice:

    El PRI sigue buscando una excusa para enmendar su error y sacar adelante la elección inconstitucional, pero el panorama es muy desalentador para los tricolores, ya que si las autoridades federales actúan conforme a la ley, es claro que la elección debe ser repuesta. Ni siquiera hubo elección, porque nunca se cumplieron los requisitos mínimos para validarla. Todo fue una simulación que no tiene sustento. Yo me pregunto, qué candidato seleccionado por el PRI se animará a tomar protesta del IEQ el próximo 15 de diciembre, estando consciente que el proceso no tiene legitimidad y que además estarán cometiendo un delito al aceptar el cargo. Me parece que lo más sensato para el PRI y los partidos que llevaron a cabo la elección fuera de la ley, es reconocer su error y reorganizar el proceso, presentando reglas claras de selección y una negociación abierta con todos los partidos. En cuanto al comentario del señor Joaquín, es cierto que las dos terceras partes de 25 son 16.66, pero el redondeo de la cifra sería de 17, no de 16, de acuerdo con el doctor en derecho, Agustín Alcocer. Habrá que conocer el desenlace, pero huele a fracaso priista, debido principalmente a la falta de previsión y horizonte.

  6. gONZALO dice:

    Hay que pedirle a Joaquín que de clases de matemáticas simples, porque acaba de descubrir la teoría de las aproximaciones, pero al revés.

    Supuestamente el 0.67 tiende a la unidad y no a cero como él lo propone.

    Quizá en esto de ya se chingaron, también se ensartó él.

  7. LAURA ESTHER LIRA dice:

    A QUE JOAQUIN LO MALO ES QUE DE PASADITA SE PASARON A PERJUDICAR A TI A TU FAMILIA Y A TODOS LOS CIUDADANOS QUE VOTAN EN QUERETARO PORQUE,CUALQUIER PARACTICA ANTIDEMOCRATICA , DUDOSA,O DICTATORIAL ATENTA CONTRA LA EVOLUCION DE ESTA APENAS NACIENTE DEMOCRACIA QUE QUIERE CRECER Y NO PUEDE POR EL AUTORITARISMO ,LA AMBICION Y LA DESHONESTIDAD DE POLITIQUILLOS SIN PRINCIPIOS ETICOS ,DE SOLIDARIDAD CIUDADANA, SIN CONCIENCIA SOCIAL ,YPOR LO QUE SE VE CON UNA BESTIAL AMBICION DE PODER Y DE DINERO PARA SUS CUENTAS BANCARIAS PERSONALES,EN FIN BASURA Y SOLO BASURA TIENEN EN SU CEREBRO.

  8. Agustín Escobar dice:

    Ya tenemos un presidente de la república espurio y no ha pasado nada (es un decir porque ya tenemos 30 mil muertos, más pobreza, más aumentos a la gasolina, más…
    ¿Alguien recuerda la manera en que Calderón asaltó el poder? Recibió varias ayudas, a saber: Hildebrando, Fox, la Suprema Corta y los PRIÍSTAS, todos ellos “honorables” actores sociales que en más de una ocasión han confesado su participación para que el Felipe se hiciera del poder.
    Ergo ¿Qué significan unos cuantos consejeros electorales espurios en este maremagnum de ilegalalidades?
    Panistas y priístas se rasgan las vestiduras y chillan como plañideras, cuando ambos tres son parte del mismo veneno que corrompe y degrada la vida democrática de nuestra sociedad.
    Hace un poco más de una década la sociedad argentina repudió a los malos políticos, de tal suerte que ninguno de ellos tenía cara para salir a la calle.
    ¿Nosotros cuándo?, se dice que la sociedad mexicana tiene sangre de atole.

  9. Leslie Dolejal dice:

    Coincido con todos los numerologos del rumbo: 2/3 es una progresion infinita que se acerca indefinidamente a la unidad, o dicho de otro modo, lo mas cercano de lo que esta serie infinita puede estar, es del numero uno, por su progresion. Cualquiera que diga lo contrario, incluyendo a Pitagoras, esta equivocado. Leslie Dixit. Y si no, haganlo a mano, pero ocupense de cosas serias, por favor, que ya la manita esta cansada.

Envía tu comentario