Semana de tensiones y agresiones

|




 elecciones-en-mexico

Empezamos la semana con la quema de material electoral en Oaxaca, así como el paro “delincuencial” del grupo político de la CNTE en ese mismo Estado, como inicio real del pretendido “boicot” a la jornada electoral del domingo próximo; también el ITO (Instituto Tecnológico de Oaxaca), dejando sin clases a más de millón y medio de alumnos. Son actividades de violencia acordadas en Asamblea Plenaria de “profesores”; vamos, personal burocrático que vive del presupuesto público, quienes por medio de actos violentos impedirán que la población en edad de votar acuda el día 7 de junio a ejercer su derecho constitucional. Y Chuayfet anuncia la detención de los exámenes a maestros como para calmar los nervios, y confirma que ganan terreno los delincuentes.

Entretanto el “discriminador” de Lorenzo Córdova, Presidente del Consejo General del INE, sin dale mayor importancia al asunto, comenta que podrían ser apenas 30 casillas las que no se instalen el día de la jornada electoral, precisamente en los Estados de Oaxaca, Guerrero y Michoacán. Total, que serán apenas 22 mil 500 electores que no podrán votar, de los más de 83 millones de empadronados.

Después de Oaxaca, seguramente vendrán los otros “grupúsculos de pendencieros” que igualmente cobran del presupuesto público en Michoacán y Guerrero. No será solo Oaxaca el conflictivo. Lo grave del asunto por la falta de inseguridad que se observa en todo este negro panorama, que las autoridades responsables de la seguridad en esos Estados, pareciera que están literalmente “maniatados”. Ni municipales, ni estatales hacen su trabajo; tampoco las federales. Los delincuentes actúan con total impunidad.

Desde hace meses vienen envalentonados esos belicosos. Han robado tráileres, camiones, camionetas, hasta una pipa llena de gasolina y todas las unidades objeto de robos están almacenados en los patios de la Escuela Normal de Ayotzinapa. Nada pasa, nadie actúa, nadie logra o quiere poner orden ante el pretexto de respetar las libertades de manifestación y expresión. No quieren exponerse al repudio internacional y se califique al gobierno de represor; hay grupos bien orquestados, incrustados en organismos de Derechos Humanos para que los defiendan o revistas como Proceso que todo acto delictivo lo aplaude y al gobierno lo critica.

Mientras toda esta tensión se cierne en estos Estados, el TEPJF, por medio de su presidente informa que los 10 partidos políticos han violentado la normatividad electoral, desde la Constitución hasta los reglamentos, habiendo aumentado en un 820% el número de juicios en las Salas Electorales, traducidos en 14,566 expedientes. Así están las cosas hasta ahora, de ahí que sea no solo indispensable, sino urgente que las autoridades en materia de seguridad y administración de justicia, trabajen y garanticen la paz durante toda esta semana y días posteriores, cuando califiquen elecciones y asignen representaciones proporcionales. Nadie está aislado, todos somos México; la población de esos Estados también merece vivir en tranquilidad.

Héctor Parra Rodríguez | 2 de junio de 2015

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario