Se soltaron los demonios

|




 jose_antonio_meade

“Los demonios” andan sueltos propiciando confusión en las redes sociales al dar como cierto el hecho que varios priistas aspirantes a cargos de elección popular se registrarían el pasado fin de semana como precandidatos a distintas posiciones. Teléfonos celulares y de oficinas no cesaban de sonar. Preguntando ¿Es cierto el madruguete? Quienes fueron promovidos abierta y cínicamente por las redes sociales, se sabe, integran parte del cerrado grupo calzadista. La sorpresa y molestia fue enorme para la mayoría de los priistas.

No se podía creer que sin convocatoria y a unos cuantos días de la visita de Pepe Meade a Querétaro -precandidato a la Presidencia de la República- cometieran tremendo “agandalle” los calzadistas, Meade vendrá acompañado de la “plana mayor del PRI”, por ello resultaba inconcebible entender un movimiento tan burdo. Dieron el golpe mediático; el rumor del “agandalle” se desbordó. Al paso de las horas y habiéndose aclarado que el “apresurado” se fue con la finta –o así lo planearon- y todo quedó en un “borregazo” –dicen- del pequeño grupo calzadista que insiste en quedarse con todas las candidaturas locales.

Los tiempos de las precampañas –para las candidaturas locales acorde con el INE- literalmente están encima, pero en tiempo; el fin de semana los consejeros priistas apoyaron el documento del convenio de coalición que, como es tradición, se fue “planchadito”; fue leído para la aprobación del Consejo Político. Pero, en política todo es posible y las sorpresas no dejan de ser el saborizante en la disputa por las candidaturas que son entregadas solo a unos cuantos. Sin embargo, no les es viable alterar las etapas procesales legales y acordadas, de ahí que no podían hablar de los “destapados”, si no había el convenio de coalición local; no sabían en donde habría candidaturas coaligadas electoralmente. Fue hasta el viernes desvelaron el telón, dando a conocer en cuántos y en qué distritos electorales locales y municipios el PRI iría en alianza e irá acompañado de su veleidoso e inseparable Verde Ecologista. Por ejemplo, el Municipio de Corregidora, será encabezado por un militante verde-ecologista ¿Sabe quién? El eterno aspirante: “Astutillo”.

Tal cual trazaron su ruta política los promotores del “agandalle”, hubiera resultaba una tremenda torpeza “lanzar” a los precandidatos en la víspera de la visita de Pepe Meade, hubieran provocado el ensanchamiento de las divisiones internas –como de seguro así será una vez que se den a conocer los nombres de los precandidatos si no logran los consensos-. La desesperación e imprudencia les ganó a los imberbes que todo les dieron y quieren seguir recibiendo sin mayores méritos; ahora dicen que todo se debió a uno de los miembros del reducido grupo, quien sin autorización lanzó en redes sociales varios nombres de los aspirantes, como los seguros precandidatos que serían registrados el mismo fin de semana. Pero no, lo y los tranquilizaron. Uno de los hombres de Pepe Meade, José Ramón Martel López, que ha logrado una enorme red de “chat” en Querétaro, denominado “amigos de Pepe Meade”, ciudadanos a favor del precandidato; Martel tomó nota del desafortunado evento; sabe de quienes se trata. Así las cosas, no fue para menos, de ahí que la sorpresa y molestia de muchos priistas estuvo mayúscula. No era de creerse semejante abuso –más-. El reducido grupo de los calzadistas, fueron traicionados por los nervios, el ansia por los destapes los evidenció –una vez más-; ellos esperan la candidatura de Pepe Calzada a la senaduría quien, dicen, sería abiertamente la cabeza para continuar con la extensión del proyecto político por otros 3 años más; que sumados a los 6 de su mandato y otros 3 de este gobierno, pretenden cumplir 12 años continuos, sin interrupción.

Sin embargo, ese fallido proyecto no lo quiere la mayoría del priismo queretano, dado que no es abrazado por la mayoría de la militancia; se trata, dicen, de la prolongación de un proyecto político fracasado, acostumbrado a perder electoralmente las posiciones de mayoría relativa y quedarse con las de representación proporcional; excepción de cuando logran unir a las distintas fuerzas por medio de la repartición equitativa de candidaturas para los diversos grupos de militantes en el Estado, tal y como se sucediera en la elección en que ganó José Calzada. Pero ¡La incertidumbre subsiste! Los priistas esperan que con la visita de Meade a Querétaro, logren serenar los ánimos, para lo cual se necesita un mediador que de mayor certidumbre a los trabajos político electorales; y esa autoridad no la tiene Juan José Ruiz Rodríguez, el dirigente estatal, por el contrario, él es un factor de división, aseguran los priistas. De ahí que más de alguno asegure que los días de JJ Ruiz, al frente del PRI, están contados. Sin embargo, otro grupo de priistas afirma que JJ a pesar de la gran cantidad de desaciertos que ha tenido en su dirigencia, seguirá al frente del CDE, dada la tibieza que le caracteriza a Enrique Ochoa reza, a quien tuvieron que ponerle dos grandes pilares en la campaña, para evitar que se derrumbe; pilares que conforman Nuño y Ávila.

Después del susto, los demonios que andaban sueltos se escondieron. Ahora lo importante es atender al 100% la visita del precandidato Meade a Querétaro, quien por no ser militante priista, los eventos políticos a los que concurra deberán estar preñados si bien de militantes –por ser precampaña interna- también de ciudadanos queretanos sin partido, así como de aquellos militantes de otros partidos que simpatizan con su precandidatura y rechazan tanto a Amlo como al detractor de Ricardo Anaya, quien al paso que va, terminará con su propia precandidatura; y es que, todo indica que resultó mejor músico que aspirante a la candidatura, según se aprecia en sus promocionales, le preocupa más armar su “banda” que conseguir firmemente la candidatura. Ya lo dijo un aspirante panista: deben elegir a los candidatos por su trayectoria y no por afectos ¿A quién se refirió Marcos Aguilar Vega? ¡También andan sueltos los demonios panistas!

Héctor Parra Rodríguez










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario