Regaña el TEPJF a la Barrales

|




alejandra_barrales_PRD

La Sala Superior del TEPJF, una vez más determinó y exigió a la que pretende cambiar México, Alejandra Barrales, que decida ¿El senado o la dirigencia del PRD? No puede ostentar ambos cargos a la vez. Eso fue lo que decidió la Sala, una vez que uno de los militantes perredistas impugnara la irregularidad en que incurren la dirigente nacional del PRD, sí, la mujer que diariamente insiste en las redes sociales que México debe cambiar y ellos harán el cambio por medio de su Frente Ciudadano por México. La incongruencia a flor de piel.

Todos saben que Alejandra Barrales va en busca de la candidatura por la CDMX, no solo por medio del PRD, también con el respaldo del PAN y MC, sin embargo las cosas no les han salido como esperaban y el método para seleccionar a los candidatos no lo han podido consensar; el tiempo se les ha venido encima y ahora no solo la militancia el PAN y PRD exige claridad y definición en la repartición de las candidaturas, ahora el TEPJF, exigen definiciones, no se puede jugar con dos “cachuchas”, tal y como lo ha venido haciendo Alejandra Barrales, quien desempeña el cargo de senadora cada vez que le place y otras deja el cargo, a cargo de otra mujer indefinida que se mueve entre las aguas de Morena e independiente, sin perder oportunidad de figurar en los cuadros inconformes en contra del sistema que pretenden cambiar, pero del cual viven placenteramente, se trata de la señora Martha Tagle, aquella que se molesta cuando se describe su actuar en política y es que, después de haber explotado la membresía de las siglas de otros partidos, ahora se declara totalmente apartidista y ciudadana, se sube a la “ola” de la exigencia ciudadana, por aquello del hartazgo ciudadano en contra de los partidos políticos.

Otra acción más que acrecienta el nerviosismo de los frentistas que, al paso de los días, pareciera que les esfuman las pretensiones de formar un frente, que nunca ha sido ciudadano y mucho menos lucha por México; el ejemplo de Barrales confirma que su lucha es por ellos y para ellos, al grado tal que la Sala Superior tuvo que reprenderla y exigirle se decida por uno de dos cargos que ostenta, el de senadora y dirigente nacional del PRD, quien en ocasiones cobra salario por los dos cargos, salario que emana del presupuesto público. Para ella no aplica el salario universal que propone Ricardo Anaya, su aliado frentista, quien también tiene ingresos públicos al cobrar su salario de las prerrogativas que emanan del erario. El doble discurso en evidente exhibición que no concuerda con lo que proponen: cambiar el sistema corrupto. Ah, pero ellos sí saben gobernar, según sus proclamas.

En las filas del PRI, todo parece transcurrir en calma, algunos advertían tormentas con Miguel Ángel Osorio Chong, por no haber sido él, el abanderado del PRI; sin embargo, en la reunión que este día llevaron a cabo Osorio y Meade, todo quedó en evidente tranquilidad y los que auguraban un rompimiento entre el político y su partido, esperando juego sucio, se quedaron con las ganas, pasmados. Como en sus mejores tiempos, el PRI actuará con toda su maquinaria, no habrá “Tucom” –Todos contra Meade- ni nada que se le parezca. Se sabe que habrán ajustes en algunos Estados en donde las dirigencias quedaron “chicas”, pretendiendo “agandallarse” las candidaturas, sin importarles la unidad en pro del candidato a la Presidencia de la República, van en busca de las candidaturas independientemente de la impopularidad de aquellos que ya se dicen candidatos al contar con el aval de algún personaje que se codea con el Presidente de la República. Uno de estos ejemplos es el mismo Querétaro, en donde el dirigente estatal Juan José Ruiz Rodríguez, no atina a decir una sola palabra en apoyo del aspirante a la candidatura, quedó pasmado, nada en favor de José Antonio Meade Kuribreña; ese grupo esperaba otro candidato, de ahí la sorpresa. Y tanto para el PRI como para cualquier otro partido político, la unidad es fundamental para aspirar a obtener triunfos en las elecciones de julio próximo; JJ, sin embargo, se ha empeñado en dividir a los priistas y así es imposible alcanzar victorias en las urnas, la lista de aquellos que han dejado las filas del PRI ha crecido y poco le ha importado a la dirigencia y sus allegados quienes se preocupan por conservar las migajas y no las sueltan. Dicen los que saben que responden a compromisos que los obligan a permanecer estáticos y en silencio ¿Será?

¿Qué pasa en Morena? Amlo, es el dueño de los animales de la granja, si bien ha dividido a los cuadrúpedos -como en el caso de Ricardo Monreal-, poco le importan al dirigente nacional quien como en otros sexenios, solo le interesa seguir en campaña y no busca ganar, sabe que no puede ganar la elección presidencial, al menos eso ha demostrado; por ello poco le importan las críticas y que en un par de días vaya de bajada en las encuestas ahora que se ha cristalizado uno de sus contrincantes: Mead. Las opiniones seguirán debilitándose con mayor rapidez en su favor, sobre todo ahora que emerjan los demás contendientes; ya no estará solo en la contienda. Todo indica que el “Presidente Legítimo” volverá a perder en las próximas elecciones. Así están las cosas hasta ahora, Alejandra Barrales, deberá dejar la dirección nacional de su partido, no logra la candidatura de la CDMX, a pesar de su fragorosa campaña por cambiar México ¿Así como lo pretende cambiar?

Héctor Parra Rodríguez

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario