Quítate tú para ponerme yo

|




miguel barbosa_foto

En México y en el mundo los partidos políticos están en crisis, la antigua concepción de partido político, como organizaciones de ciudadanos que se reúnen bajo una ideología con el propósito de conservar o ganar el poder, ha sido enterrada. Los partidos han sido los primeros verdugos de las ideologías, las han desdibujado a tal punto que ya nadie sabe cuál es su agenda electoral. Un ejemplo de ese deterioro es el senador del PRD, Miguel Barbosa, líder de los senadores perredistas en el Senado, ha declarado que deja de apoyar a Miguel Mancera y ahora apoya a López Obrador, pero aclara: no deja su partido. De esta forma cualquiera puede estar en un partido y apoyar al candidato de otro partido, pero con una ventaja, sin salirse del partido al que pertenece. La desvergüenza. La lucha partidista no es lucha para imponer una plataforma electoral, es pugna entre personalidades, que se reduce a quítate tú para ponerme yo.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario