QUERÉTARO, UN ESTADO SIN LEY PARA LOS MIGRANTES.

|




 

De acuerdo al Banco de México (Banxico), en 2018, México recibió por concepto de remesas 33 mil 480 millones de dólares, lo que representó un incremento del 10.53 por ciento respecto al año anterior y, de esa cantidad Querétaro recibió 660.2 millones de dólares, lo que significó a nivel local un incremento del 10.8 por ciento respecto a 2017. Convertidos a pesos, tomando como referencia el tipo de cambio a 20 pesos, los migrantes queretanos en Estados Unidos enviaron 13 mil millones de pesos, cantidad que equivale al 32.5 por ciento del presupuesto de egresos del estado de Querétaro del mismo año.

Actualmente, la principal fuente de divisas a nuestro país es la generada por la industria automotriz, en segundo sitio se encuentran las remesas familiares de los migrantes y después las del turismo y el petróleo.

El Anuario de Migración y Remesas 2018, de BBVA Bancomer, señala que cerca de 23 mil viviendas de Querétaro, el equivalente al 4.3 por ciento de nuestra entidad, recibieron remesas durante 2017, una vez al mes, siendo empleadas en primer lugar para alimentación, vestido y salud; después siguen los pagos de deudas, educación, adquisición de enseres domésticos, viviendas y terrenos.

Sin embargo, a pesar de las grandes cantidades de dólares que nuestros paisanos de Estados Unidos ingresan, en comparación con otras entidades, los migrantes están en el abandono. Sin los dólares que éstos envían a nuestra entidad, existiría mayor cantidad de personas en pobreza y pobreza extrema. Para darnos una idea del aporte que los migrantes queretanos en Estados Unidos realizan a nuestra entidad, con los 13 mil millones alcanzaría para el presupuesto de la UAQ durante seis años y medio.

En la LVII Legislatura (2012-2015), los diputados aprobaron una iniciativa, sin embargo, el gobernador Calzada la vetó y la regresó al Congreso; después, en la LVIII Legislatura (2015-2018) la iniciativa de ley del diputado perredista Carlos Sánchez fue votada por unanimidad en el pleno, sin embargo, el gobernador Francisco Domínguez Servién no la publicó en el periódico oficial de Querétaro, por lo que los gobernadores, tanto del PRI, como del PAN, se han convertido en un infranqueable muro, peor que el impulsado por el presidente Trump en la frontera norte.

El gobierno de Querétaro únicamente cuenta con una Oficina Estatal de Atención al Migrante que se encarga de realizar trámites para búsqueda y localización de personas, repatriación de cuerpos y temas de deportación. El problema es que la mayoría de los migrantes ignora su ubicación y, al estar en la ciudad capital, queda muy distante, además del desconocimiento de su ubicación, de los migrantes del Semidesierto y de la Sierra Gorda.

También habría que señalar que algunos municipios cuentan con Oficinas de Atención al Migrante, sin embargo, dependiendo de la administración, le da continuidad a la misma o bien la cancela.

En las entidades arriba señaladas, además de la Ley de Atención al Migrante, existen institutos e, incluso secretarías, que velan por los problemas que enfrenta este sector de la población, por ejemplo, Guanajuato cuenta con la Secretaría del Migrante y Enlace Internacional con seis programas de atención.

Si en Querétaro existiera un instituto o secretaría de atención a los migrantes, conjuntaría los esfuerzos que desde hace décadas realizan organizaciones de la sociedad civil que han brindado atención a los migrantes queretanos y centroamericanos en tránsito, así como las oficinas municipales y la estatal existentes.

 

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario