¿Querétaro inseguro?

|




 asaltos-en-mexico

Los diputados queretanos aprobaron reformas al Código Urbano, que permitirán construir casetas de vigilancia para controlar el acceso y salida a las colonias o fraccionamientos; la razón que indujo a los legisladores a la reforma fue el reconocimiento del crecimiento de la inseguridad. De acuerdo a lo expuesto por los legisladores, la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) de 2015, no arroja datos municipales pero estima que en la entidad el 56.9% de la población de 18 años y más, considera a la inseguridad como el problema más importante en Querétaro, 3.3 puntos porcentuales más con respecto a la misma estimación de 2014.

Esto se refuerza en todas las encuestas levantadas por la Universidad Autónoma de Querétaro en 2015, en relación con los problemas más importantes percibidos por la población, en los cuales la seguridad ocupa el primer lugar. De tal suerte, este reconocimiento es lo que a diario sufren muchos queretanos que son víctimas de la delincuencia.

Los diputados también argumentaron que, “Según la ENVIPE, la tasa de prevalencia delictiva por cada 100 mil habitantes en el estado es de 31,572, y en la Zona Metropolitana.

Los cinco delitos más frecuentes son:

  1. el robo total o parcial de vehículo (41.93%),
  2. la extorsión (22.92%),
  3. el fraude (12.84%),
  4. el robo en casa habitación (11.73%),
  5. y robo o asalto en calle o transporte público (10.55%).

La tasa de prevalencia delictiva supera a zonas metropolitanas como Toluca con 30,365, y Zacatecas con 32,600, y por debajo de Puebla con 36,442, Guanajuato 43,013, Jalisco, 39,158 y de San Luis Potosí con 38,800. Que si se consideran los resultados de la ENVIPE 2015, se puede observar que la denuncia de delitos se ha incrementado año con año en la entidad.

En 2014 se presentaron 65,015, en 2013 27,975, mientras que en 2012 la cifra fue de 27,197.

Los dos delitos que más se incrementaron en este año fueron el de robo a vehículos y a transeúntes; la violencia en los delitos todavía no es dominante.

En números relativos los delitos denunciados representan el 15.4%, y el 84.5% no son denunciados. Que un componente central en toda estrategia de control del crimen y la violencia es la prevención del delito, atendiendo factores de riesgo presentes en el individuo, en la familia, en los espacios públicos y en la comunidad, para evitar que se traduzcan en actos criminales”. Se impone la necia realidad: la delincuencia nos alcanzó.

Ante el incremento de los delitos, de acuerdo a los legisladores locales, “las bardas” serán la solución a la delincuencia, por eso aprobaron las reformas al Código Urbano, para la construcción de casetas en las colonias; así la prevención quedará en manos de la propia sociedad, de los colonos organizados y solo se podrán construir en los lugares en los que sea posible levantar casetas de vigilancia; claro, bajo previa autorización de la autoridad. En aquellos lugares en los que no se pueda construir casetas de vigilancia, continuarán a merced de la delincuencia. Al menos esta es la conclusión de acuerdo a los razonamientos que sirvieron de fundamento a la reforma.

Héctor Parra Rodríguez

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario