PRI ya tiene candidato para el Estado de México

|




Alfredo_del_Mazo_Maza

Y mientras las tempestades arrecian por las absurdas acciones y declaraciones de Donald Trump en contra de México, con repercusiones que van desde el interior de su propio país, hasta lo más recóndito a nivel internacional, en nuestro país las acciones no se detienen. En el Estado de México, el PRI ya tiene candidato al gobierno del estado. Morena, PAN y PRI, han logrado los consensos necesarios para lograr candidatos a la contienda que tendrá lugar el domingo 4 de junio próximo. Si bien es cierto que apenas iniciarán las precampañas, lo cierto es que estos partidos ya tienen candidatos.

Por parte del PAN, le rogaron tanto a la frustrada Josefina Vázquez Mota, para que aceptara la candidatura. Morena va con la diputada federal con licencia Delfina Gómez Álvarez y el PRI con el diputado federal Alfredo del Mazo Maza, quien guardó su boleto desde hace seis años. Del PRD se espera un declive más en las preferencias electorales, todo indica que volverá a intentar una derrota más con Alejandro Encinas, el eterno aspirante.

PAN y Morena van solos, en tanto el resto de los partidos se arropan en alianza lectoral. Aunque no se descarta la posibilidad de, al paso del tiempo, que el candidato del PRD, decline a favor del PAN y no de Morena, como debiera ser acorde con las ideologías, ideas filosóficas que ya no existen en la praxis política.

El PRI deberá remar contra corriente dados los grandes problemas de gobernabilidad que hoy aquejan tanto a la nación como en el estado de México, entre ellas el incremento a la delincuencia organizada y desorganizada y el molesto “gasolinazo” que ha irritado a la población.

Las estructuras de los partidos políticos serán un factor fundamental para ganar o perder la elección, sin pasar por alto la capacidad económica que sin lugar a dudas la tienen los tres partidos en mención. Los tres partidos cuentan con los recursos económicos que reciben de gobierno, llamados prerrogativas, también el financiamiento legal e ilegal que le inyectan a las campañas, ese dinero que llega de “filantrópicos políticos y empresarios”, aquel que no se registra, no se contabiliza, pero sí se siente.

Ahí está abiertamente Esteban Moctezuma Barragán, quien fuera Secretario de Gobernación con Ernesto Zedillo Ponce de León y que despidieran por inepto; desde entonces no volvió a incursionar abiertamente en política, se sabía de sus tendencias en pro de la izquierda, pero se negaba a reconocerlo; prefirió el disfraz de empresario bajo el amparo de Salinas Pliego, ahí hay mucho dinero. Esteban Moctezuma recién reconoció que apoyará a López Obrador, entiéndase a Morena; y como este hay otros empresarios y empresas como la revista política de Proceso o periódicos como La Jornada, que también apoyan a López Obrador en su intento por llegar a la Presidencia de la República, medios de comunicación que juegan abiertamente a la política.

La familia del Mazo, por supuesto con sus aliados millonarios tienen dinero para engordar la campaña en influir en muchas voluntades. El PAN no se diga, tiene varios gobiernos de los Estados que nutren de recursos a sus partidos para las contiendas electorales; hacen sus “puerquitos” para apoyar a sus candidatos, que en el caso será Josefina Vázquez.

El PAN, espera el mismo resultado que en las elecciones del 2016, en las que ganó más gubernaturas de las esperadas por el hartazgo de la población de los de los gobiernos priistas de los Estados de Veracruz, Quintana Roo, Zacatecas y más, el voto fue de abierto castigo al PRI; el PAN ganó las elecciones no tanto porque sus candidatos hayan sido los mejores o sus campañas un éxito; no, fue el hartazgo el que hizo perder al PRI, por tanta corrupción e impunidad, por eso ganó al PAN, aunque Ricardo Anaya Cortés, dirigente nacional del PAN, hace creer que todo se debió a su campaña personal que realizó en los medios de comunicación masiva, vende esa idea; por eso les ha hecho creer que merece ser el candidato a la Presidencia de la República, en la elección del 2018.

Así las cosas, el resultado del próximo 4 de junio, será algo verdaderamente sorprendente para quien obtenga el triunfo, así sea el mismo PRI, quién en estos momentos se aprecia como un claro perdedor por ese hartazgo ciudadano que comentamos hizo perder a los candidatos del PRI en otros estados; el PAN y Morena, “cacharán” los votos de la inconformidad, cualquiera de ellos puede ganar también. Reitero, también mucho dependerá del trabajo que realicen las estructuras de los partidos, ahí también descansa, en gran medida, el triunfo o la derrota, soportada por las “carretilladas” de dinero que circulen para convencer muchas voluntades.

Héctor Parra Rodríguez

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario