¿Por quién votar este 1 de julio?

|




 voto_secreto

Después de haberse reunido por primera vez los 7, sí, 7 aspirantes a la Presidencia Municipal de Querétaro, seguramente la mayoría de aquellos que irán a votar el próximo 1° de julio, no saben por quién emitir el sufragio; entre los que sí están decididos, que son los menos y ninguno tendría seguro el triunfo con esos votos;

 son aquellos militantes de partidos políticos o los desleales que dejaron las filas de su instituto para incorporarse a la campaña de otro debido a que, las dirigencias de esos partidos acapararon todo –hasta las de intendencia-, pero no son militantes del partido que arropa al aspirante; excepción hecha de quien pretende gobernar por la vía independiente, a ese lo siguen de todos lados.

Es la primera vez que, en el Municipio de Querétaro, se registran 7 fórmulas para ayuntamiento; y en el Marqués fueron 8. De ahí que la mayoría del electorado no sabe por quién votará ese día. Y las campañas –y uno que otro candidato- grises, tan grises que nadie o casi nadie conoce a los candidatos, mucho menos sus “ofertas” de campaña. Muchos me preguntan por los pretensos y sugerencias de, por quién votar, dada la ignorancia que tienen de la trayectoria de los candidatos. Los nombres de los candidatos que más conocen, son los del PRI, PAN y Encuentro Social, este último apenas lo identifican por haber sido portero de un equipo de futbol, eso es todo.

Quienes tuvieron la oportunidad -los menos- de ver y escuchar a los registrados para la competencia, precisamente la semana pasada, -día del debate- dicen haber quedado igual. Siempre las ocurrencias de los que quieren gobernar y terminan por hacer lo que les viene en gana, como lo hiciera Marcos Aguilar Vega, que gobernó en contra de la voluntad de la mayoría de los capitalinos y amenaza con regresar a seguir haciendo de las suyas los últimos días del trienio para el que fuera electo; esa amenaza le afecta en las simpatías al candidato del PAN, Luis Bernardo Nava Guerrero. Ahora, lucha contra corriente para revertir la pésima imagen que deja Marcos Aguilar. El exportero, sin gente de apoyo, por ser queretano de reciente adquisición ya se rodea de expriistas y expanistas. La aventura política. Francisco Pérez, de familia queretana respetada, hace su mejor esfuerzo para dejar atrás el mal prestigio de la dirigencia priista y sus secuaces. Luis Gabriel Osejo, candidato independiente que lucha contra corriente; sería una odisea su triunfo. Los demás poco o totalmente desconocidos.

Todos prometen resolver el problema de la inseguridad que sigue galopante en nuestra ciudad, apenas hace poco tranquila y armoniosa capital para vivir sin problemas de inseguridad. El robo por aquí, el homicidio por allá; los rumores del “cobro del derecho de piso” cada vez son más comunes y eso significa delincuencia organizada. Marcos Aguilar se olvidó de esta obligación de la autoridad municipal; prefirió dedicar el mayor tiempo a la recolección de ingresos o como lo dijeran los restauranteros, a “ahogarlos” con tantos trámites con la finalidad de obtener más recursos; a quitar placas en la zona centro o a detener a los alcoholizados que tripulan vehículos de motor para cobrarles grandes multas; que decir de los negocios por la recolección de la basura, las ciclovías mal hechas o la renta de bicicletas; la actual administración municipal convertida en empresa dedicada al lucro. Por ello la inseguridad creció alarmantemente, así lo registran las estadísticas. Este es uno de los problemas más sentidos que deberán resolver las autoridades que sean electas y no podrán hacerlo si de ocurrencias se trata.

Otro de los problemas que se descuidaron es el de la movilidad, hecha trizas por la administración de Marcos Aguilar; cada día es más complicado transitar por cualquier medio, sea bicicleta, motocicleta, autobús urbano, taxi o auto particular. Incluso la rectora de la UAQ, también ha demandado la solución a este grave problema que, en lugar de resolverse, tiende a agravarse por la desatención; los semáforos inteligentes no ayudaron ni resolvieron el problema de regular y ordenar el tránsito; no, por el contrario, lo agudizaron; donde no había problemas de movilidad, ahora los hay por culpa de esos semáforos; en muy pocos lugares han ayudado, dicen, no todo es malo. Y las ciclovías que vinieron a reducir los espacios de rodamiento al seguir dejando espacios de estacionamiento en la vía pública, literalmente a mitad de calle, mientras que las bicicletas no se ven por ningún lado, excepciones esporádicas rompen la regla. Las calles de la ciudad no fueron construidas para convivir de manera conjunta los espacios de estacionamiento, ciclovías y rodamiento. La pretendida nueva cultura de movilidad ha venido a generar problemas que antes no existían a los capitalinos y visitantes. Este es otro problema que habrá de atender la próxima autoridad municipal, problema en el que todos los que aquí cohabitamos debemos resolver bajo una buena dirección de las autoridades que escuchen las propuestas ciudadanas; la rectora también observa y demanda solución al grave problema.

La escéptica sociedad queretana ya no cree en los políticos, sin embargo, gran parte de ella acudirá a votar el 1° de julio. Por eso los aspirantes se disputan las simpatías del electorado. El voto se pulverizará con la presencia de 7 candidatos y todos se llevarán sufragios. Quien obtenga el triunfo lo hará con pocos votos, al menos será inferior la cantidad que en las últimas elecciones a pesar de ser más electores. Es por ello indispensable que usted, elector el día de mañana, conozca bien a los candidatos y sus propuestas para que, razonadamente emita su voluntad política en favor de la mejor opción y de aquellos aventureros que solo buscan el beneficio personal y no de los queretanos ¿Quién es quién en la política? Desde el exportero de futbol hasta el candidato independiente; aquellos candidatos que son apoyados por los partidos viejos y los partidos locales ¿Por quién votar? No es tiempo de equivocaciones o de experiencias inocuas. Lo que podemos observar en todos los aspirantes, que olvidan que se elige a una fórmula que conformará el gobierno municipal, pero tampoco se sabe quiénes acompañan a los candidatos a presidentes municipales; como si regidores y síndicos no importaran, cuando que, todos arman y ejercen el gobierno. Ello es una falla y falta de respeto generalizado hacia el electorado ¿Con quién piensan gobernar los incógnitos que van por la presidencia municipal? No se sabe. Cierto, sus nombres están en los registros que obran en poder y se publican por parte del IEEQ, en su página web. Pero ¿Quién los conoce? Nadie.

Están muy tiempo de informarse y votar razonada y reflexivamente el día de la elección por la mejor opción. No se debe votar por aquellos que me caen bien o simplemente en contra de… porque Marcos Aguilar hizo un mal gobierno; o votar en contra de aquellos que dicen, sin prueba alguna, que no apoyarán a los corruptos de siempre. De los 7 que aspiran a presidir el ayuntamiento de Querétaro, no se sabe sean corruptos, aunque la mayoría no tiene ni idea de la buena gobernanza que les ayude a resolver los graves problemas que hoy vivimos los queretanos. Nada de soluciones fáciles, como lo propone Ricardo Anaya, simplemente contratar a los mejores ¿Entonces para qué estarán ellos? O para que los niños sean felices ¡Por favor! O con buenos deseos como lo propone López Obrador, quien afirma que llegando él a la Presidencia todos se portarán bien y ya no habrá delincuencia ¡Inconcebibles propuestas de solución a enormes problemas! El destino de los siguientes años estará en mayor o menor medida en manos de aquellos que elijamos. Por eso la necesidad de estar bien informados y razonar el voto responsablemente. A votar por los mejores, no por aquellos que darán dinero a cambio de no hacer nada, eso es dilapidar el dinero público que tanto se necesita para resolver grandes problemas ¿Ya saben por quién votar?

Héctor Parra Rodríguez

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario