¡Perdón! Pero es la palabra exacta

|




 gasolina

El problema del lenguaje correcto es que a veces no abarca con toda su fuerza y vivacidad lo que se quiere expresar. La primera palabra que se me ocurrió fue malestar, pero me pareció blandengue, tal vez sería mejor indignación, sin embargo la seguí sintiendo tímida, quizás la palabra es ira, siento que me acerco a lo que quiero decir pero no del todo. Busco sinónimos: la furia, la cólera, el arrebato, ninguna me parece lo suficientemente realista para describir el sentimiento. Por fin la encuentro, aunque diría mi abuelita que es propia de un carretonero, pero que me disculpe, la palabra es: encabronamiento social. Y el problema para encontrar la palabra justa es porque la sociedad está como está, no solamente por los graves daños por el alza de la gasolina, sino por la forma en la que se asestó la decisión: en vacaciones; mintiendo, con explicaciones pueriles; con paliativos que son una burla. Disculpas otra vez, pero el pueblo está encabronado.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Un Comentario en “ ¡Perdón! Pero es la palabra exacta”

  1. Mario RE dice:

    Mi querido Don Edmundo: Tienes toda la razón, el encabronamiento proviene no del todo por el “Gasolinazo”, sino por el cúmulo de mentiras y banales “explicaciones” del !”#$%&? hecho,molesta al bolsillo,¡Claro!, pero más, que nos sigan viendo la cara de espirituosos, religiosos y ultraconformistas mexicanos ultra agachados, según Rius…te felicita y abraza…Mario RE.

Envía tu comentario