Pedro Infante, López Obrador, Jorge Negrete, Meade

|




Reformas permiten anclar crecimiento económico de México Haciend

José Antonio Meade en su discurso como precandidato del PRI plantea con claridad que su adversario a vencer en las elecciones es López Obrador. En mi opinión recargó demasiado su mensaje deslizando críticas directas e indirectas al tabasqueño. Dijo: “apostamos por la experiencia y no por la ocurrencia”; “por la preparación no por la improvisación”; “programas y no caprichos”; “instituciones y ley y no profecías”. Está bien responder al maltrato de López Obrador, pero al organizar el núcleo de su discurso en el intercambio de descalificaciones se corre el riesgo de tener una campaña al estilo de Jorge Negrete y Pedro Infante y que los dos se dediquen a un torneo de insultos. El mismo Meade se contradice cuando dice: “Apostamos por el conocimiento y no por el enfrentamiento”. El electorado espera elegir el mejor proyecto de gobierno y no quien demuestre más ingenio en el ejercicio de ofensas personales.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario