EL JICOTE “LÓPEZ OBRADOR Y LA POPULARIDAD” III y último.

06 Dic 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

El Estado abarca cada día más competencias, sólo para poner un ejemplo personal, desde antes de nuestro nacimiento ya estamos regulados y seguimos bajo su marco jurídico después de muertos. Ante un espectro tan absoluto de control de la vida personal y colectiva, todo gobierno tiene necesariamente claroscuros. De acuerdo con las encuestas la opinión pública inclina la balanza del lado positivo a favor del Presidente. No se trata de regatear esta importante legitimación, pero si vale la pena recordar que no es el único elemento de evaluación. El pueblo sabio llevó a la muerte a Sócrates y a Cristo, y aplaudió a Hitler y a Mussolini, más cercano a nuestra experiencia, Lázaro Cárdenas no fue un Presidente muy reconocido por sus contemporáneos y ahora es identificado como el mejor Presidente después de la Revolución. Quienes consideramos que la mejor forma de ayudar al país y al Presidente es destacando los prietitos en el arroz, debemos de reflexionar los motivos de la aprobación mayoritaria a su forma de gobernar. En entrega pasada abordamos los cambios estructurales e históricos que explican tan buena fama pública. Pero hay también otras decisiones francamente populistas, es decir, escenográficas, que despiertan juicios favorables, sin importar lo relativo y hasta lo negativo de la medida. El ejemplo más claro es la venta del avión presidencial, que era una auténtica majadería en un país con más de sesenta millones de pobres, y lo positivo que se recibió la determinación de López Obrador de viajar en líneas comerciales. Lo cierto es que el ahorro no existe ante lo que cuesta la renta del avioncito y, por si fuera poco, las molestias y peligros para quienes tienen la mala fortuna de viajar con el Presidente. En un breve recuento de lo que considero ha ganado la devoción presidencial, podemos señalar: la eliminación de las pensiones a los ex presidentes, todos convertidos en villanos perfectos; la apertura de Los Pinos y la transformación en un Centro Cultural amplios espacios de Chapultepec. De su estilo personal destacan su trabajo intenso y su cercanía con la gente, tanto físicamente, selfis incluidos, como en comunicación directa en las mañaneras. A la gente no le importa si éstas son una farsa donde no existe un auténtico diálogo, su entusiasmo se finca en lo que es una realidad: el Presidente da la cara. También estimula la aprobación presidencial la utilización de una retórica religiosa, concretamente cristiana. El Presidente exuda un lenguaje que la gente siente sincero y amoroso, aunque veces se le chisporrotea y dice que los pobres son como mascotas. Su tolerancia oscila entre encarnar al buen samaritano y luego transmutarse en furibundo inquisidor. Personalmente me pareció digno de aplauso el reconocimiento que hizo de personalidades de izquierda al incluirlos en la Rotonda de los Hombres Ilustres. Me atrevería a ponderar la euforia empalagosa de los morenistas por las encuestas. El gobierno otorga dinero, contante y sonante, dádivas, a cerca de 23 millones de personas. No critico esta forma de compensar los desequilibrios, pero no podemos irnos con la finta y pensar también que el Zócalo fue abarrotado por simpatizantes espontáneos. El amor pagado es dudoso, los apoyos de la clientela y el entusiasmo patrocinado, son igualmente sospechosos.


TRAS LA VERDAD “EL PRESIDENTE Y SUS FALACES COMPROMISOS”

05 Dic 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

El Presidente de la República, dio a conocer el pasado domingo que de sus 100 compromisos, ha cumplido 89 de ellos, le faltan por cumplir 11. En la página oficial de Morena, perdón, del gobierno federal (se presta a confusión por logos y colores: mismo formato) muestran la lista de los compromisos. De los cumplidos no hace falta referirnos a ellos, “ya están cumplidos”, según López Obrador. Sin embargo, valdría mencionar que, dese que ganó las elecciones, el entonces triunfador de la contienda electoral de 2018, se comprometió a cambiar mucho de lo que para él era el origen de la corrupción; a la fecha, no solo no ha cumplido, se caracteriza por ser simple “slogan”, dado ha corrompido más el problema a resolver ¿Cuáles? ¡Patentes! Uno de ellos fue que haría abiertas, públicas las licitaciones, sin embargo no solo no las hace abiertas, las ha eliminado contraviniendo las normas que rigen las licitaciones públicas. De tal suerte que la manipulación mediática del Presidente sigue viento en popa, no solo no cumple, ha empeorado lo que antes, según él, eran focos de corrupción. Ahora no hay licitaciones, son asignaciones directas o si bien les va, licitaciones restringidas, como la de la refinería de Dos Bocas, Tabasco; esa licitación fue restringida a empresas internacionales “honestas y profesionales”. A unos cuantos días de aquella “licitación” surgió información totalmente contraria, son empresas corruptas que fueron investigadas y castigadas; Rocío Nahale, Secretaria de Energía, se deslindó y ya nadie se acuerda de ello ¿Otra de las promesas incumplidas? El Presidente de la República ofreció que ya no habría más deuda pública. Para asegurar la construcción de la refinería, contrató con 3 Bancos internacionales, deuda por varios miles de millones (7 mil millones) de dólares, con la salvedad de que, dijeron, solo “por si acaso”, que no era un préstamo; quedaría la cartera abierta por si México necesitaba dinero. La simple firma ya es compromiso de deuda. Una de las principales características del Presidente López Obrador, es la desinformación, resultó experto en la manipulación mediática, lo que hoy es noticia promovida por el mismo Presidente, al siguiente día deja de serlo al generar otra el propio mandatario; verdades a medias, mucha de la información vertida por Andrés Manuel López, simplemente no es comprobable y ahí queda en el olvido.

¿Austeridad republicana? ¿No más gastos superfluos? El mismo día de la toma de protesta del Presidente de la República, su gobierno gastó poco más de 41 millones de pesos en comidas, hospedajes y transportes ¿Cuál austeridad? Simplemente son selectivos los compromisos y su cumplimiento. Así es el Presidente Andrés Manuel. Nadie lo cuestionó, todos pasaron por alto, se trata de los primeros abusos e incumplimiento de las promesas presidenciales que lucen en el portal del gobierno federal.

Entre otro de los compromisos incumplidos (hasta ahora) del Presidente, es el esclarecimiento de la verdad en los hechos de Ayotzinapa, lugar en donde fueron asesinados 43 normalistas ¿Por qué se compromete el Presidente a cumplir algo que no está dentro de las atribuciones de su gobierno? Simple. Pocos son los observadores y analíticos. La espectacularidad y la manipulación privilegian la verdad, la sentencia jurídica que reza: la autoridad solo está facultada a todo aquello que le autoriza la ley”, para el Presidente no vale ¿Será por desconocimiento jurídico? Tampoco se vale: la ignorancia de la ley no beneficia al infractor su incumplimiento. No puede actuar como cualquier particular, salvo que incurra en abuso de autoridad al ejecutar acciones fuera del marco jurídico. Bien, resulta que la causa penal está en manos de la autoridad judicial y el ministerio público, no depende del gobierno federal ¿Entonces? ¡Las falacias del Presidente! El tema es eminentemente político y de trascendencia mediática, por eso López Obrador, tomó ese asunto como un compromiso de gobierno, a pesar de no estar a su alcance. Lo más grave del asunto. El “responsable” de coadyuvar en las investigaciones del caso, era, sí era, ya no lo es, Alejandro Encinas, personaje acomodaticio que ocupaba una de las subsecretarías en Gobernación, desde ahí operaba políticamente. Resulta que ayer martes 3 de diciembre, le tomaron protesta como nuevo y brillante “consejero del Poder Ejecutivo”, en el Consejo de la Judicatura, órgano del Poder Judicial de la Federación. L siguiente quincena la cobrará como consejero. Encinas, es quien, de forma irresponsable dijo a los padres de familia de los normalistas asesinados, que ya sabían en dónde estaban los “desaparecidos”, que estaban en algún lugar del Estado de Guerrero ¿Será por eso que lo quitaron? Se llevó la “verdad histórica de la 4T”.

El Presidente de la República, burla los compromisos y todos lo pasan por alto ¡Las falacias del Presidente! En este caso, la Fiscalía General de la República, órgano constitucional autónomo, responsable de la investigación, persecución de los delitos y delincuentes ¡Ya no depende de López Obrador! Luego entonces, cómo puede López responsabilizarse y pretender cumplir aquello que no es de su resorte jurídicamente competencial. Parece ser que a nadie le interesa, se trata del Presidente y su palabra es “ley”. Así no se puede cumplir legalmente ningún compromiso, son solo falacias del Presidente de la República, acostumbrado a la difamación, a la desinformación y a la calumnia. Andrés Manuel López Obrador, ha demostrado, probado ser experto en la manipulación. Así los compromisos del Presidente de la Cuarta Transformación, en su primer año de gobierno.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE LÓPEZ OBRADOR Y LA POPULARIDAD II

05 Dic 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | 1 Comentario »

La cruzada contra la corrupción es uno de los cambios estructurales impulsados por el Presidente que apuntalan su popularidad. Hasta el momento no han afectado mayormente las terribles anomalías de su proyecto anticorrupción que despiertan muchas dudas sobre su eficacia y sinceridad. En la entrega pasada, destacamos su angostura ideológica cuando sostiene que la experiencia no es importante y pretende olvidar que la ineptitud es una forma también de corrupción. Todo indica que el Presidente está más preocupado por la lealtad a su persona que por los valores institucionales. También provocan muchas dudas su política a favor de la honestidad cuando el setenta por ciento de los proyectos y las compras de su administración se realizan sin licitación sino por asignación directa. La corrupción es una planta de sombra y las asignaciones directas son su vivero más propicio. También provoca mucha desconfianza su convicción en contra de la corrupción, pues en el sexenio pasado, con el acuerdo de todos los partidos políticos y después de un amplísimo debate, se creó el Sistema Nacional Anticorrupción. La ley correspondiente exige un sinnúmero de cambios legislativos y la creación de otros organismos. Nada se ha hecho, lo que ha propiciado que la lucha contra la corrupción no sea general sino discrecional y selectiva. Por supuesto que ya no se hace mención a los 50 mil millones de pesos que se consideraba se podrían obtener de las ganancias ilícitas, mismas que servirían para los programas sociales. Ni tampoco se recuerda su promesa de que, si la ciudadanía lo pedía, se juzgaría a los ex Presidentes. Todo lo anterior, es necesario reconocer, no ha incitado una disminución sensible en la popularidad presidencial. Otro cambio estructural e histórico que le ha proporcionado grandes simpatías al Ejecutivo es la austeridad. Los lujos y dispendios faraónicos del sexenio anterior, ahora ampliamente difundidos, han enmarcado muy positivamente los ahorros de una austeridad realmente republicana. Lamentablemente la austeridad ha sido llevada a extremos que algunos analistas la han bautizado como “Austericidio”, pues ha afectado a programas sociales importantes, por señalar sólo dos, las guarderías y los centros de cuidado y protección a las mujeres maltratadas. Lamentablemente un claro subejercicio del gasto público se ha pretendido encubrir con la idea de que se trata de ahorro. Esta austeridad tuvo su garrafal excepción en el cambio de la sede de aeropuerto, donde ya se habían gastado 140 mil millones de peso. Otra cuestión que permite que López Obrador mantenga niveles de beneplácito fue el aumento en el salario mínimo, subió más que en los últimos treinta años. Otra decisión que quizá no tiene tanta trascendencia nacional pero que me permití aplaudir en forma entusiasta, fue el cambio de destino de las Islas Marías, de prisión a un centro de investigación ecológica. Le comento a un amigo de Morena, lo lamentable que resulta que el Presidente boicoteé, él mismo, cambios muy importantes, con tantas metidas de pata, me dice: “Es la curva del aprendizaje”. Le comento ¿Curva del aprendizaje? Curvas del aprendizaje, a cada recta política viene la Cuesta China. Yo me río pero a él no le hace ninguna gracia.


TRAS LA VERDAD “LÓPEZ OBRADOR PROMOTOR DEL ENCONO SOCIAL”

03 Dic 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

 

Un día después del enésimo informe del Presidente de la República, en el Zócalo capitalino, en la conferencia “mañanera” de ayer lunes, volvió a la cargada en contra de aquellos que no comulgan con su política de destrucción; descalifico las marchas que en 14 estados de la República Mexicana, llevaron a cabo miles de mexicanos hartos de la violencia y el desmantelamiento del Estado, del debilitamiento de las instituciones constitucionalmente autónomas. A todo aquel que no aplaude las decisiones presidenciales, de inmediato es calificado como conservador, reaccionario, corrupto y demás epítetos con que ha venido calificando a sus detractores desde su toma de posesión. Para después decir que es respetuoso, que respetará las libertades de manifestación y de expresión ¿Respetar? Su obligación es cumplir la Constitución que consagra esos derechos humanos y en su caso brindar protección cuando son vulnerados esos derechos. El Presidente no está para respetar, está para cumplir la Constitución y leyes secundarias. A un año de distancia y de incumplir con muchas de sus promesas, cuando ofreció cumplir un tanto una vez que tuviera el presupuesto en el bolsillo o medio año para dar resultados en el combate a la delincuencia, reducir la violencia, vuelve a darse el mismo, otro año más; así se la llevará cada vez que no cumpla sus promesas, pero antes justifica y echa culpas. El Primer Presidente en la historia que deriva su responsabilidad en terceros que ya no gobiernan; aunque esa política le da resultado y sus seguidores continúan confiando en las promesas; otros más felices por recibir dinero de los programas sociales, muchos más confían en que los medios de producción pasen a manos del “pueblo”. Andrés Manuel López Obrador, utiliza y manipula el concepto “pueblo” para hacer de las suyas, engaña a quienes de buena fe han depositado su confianza en el Presidente, al asegurar que el pueblo manda, el pueblo decide, cuando en realidad quien todo decide es él mismo, sin tomar en consideración al pueblo, bajo su concepción, el pueblo es el mismo López Obrador, él es quien “encarna al pueblo y al poder del Estado”, pero hace creer que las decisiones son del “pueblo”, por ello, ese pueblo se siente feliz, feliz, feliz, pensando que ellos son los que decide, manipulación social perversa; una vez que fue electo López Obrador, él es quien tiene la potestad legal para decidir, vivimos en un régimen representativo y el Presidente, nos guste o no, es quien nos representa, debe cumplir con el mandato constitucional, por eso es una falacia que sea el pueblo quien decide, cuando las decisiones son tomadas por López Obrador de manera unipersonal y no por el pueblo.

Se trata de un juego perverso de la semántica de las palabras, así mantiene su popularidad y el apoyo de ese sector social que se ve beneficiado por sus programas de obsequios monetarios mensuales o bimestrales. Hasta hoy le ha funcionado la siembra del encono social que ha plantado en aquellos mexicanos con mayores necesidades, así como de aquellas sabandijas que se ven beneficiadas con trabajos bien remunerados, ya que no han requerido tener mayor conocimiento en la actividad que desempeñan, no más del 10% del 100 que se requiere para cualquier otro empleo, así lo ha reconocido el mismo Presidente de la República, es su política de contratación.

Aquellos ciudadanos y ciudadanas que se movilizaron en marchas en 14 estados de la República mexicana, incluso los que apoyan a López Obrador, están en contra de la extrema violencia que se ha desatado desde el inicio del gobierno de la 4T; tan solo en el pasado mes de noviembre, se registraron 2,370 homicidios dolosos; el domingo 1º de diciembre, 127 homicidios en el territorio nacional; casi 35 mil homicidios en el primer años de gobierno. Cualquier mexicano sensato debe estar harto de la situación. La economía estancada, el crecimiento del Producto Interno Bruto, en ceros. No hay creación de empleos, no hay inversión privada ni pública. La República va directa a la banca rota; estos y muchos más problemas, no son causados por el “pueblo”, claro que no, son causados por la mala política del Presidente de la República, es fácil engañar a quien quiere ser engañado, no así aquel ciudadano pensante y reflexivo, ese y millones más que no salen a las calles, son los que se manifiestan inconformes con la situación que priva en el país, situación creada por Andrés Manuel López Obrador; pero, el mismo Presidente, experto en mentir (lo ha demostrado con creces, no lo digo yo) hace creer a sus seguidores que todo es problema de los conservadores, de aquellos que no “aplauden”, sin dificultad el mismo López lo reconoce en sus conferencias de prensa, cuando se muestra agradecido con “pseudoreporteros paleros”; en contraposición, el mismo Presidente ofende a todos aquellos que lo cuestionan y no le aplauden, los descalifica, no sin antes reiterar: “con todo respeto” y va el golpe, para después aseverar que garantiza el derecho a disentir, como si se tratase de una graciosa concesión presidencial. La política del encono hasta ahora le ha dado buenos resultados para conservar la simpatía de sus seguidores, así lo prueban las tendenciosas encuestas que arrojan increíbles resultados, como la aprobación a sus políticas, cuando las decisiones (también las omisiones son decisiones) presidenciales han causado muertes y problemas muy serios a la economía personal de millones de mexicanos y la quiebra nacional, con nulo crecimiento, entre muchos otros. El encono como herramienta política de López Obrador es buena, le ha dado resultado; como fin para dividir a los mexicanos es perversa.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE LÓPEZ OBRADOR Y LA POPULARIDAD (I)

03 Dic 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Las encuestas coinciden en el descenso de la popularidad del Presidente, pero aún tomando en cuenta las caídas más dramáticas el porcentaje de la aceptación al gobierno es muy alto. Algunos críticos no comciben ese grado de popularidad, más aún si se toman en cuenta los pésimos resultados en las tasas de crecimiento y violencia en el país. ¿Cómo se puede entender el fracaso político y económico en rubros tan importantes y que la opinión pública lo siga apoyando? Un teórico afirma que el pueblo vive una “inconsciencia feliz”. No comparto esa hipótesis, que lleva implícita la idea de una ciudadanía extraviada e hipnotizada por el verbo tropical. El Presidente ha tenido indudables aciertos, algunos estructurales e históricos y otros de carácter escenográfico y populistas. Entre los estructurales podemos mencionar la lucha contra la corrupción. La Cuatro T ha dado pruebas de que una de las ventajas para que el electorado vote la alternancia, es ajustar cuentas con el pasado, y esto es posible y una obligación. Se escribe fácil, pero lo cierto es que los opositores después de que ganan se olvidan de ese compromiso. No vayamos muy lejos, aquí en Querétaro, el señor gobernador Francisco Domínguez anunció más de una vez el saqueo que habían sufrido las arcas del Estado por el gobierno anterior y no pasó nada. ¿Fueron calumnias las acusaciones? ¿Se llegó a una componenda en lo oscurito? El asunto fue cubierto por las espesas tinieblas del silencio oficial, y nunca supimos nada. López Obrador ha encarcelado y procesado a auténticos peces gordos. El precedente queda para el futuro, la mano de la justicia es un gran recurso del poder público para consolidar su legitimación. El problema es que esa cruzada contra la corrupción tiene más agujeros que la red de un pescador pobre, vayamos a la última pifia. Es necesario recordar que la corrupción np se limita a que un funcionario saque el dinero del cajón y se eche a correr. Por supuesto que no, la incompetencia también es un acto de corrupción, así lo consigna la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas, que demanda entre otras exigencia que los empleados públicos sean: “eficientes”. Para justificar el nombramiento de Ángel Carrizales, que pasó de la ayudantía del Presidente a una institución esencialmente técnica: la Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente. López Obrador argumentó que el criterio es que los designados tengan el noventa por ciento de honestidad y diez por ciento de experiencia, Vale destacar que el Presidente ya antes lo había propuesto para ocupar diversos cargos, en todos había sido rechazado por los legisladores por inexperto. En fin, el Presidente le quería dar chamba a toda costa y lo logró, Carrizales para festejar la imposición subió a las redes sociales una fotografía de cuerpo entero, riéndose, tomándose con una mano los genitales y con la otra haciendo cuernos. Además de inexperto es de una vulgaridad obscena, Eso bastaría para despedirlo. Sólo agradecemos que el Presidente no lo haya nombrado como supervisor del Código Moral. La Ley le cierra el paso a la ineptitud de la que está plagado el gabinete, en este sentido el gobierno del Presidente ha sido terriblemente corrupto. Lo que evidentemente ha hecho poca mella en su popularidad.


TRAS LA VERDAD “SOCIEDAD CIVIL Y AMLO CONVOCAN PARA ESTE 1º DE DICIEMBRE. ¿A QUIÉN CONVOCAN Y PARA QUÉ?”

02 Dic 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Diversas organizaciones sociales, como particulares idearon e iniciaron la promoción de una marcha en protesta por la violencia que vive México para el día 1º de diciembre próximo. Al notar el éxito de la convocatoria ciudadana, dirigentes de partidos algunos políticos decidieron sumarse a la convocatoria. No hubo discriminación, a fin de cuentas nadie, en su sano juicio, podría estar en desacuerdo con el objetivo de la macha, por tal razón no hubo oposición a que se sumara a la convocatoria ciudadana la militancia del PAN y del PRD, entre otros. Activistas sociales como el señor Javier Sicilia, también promueven su propia marcha, pero para fecha distinta, será para el mes de enero Sicilia advirtió que él no se sumaría a la marcha de este domingo, mostrando cierta molestia con el señor LeBarón, ya que habían acordado que ellos marcharían hasta entonces y no hoy 1º de diciembre, además sostuvo no estar de acuerdo en la suma de partidos políticos. Enfoques diferentes. Lo no referido por Sicilia, que la marcha del domingo se promovió para realizarse en todos los Estados de la República Mexicana; y la marcha que él promueve, la de enero, solo será en la CDMX. Por otro lado, las marchas tendrán un lugar distinto en lo que será la meta: la del domingo, será en el Monumento a la Revolución, en tanto la de Sicilia, será en el Zócalo. En el caso, no se repelen, por el contrario, parece que fortalecerán la petición al Presidente de la República: que cambie su errónea y equívoca política para combatir la violencia en México. A un año de distancia, más de 30 mil asesinados; ayer 30 de noviembre, se sumaron 14 homicidios violentos cometidos por le delincuencia organizada; y el Presidente de la República pidió ¿A él mismo? otro años más de plazo, para cumplir su promesa de bajar la violencia en México; primero fueron 6 meses y nada, llegó al año y nada, ahora pide otro años más, cuando seguro es que las cosas no cambiarán, la tendencia es seguir empoderando a los delincuentes.

Se presumen de mayor participación las movilizaciones de protesta, las de este domingo, se llevan a cabo en muchos Estados de la República Mexicana, en tanto que la propuesta por Sicilia solo será en la capital de la República, mas no deja de ser importante, máxime cuando el activista apoyó en su proyecto político a López Obrador, ahora este rechaza a Sicilia. Parece que el supuesto celo por las convocatorias a las marchas podría dividir a millones hartos, de tanta violencia, inconformes con la inseguridad que dolorosamente vive México y no tiene visos de disminuir; la escandalosa cifra de 32,565 mil homicidios dolosos espanta a cualquiera, sin sumar los cometidos durante el fin de semana. Las movilizaciones no tienen porque dividir a los mexicanos; por el contrario, cualquier movimiento pacífico de protesta en contra de la violencia tiene su mérito, y debe ser apoyado al 100%, aunque no se sumen a las movilizaciones. Es urgente, necesario, obligatorio que el gobierno de la 4T, con Manuel López Obrador al Frente, reconsidere y valore la verdadera situación que aqueja al país y deje de menospreciar el tremendo problema, consecuencia de la preocupación de millones de mexicanos; el Presidente debe reflexionar en serio y, al menos, acuerde con su gabinete de seguridad, la posibilidad de cambiar la política al combate de la criminalidad que arroje mejores resultados, de los que hasta hoy son nulos. Necesario que López Obrador no les imponga su criterio plasmado desde su campaña aquel inicuo programa faccioso de “abrazos y no balazos”, que ha dado como consecuencia la escándalos cantidad de más de 30 mil asesinados, sumado al incremento de otros delitos como los feminicidios, las violaciones, los robos, los fraudes, las extorciones, los secuestros y más.

No son frívolas, mucho menos veleidades las movilizaciones, ninguna puede menospreciarse, nada de eso. Son, a la vez, movimientos sociales verdaderos, derivados del hastío social, promovidos por la sociedad organizada, quienes pueden convocar organizadamente a las marchas y así lo hacen. Los dirigentes de partidos políticos se sumarán a la convocatoria ciudadana, ellos no tendrían ningún eco políticamente; el objetivo de las marchas no son políticos, son expresiones de libertad y exigencia ante la enorme ola de violencia y que el Estado no ha sido capaz de resolver. Las marchas, sin tintes políticos, nada de eso, son por y para promover la paz, para que el gobierno de la 4T, que se ha evidenciado, a un año de distancia, la manifiesta incapacidad para mejorar sus políticas de combate a la criminalidad para resolver el enorme reto; incluso combatir la funesta corrupción en instancias judiciales, de aquellos jueces que permiten la fácil liberación de delincuentes, que conlleva al fortalecimiento de la delincuencia.

Organizaciones sociales seria como: “Hijas de MX”; “Nosotros somos Chalecos México”; “Mexicanos Contra la Corrupción”; “Futuro 21”; “Los LeBarón” (encabezados por Julián), etc, todos ellos son convocantes. Incluso motivó para que, por medio de redes sociales, jubilosos se adhirieran a la iniciativa ciudadana personajes como Vicente Fox, dirigentes de partidos políticos y más. Sin lugar a dudas que el fin perseguido por los promoventes de las movilizaciones es bueno, es el mismo de millones de mexicanos hartos en contra de la delincuencia; los movimientos sociales conllevan el necesario fortalecimiento de la sociedad civil, la necesidad de hacer reflexionar al Presidente de la República, que deje de minimizar el problema que agobia a millones de mexicanos: la violencia. Independientemente de otras torpezas de su gobierno.

En contraste a la preocupación de los millones connacionales, Andrés Manuel López Obrador, organizó su “bailongo”, su “fiesta popular” en el Zócalo capitalino para “festejar” el primer año de gobierno ¿Tiene razón de ser? Sin embargo será un “festejo” tinto en sangre de más 32, 565 mil mexicanos asesinados, solo en el 1er año de gobierno. Sin lugar a dudas que son dos puntos de vistas totalmente opuestos de ver y vivir los problemas en México; uno festeja la mediocridad de su gobierno y suma a los “corifeos” que todo le aplauden; otros, los más, se duelen y conduelen por la tremenda violencia que azota al territorio nacional; molesta por la falta de empleos, el no crecimiento de la economía nacional, la desaparición de programas sociales que probaron sr un éxito, la cancelación de la obra del aeropuerto de Texcoco, etcétera. Queda probado que los eventos del Presidente de la República, tienen connotación mediática, nada qué festejar en realidad; su visión tiene enfoques y objetivos diferentes. A contrario sensu, la sociedad mexicana se organiza en movimientos sociales pacíficos (hasta ahora) que ponen en evidencia la molestia de millones de mexicanos hastiados de la pésima conducción del gobierno de la Cuarta Transformación, que prueba y demuestra la ineficiencia para gobernar. El mismo Presidente López Obrador lo hace manifiesta con sus aseveraciones, para él es más confiable en su gobierno el honesto que el profesional en la materia, 10% de conocimiento y 90% de honestidad. Andrés Manuel, plica un criterio totalmente erróneo, equívoco, en la selección y contratación del personal a cargo de resolver enormes problemas que necesita, requieren de un gran profesionalismo y conocimiento en la materia; la exigencia debe ser del 100% en ambos casos. Ahora entendemos el por qué México va tan mal. El Presidente de la República, se ha rodeado de ineptos, inexpertos “chambistas” que no atienden eficiente y eficazmente los problemas que necesitan soluciones de profesionales, no de honestos.

Héctor Parra Rodríguez


UTOPÍA POLÍTICA

01 Dic 19 | Roberto Carbajal | Clasificado en Tiempos políticos en Imágenes | Sin Comentarios »

Por El Vigilante Urbano
LA PRADERA, MAL ENSAYO DE SEUDO LIDERES -Desde el inicio de la inconformidad de los usuarios, en contra del servicio del agua potable en el fraccionamiento de La Pradera, nació contaminado por la serie de intereses políticos, ignorancia sobre el servicio y oportunistas. Los habitantes de esta zona, durante diez años, no pagaron el servicio del agua potable, hasta ahí, todo mundo estaba contento, todo era normal, no se visualizaba ningún acto ilegal, nada era corrupto, nadie era víctima.
La Empresa privada AQUAA, a quien la pasada administración municipal de Mario Calzada, quien, en sesión de cabildo, en el mes de agosto de 2018, otorgo la concesión para el servicio de agua potable a los habitantes de La Pradera. Hace meses llego a la conclusión, de que era ya el momento de invitar a los habitantes del mencionado fraccionamiento, de hacer un contrato para formalizar el servicio del agua. Ante tal iniciativa, fue como jalarle los bigotes al tigre dormido, y este, al sentirse molestado, se vino la airada protesta, reclamo que nunca se dio por tener el servicio del agua de manera gratuita.
La empresa AQUAA, opero muy mal su campaña para la contratación del servicio, su visión fue miope, nunca visualizo que, por ser una empresa privada, encontraría rechazo por la gente, que considera que la CEA, debiera ser quien les otorgue el servicio. AQUAA, simplemente mando la invitación a que se debe firmar un contrato y punto. Lógicamente que, ante tal inquietud, llegaron los oportunistas, unos del partido de Morena, PT, y otros, con intereses personales, buscando sacar raja de la situación. Tipos con una gran habilidad verbal, quienes rápidamente empezaron a operar en contra de la empresa AQUAA, empresa, que lejos de responder, utilizaron la inercia del avestruz, esconder la cabeza, y apostarle a que todo se resuelva sólo.
Hubo reporteros que tocaron las puertas de AQUAA, buscando la opinión de esta situación, pero nunca hubo respuesta, cabe preguntar, ¿a qué le tenían miedo? La descalificaciones y acusaciones en cada reunión de los usuarios, eran ya una constante, todo era corrupción, todo era complicidad de autoridades, y así el victimismo fue posesionándose de La Pradera. Llego un momento que los habitantes, todo lo miraban sospechoso, los moros con tranchete, eran vistos en cada esquina. Y sí había conocimiento de vecinos que, si habían firmado contrato para el servicio del vital líquido, se les tachaba de traidores.
La ignorancia era una constante en muchos de los habitantes, pero eso no justifica la falta de sentido común, para entender que nada es gratis. La queja de que el agua se las tandeaban, nunca la entendieron, el hecho de racionar el agua, es una constante en muchas colonias de esta capital, no es nada nuevo. La situación se empezó a contaminar por tanto seudo líder trabajando para su perverso objetivo, tan fue así, que los actores del partido de Moreno, optaron por apartarse del conflicto.
Quitarle la concesión a la empresa Aquaa, es viable, pero, ahí hay inconvenientes, primero; en sesión de cabildo los quejosos deberán demostrar que la empresa distribuidora del agua, no cumple adecuadamente el servicio. ¿Y cómo demostrarlo?, sí los usuarios no han firmado un contrato. Y dos, de quitar la concesión, se debe hacer una indemnización a la empresa, y ¿quién pagará? No sólo es, quitar la concesión y punto.
La prensa poco a poco fue dando seguimiento del caso, y empezaron a surgir datos, que ponían en evidencia a varios actores, se señala a Jasmín Sánchez, una de las principales cabezas del movimiento. Pero quien representa el mayor oportunismo, es Rigoberto López, alias “El Tuerto”, quien fue señalado de buena fuente, que, en las oficinas del municipio de El Marqués, solicito hablar con un alto funcionario, para proponerle que le diera trabajo a su esposa en el ayuntamiento, y de ser así, él, de inmediato desactivaba el movimiento, pero para desgracia de este seudo líder, le fue rechazada tal pretensión.
El asunto, ya llego a Palacio Nacional, donde, a los quejosos, los entrevisto el medio digital “Sin Censura” donde también, asumieron el papel de víctimas de la prensa local, argumentando que está vendida al gobierno. De haber mala información, la pregunta es, ¿por qué demonios, no han reclamado su derecho de réplica? ¿Acaso temen que salgan más trapitos sucios? Nos vemos la próxima semana, esperando que no sea con agua, ¡hasta el cuello!


Empresarios

01 Dic 19 | Efraín Mendoza Zaragoza | Clasificado en Economía, Nacional | Sin Comentarios »

Ahora que el Consejo de la Comunicación ha lanzado una campaña nacional denominada “Soy incorruptible”, llama la atención que el Consejo Coordinador Empresarial haya reconocido que 80 de cada 100 empresas mexicanas se han visto implicadas en actos de corrupción, sea que los hayan estimulado o que hayan sido víctimas de su práctica.
Me pareció un dato muy revelador por provenir de la presidenta de la Comisión de Ética e Integridad del más beligerante entre los organismos cúpula del sector privado en el país. Recordé entonces que otro capitán del sector privado, Alejandro Legorreta, admitió hace algunos años que la corrupción es un factor que impide el crecimiento del país. Pero lo más significativo es que haya establecido que en una transacción que involucra a funcionarios públicos, por cada político corrupto hay hasta tres empresarios corruptos.
Otra voz que en esta misma dirección se pronunció hace unas semanas es la del empresario regiomontano Enrique Zambrano Benítez, que admitió la existencia de hombres de negocios “nacidos de la corrupción”. Dijo además que su acción ha producido grandes daños al país y al propio gremio patronal. A esos negociantes no los reconoce como empresarios y los llama “seudoempresarios”.
Zambrano es presidente y director general del Grupo Proeza, corporativo mexicano que opera en 16 países en la industria automotriz, la agrícola y de la salud. No dispongo de elementos para establecer si la suya es una autocrítica genuina o se trata de esa capacidad de adaptación en la que el capital es diestro, para conservar sus rendimientos —incluso en incrementarlos—, aún en las condiciones más adversas.
Al margen de ello, si aplica aquí eso de que “se empieza a ceder en las palabras y se acaba a veces por ceder en las cosas”, resulta saludable para el país que el empresariado mexicano haga un examen de conciencia para asumir su contribución al desastre nacional y formular en consecuencia un propósito de enmienda para replantear la convivencia sobre reglas nuevas, que tengan por centro la moderación de la desigualdad económica.
(Por lo demás, al acumularse 15 años de impunidad en el caso BMW, hoy 27 de noviembre de 2019 sostengo que el olvido no puede prevalecer sobre la justicia).

Ciudad de Querétaro, noviembre 27, 2019


HISTORIAS

01 Dic 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | Sin Comentarios »

PONIATOWSKA, obradorista y fifí

Escribe y publica en La Jornada y es entrevistada en Milenio.
A propósito de su último libro, El amante polaco (Seix Barral, 2019).
“Para mí era importante, antes de despedirme y morir, saber quién es esa familia que me dio este apellido del que me siento muy orgullosa: Poniatowska”.
Tiene sangre azul y vena popular, combina su realeza polaca y su veta mexicana, Elena Poniatowska Amor, rumbo a los 88 años.
La simpatizante, admiradora y seguidora de Andrés Manuel López Obrador por lo menos desde hace 16 años, cuando “él tenía el cabello negro y yo lo tenía rubio”, sin vergüenza declara:
–Finalmente soy superfifí, fifisísima.
Asimismo guarda otras diferencias con Obrador. Y no pasa nada.
Elena Poniatowska desmiente en la realidad inmediata el discurso y la concepción de la historia y de la sociedad del presidente Obrador, quien pinta la realidad en blanco y negro y divide el mundo en buenos y malos.
Poniatowska es una mujer y una escritora bien intencionada, es pequeña burguesa o burguesa entera, es obradorista y, sobre todo, es una trabajadora incansable de las letras y la cultura mexicana abierta al mundo de ida y vuelta. Comparte el país, México, hacia adentro y hacia afuera, con los personajes de aquí y los que llegan de afuera, los artistas, los sucesos y los hechos históricos.
Creo que no hay otra escritora que haya hablado tanto de los escritores y artistas mexicanos y de los extranjeros que llegan o pasan por México.
Naturalmente se puede diferir de sus ideas y emociones y no simpatizar con sus narraciones. Y no pasa nada.
Elena, La Poni mexicana-polaca:
–Nunca he vivido en otro país, nunca he querido vivir en otro país. Pude vivir en Estados Unidos, en Francia, pero siento que mi país es México: México es el que me duele, el que amo, el que me ha dado todo lo que tengo. El solo hecho de ver el cielo azul todo el año, cuando venía de un país en el que llovía, nevaba… me parecía que había llegado al paraíso, porque el sol siempre te da una sensación de júbilo interior. (Jesús Alejo Santiago, Milenio, 23-XI-2019, p. 30).

Es grave que el presidente López Obrador vea la realidad, la historia y la sociedad de un modo simplista para sus fines políticos. Pero es más grave que sus miles y millones de simpatizantes asuman y repitan esa mirada simplista y superficial del mundo. La realidad los desmiente y el mundo es más complejo que las consignas políticas.
En otra entrevista, con Mónica Mateos-Vega, La Jornada (23-XI-2019), Poniatowska afirma: “El periodismo es una aspiradora… / A mí me salvó el escribir… / Soy totalmente lopezobradorista… Alguien me dijo que soy un pavorreal en el gallinero…”

HISTORIA, historiadores y políticos

Pregunta a Lorenzo Meyer:
–¿Qué piensa el historiador de El Colegio de México de la concepción de la historia y de la sociedad mexicana expresada por López Obrador en sus libros y discursos políticos?
El historiador liberal crítico, Enrique Krauze, se ha ocupado abierta y extensamente del tema en su libro El Estado soy yo (Debate, 2018) y en su ensayo “El presidente historiador” (Letras Libres 241, enero 2019).
Me gustaría conocer la mirada del académico historiador sobre la mirada política de la historia de López Obrador, con quien simpatiza.

EQUIVOCACIONES Y CRÍMENES, Bolivia, México, Brasil

Lula da Silva, ex presidente de Brasil, enjuiciado y llevado a la cárcel y apenas hace poco liberado, declara al periódico británico The Guardian:
–Mi amigo Evo cometió un error al intentar un cuarto mandato como presidente. Pero lo que hicieron con él fue un crimen. Un golpe de Estado, terrible para América Latina.

Palabrero:
–Los militantes y guerrilleros de la Liga 23 de Septiembre se equivocaron terriblemente en su concepción del mundo y del cambio de México en los años 70. Pagaron con su sangre. Y por supuesto la guerra sucia del poder del Estado fue una atrocidad mayor, fuera de la ley y sin consecuencias para los infractores.
–Los jóvenes acelerados de Ayotzinapa, sobre ideologizados y violentos en una realidad violenta, pagaron muy caro, junto con sus familias, su osadía subversiva. Su desaparición y exterminio quién sabe por quiénes y cómo, es otra monstruosidad mexicana.


LECTURA Y DIÁLOGO CON GABRIEL ZAID Y CON EFRAÍN MENDOZA

30 Nov 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Uncategorized | Sin Comentarios »

ZAID DESGLOSADO Y GLOSADO

–El secretario era más que el capitán, políticamente. El capitán era más, aeronáuticamente. El cruce de autoridades no las revocaba. Seguían siendo válidas en su propia esfera. Pero las autoridades cruzadas son problemáticas. Crean tensiones de difícil solución.
Pelas Mouriño y el capitán y los otros. (JF)
–Las instituciones democráticas que se someten al presidencialismo absoluto traicionan su propia naturaleza. Quienes abdican de su autoridad se dañan a sí mismos, al país y hasta la persona objeto de su servilismo, que puede estrellarse o enloquecer si, cuando pregunta “¿Qué horas son?”, le responden: “Las que usted diga, Señor Presidente”.
Limpio e impecable.
–Un presidente de la República, como cualquier ciudadano, puede tener opiniones legislativas, judiciales, médicas, literarias, religiosas, académicas, pedagógicas, familiares o deportivas. Pero no autoridad para imponerlas. Aunque sepa mucho de beisbol, no le corresponde decidir si un lanzamiento fue bola o strike. O si hacen falta refinerías. O el mejor lugar para construir un Aeropuerto.
Puntual y sutil.
–“No le debemos obediencia ciega e irracional a ningún Estado, a ninguna Iglesia”. “Ningún Estado tiene cimientos más seguros que la conciencia de sus ciudadanos”. Por buenas que sean las intenciones de un gobernante “siempre estará sujeto, dadas las limitaciones inherentes a toda autoridad, al error y la equivocación”. (Harold Laski, Los peligros de la obediencia, Madrid, 2017, p. 36).
Mercado, Estado y conciencia.
–Erich Fromm psicoanalizó la abdicación ciudadana frente a los liderazgos mesiánicos en El miedo a la libertad.
Lucidez y crítica sin aspavientos. Dando en el clavo por todos lados.
–La obediencia (es) racional y necesaria en muchas circunstancias… La obediencia es requisito de una operación militar, pero la vida civil no es militar.
Lealtad no es servilismo.
El mejor Gabriel Zaid, “Peligros de la obediencia”, Grupo Reforma, domingo 24-Nov-2019.

LAS LETRAS Y EL SABER Y EL PODER

Las letras en la sierra gorda escondida. El doctor obrador queretano GHR recorre los lugares insólitos del estado. Palpa la realidad y acumula experiencias, problemas, verdades, vida. No administra la verdad política ni la carrera al poder. “El poder tiende a corromper el sentido de la realidad, por eso atrofia la razón”, Zaid (El poder corrompe, Debate, 2019, p. 76). Degrada la verdad, la realidad y la vida. Al contrario. Vivir en la realidad, la verdad y la vida transforma la naturaleza del poder, gracias al conocimiento de la vida, la verdad y la realidad escondida. (Q, Pinal de Amoles).
Q, Presidentes, martes 26-XI-2019.

Gilberto Herrera Ruiz:
–Preguntando se llega a todas partes
–“Allá donde ve la casita con techo de lámina, ahí es la secundaria de hornitos”.
–En lugares donde la tecnología no tiene acceso, la gente es nuestra guía a los lugares que tenemos que llegar.
–Pinal de Amoles, Querétaro.

ZAID, la acumulación de conocimiento, experiencia y vida resuelta en claridad y brevedad, síntesis. Con el saber de la paciencia, la transparencia y la prudencia. Y el arrojo cuando es necesario. GHR, caballero andante. Con mis saludos de luz, Julio. Q, Presidentes, martes 26-XI-2019.

DIÁLOGO DE FIN DE NOVIEMBRE, CON EFRAÍN

Julio:
–Gracias Efraín por la memoria BMW 10 años. Ahora son 15. Saludos cañón.

Efraín:
–Impunidad. Impunidad. Impunidad. Sigo sosteniendo lo que expresé hace 5 años. ¡Saludos!

Julio:
–Buen día, adelante andante… ¿Ya leíste al Zaid del domingo?

Efraín:
–Lo vi. Llegué a pensar que una mente brillante como la de GZ no sucumbiría a la tentación de los comunes de ubicar al Innombrable en el centro neurálgico de la nación. Además, me parece un exceso insinuar que el presidente mata periodistas. ¡Saludos!

Julio:
–Bueno, creo que diferimos. Saludos.

Efraín:
–Si no me has dado tu juicio, no comprendo esa conclusión tan categórica. A GZ hay que escucharlo con atención pero no posternarse ante él. Además, no veo por qué abordar la cuestión como un diferendo personal.

Julio:
–Que diferimos en la lectura del texto de Zaid. Eso es todo, Efraín.

Efraín:
–Hoy que se acumulan 15 años del caso BMW, que el olvido no se imponga sobre la justicia.

Julio:
–Gracias por tus palabras cañón. Buen día. Un día especial. (Q, 27-XI-2019).

Querido Efraín, va en síntesis mi lectura del texto de Zaid:

–Pienso que da en el clavo por todos lados. Sin aspavientos, con lucidez, sin personalizar la crítica.
–Para mí, los dos primeros párrafos son los explosivos. Porque pone otra luz sobre hechos ocurridos y conocidos. ¿La obediencia irresponsable mató a quienes mató? No sé.
–Luego pasa al mundo industrial que conoce como ingeniero, Roma, Inglaterra, el mundo cristiano y evangélico, la guerra y la posguerra entre el capitalismo, el comunismo, el fascismo, el nazismo y el franquismo.
–Y cita de un modo clave a dos autores estudiados en Ciencias Políticas, Economía y Sociología: Harold Laski y Erich Fromm.
–Entre ellos entreverá sus reflexiones críticas sobre la democracia, el gobierno actual y el presidente en turno sin citarlos. Pienso que esta es la parte fundamental de la pieza. Desde luego, se puede estar de acuerdo o diferir de Zaid.
–Querido Efraín: si en nuestros días, Obrador no está en el centro de la nación, quién lo está: ¿el pueblo, su gabinete, Morena, sus enemigos, el gran capital nacional y mundial y las fuerzas materiales de la historia de que hablaba Marx?
–Probablemente todo eso y más, los extraños poderes que rebasan a todos los individuos y que son otra cosa más allá de Marx, creo.
–El último párrafo referido al presidente Adolfo López Mateos es simbólico, aleccionador y bien escogido: hay varias historias, leyendas, rumores y chismes en torno a lo que hizo y puede hacer un presidente carismático como fue López Mateos.
–En el libro de Scherer, Los presidentes (Grijalbo, 1986, p. 85), Paz dice: “El presidente en México puede hacer todo el mal que quiera y aunque quiera apenas puede hacer el bien”. ¿Exageró el poeta?
–Este Zaid, junto con su último libro, El poder corrompe (Debate, 2019), para mi gusto es el mejor Zaid, rumbo a los 86 años. Acota el campo y expone su saber, sin aspavientos. A la entrada del libro afirma: “No hay santos en el poder, ni hacen falta”.
–¿Con Obrador regresamos al presidencialismo del señor presidente como el Supremo Dador del bien y del mal? Pregunto. ¿Y el papel crítico de los ciudadanos, los intelectuales y los escritores? (Por supuesto, la crítica no es oposición ciega al poder).

Con mis saludos fraternos y siempre agradecidos, querido Efraín.
Julio.
Q, Presidentes, noviembre 2019.


El abuso sexual infantil.

30 Nov 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin Comentarios »

El abuso sexual es uno de los mayores daños a la niñez. La semana pasada salió en los medios, y me impactó, el hecho de que un menor de 15 años mató a su padre luego de que éste le revelara que había abusado de él y de su hermana en su niñez. Al leer la noticia inmediatamente vino a mi mente la película danesa “La Celebración”, sobre un caso similar que, sin llegar al asesinato, muestra las graves implicaciones psíquicas, familiares y sociales del abuso.
Las limitaciones en el ejercicio de los derechos de niñas y niños suponen un riesgo para su efectivo cumplimiento y colocan a los niños en situación de vulnerabilidad. En este contexto, uno de los temas más relevantes –por la trascendencia que puede tener en la vida de las personas– es el del abuso sexual. En este rubro, tanto la legislación como la praxis se han enfrentado a grandes obstáculos en la garantía del derecho a la protección en contra del abuso y el maltrato. Muchos jueces no cuentan con la preparación o la sensibilidad necesaria para actuar en consecuencia.
Fuentes de la Fiscalía explicaron que el argumento que planteó la defensa del menor del caso que examinamos, es la aplicación del llamado “criterio de oportunidad”, establecido en el artículo 256, fracción Tercera, del Código Nacional de Procedimientos Penales, que el ahora agresor es una víctima, que la autoridad está revictimizando al mantenerlo en prisión, sin brindarle la ayuda necesaria. Textualmente: “Cuando el imputado haya sufrido como consecuencia directa del hecho delictivo un daño físico o psicoemocional grave, o cuando el imputado haya contraído una enfermedad terminal que torne notoriamente innecesaria o desproporcional la aplicación de una pena”, señala la Fracción Tercera. El juez no está haciendo bien su trabajo.
Es importante destacar que una de las mayores dificultades en la garantía de los derechos de niñas y niños tiene como origen la ignorancia de que las estructuras de pensamiento durante la infancia y la adolescencia son distintas a las que se consolidan al llegar a la edad adulta. Esta afirmación que resulta tan evidente para áreas del conocimiento como la psicología evolutiva o la pedagogía, han sido desconocidas en el ámbito jurídico. Ojalá el juez tenga la lucidez suficiente para atender el aspecto psicológico de la víctima y no se le ocurra, mediante corrupción o ignorancia grave de la Convención Internacional de los Derechos del Niño y del Código Nacional de Procedimientos Penales vigente, aplicarle el delito de parricidio. Ya lo veremos.
Los derechos de los niños son tutelados adecuadamente en el ámbito internacional. Para la Convención Internacional de los Derechos del Niño el derecho a la protección en contra de todo tipo de abuso o maltrato abarca dos dimensiones: en primer lugar, la protección que debe establecer el Estado, contenido en el artículo 19 de la Convención y, en segundo lugar, un derecho restitutorio que consiste en la recuperación y reintegración social de aquellas niñas y niños que han sido víctimas de un abuso de cualquier índole, consagrado en el artículo 39. Hasta ahora no se ve que el tribunal que ve este caso se apegue a lo establecido en la Convención. Los tratados internacionales tienen la misma jerarquía que la Constitución. Hasta aquí el aspecto jurídico.
Pero ¿Qué pasa en el psiquismo de un niño o niña abusados? En la clínica he atendido adultos que de niños fueron abusados. Los trastornos son tan variados, alarmantes y duraderos, a tal grado, que pueden llegar al suicidio.
De inmediato surgen muchas preguntas: ¿Cómo detectar cuándo una niña o niño ha sido víctima de abuso sexual? ¿Hay complicidad de la madre? ¿Cómo promover, tal como ordena la Convención, la identificación y la investigación sin causar un daño mayor, es decir, sin revictimizar a una niña o niño? ¿Qué sentimientos y significación tiene el abuso sexual para una niña o niño? ¿Cómo promover, a partir de estas realidades, su recuperación y reintegración? ¿Cómo lograr que no sean invadidos por la desesperanza, la angustia, el estrés o las ideas suicidas? Esta es la labor del psicoterapeuta.
En el transcurso de la terapia, que es una investigación profunda, nos encontramos muchas veces con complicidades ocultas, con el agravante nada menor de que este abuso es, en la mayoría de los casos, incestuoso, a manos de padres, padrastros o parejas de la madre, abuelos, tíos, hermanos o amigos de la familia. Con un doble factor agravante que es la regular complicidad de madres y de abuelas que lo consienten en silencio no pocas veces durante largos años. Y con otro factor agravante, como si los demás no bastaran, de coexistir con actos múltiples de violencia, maltrato físico y psíquico y crueldad hacia el niño o la niña.
En la película La Celebración es evidente la complicidad de la madre, en el caso del niño abusado que nos ocupa la madre lleva al niño ante las autoridades: ¿No sabía del abuso antes? ¿lo lleva para protegerlo o para entregarlo y cubrir su culpa?
Muchos valores sociales, entre ellos los religiosos, son obstáculo para la identificación y tratamiento adecuado del abuso sexual. El lugar de la Iglesia Católica al respecto viene siendo de máxima importancia por tratarse nada menos que de la gran institución religiosa occidental supuestamente a cargo de la moral pública y privada, con tanto arraigo en las familias, que ahora enfrenta un desenmascaramiento espectacular. En mi caso, sufrí el acoso sexual cuando era acólito en la iglesia de San Francisco, por un sacerdote llamado Pascual, que termina sus miserables días en el templo de la Cruz. No recuerdo su apellido, pero abusó de muchos niños, por eso no puedo callar estos abusos. Ahora como psicoterapeuta me enfrento a los fantasmas del pasado.
Ninguna teoría psicoanalítica, por el contrario, predica el callar como modo de negar conflictos, traumas y diversas problemáticas. Y en el campo de la niñez, se desmarcó de viejas concepciones que siempre desestimaban creerle al niño, o siquiera por lo menos escucharlo y observarlo.
El Psicoanálisis funciona, en concordancia con la teoría, como un retorno de lo reprimido para el psicoanálisis mismo, revolviendo la olla de un pasado que se pretendió dejado atrás, pretensión sostenida por el mismísimo Sigmund Freud, que no es para nada inocente en un ocultamiento que hoy nos suena vergonzoso. Y asombroso, porque, junto con otros psiquiatras y otros médicos mal conocidos, el psicoanálisis, hacia finales del siglo XIX, nacía bajo el impacto de un descubrimiento que luego se tapó: el de la regularidad e insólita frecuencia de lo que Freud llamó, ambiguamente, seducción, y que coincide en todo con lo que hoy más descarnadamente se conoce como abuso, sea o no incestuoso.
Afortunadamente, ahora, al final de la segunda década del siglo XXI, las cosas han cambiado para el Psicoanálisis mismo. Nuevos autores han repensado la teoría psicoanalítica, como las periodizaciones de la vida infantil, muy determinadas por el postulado edípico. Es cierto que el trabajo en la clínica merece la pena, entre otras cosas por la medida en que revitalice al psicoanálisis y a través de este proceso intensificar la potencia terapéutica de nuestra disciplina, hoy puesta en tela de juicio, y ya puesta en tela de juicio por un Freud desencantado al final de su vida.
La práctica en la clínica nos debe llevar a una reflexión continua de los postulados teóricos, a la necesidad de una investigación continua, a no dejar de preguntar y analizar textos, ideas, enfoques. Nuestros mayores progresos en las últimas décadas han venido del lado del trabajo con lo vincular, con la dimensión del “entre”, con el análisis y la semiología del medio donde un niño crece o no puede crecer. No implica esto necesariamente que todos nuestros conceptos sean declarados inútiles, pero sí implica su revisión y la muy a menudo necesidad de reestructurarlos reconfigurando sus formatos. Por suerte ya hay muchos autores que se fueron adelantando en este sentido, por ejemplo Bowlby, que remodela lo edípico en términos de necesidad de apego y no pocos otros que han transformado y actualizado las viejas tesis freudianas. Frente al abuso infantil los psicoterapeutas tenemos mucho trabajo por delante. Un buen psicoanalista debe conocer también los aspectos legales, así como exigimos que los jueces conozcan los ámbitos psicológicos.


EN DO MAYOR.

30 Nov 19 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

A ese payaso “Brozo” que tantos y tantas detestamos en la televisión, por su procacidad, su insultante vulgaridad y machismo, su cinismo y su chacoteo para con la clase política de , por lo menos, cuatro sexenios a la fecha, le llegó la censura de la Cuarta Transformación, ¿o no es así?
Ese payaso, que bajo la batuta de Víctor Trujillo se mofaba de los dislates de los presidentes y de personajes de la política, esta vez no corrió con la suerte que tuvo con los anteriores. Seguramente – alguna vez uno de ellos llegó a molestarse y – quizá- hasta ordenó o pidió a sus patrocinadores una llamadita de atención para “Brozo” para que le bajara a la crítica y burla. Pero esta vez alguien de la Cuarta Trasformación se molestó y pidió su salida. Quizá la censura no vino directamente del Presidente, pero si de alguno de sus corifeos que están despejando el camino de todo aquel que ose criticar a quien hay que creerle porque si, porque él lo dice, porque nunca había subido a la presidencia una figura de tal “pureza”.
Porque, bien vistas las cosas, ¿acaso un presidente necesita dar órdenes de censura? ¿El poder absoluto no es para rodearse de quienes tengan la diligencia y prontitud de adivinar el pensamiento de su garante y para blindarle de quienes osen criticar a quien está para escuchar su propia voz? ¡Oiga usted! ¿Acaso no es para ir cerrando paulatinamente espacios críticos y reflexivos? ¿Para hacer callar las voces que desconcentran el deleite de escuchar los vibratos de la voz propia que sentencia y reparte culpas o bondades, según convenga? ¿Para qué más es el poder? ¿Para rodearse de curas que hacen política y sin temor alguno del Dios que dicen representar son capaces de lanzar denuestos a quienes osen interrumpir los planes de quien él, el cura, ha ungido como el bienhechor del país? ¿Para repartir culpas en los otros o permitir que otros lo hagan?
Hoy, la censura de la Cuarta Transformación se evidenció al cerrar el espacio radiofónico a una voz critica. Víctor Trujillo, “Brozo”, cerró la despedida de su programa de radio, un espacio que muy al estilo (cuestionable o no, gustado o rechazado por la forma del chacoteo e irreverencia) ofrecía, sin embargo, entrevistas y análisis con personajes serios y calificados de la política o de otros temas de interés. Con una sola y contundente frase dijo todo: “Al poder se le revisa, no se le aplaude”.
EL OTRO MIRELES.
“¿Ya ves, tu defendiendo a Míreles y es un abusador? ¿sabes que recién se casó con una jovencita de 17 años? ¿Y ya viste el macho qué es y cómo se refiere a las mujeres?”, respondo a quien me cuestionó de manera directa sobre mi defensa a Mireles, cuando éste fue encarcelado en el gobierno Peñista. Contesto en público: nunca defendí, ni defenderé a quien insulte o ejerza violencia. Y más si esta es contra los niños o las mujeres, ancianos, o contra cualquier persona vulnerable. ¡Nunca!
Desde el momento en que Mireles fue encarcelado cerraba mi columna citando su nombre, a manera de protesta por el encarcelamiento de que fue objeto injustamente. Eso no estuvo a discusión. Su valiente postura ante lo que estaba sucediendo en Michoacán , las incontables denuncias y su capacidad de Coordinar a las autodefensas lo hicieron un líder que llamó la atención a nivel internacional. Eso está documentado. A ese Mireles es el que citaba. Al Mireles luchador social. Al doctor que tomó acción al vivir en su familia la violencia del narcotráfico y presenciar lo que hacían con las jovencitas y con las mujeres de su entidad. De ese Mireles hablé. Una vez que salió de la cárcel no me ocupé más de él. Su vida privada, sus peleas familiares, es asunto suyo y no me corresponde ni censurar, ni detenerme en ello. Pero lo que esté relacionado con su desempeño en el puesto que hoy ocupa, lo que tenga relación con extralimite de funciones, si incurre en faltas de respeto, que sea cuestionado y, de ser necesario, se pida renuncia. Y estaré yo también denunciando y apoyando su renuncia, exponiendo los excesos si los hubiere, de él o de cualquier funcionario público.
Mi postura será siempre sobre todo lo que de injusto vea. De eso se trata el periodismo.
De la misma manera que durante el gobierno Peñista escribí sobre Rosario Robles, sobre su carrera política, su indefendible corrupción y todo lo que ya sabemos, o creemos saber, hoy comparto una pregunta que está presente sobre su encarcelamiento: ¿Es justicia pura lo que se está ejerciendo contra ella, o es también venganza? ¿el juicio que se está llevando a cabo está dentro de los márgenes de la Ley? ¿La suya es Justicia selectiva? Permitir r que aquellos que detentan el poder lo usen de manera mezquina para revanchas y caprichos, nos hace mezquinos a nosotros también como sociedad. Y de eso ya tuvimos bastante con todos los gobiernos anteriores. ¿O no es así?

dialogoqueretano.com
zaragozacisneros.jovita@gmail.com

NOTA Y AVISO.
Adelanto columna del lunes para dejar descansar unos días a los lectores de este espacio.
Estaré atenta sobre el evento al que ha convocado este domingo el presidente López Obrador. Y seguiré la marcha anunciada por los Lebaron, pero reservo material para su publicación posterior.
MUCHAS GRACIAS.