Pequeña crónica de días duros.

30 May 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Editorial | 1 Comentario »

De la intimidad verdadera de Rubem Fonseca no sabemos nada, porque nunca escribió de ella y todo lo metió en la vida de sus personajes. “Me siento mal sólo de pensar que alguien pueda conocer mi intimidad”.
Antonio Porchia, por el contrario, pensaba que sin la vanidad que tiene toda la gente, especialmente los artistas y escritores, de contar sus cosas más personales, no sabríamos nada.
Elías Canetti en su autobiografía en tres gruesos tomos, literaturizó su vida en tres libros extraordinarios: La lengua absuelta, La antorcha al oído y El juego de ojos.
Comulgo con las tres formas y actitudes. Cada quien lo suyo.
_________

Mi vida personal cotidiana no tiene nada de extraordinario, salvo algunas palabras e ideas que me conmueven.
Mis meses de este año crítico no han sido muy distintos a los del año pasado, y el anterior.
No hago vida social, salvo una que otra excepción, y salgo poco de casa. Como no sea a ver la calle.
Tengo el mercado a una cuadra y voy por los periódicos y las tortillas. Ya no hay cerveza en la tienda de la esquina.
Me acuesto temprano y me paro temprano. Leo un rato y me duermo. Me levanto muy temprano, voy al baño, preparo mi café y prendo la computadora. Pienso el día, los escritos que tengo en el horno.
Entro a mis archivos y trabajo en Word una o dos horas. Luego abro mi correo de luz y entro al Facebook. Según lo que encuentre, me ocupo en ello más o menos tiempo. Hay días muy intensos y movidos y otros ligeros.
A media mañana apago la máquina, me baño, voy por los periódicos, las tortillas, al mercado, preparo el desayuno y almuerzo muy bien en casa.
Leo los periódicos y si encuentro algo que me toque y me interese, palabreo y escribo a mano o lo meto en la computadora de una vez.
Desde hace siglos, no veo la tele ni prendo el radio.
Tengo tiempo para pensar, leer y escribir, pero nunca alcanza el tiempo. Además hace falta tener ánimo, y a veces no es fácil sostenerlo.
El ánimo, que es la vitalidad de los dioses, llega y se va fácilmente.
Todos los días hay que animarse y prender la llama de la vida.
Alimentar el deseo e inventar el sentido de vivir, o en su lugar crece el vacío y el malestar. Este es el combate interior, día tras día.
No me siento encerrado en casa porque tengo suficiente luz y aire. Abro la puerta y da a un corredor amable. Me gustaría tener una ventana a la calle, como antes, o al mar, mejor. Me llevo bien con mis vecinos y nadie da lata a nadie. Al contrario, todos estamos atentos a lo que se ofrezca.
Sobre los tiempos duros que hoy vivimos ya escribí lo que tenía que decir en “El extraño poder y la peste emocional / Primavera cautiva 2020”:
–Jamás imaginamos vivir lo que ahora estamos viviendo.
–Hemos vuelto a tiempos primitivos en plena edad luz.
¿Qué más podría agregar?
Bueno, el otro gran tema nacional de nuestro tiempo es el tremendo combate ideológico en torno al gobierno de AMLO, el presidente activista, moralista, patriarca del sexenio.
Un acontecimiento profundo y complejo, en que la verdad es esquiva y ambigua, y la realidad no tiene absolutos, pero sí los adversarios de uno y otro bando, todos llenos de prejuicios y absolutos ideológicos.
Sólo espero y deseo y hago mi parte porque la lucha ideológica no nos lleve a la guerra civil, que añadiría la violencia política a la violencia criminal que ya padecemos desde hace sexenios.
No dejemos que las cosas lleguen a tanto. Hay que bajarle, pienso.
Convivir con los contrarios, si no abrazarlos, tampoco exterminarlos.
Preparo mi comida con gusto y como muy bien en casa.
Sólo hago dos comidas, abundantes, por la mañana y por la tarde.
Oigo música o escucho el silencio y los ruidos de la calle, los pajaritos.
Algunas veces me visitan algunos amigos y la pasamos muy bien.
Ahora menos que antes, por las restricciones; salgo a dar una vuelta a la cuadra o por la colonia. Hacer la calle. Porque caminando, es cierto, se piensa mejor y se aclaran las ideas.
Andar por andar y de paso ver, decía don Camilo.
Casi diario veo una o dos películas, las que encuentre en YouTube o las que tengo en mi videoteca, varias originales y piratas de veinte pesos.
Ah, en estos tiempos duros mis mayores problemas son con los trastes de luz: falla otra vez mi celular frijolito, falla mi computadora, falla el internet que me pasa el amigo de la esquina, fallan mis contactos de luz.
Y los achaques de la carrocería envejecida del cuerpo: las ruedas desgastadas, el motor con menos caballos de fuerza, la falta de gasolina, aceite y otros aditivos necesarios, la panza endurecida, cortarme las uñas de los pies es un suplicio.
Y los combates en mi cabeza, la guerra de ideas y emociones y puntos de vista, mi combustión interna que se subleva.
Las cosas cada vez más caras y los dineros que nunca alcanzan; diario cuento dos o tres veces mi pobre hacienda.
Vivir solo no es fácil, y en compañía, tampoco.
En fin, la vida como la historia da sorpresas.
Nuestro trabajo es tratar de saber, sabiendo que no es necesario ni es posible saberlo todo. Tampoco es bueno saber demasiado.
Abril y mayo se han hecho muy largos y los días lentos, monótonos y efímeros. ¿Qué quedará de todo esto y qué seguirá?
No nos espera el paraíso al final de la vida y el infierno está en la tierra, con los otros y con nosotros, sin nosotros y sin los otros.
Empalabrar los días.
Meses largos, días lentos, variados y monótonos, años fugaces.
Lo que sucede hoy, sucedió ayer y sucederá mañana. Y sin embargo es distinto y es preciso empalabrarlo.
El tiempo es extraño, elástico y se rompe.
Silencio, soledad, quietud. No me perturban los ruidos del mundo. La guerra se libra en mi cabeza, la memoria y la conciencia.
Ah, estoy perdiendo la memoria, lo he visto en cosas simples.
Serenidad del ser si mantengo a raya mis demonios y lestrigones.
Bienestar es estar bien con uno y con los demás, haciendo lo que hacemos o nos toca hacer. Religarse en comunión humana.
Prefiero el bienestar a la felicidad loca. La ausencia de dolor y el placer moderado. La renuncia y el sacrificio personal, ay.
–El presente es perpetuo, hasta que se lo lleva la chingada.
_________

–Este once de mayo Fonseca habría cumplido 95 años. Tiempo vivido y escrito, bien escrito y con material hedonista y explosivo. Releo su relato “Once de mayo”.
–Voces de Porchia: “Quien se queda mucho consigo mismo, se envilece”.
–Apuntes de Canetti: “En la soledad las palabras pesan doble”.

Por si no te vuelvo a ver: https://youtu.be/roPWdJPq8do

PRIMAVERA CAUTIVA 2020 *

Algo se ha roto, calles desiertas y negocios cerrados.
Abril, mes cruel, plazas y jardines clausurados.

Tiempos duros: un virus ha enloquecido la vida y el sistema.
No alegran la vista las jacarandas fúnebres.

El miedo de parar en el hospital.
Oro molido el precio de las medicinas y los alimentos.

Me rasco la panza, ya no hay cerveza.
Jamás imaginé vivir lo que ahora vivo.

La ciudad sufre la belleza y la paz impuestas.
El recogimiento de semana santa no es cristiano.

Pura pinche nostalgia por el acelere y el desmadre.
¿No que queríamos cambiar el mundo?

Palabrero Julio Figueroa **
Q, Centro y Presidentes, abril cruel 2020.

* Mala paráfrasis-composición de este palabrero ambulante solitario y solidario a partir del poema de Tu Fu “Primavera cautiva” en versión de Octavio Paz y recogido en su libro Sombras de obras, Seix Barral, México, 1984, p. 253. Obras completas, t. 12, FCE, México, 2004, p. 591. Mala pero verídica. Doy fe.

** Estas notas de luz son posibles gracias a los apoyos económicos de la UAQ, los Hermanos Loyola y la Pensión para el Bienestar de los Adultos Mayores de la Secretaría de Bienestar del gobierno de López Obrador. Mil gracias a todos.

Texto publicado en el portal de En la Lupa Q: https://www.enlalupa.com/2020/05/27/pequenas-cronicas-de-dias-duros-julio-figueroa/

Van 37 testimonios sobre la cuarentena publicados En la Lupa Q, y faltan otros: https://www.enlalupa.com/category/nuestras-plumas/cartas-desde-la-cuarentena/


TRAS LA VERDAD “AMLO Y SU JUEGO PERVERSO DE LOS NÚMEROS, HÁBIL MANIPULADOR DE LA DESINFORMACIÓN”

29 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Anuncia el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en plan de “magnanimidad”, que dará a los Estados 60 mil millones de pesos, de un fondo de contingencia para estabilizar presupuestos de gobiernos estatales. Pero, el Presidente no informa que previamente hizo recortes a los presupuestos de los Estados, de alrededor de 98 mil millones de pesos, versión que confirmó el senador Erandi Bermúdez Méndez, dinero de las participaciones a Estados y municipios, afirmando que la Secretaría de Hacienda dio a conocer el recorte. Además, los 60 mil millones de pesos que ofrece dar a los Estados, en “abonos”, no alcanzan la cifra que previamente recortó de 98 mil millones de pesos. Información parcial y manipulada del Presidente de la República.

Por cierto, el senador comentó que el dinero de esos recortes se va a los programas sociales y obras prioritarias de Andrés Manuel. El Presidente tampoco da a conocer que en lo que va de su mandato ha enviado a la calle a 8 mil burócratas, en aras de su “austeridad valiente”. Tampoco da a conocer que en el presupuesto de este año, hizo más recortes, a los órganos autónomos les quitó 4 mil, 182 millones de pesos, dinero que se embolsó. Rasuró el presupuesto al INE, a la Fiscalía, al Poder Judicial y a la CNDH. Tampoco informa el Presidente que al campo, sector agropecuario, recientemente le recortó 8 mil millones de pesos. Literalmente un barril sin fondo la ambición de Andrés Manuel López.

No da a conocer que los miles de millones de pesos también se van a las Secretarías que suele consentir. Por ejemplo, la Secretaría de Bienestar, ganó 8 mil, 365. 3 millones de pesos más; entidad burocrática que alimenta el fondo de los programas “sociales” del Presidente; maneja un presupuesto de 181, mil, 365 millones de pesos. Para nadie es desconocido que estos programas “sociales”, son eminentemente de promoción política del gobierno de la 4T, específicamente de Andrés Manuel López; por eso le urge salir a la calle, para seguir ampliando su clientela política. La Secretaría de Hacienda se embolsó 2 mil, 500 millones de pesos más, aumentó lo presupuestado, por supuesto para las contingencias del Presidente, de tal suerte que Herrera manipula un presupuesto de 23 mil, 356 millones de pesos. Otra de las “consentidas” de López, es la Secretaría de Energía, a Rocío Nahle, le aumentó su presupuesto hasta en un 70% más de lo programado el año anterior; esa Secretaría aplica gran parte de ese presupuesto a los programas “estrella” de Amlo, que son la rehabilitación de las refinerías, la construcción de una nueva y el apoyo a Manuel Bartlet Díaz, Director de la CFE. No Podía faltar el incremento al presupuesto de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, a cargo de la Licenciada en Derecho que carece de experiencia laboral, a ella le aumentó el presupuesto en 0.36%, que equivalen a 1 mil, 401. 9 millones de pesos. Así de fácil puede manipular el dinero del presupuesto público, el Presidente de la República; se lleva millones y reparte pesos.

Nada que apoyará a los Estados con 60 mil millones de pesos, extras, cantidad que no alcanza a igualar el recorte previo de los 98 mil millones de pesos, a que se refirió Erandi Bermúdez Méndez. Tremenda la manipulación de la información que hace López Obrador, por algo varios gobernadores han manifestado su inconformidad y la posibilidad de modificar las reglas del convenio de colaboración fiscal. Aunque el tramposo y manipulador de la información de Andrés Manuel López, afirme que él no puede reducir los presupuestos de los Estados. Defendiéndose –mediáticamente- recomendó: “A los gobiernos que están en quiebra, aplicar medidas para ajustar el presupuesto y salir adelante: primero ser austeros, no viajar en aviones privados, helicópteros, reducir sueldos, asesores, alcahuetes, lambiscones y frenar ya su promoción, la publicidad de la que siguen haciendo gala”. Dice el dicho: “El burro hablando de orejas”. Lo curioso que los Estados más castigados fueron los de oposición, entre ellos Colima, Nayarit, Tlaxcala, Campeche, Baja California Sur, entre otros. No conforme con lo anterior, en esa conferencia mañanera López fustigó con uno más de sus “slogans publicitarios” al afirmar que: “Se dicen muchas mentiras. Algunas elaboradas y difundidas por quienes cometen los abusos, así como por los medios de comunicación conservadores”.

La mitomanía del Presidente de la República, no tienen límite ni pudor; para combatir la desinformación presidencial, resulta necesario y prioritario estar bien informado para no caer en su red de “Amlomentiras”. Los datos duros son contundentes, muchos de ellos pueden consultarse en los Presupuestos de Egresos, de la federación; en tanto que López Obrador, solo se basa en su propia información, aquella de “yo tengo otros datos” desinformación que la refuerza con otra de sus cantinflescas frases que dice: “Cada quien interpreta los datos, como los entiende”.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “UNA VACUNA. LA RISA” II

29 May 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin Comentarios »

Me dicen que cómo me atrevo a recomendar la práctica de la FE, si uno de los síntomas de las crisis, como señala Ortega y Gasset, es el escepticismo, a tal punto que cuando iba a explotar la guerra civil, algunos españoles, escépticos e incrédulos, sostenían que San Pedro había inventado la Cuaresma, para que él y los apóstoles pudieran vender sus peces.
Si hay algo en qué creer es la necesidad de reírnos. Un pequeño comercial personal, les recomiendo sobre el tema mi libro: “La letra con sangre humor entra”. Editorial Trillas. Lectura recomendada por la OMS y creo que hasta por López – Gatell para estos días de encierro. Si él dice tantas mentira ¿Por qué yo no?
El siglo XX es el auge de la risa en los tratamientos médicos, en 1928, James Walsh, médico americano, escribió que la salud de un individuo era proporcional a la cantidad de sus risas. Víctor Frankl, discípulo de Freud, aseguraba: “Es siempre preferible una risita que dos pastillitas”. P. Vachet, que recetaba la risa para algunos de sus pacientes, escribió en 1960, que había que dedicarse a reír, de la misma manera que se practica la cultura física. ¿Cómo huir de la enfermedad? El filósofo respondía: “La vida es corta, quiebra reglas, perdona rápido, besa lento, ama de verdad, ríete sin control y nunca dejes de sonreír, por más extraño que sea el motivo”.
Son tan espectaculares las bendiciones de una buena carcajada que se le atribuyen causas y poderes sobrenaturales. Henry Ward Beecher afirma: “El humor es la medicina de Dios”. Nuestro clásico, Cioran, escribió: “Reventar de risa en pleno estertor: única manera de desafiar las prescripciones de la sangre, las solemnidades de la biología.” Parafraseando a Benjamín Franklin podemos decir que la risa, que proviene del cielo, es la que cura, pero es el médico quien cobra los honorarios.
En la India, Madan Kataria, médico generalista de Bombay, reúne a sus pacientes a su alrededor y se dedican a reír de todas las formas posibles, asociando gestos, desplazamientos, comunicación y… buen humor.
En Occidente la práctica es identificada con el famoso Dr. Patch Adams y sus tratamientos sobre la base de provocar la risa en los pacientes. Terapia, por cierto, que tampoco es muy nueva, ya Voltaire decía que el arte de la medicina consistía en divertir al paciente, mientras la naturaleza cura la enfermedad. Para Schopenhauer, la flor de la salud es el buen humor. Pues si con el encierro lo ha perdido aquí algunas propuestas para que lo recupere.
Ya lo pronosticaba Rius: “¡Qué trabajo cuesta no hacer nada!”. Un paciente le pregunta al dentista: “¿Tengo los dientes amarillos? ¿Qué me pongo?” El dentista dice: “A lo amarillo le va bien una corbata roja”. “La edad madura es el tiempo en que un hombre está siempre pensando: en una semana o dos, volveré a sentirme bien” Si tiene deseos de viajar al extranjero, recuerde a Will Comen: “Si te pareces a la foto de tu pasaporte, estás demasiado enfermo para viajar”. A reír, por favor, que no cobran por eso.


EL JICOTE “CORONA VIRUS. REFLEXIONES” IX

28 May 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Internacional, Política | Sin Comentarios »


La recesión económica mundial que ha provocado el aumento del desempleo y la pobreza han hecho considerar a algunos estudiosos que estamos en el umbral del fin del capitalismo, mientras otros afirman que es al contrario, el Corona Virus catapultará la acumulación del capital; que cuando regresemos a la nueva normalidad, la ambición, el consumo y el ahorro se verán beneficiados. El becerro de oro será una vaca en el que toda la gente, sin discriminación alguna, peleará para colgarse de su ubre.
El problema es que los profetas estén en hundidos en una profunda crisis y ya es más seguro creer en el servicio meteorológico, que en los especialistas en el futuro de la sociedad. Mejor incursionemos en las experiencias que ya estamos viviendo y que se avizora se ampliarán y profundizarán. De aquí en adelante el prójimo es sospechoso y, eventualmente, hasta un enemigo. Las empresas que implican en sus servicios contacto humano entrarán en crisis o desaparecerán. Abrimos la época de la automatización, la robotización y la inteligencia artificial. Con el consiguiente aumento del desempleo, pues las empresas optarán por robots que no se sindicalizan ni se quejan por el pago de horas extras. El auge será para el comercio electrónico y la mensajería.
El contacto humano será un privilegio de los círculos más cercanos, la amistad, las relaciones familiares y, por supuesto el amor, crujirán desde sus bases. ¡Qué tiempos aquéllos! Cuando el amor, como escribía Lizalde, era el camino más corto entre dos cuerpos. Fatal consecuencia: el concepto de que un hombre sólo se hace hombre hasta que se ve en los ojos de una mujer, será obsoleto. Los sexólogos ya recomiendan diversas posturas en las que el contacto cara a cara es algo prohibitivo. Beber el aliento de la pareja puede ser mortal. Si Usted practica los nuevos nudos de carne, tendría la posibilidad de reciclarse profesionalmente y trabajar en un circo como contorsionista. Si tiene problemas de columna o no puede parado tocarse la punta de los pies con las palmas de las manos, mejor no aplique. Tendrá que recurrir a los avances tecnológicos para establecer relaciones físicas y emotivas. Los robots sexuales serán una opción.
Los programadores futuristas sostienen que la línea entre el sexo digital y el real es cada día más tenue, y que desde antes del Corona Virus ya representaba una alternativa erótica. Es casi seguro que las nuevas generaciones ya no buscarán a su media naranja sino un software que les acomode.
Un amigo decía que una mujer que no se queje, no reclame o no amenace es como una Coca Cola sin gas. Muy su opinión, pero el machismo con los robots deberá buscarse otros lamentos. Yo prefiero a la antigüita, aún pensando en ese duro momento: Hombre: “Amor, ¿Qué tienes? Has estado muy callada en la reunión. ¿Te pasa algo?” Respuesta: “No, nada”. Hombre: “Casi no has platicado con mis amigas. ¿Qué tienes?” Respuesta. “Nada, tú sigue gozando tu reunión. Ya cuando lleguemos a la casa platicamos”. ¡Ay Nanita! Pues aún así, prefiero todos los riesgos del contacto humano, como era desde endenantes.


La austeridad

27 May 20 | Augusto Isla | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »


Durante los años que dediqué al servicio público, me acostumbré a esa palabra: austeridad. Pues cuántas veces se me negó recurso humano o material. Incontables. Hasta que aprendí a conformarme con aquello que disponía. Pero, ¿qué es lo austero? Lo reducido a lo necesario. ¿Y qué es la necesidad? Salvo la muerte o lo esencial para la vida como la planta que necesita la tierra y el agua, o el niño a sus padres, lo demás es siempre relativo: depende del tiempo y el espacio. Y que es la austeridad republicana que a diario, incansable, repite el efímero huésped de Palacio Nacional. Recientemente, ese lengualarga nos ha dado una pista: “si tienes un par de zapatos, ¿para qué quieres otros?; si tienes un auto modesto, ¿para qué uno de lujo?” ¿Qué república está imaginando este desquiciado personaje? Tal vez en la república popular China de la era de Mao en la que cada ciudadano tenía derecho a un par de zapatos y dos overoles. De ser así, ¿por qué no pone el ejemplo? ¿No le bastaría un trajecito encorbatado para lucir deslumbrante en sus mañaneras? Al parecer, no. Pues él, por ser quien es, el que manda, se cuece aparte. Ahí está la variedad de sus atuendos para echarnos en cara la excepcionalidad de sus sedas. Aunque mono vestido de seda, mono se queda.
Pero, curiosamente, la austeridad tiene un envés: el derroche, amargo fruto del capricho. El aeropuerto de Texcoco, el avión presidencial, el tren maya, la refinería, las dádivas clientelares. Miles de millones a la basura. Y mientras esto ocurre, médicos y enfermeras que atienden a los pacientes del Covid-19, se quejan de su indefensión: a uno de ellos, precisamente, lo he visto sostener un respirador manual durante varias horas, hasta quedar exhausto. Heroica vulnerabilidad. Y mientras ese señor pretende continuar sus giras, las muertes se multiplican. O bien se da el lujo de declarar como “municipios de la esperanza” (¡vaya estupidez!) a aquellos donde no ha habido contagios, sin tomar en cuenta el altísimo riesgo en el que están, entre otras causas por el hacinamiento en el que viven sus habitantes.
¿Pagará el vástago de Macuspana su frivolidad e incompetencia? Mi gratitud a esos heroicos servidores de la salud. Mi desprecio al señor que prefiere sus juguetes a comprometerse con la vida de los mexicanos. El tiempo lo dirá. Por lo pronto, está bien. Que salga, que grite. Aunque bien sabemos que “el grito es el alma de los cobardes”.


EN DO MAYOR.

27 May 20 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Cultura, Nacional | Sin Comentarios »


Si hay un Estado donde abundan los personajes ocurrentes y se dan las frases espontáneas, es en Guerrero. Ya conté aquella anécdota de cuando el padre de Jorge Campo, Álvaro Campos, fue liberado del secuestro que sufriera en Acapulco. En esa ocasión, al momento de llegar a su casa, la prensa le abordó: ¿ Sufrió maltrato durante su secuestro, don Álvaro? ¿Cómo lo trataron?, fueron algunas de las preguntas que cayeron sobre el padre de tan célebre portero de la Selección. La respuesta fue inmediata: “¡Muchacho, con decirles que me trataban mejor que mi mujer y me daban de comer mejor que ella!”. La carcajada de los allí presentes estalló espontánea. Pero es apenas una muestra de esa manera de ser costeña donde se juega con situaciones dramáticas.
La vida de Guerrero pudiera ser envidiable. La generosidad de su naturaleza, la disposición de sus habitantes a la buena charla, su gusto por jugar con las palabras, el asombro manifiesto hacía las pequeñas cosas de la vida, su conexión con lo natural y su lejanía con la solemnidad; así como una sensibilidad e inclinación hacia expresiones como el canto, la poesía, son un remanso. El espíritu comunitario todavía persiste en quienes se reconocen herederos de su legado familiar. Sin embargo, su historia de décadas de ausencia de justicia, despojos de tierras , impunidad, explotación y menosprecio de las autoridades a las necesidades de sus habitantes, es una herida que está viva y ha roto los asideros que sostienen el fluir de ella en relativa calma. Hoy la invasión de agentes extraños y relacionados con actividades del narcotráfico la hacen insostenible. Guerrero languidece en la desesperanza y la angustia de ver a sus jóvenes y niños atrapados por la violencia. El ánimo oscila entre el desaliento y la ira. Se saben abandonados a la buena de Dios. Demasiado engaños de políticos que han prometido soluciones, les ha enseñado que la historia es la misma: uso y desecho por una clase de políticos oportunistas e insensibles. Más carreteras, más caminos hacia las comunidades, pero la misma situación de despojos de tierra y miserable pago a su cosecha, en muchos casos, obligados a sembrar en ellas, productos ilícitos. Habitantes de rancherías desaparecidos, el terror que parece haber llegado para quedarse.

A pesar de ello, aún hay asomos de ese carácter dicharachero y juguetón. Si el drama de la vida está dentro de sus casas y fuera de ellas el horror de los asesinatos y ejecuciones , pues hay que conservar eso que les pertenece: ocurrencia que arranca la carcajada, jugar un poco con los absurdos humanos. Catarsis que salva. Por eso se coquetea tanto con situaciones y juegan con las características de ciertos personajes. ¿Cómo puede moverlos a respeto figuras como las de los políticos, Gobernadores y Presidentes en turno del país, si cada uno de ellos arriba para clavar espinas a su situación, cada vez más cercana a la miseria? Se saben ya la trama y el guion: discursos encendidos prometiendo solucionar eso, lo otro y más allá. El eterno bla bla bla .

El desfile de personajes folclóricos ha sido y es grande. Desde aquel violento Cacique, que regó por todos lados Caciquitos e inspiró a tantos otros a seguir sus pasos, Rubén Figueroa Figueroa , hasta el actual Senador, Félix Salgado Macedonio son muestra de políticos que Guerrero ha padecido. Por supuesto que la figura del actual gobernador no escapa. Siempre lo han tenido ubicado como personaje servil y opaco, al servicio del rancio PRI. En cuanto a la del actual Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador , desde que andaba en campaña uno de los chistes locales que había en torno a él era que de tan listo, en el apartado de su acta de nacimiento donde dice : “ y presentan____” para especificar estado del recién nacido, tiene inscrita : “niño vivo vivo vivo. Tanto que ¡hasta se pasa de vivo!”. Hoy, si acaso alguna expectativa pusieron en él está desapareciendo para dar paso al desdén. “Es pura labia… más marrullero que ninguno…desde siempre se le vio la pinta…para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo… ahí está vivo vivo vivo… a mañas no hay quién le gane”, son algunos de los comentarios en torno a él.

HONOR NO, SÓLO GLORIA.
Y ya lo estamos viendo. AMLO no necesitó un aparato publicitario para mantener la atención en él. Su astucia , su olfato y la agudeza de sus sentidos le dijeron que era a través de mover las emociones de la población, esas que antes ningún político supo leer o conectarse con ellas para reconocer sus necesidades. A grito abierto, su rostro descompuesto por la supuesta indignación que le causaba ver tanta corrupción, AMLO convenció a todos los que se sintieron representados en él . Lo que antes ninguno se atrevió a mencionar con tal energía, él lo hizo. Caminando a ras de los demás, sudando, vistiendo ropa sencilla, lenguaje llano, actitud y lenguaje disruptivo fueron, entre otras las herramientas que usó. Se encargó, y continúa haciéndolo, de echarle sal a las heridas y vendió la idea de que el encarnaba la solución a los males de tantos años; pero que una vez él en el poder se encargaría de enfrentar y solucionar. Gran vendedor de una imagen salvadora, astuto como pocos, nunca entró en terrenos donde pudiera perder. Al desmarcarse de los demás candidatos hacía carambola en su jugada: su formación básica no le permitirían sostener un debate de altura, por eso recurría a chistoretes y ocurrencias, mandando con ello el mensaje a su “pueblo” de que él era de ellos, estaba con ellos. Era, por tanto, distinto a todos los demás. Dio la imagen de ir enfrentando sólo, sin respaldo alguno, su candidatura y resaltaba su falsa indefensión.
Por supuesto que agregó y explotó, y continúa haciéndolo, una de las características que está enquistada en nuestra idiosincrasia y que hoy se encarga de mantener viva: la victimización.
Uno de los periodistas que siguió paso a paso su carrera y de los primeros en advertir la personalidad del hoy Presidente y lo que estaba por enfrentar, es Jorge Zepeda Patterson, quien desde abril de 2008, escribió en su portal : “¿Qué hacemos con López Obrador?”
Abunda en su artículo de entonces:
“ Ciertamente no es Hitler o Mussolini, pero es sorprendente la capacidad que tiene López Obrador para provocar ronchas a muchos ciudadanos, particularmente entre los sectores conservadores. Una y otra vez reaccionan de tal manera que terminan por vigorizar la figura pública de El Peje….El spot de televisión transmitido en horario triple A en que se le compara a Victoriano Huerta, Pinochet y similar calaña por haber ordenado tomar el salón de sesiones de la Cámara, es tan desproporcionado y abusivo que ha resultado contraproducente. Para El Peje ha sido oro molido, pues confirma la noción de que existe una suerte de conspiración de odio en su contra. De verdugo del Congreso ha pasado a ser víctima de la derecha todopoderosa…”

El desmenuzamiento de las condiciones de ese momento que hace Zepeda Patterson en su artículo es irrefutable. Coherente de principio a fin, el periodista ahora observa asombrado el desdoblamiento de una personalidad en la que él antes confió seguiría una línea relacionada con la búsqueda de la justicia. Un hombre que ha vendido la idea de que fue víctima de fraude electoral en 2006 y dijo tener pruebas. Nunca ha comprobado nada de sus acusaciones. Labia, astucia, maña.

Hoy Zepeda Patterson sabe que está ante un hombre que nunca persiguió honores, porque ¿hay algún político que la tenga y conserve en su camino hacía esas alturas del poder? Sería ingenuo creer que sí. Pero Andrés Manuel López Obrador persigue una cosa también ambiciosa: La gloria de ver su nombre inscrito en una historia que ahora está construyendo a modo, usando todas las herramientas que tiene consigo: el máximo poder.

¿Lo logrará? El tiempo dirá. Pero ya lo estamos viendo. Desde su mañanera marca agenda, centra la atención en él, maneja las emociones también de amigos y adversarios. Construye enemigos para continuar vendiendo su imagen de indefensión. Y sobre este punto, habría que reflexionar sobre qué tanto estamos siguiendo su juego a un experto y astuto en sacar cartas a modo. Profesional en el arte del ilusionismo lanza busca píes para medir reacciones y, así, dar sesgos inmediatos o volteretas sin empacho alguno. Valdría la pena reflexionar qué tanto le estamos permitiendo llevarnos a los terrenos que él sabe muy bien manejar. Quizá es momento de cambiarle la jugada, sacarlo de su zona de confort. No centrar la atención en todo lo que diga. Por hoy parece tener a todos en un puño. Somos varios los que ya nos estamos dando cuenta de ese juego.
“Pero al final, todo gira en torno al presidente: lo que dice o lo que no, lo que hace y lo que no. Y eso para él es oro puro; es su droga. El reflector es totalmente suyo y lo sabe, lo aprovecha. Vive de ello…” dice el autor de un articulo titulado “¿Y qué pasaría si ?”, publicado en la revista Expansión y firmado por quien utiliza el seudónimo de Porfirio Salinas. Agrega el autor: ¿Y qué pasaría dejáramos de girar en torno al presidente y sus dichos? ¿Qué pasaría si los medios de comunicación dejaran de enfocarse en la mañanera permanentemente y no la hicieran su única fuente de contenidos?…¿Qué pasaría si la cobertura fuera tan amplia para otro tipo de noticias, incluso pasando los dimes y diretes diarios presidenciales a páginas internas? ¿Si se resaltaran todas las demás noticias, sobre todo las más positivas? ¿Si se pusieran más agendas sobre la mesa?…Eso sí desencajaría al presidente. Es lo único que realmente le molesta: que alguien más tenga el reflector”.
Para reflexionar.
zaragozacisneros.jovitamail.com


TRAS LA VERDAD “SIN LÍMITES EL CINISMO DE LÓPEZ OBRADOR”

27 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

“Cada quién interpreta los datos como los entiende”, esa fue la respuesta de Andrés Manuel López Obrador, al conocer la información del Inegi, institución que reportó que, en el año 2019 –gobierno de Amlo-, se registró la mayor corrupción de los últimos años, alcanzando la escandalosa cifra de 12 mil, 770 millones de pesos. Ante fulminantes datos, el Presidente intentó defenderse, como suele hacerlo –sin datos duros, solo argumentos banales, tal cual “coyote” en los juzgados-; se fue por otra información de la misma institución, en la que refiere que la “gente tiene más confianza en el actual gobierno, porque no se permite la corrupción, para rematar con la frase que seguramente será acuñada para la historia: “Cada quien interpreta los datos como los entiende”. Con esa frase se puede tratar de comprender, la forma de pensar, si se puede inferir: razonar, del Presidente de la República y colegir con otro de sus dichos “populacheros”, cuando afirmó en varias ocasiones, encontrando como escurrir su irresponsabilidad o su torpeza al referir: “yo tengo otros datos”. Ambas frases resumen su “política pública”, traducida en absoluta irresponsabilidad en su manera de gobernar y cómo no, para todo tiene una falsa salida y elude sus errores constantes; total, el Presidente de la República, tiene otros datos y él interpreta los datos como los entiende, no como son. Con esa actitud displicente y forma de gobernar, pretende compararse con verdaderos estadistas ¡Pobre iluso!

El juego de la distracción que acostumbra Andrés Manuel no se hizo esperar, así que su información para los periodistas fue lo siguiente” “Hay algo también de eso, vamos de arriba para abajo como se barren las escaleras y abajo todavía hay extorsión y gobiernos locales que todavía siguen sin entender que esto ya cambio, por más que les mando telegramas avisándoles: ‘situación cambio, cero corrupción, cero impunidades, ten cuidado no vayas a terminar en el bote’. Les mando los telegramas, pero a veces no escuchan” ¿Escuchan o leen? Por supuesto López no abordó el tema de los Bartlet, tampoco lo de la compra de las pipas para Petróleos Mexicanos, mucho menos sobre la asignación directa de contratos millonarios a sus allegados o, sobre la constante violación de amparos por parte de su gobierno, ni sobre la liberación de Ovidio Guzmán; eso y más es corrupción a primer nivel del gobierno de la 4T.

Para el Presidente es más importante la simple “percepción” de honestidad, que los datos duros de la corrupción de su gobierno, corrupción que la traslada a gobiernos estatales y municipales, hasta allá “bateó la bola”, lo malo que su “bola” se salió del campo y no cuenta. La corrupción es una realidad, está en el gobierno de la 4T, la información del Inegi contiene y se nutre de datos duros. La frase desgastada de Amlo, que repite según le conviene, aquella que refiere: “las escaleras se barren de arriba hacia abajo”, seguramente es muy cierta en el vulgo de la gente; sin embargo, parece ser que López Obrador, no sabe barrer bien o deja intencionalmente mucha basura junto a él, aquella que le conviene dejar en cada escalón, solo así se puede entender la enorme suciedad que existe en su gobierno, debe comprender entonces la estratosférica cifra de más de 12 mil millones de pesos en corrupción en el primer año de gobierno de la 4T, cantidad que rebasó la corrupción de años anteriores. Así es la terquedad de Andrés Manuel, no en balde se justifica con: “cada quien interpreta los datos como los entiende ¿Retrasado mental o mañoso?

De tal suerte, a 18 meses de haber iniciado el gobierno lopista, sigue imaginando la creación de 2 millones de empleos; la descarnada y dura realidad es otra, en lo que va de la pandemia, el IMSS, por medio de la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde, informó que se han perdido 346 mil, 878 fuentes de trabajo; más otro tanto que se perdieron el año pasado. Con la derrama del presupuesto público, López Obrador, sigue creando castillos en la arena, que se derrumban ante la primera oleada. Si en verdad López quisiera generar empleos, no tendría de “albañiles” a los elementos de las fuerzas armadas, quienes ya cobran su salario en la Secretaría, pocos son los empleos temporales que crean, los soldados acaparan los puestos de mando; y sí impide obras como aquella que ordenó suspender de una cervecería en Baja California, varios miles de empleos se fueron a la basura, el miso Presidente desalienta el crecimiento económico.

Otro de los engaños de Andrés Manuel, quien juega con datos. Los siguientes números fueron obtenidos de la información que brindó en su conferencia de prensa; dentro de los 27 programas prioritarios, Manuel López dijo que creará 47 mil, 791 empleos en el programa de sus Bancos de Bienestar ¿Cómo? Veamos. Encargó a la Secretaría de la Defensa nacional, la construcción de los inmuebles, por lo tanto no habrá creación de empleos, salvo los de albañilería, esos serán temporales; ahora que, si se refiere al personal burocrático que laborará en las nuevas oficinas, seguramente el número no compensa los miles de empleados que ha despedido el señor López en lo que va de su mandato. Esta vez haré uso de una de sus frases celebres: “cada quien interpreta los datos como los entiende”.

Otra desfachatez del Presidente. Informó que creará 230 mil, 872 empleos de su programa: “Jóvenes construyendo el futuro”. Que alguien le informe al Presidente que esos no son empleos formales, son “apoyos económicos” de sus programas sociales. Más. Contrataciones en la Sedena 26 mil, 714 empleos ¡Otra vez! ¿Y los empresarios no crearán empleos? Los empresarios son los únicos que generan empleos formales, pagan salarios, generan riqueza y enteran los adorados impuestos, aquellos ingresan el dinero para pagan todos los programas de López Obrador. Así de simple. Por esa razón, el cínico del Presidente agradeció a Carlos Slim -esta mañana-, el pago de 8 mil millones de pesos en impuestos que debía. Caso muy especial el de Slim, empresario que por años y años ha lucrado con los mexicanos, desde que Salinas de Gortari le vendió la empresa de los mexicanos, generando por muchos años, entonces, un monopolio, robando a todos aquellos que hacen uso de Telmex y Telcel ¿Recuerdan cuando Slim cobraba al usuario que llamaba y al que recibía la llamada? Los minutos los cobraba a su antojo y lo sigue haciendo ¿Agradecerle pagar impuestos? Claro que no. Carlos Slim, es protegido de López Obrador, recibe contratos multimillonarios del gobierno federal, por asignación directa del mismo Presidente. Simplemente devuelve el favor ¿Plena y llana corrupción! Esa es la basura que no barre el Presidente de la República Mexicana, la guarda para él.

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE  “EL BORRAS”, IDEÓLOGO DE LA 4T

26 May 20 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »


“El Borras” es un personaje trágico, representa lanzarse a hacer algo sin importar medios, costos ni consecuencias de la acción. En otras palabras, sin pensar, a lo loco, considerando que la realidad es una plastilina que se modifica con la puritita voluntad del Presidente. “El Borras” es el gran ideólogo de la 4T. Cuando el Presidente López Obrador realiza el ajuste de cuentas de la administración pública y de sus programas, no lo hace para corregir el pasado sino para descreditarlo. Las denuncias de corrupción es el ajonjolí de todas las manchas de la mafia del poder; pudiera tener razón, pero nunca pondera ni matiza las acusaciones. Como dicen en mi rancho, todo es negro a la de ahuevo.
Algunos ejemplos: El Banco de Comercio Exterior, BANCOMEXT, que en el año de 2017 fue declarado el mejor Banco de Desarrollo, López Obrador hizo intentos por desaparecerlo, los economistas de izquierda hicieron toda una campaña en la que destacaban que era una incongruencia que un gobierno, que presume de progresista, enterrara una de las mejores instituciones financieras creadas por el cardenismo. Por el momento está en el limbo.
Retiró los recursos a las organizaciones no gubernamentales, otra vez la ráfaga de protestas, de la misma forma reconoció que algunas sí trabajaban bien, pero argumentó: “Ni modo, pagan justos por pecadores”. Se ubicó en el error que los politólogos describen como tirar la bañera con el agua sucia y con el niño.
Para cambiar la sede del aeropuerto de Texcoco acusó a los concesionarios de corruptos, le pidieron que diera nombres y proporcionó una nueva hipótesis; el cambio se debía a que el aeropuerto estaba asentado en un lago. Zigzagueante organizó una encuesta patito para justificar su decisión. Por cierto, a los concesionarios que acusó de corruptos, ahora les otorgó otras obras en los nuevos proyectos del gobierno.
En la última “Borrazada” ordenó la desaparición de todos los fideicomisos que reciben recursos federales, entre otros el Fidecine, fideicomiso que tiene como tarea la producción, postproducción, distribución y exhibición de largometrajes mediante la inversión de capital de riesgo. Los mexicanos merecedores del Óscar, principalmente Guillermo del Toro, le recordaron que ellos habían aprovechado este fideicomiso. Y que, no por restregarle su afición, pero el cine mexicano le había dado al país más reconocimientos internacionales que el beisbol. Una vez más el gobierno se tuvo que echar para atrás. El problema es que gran cantidad de víctimas de El Borras les piden a los ganadores del Óscar que intercedan y defiendan sus causas.
Lo he sostenido en repetidas ocasiones, el “priísmo” no significa pertenecer al PRI, sino que es parte del genoma de la clase política nacional. Las consignas de este partido, al que pertenecí, en el caso de decisiones conflictivas, eran: “Platica y negocia con los interesados para “planchar el asunto” y que todo salga “muy aseado”. En estos casos ni siquiera se ajustan a estas políticas. Mientras “El Borras” siga siendo el ideólogo de la 4T será un gobierno torpe, ignorante y errático. Sentado en un rincón dándole la espalda al pueblo y con orejas de papel. Se lo ha ganado.


UTOPÍA POLÍTICA

25 May 20 | Roberto Carbajal | Clasificado en Tiempos políticos en Imágenes | Sin Comentarios »


Por: El Vigilante Urbano
INEGI, ¿EL NUEVO CAZADOR HACENDARIO? -Voy a dar mi punto de vista sobre este tema, no soy experto en la materia, la expongo como un ciudadano más, mi desconocimiento no me impide opinar. Hace días Alfonso Ramírez Cuellar, presidente interino de MORENA, tuvo la ocurrencia de anunciar una iniciativa, donde habla de utilizar al INEGI, para medir la concentración de la riqueza en el país. “El Inegi debe entrar, sin ningún impedimento legal, a revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de todas las personas. Cada dos años debe dar cuenta de los resultados que arroja la totalidad de los activos con los que cuenta cada mexicano”, se lee en el documento compartido en las redes sociales de Alfonso Ramírez Cuéllar. Para el exlíder del Barzón, es que los ricos deben pagar más impuestos, y con el INEGI, al frente lo piensa lograr, ¿así de fácil?
Quizá la medida adecuada sea una Reforma Fiscal, durante muchos años, varios legisladores de diferentes partidos han insistido en una Reforma Fiscal, que vendría bien a solucionar muchos de los vacíos que existen en la actual miscelánea fiscal. Por ejemplo, recuerdo que en los años 80s para cobrar unos honorarios por algún servicio, era fácil ir a la papelería y comprar un block de recibos de honorarios, sin mayor dificultad, cabe señalar que los recibos ni folio tenían y así, fácilmente cobrabas, dándose como consecuencia una evasión fiscal. Tiempo después siendo secretario de Hacienda Pedro García Aspe, en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, implementa los recibos de honorarios foliados, pero con el control de la SHCP, y para ello se tenía que ir a una imprenta autorizada, donde se hacia una orden, que establecía un control de los folios a imprimir, y, además, estos números tenían una vigencia. Cuando caducaban dichos recibos, había que solicitar autorización ante Hacienda, para imprimir nuevos recibos. La SHCP, al paso de los años, ha ido mejorando el sistema tributario, para ir aumentando la recaudación, pero sigue vigente la urgente necesidad de una reforma fiscal.
Pero como estamos viendo el desarrollo de la tristemente célebre 4T, en cuanto a corrupción, con datos publicados este viernes pasado por parte de INEGI, la corrupción ¡AUMENTO! Dicha nota apareció en varios diarios nacionales, y lo increíble, también en La Jornada, medio oficial de la 4T. De caminar esta ocurrencia de Alfonso Ramírez Cuéllar, ¿qué pasará en los casos de Manuel Bartlett? INEGI, ¿a cuál de las veintitantas casas visitará, y meterse como lo establece la “ley”? La respuesta posiblemente será; “aquí, no vive Manuel, soy únicamente su concubina, pero no vivimos juntos, búsquelo en su oficina en la CFE”. La iniciativa privada e instituciones han salido a manifestar su desacuerdo, bueno, por increíble que parezca, hasta legisladores de las bancadas de la 4T, han cuestionado tal “idea”, quizá esto, para curase en salud, y no verse en apuros en un futuro, donde sea notoria la acumulación de riquezas.
Quienes conocen el trabajo de los encuestadores de INEGI, saben del trato que hay muchas veces al personal que toca la puerta de una casa, perdón, ¡residencia!, simplemente los mandan al diablo, o les dan largas para acceder a una entrevista, hay casos que hasta son objetos de amenazas. Para el flamante presidente de Morena y exdirigente del Barzón, tal parece que la riqueza, es sinónimo de corrupción. En mi caso personal, iré a mi Notaria de confianza y haré mi testamento, para repartir el rancho que me heredo mi abuelita, utilizando la misma estrategia de muchos políticos, en el tema de riquezas. Es lo mismo que manifestó mi querida maestra doña Elva Esther Gordillo. El que se junta con lobos, a aullar se enseña.
Eso del INEGI entrando como Pedro por tu casa, también hay quienes piensan, que es una estrategia distractora por el problemón del Corona Virus, donde los números no cuadran en el aplanado de la pandemia, cabe mencionar que México, es el país, donde menos pruebas se han hecho, ni el uno por ciento. Entraremos a la “nueva normalidad” a ciegas, como un volado contagioso.
MUY MAL EL PAN, AL NEGAR A FUNCIONARIOS DE LA PASADA ADMINISTRACIÓN- Martín Arango, secretario general del PAN estatal, hace una pésima declaración al negar que Manuel Velázquez Pegueros, detenido por “delitos de corrupción” sea militante de acción nacional. Martín Arango piensa que, con negar tal afiliación, libra a su partido de ser parte del delito, se equivoca, le hace falta recordar el refrán: Tanto peca el que mata la vaca, como el que le agarra la pata. Lo penoso de estos dirigentes, que, como políticos jóvenes, deberían ver con otra visión el arte de hacer política. El síndrome del avestruz, en nada ayuda a la hora de enfrentar fechor


TRAS LA VERDAD “4T CÍNICOS E INCOMPETENTES EN MATERIA DE SEGURIDAD PÚBLICA”

25 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

En la comparecencia –virtual- del Secretario de Seguridad y Participación Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, ante los integrantes de la Junta de Coordinación Política del Senado, volvió a dejar patente su cinismo, falsedad y falta de conocimiento en materia de seguridad pública. Bastó con la respuesta que dio a los senadores, referente a Ovidio Guzmán. Aseguró que sí existe una orden de aprehensión –extradición-, luego ¿Por qué lo dejó en libertad cuando fue aprehendido en el Municipio de Culiacán, Sinaloa? Si ya estaba detenido, ya habían ejecutado la orden ¿Por qué lo dejaron en libertad? Esa fue una conducta delincuencial que se sanciona en el Código Penal, auxiliar o facilitar la fuga de un delincuente y, si se trata de autoridad, se castiga con pena agravada. Pero el Secretario simplemente “bateó” a los senadores y ya. Seguramente todos recordarán lo sucedido en aquella ocasión en la que, vergonzosamente el Secretario tuvo que dejar en libertad al delincuente que es reclamado por la justicia estadounidense, sí, debido a que se vieron superados en todo por la delincuencia organizada, tanto en táctica, como en armamento y en el número de fuerzas. En la videoconferencia el senador Kuri preguntó a Durazo ¿Por qué no han detenido a Ovidio Guzmán? Aquel simplemente respondió “Seguirá siendo un reto”. Mal y de malas.

Está otro grave delito impune que cometió al no prevenir la explosión del gasoducto en el pueblo de Tlahuelilpan. Los delincuentes hacían fiesta con el combustible que robaban, lo extraían del ducto propiedad federal: de Pemex; las fuerzas del “orden”, simplemente observaron a distancia el descarado robo, no lo impidieron, no hicieron nada hasta que explotó y mató a 136 personas. Ese hecho fue un delito conocido como: ilícito de comisión por omisión; no hicieron nada las fuerzas de seguridad para mantener la “seguridad pública”; no, solo fingieron y fungieron de espectadores ¿Algún responsable por la muerte de las 136 personas? Por supuesto que no. Curiosamente no hubo presuntos responsables, nadie fue consignado; según las autoridades los responsables del hecho murieron en el incendio que devoró muchos cuerpos humanos. Los movilizadores, los agitadores sociales de antes, hoy desaparecidos, inactivos, desactivados, ya no protestan de nada, todo lo aceptan, toleran los abusos de las autoridades del gobierno de la 4T. Pronto cambiaron las conductas de esos grupos –subversivos- sociales que protestaban por todo, movilizaciones y manifestaciones eran la herramienta que usaba la izquierda, los alimentaba –económicamente- para fastidiar a los gobiernos neoliberales; hoy, esos inquietos grupos permanecen “sedados”, el gobierno al cual pertenecen ya no motiva movilización alguna a pesar de lo deleznable de muchos de los actos que han cometido funcionarios de la 4T, antes proactivos, hoy inactivos, son coparticipes al guardar silencio. Así funciona la seguridad pública de Durazo.

Referente al índice delictivo, el Secretario Durazo, dio el capotazo para salir con una “verónica” simulada. Un día bajan los homicidios y el otro suben; otro día se reducen los robos y al siguiente repuntan; y así sucesivamente con los demás ilícitos. Cuando bajan los delitos, aplauden como si se tratase de acciones orquestadas y organizadas de la autoridad. No, no se engañen, así trabajan los delincuentes, hoy matan a más personas y al otro día no; hoy roban más que mañana, son acciones delincuenciales incontrolables. Mas no se trata del éxito del programa de seguridad pública nacional. Los hechos son circunstanciales, los actos no, esos sí se programan. Durazo presumió el apoyo del personal de las fuerzas armadas, argumentando que su participación cada vez es menor en acciones de combate a la delincuencia. Lo cierto que las fuerzas armadas son las responsables de esa acción; pero tampoco están debidamente capacitadas para ello; sin embargo los legisladores federales facultaron constitucionalmente al Presidente de la República, como a ningún otro jefe de Estado, para hacer uso de las fuerzas armadas en actividades de seguridad pública. De tal suerte que la misma Guardia Nacional, es dirigida por un militar, así como la mayoría de sus integrantes fueron asignados o transferidos del Ejército y la Marina, a la Guardia Nacional. Esa es otra de las grandes razones por las que no han podido deducir los índices delictivos, no tienen la inexperiencia en el ramo, igual que Durazo, a quien incorporaron al “vapor” a esa dura y fea tarea. Año y medio de gobierno de la 4T y no cumplen con el compromiso que adquirieron: reducir la frecuencia delictiva. Es tan grave la situación en ese medio, que la delincuencia organizada empieza a sustituir al gobierno federal, hace “labor social” en comunidades pobres obsequiando despensas, acción de “beneficencia” que supuestamente debería estar realizando el gobierno de López Obrador y no los delincuentes, así ganan simpatías de los pobladores. Eso se traduce en falta de seguridad pública –municipal, estatal y federal-, los delincuentes trabajan con desparpajo.

Durazo informó a los senadores que hay 50 mil, 979 militares apoyando en acciones para combatir la pandemia del Covid-19 ¿Por qué tuvo que informar de las acciones de las fuerzas armadas el Secretario Durazo? Nada, el señor simplemente proporcionó datos que corresponden al área del General Luis Crescencio Sandoval González, Secretario de la Defensa Nacional, simplemente para entretener a los senadores de la JuCoPo. Y así los distrajo con información que acontecerá probablemente hasta el año 2024, comentando que la Guardia aspirará a tener en sus filas a 200 mil efectivos. No pasó por alto que personal de la Guardia Nacional, también apoya las acciones en contra del Covid-19, con 10 mil 470 elementos; claro que no mencionó cuántos más de esa corporación trabajan en la contención de inmigrantes, de tal suerte que miles de policías de la Guardia Nacional, se encuentran realizando acciones ajenas a la responsabilidad principal de esa institución: la seguridad pública; en junio del año pasado asignaron 15 mil elementos de la Guardia a esa responsabilidad, razón por la cual Donald Trump está feliz, feliz, feliz; 20 mil 470 elementos de la Guardia Nacional, en funciones que no son de seguridad pública. Sumado a la estrategia ordenada López Obrador, de observar el respeto de los derechos humanos de los delincuentes, la política de los abrazos y no balazos, y con escasos policías, podemos entonces deducir algunas de las razones del por qué no bajan los índices delictivos. Parecen acciones deliberadas del Presidente de la República. De ahí que los elementos del orden prefieren no combatir a los criminales; la autoridad puede cometer algún delito que lastime los derechos de los delincuentes, luego sean acusados, dados de baja y procesados. Conclusión. Alfonso Durazo Montaño, dio su espectáculo mediático a los senadores, en tanto que la situación de la inseguridad pública en el país, sigue viento en popa; prevalece el cinismo y la incompetencia en esa área.

Héctor Parra Rodríguez


Oración por Amlo

23 May 20 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | Sin Comentarios »

–Nueva Política Económica, Nueva Normalidad y Nueva Filosofía Política. Están conmigo o contra mí. No hay más ruta que la 4T. Como en los viejos tiempos. Yo no soy como todos. Yo soy yo, Amlo.

El Estado es Amlo.

La Economía es Amlo.

La Política es Amlo.

La Justicia es Amlo.

La Moral es Amlo.

La Honestidad es Amlo.

La Austeridad es Amlo.

El Bienestar es Amlo.

El Bien y el Mal los define Amlo.

La Democracia y la Libertad son Amlo.

La Historia es Amlo.

La Nueva Narrativa es Amlo.

Amlo es el Verbo Encarnado.

En una palabra: México es Amlo y Amlo es la Patria.

–La vanidad de vanidades se llama hoy Andrés Manuel López Obrador.

Gracias y amén.

Atentamente, Julio Figueroa, palabrero.
Qro. Qro., Presidentes, México, mayo 2020.

Nueva Política Económica.
Amlo, satisfacción y sin problemas de conciencia en tiempos duros.
(Chínguese uno). Retador.

CUADRO del PALABRERO

Temprano por la mañana, en un jardincito perdido de la colonia, quitándome el tapabocas y los lentes, he leído las 30 páginas del ensayo del presidente hablador, historiador y escritor Andrés Manuel López Obrador sobre la Nueva Política Económica durante su sexenio.

Se agradece la claridad de su prosa sin rollos abstractos, salvo sus rollos personales de siempre.

Sus indudables buenos deseos por cambiar la realidad en un mundo harto complejo y cuyo factor humano, el barro de que estamos hecho las mujeres y hombres, es todavía más extraño, canijo y misterioso. Ni hablar de los procesos sociales y económicos de larga duración.

Su seguridad y certeza en un presente y un devenir totalmente inciertos, como son la vida y la historia, y un pasado en claro para él en blanco y negro.

Asombra el poco asombro que se percibe en el presidente del país al hablar de la realidad, el pueblo y la historia de México en el mundo.

No hay dudas ni matices. Hipótesis a probar y comprobar. En él todo parece tan claro como que Dios creó el mundo a su imagen y semejanza y luego se esfumó y nos dejó a los humanos solos aquí en la tierra, con otros dioses, monstruos, diablos y extraños poderes sueltos.

En síntesis, vemos un presidente feliz, gozando de su protagonismo político y lleno de satisfacción por lo logrado, sin contradicciones ni problemas de conciencia (chínguese uno). Todo esto en los tiempos duros que corren. Y lo que falta.

Regresé caminando a mi departamento y mentalmente fui escribiendo algo así como una letanía sobre López Obrador.

Caminé unas cuadras y llegue a mi casa, puse agua para café y me senté con un cuaderno y una pluma en la mesita de la cocina. Y escribí una Oración por Obrador.

Este es el cuadro del palabrero sobre la pintura del mismo por escrito, mal hablador y mediano escritor, palabrero.

Quería escribir una introducción breve, algo así como “el marco teórico”, y aquí ya hay más palabras que en la pintura titulada finalmente “Oración por Amlo”. Perdón y lo siento.

Crece la incredulidad y la desconfianza en la sociedad abierta mexicana hacia toda autoridad de gobierno, como siempre, más allá de los fieles.

AMLO
No sé si será el presidente más recordado, para bien o para mal, pero probablemente será el político mexicano del siglo XX más citado, para bien y para mal, en este siglo XXI de la edad luz, que apenas está en su primer cuarto. Ligado por cierto, pienso, a otro nombre: el historiador liberal crítico Enrique Krauze. Adversarios y contrarios hermanados por México. Como otros críticos y partidarios.

Última cuestión. ¿La realidad que se vive y se percibe desde el Palacio Nacional corresponde a la realidad de la república mexicana, de frontera a frontera y de costa a costa?

Perdón por el rollo y el cuadro.
Atentamente, Julio Figueroa.
Qro. Qro., Presidentes, México, mayo 2020.
juliofime@hotmail.com / @JulioRolling


TRAS LA VERDAD “NO CONCLUÍA EL FESTEJO MORENISTA Y SUSPENDEN LA FIESTA”

23 May 20 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

El pasado 2 de abril el Presidente de la República, emitió un Decreto inconstitucional, ilegal, nulo, apócrifo, alejado del Estado de Derecho, por medio del cual “decretó” la desaparición, como por arte de magia, de todos los fideicomisos que se alimentan con recursos federales, dentro de los cuales hay varios fideicomisos importantísimos, como el que opera el Fondo de Desastres Naturales –Fonden-. Hasta entonces, todos suponían que el “golpe” estaba dado y nadie podía revertir la orden presidencial, como suele suceder con muchas de las ilegales e irresponsables órdenes del titular del Poder Ejecutivo

El Decreto de López Obrador, ordenó que a más tardar el 15 de abril pasado, los dineros de los fideicomisos deberían estar concentrados en la Secretaría de Hacienda. En conferencia de prensa, el Presidente adelantó que pensaba obtener aproximadamente 3 mil millones más para sus desmanes. Después de atroz orden, nadie discutió, Andrés Manuel, simplemente esperó la recolección del dinero. Mario Delgado, coordinador de la bancada de diputados, advirtió que el dinero de los fideicomisos está calculado en 91 mil millones de pesos ¿Bárbara diferencia de recursos públicos? Los millones los manipulan como si se tratase de canicas. López Obrador, pidió el dinero recaudado en Hacienda y nada, nadie regresó el dinero; la orden del Decreto había sido incumplida, nadie devolvió el dinero, entonces el Presidente preguntó la razón de ello. La respuesta: ¡Su Decreto no sirve, señor Presidente! Se debe reformar la ley para quitarle el dinero a los fideicomisos, antes sería ilegal con consecuencias desastrosas para los ejecutores, también para quien dispusiera de tantos miles de millones de pesos, sin facultad para ello, consignados en la ley, superior al Decreto de Egresos de la federación. López entonces ordenó realizar inmediatamente la iniciativa de ley que le permitiera sacar -saquear-, cuando antes el dinero de los fideicomisos.

Más pronta que expedita, la lacaya de Dolores Padierna, presentó la iniciativa el miércoles pasado. Los morenistas iniciaron el festín, pronto más dinero para su Presidente. Quienes antes no se opusieron al Decreto presidencial -¿Sabrían de su inoperancia?-, de pronto saltaron ante la iniciativa de Dolores Padierna. Se les vino encima el mundo de críticas ante aberrante iniciativa. Todos ignoraron que Padierna solo cumplió la orden de Andrés Manuel, que había quedado varada, aquel exigía el dinero que no había ingresado a la tesorería de Hacienda. Todo un margallate entre morenistas. Muchos de sus adorados seguidores izquierdistas del deporte, cineastas y demás, con influencia política, materialmente se les fueron encima; y más allá llegaron las inconformidades, también gobernadores hicieron lo mismo, por pretender eliminar el dinero para apoyo en favor de la población –siempre los más pobres- en caso de desastres.

El inepto de Mario Delgado, literalmente acorralado por sus propias huestes, consultó de inmediato con López Obrador y estas fueron sus palabras, que pretendieron justificar la enorme torpeza de López Obrador y sus legisladores: “Se va a la congeladora la iniciativa, vamos a formar grupos de trabajo en parlamento abierto con las comisiones correspondientes, con el gobierno, con Hacienda, con Función Pública, con Consejería Jurídica y con los sectores involucrados para que no haya falta de información o incertidumbre. No estamos en contra y no se van a eliminar los recursos para protección de periodistas, los recursos para investigación en desarrollo, ciencia y tecnología, los recursos para apoyar a deportistas de alto rendimiento y los recursos para apoyar y financiar a nuestro cine mexicano y por supuesto no estamos proponiendo dejar a este país sin un fondo de desastres naturales” ¿Qué les pareció la respuesta que dio este viernes Mario Delgado Carillo, coordinador de Morena en Diputados? Fatal.

Para no “descobijar políticamente” a Padierna, el anuncio lo dio este mismo viernes Mario Delgado -líder morenista- en conferencia de prensa virtual; acompañado de Dolores Padierna, autora de la iniciativa y vicepresidenta de la Cámara; aquel intentó explicar –justificar- que su intención era que “recursos ociosos”, que son guardados en fideicomisos, se utilicen para enfrentar la crisis económica generada por el COVID-19. Calculaban embolsarle a López Obrador, dijeron, 91 mil millones de pesos.

Siguió la inútil perorata que pretendió borrar la torpeza de cálculo político. “No hay ninguna mala fe, no queremos lastimar a nadie, queremos eficientar el tiempo. Nos presiona por un lado que sí se requiere mucho recurso ahorita para tender las crisis y por el otro lado, pues que no tenemos ni siquiera periodo extraordinario ni condiciones para reformarla” ¡Ah bárbaros! Siguieron empeorando el asunto, lo complicó más. Mario Delgado agregó: “Entonces, pensamos que se iba a entender rápidamente y no fue así, nos equivocamos. Yo me equivoqué –alguien tiene que cargar con la culpa-, en todo caso, pensé que iba a ser… como el tema de fideicomisos, sobre todo en medios de comunicación le han dado seguimiento a estudios, investigaciones, cuentas públicas, etcétera, han estado con nosotros en todo esto, pues pensamos que no iba a tener ninguna repercusión, pero la tuvo. Bueno, entonces no nos precipitemos, hagámoslo de una mejor manejara de modo que satisfaga a todos”. Pretendiendo corregir el error que se origina con el Decreto presidencial, al cual nadie refiere, también dijo que las reglas tienen que cambiar en tema de fideicomisos, pues “no ayudan a la transparencia, se prestan a la opacidad y la Cámara de Diputados no puede ejercer su facultad de fiscalización”. El inepto olvida que la Cámara de Diputados no fiscaliza, esa función está a cargo de la Entidad Superior de Fiscalización.

Enormes errores en la gobernanza de los izquierdistas de la 4T, evidencian su voracidad, ignorancia y torpeza. Solo les interesa conseguir más dinero para los proyectos de Andrés Manuel, utilizan de pretexto al Covid-19, para todo. El año pasado saquearon todo, este año quieren más. El Presidente no quiere reconocer que ha quebrado las finanzas del gobierno por sus abusos, por sus excesos de torpeza, a 4 meses de ejercicio del gasto público de 2020, el dinero ya no le alcanza para mantener a su millonaria plantilla de seguidores y mantener sus obras de “relumbrón”. No le fue suficiente con quitarles el aguinaldo a empleados de gobierno, tampoco reduciendo sus salarios, ni cerrando la mitad de las oficinas gubernamentales para que solo gasten el 25% del presupuesto asignado a ellos. El castillo de naipes que formó, poco a poco se va derrumbando por falta de cimiento que él mismo socavó. López Obrador, encarna la torpeza en su máxima expresión.

Héctor Parra Rodríguez