EL JICOTE “PARACHARAZEIN” Y LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

13 Ago 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Política | 1 Comentario »

“Paracharazein” era una palabra terrible, que angustiaba a los griegos. Literalmente significa “desgaste de la moneda”. Sin embargo, Eurípides prefería aplicarla a la pérdida de respetabilidad del lenguaje de los políticos, pues consideraba que esto último era más grave que cualquier empobrecimiento material.

Es reconocido que los políticos se han superado, ya no mienten descaradamente, solamente utilizan un lenguaje eufemístico, es decir, las grandes tragedias y los grandes fracasos los envuelven en palabras que disminuyen los acontecimientos y los hacen aparecer como minucias que solamente teniendo cabida en una mentalidad muy tiquis miquis, de esa gente que no se les da gusto con nada.

Los colombianos, cuyo pueblo y los líderes políticos son reconocidos por su aprecio a la gramática, su clase en el poder se ha distinguido por los eufemismos. Cuando el ex Presidente Turbay fue exigido para que tomara medidas contra el despilfarro y la deshonestidad, aplicó de inmediato duras órdenes de austeridad, pero la corrupción no se detuvo, sino que al contrario se agravó, cuando le criticaron esa incongruencia, con rostro grave y ya hundido en el pragmatismo afirmó: “Era indispensable reducir la corrupción a sus justas proporciones”.

Pero quien se saca el premio mayor, ya no de eufemismo, sino de cinismo, fue el Presidente Colombiano José Manuel Marroquín (1899-1902), después de la “Guerra de mil días”, que dividió al país y Colombia perdió lo que hoy es Panamá, el Senado le reclamó semejante desastre, contestó tan campante: “¿Y qué más quieren? Me entregaron una República y yo les devolví dos”.

Nuestra democracia liberal hizo grandes aportaciones al lenguaje eufemístico, mientras en México el pueblo se hundía en la desesperación porque no había trabajo o el salario no alcanzaba, los políticos, con desdeñosa tosecita o viendo arriba del hombro afirmaban: la pobreza y el desempleo son simples mitos geniales; que la crisis económica se debía a que cuando a Estados Unidos le da pulmonía a nosotros nos da gripa; que la inflación galopante o la austeridad que llevaba apretarse los cinturones hasta casi la asfixia, se trataban de simples baches en la ruta de la prosperidad nacional. La Cuarta Transformación no se ha querido quedar atrás y dice “presente” en la difusión de mentiras rosas. Ahora se rasga las vestiduras y afirma que no hay “recesión”, sino que aclara, es “desaceleración”. ¡Por favor! No se confunda. Ojalá que esto conmueva a una actividad económica que está prácticamente paralizada. Pero otro eufemismo, este sí de concurso. El gobierno reconoció que hubo un subejercicio en el gasto público de 174 mil millones de pesos. Pero aclaró, no es “subejercicio”, no calumnien, son “ahorros”. Es toda una plaga en la clase política nacional, no reconocer que la confianza en la palabra es más importante que la confianza en la moneda.


EN DO MAYOR.

12 Ago 19 | Jovita Zaragoza Cisneros | Clasificado en Cultura, Política | Sin Comentarios »

“López Obrador no tiene calidad moral para acusar al PRI de comprar votos a favor de Enrique Peña Nieto en la elección presidencial”, respondió en julio del 2012 Rosario Robles Berlanga a los señalamientos que el ahora presidente hiciera a la práctica del PRI y su compra de votos. Lo anterior fue en el marco de una entrevista en Radio Fórmula, en la que Robles Berlanga, agregó: “En el año 2000 López Obrador me pidió repartir despensas para que él ganara la jefatura del gobierno capitalino. Que no se venga a dar golpes de pecho, el PRD también compra los votos en el DF, si no pregunten en Iztapalapa…”.

Ocho años habían pasado de aquel conocido y escandaloso video mostrado por Brozo en su espacio de la Televisión, donde se expuso a René Bejarano ( en ese entonces operador político de Andrés Manuel López Obrador), recibiendo dinero de Carlos Ahumada. Escándalo que – por cierto- no fue el único en el que Rosario Robles se vio involucrada, ya que también fue señalada de trasiego de dinero. Su cercano colaborador Ramón Sosamontes fue exhibido también en otros videos , junto a Carlos Imaz, recibiendo dinero de Ahumada. La serie de escándalos le costó a Rosario Robles ser expulsada del PRD, ya que esta última sostenía relación sentimental con Ahumada, el argentino que supo mimetizarse en empresario prominente y tejer una red de mentiras y complicidades en la que, según dio a conocer en 2009, en su libro “Derecho de Réplica” , hay una larga lista de personajes de la política mexicana involucrados. En ese libro Ahumada da cuenta de su conexión con cada uno de ellos. Y, sin ambages ni miramiento alguno da pormenores de lo que señaló como “obsesión” de Rosario Robles por ser presidenta de la república.

La crónica de lo sucedido en ese entonces fue abordada por todos los medios informativos. Y hoy Rosario Robles vuelve a ser centro de noticia por las imputaciones que la Fiscalía General de la República (FGR) le hace. Nuevamente el escándalo acompaña, a ella y a los personajes involucrados en esta trama farragosa y burda, propia de un país donde la justicia es más una entelequia, que una figura tangible y respetada. Por lo menos eso ha sido hasta ahora. En cada cambio de administración, así ha sido.

Al menos que ahora estemos hablando de un verdadero cambio y este sea de fondo, porque bien se sabe que en México, la política y la aplicación de la justicia es selectiva y responde más a revanchismos, juegos de estrategias y caprichos de la administración que esté a cargo en esos momentos. El molde establecido por el viejo sistema sigue siendo una fórmula más parecida el juego de azar que eligen a conveniencia quienes detentan el poder y cuyas reglas ya sabemos. A menos que en los días por venir nos muestren que estamos equivocados. Pero, por lo pronto, la dinámica es similar a la de siempre en donde la concreción de las acusaciones parecen decidirse como si fuera un juego de póquer con cartas marcadas , o con dados cargados, o como un juego de billar, en el que saben cómo lograr la carambola de tres bandas.

Y esto, justamente, es lo que parecen estar jugando desde el poder. Tres nombres, tres, están en el candelero. Y todos tienen relación entre sí y – en su momento- afectaron la imagen del actual presidente: Carlos Ahumada, Juan Collado y Rosario Robles. Lo que está sucediendo ahora no parece tan fortuito, ¿hay algo que en política lo sea?

Por lo pronto, el presidente, “defiende” y sostiene que Rosario Robles es un “chivo expiatorio”, que los artífices de todo esto y que forman parte de la Estafa Maestra son personajes que están más arriba. Las declaraciones del presidente López Obrador, con relación a Rosario Robles parecen más un gesto de cortesía hacia quien otrora fuera su aliada en su carrera hacia el poder.

Sobre el tema, una de las narrativas más claras de lo que está sucediendo con estos tres personajes ( Rosario Robles, Juan Collado y Carlos Ahumada) la ofrece el periodista Raymundo Riva Palacio en su columna semanal que publica en EJECENTRAL, El portal de noticias y análisis político en México, del que es director.

El autor de Estrictamente Personal, en su columna del pasado miércoles 7 de agosto, ofrece un minucioso relato, dividido en Tres Tiempos de este caso al que titula: Ayuda de Memoria. Carlos Ahumada.

El Primer Tiempo, lo subtitula Cuando Todo Empezó a Caer. El Segundo Tiempo: Las Obsesiones de Rosario. Y es el Tercer Tiempo: El Final, en que sintetiza de manera puntual y precisa el caso Robles. Lo comparto aquí, de manera íntegra.

“ Tercer. TIEMPO: El final.

En 2002, alguna vez confió Carlos Ahumada, recibió a un periodista en sus oficinas de Quart en San Ángel, quien le pidió cuatro millones de pesos a cambio de no publicar que era el mecenas del PRD. Ese encuentro derivó en una relación para sacar un periódico que quería llamar El Independiente. No cuajó ese primer proyecto, pero el periódico finalmente salió diseñado, armado y coordinado por mí. Poco se sabía de toda la red política y financiera que había construido en unos cuantos años. Había rumores, pero no certezas. El periódico, visto en retrospectiva, galvanizó la lucha por la candidatura presidencial del PRD entre Cuauhtémoc Cárdenas y Andrés Manuel López Obrador. La presidenta del partido era Rosario Robles, y su debilidad, Ahumada. Por ahí, López Obrador comenzó a apretar. Le clausuraron plantas y obras. Le llovieron auditorías. Ahumada estaba nervioso y comenzó a decir que “tenía una bomba” contra López Obrador para arruinar su candidatura. Pocos sabían que durante mucho tiempo había videograbado en su oficina a cercanos de López Obrador recibiendo dinero: alcaldes, diputados, senadores, líderes de partidos, de sindicatos y periodistas en situaciones les podría provocar daño reputacional. Quería dárselos a alguien con poder. Un amigo suyo le presentó al abogado Juan Collado, quien lo llevó con el expresidente Carlos Salinas, a quien le entregó copia de los videos. Con apoyo de panistas dentro y fuera del gobierno de Vicente Fox y el conocimiento de Marta Sahagún, la esposa del Presidente, se inició la operación de descarrilamiento de la campaña nonata de López Obrador con la difusión de los videos. Fue poderosa, pero el jefe de Gobierno respondió que se trataba de un “complot” de “la mafia del poder”. Su discurso pudo más que la campaña. Ahumada se escondió en Cuba, donde les dijo todo lo que sabía a los cubanos. Estaba seguro que lo protegerían sus aliados en México, funcionarios del gobierno y gobernadores del PRI, pero no. Lo deportaron. A Ahumada le cambió la vida, que se convirtió en tragedia. Estuvo preso en México y en Cuba, fue utilizado como ficha de cambio, desechable por los políticos y despreciado colectivamente por todos, salvo unos cuantos. Su soberbia y exagerada autoestima contribuyeron a su caída. No ha terminado. La Fiscalía General en el gobierno de López Obrador ha revivido un caso enlatado desde 2013 por presunta extorsión contra Robles. Qué paradoja para quien se pensó superior a todos y terminó en el basurero” (final de la cita) .

Veamos cómo termina todo esto. Pero hay varias preguntas en el aire que estaremos abordando en este inicio de lo que el actual presidente insiste en llamar “Cambio de Régimen”; mientras, fiel a su costumbre de hacer palanca con los errores de los demás para él ostentar su “virtuosismo”, camina seguro de que cuenta con las herramientas que todo político, los políticos “ extraordinarios”, como él, tienen a la mano y son capaces de forjar una narrativa a su medida.

Rosario Robles es indefendible. Al igual que los demás personajes involucrados. Pero ¿las investigaciones y acusaciones en curso responden a un compromiso ético de aplicación de justicia? Si la respuesta es sí, entonces que se aplique por igual. De otra manera, estaremos hablando de lo de siempre: “justicia selectiva”. O, más claro, mero revanchismo.

zaragozacisneros.jovita@gmail.com


Diálogo Q Las trampas de la fe política.

12 Ago 19 | Julio Figueroa | Clasificado en Cultura, Política | 1 Comentario »

Si ellos son los buenos, nosotros los otros somos los malos.

Los malos entre ellos no existen. Entre nosotros no hay buenos.

Es la simplificación perfecta para no darle armas al enemigo.

La guerra entre absolutos, perdida de antemano por ambas partes.

No es que todo sea relativo, es que los absolutos se mueven y cambian de lugar en la historia y en la vida chiquita.

Como durante la guerra fría, después de la segunda guerra mundial, especialmente en los años 50-60, los años leídos y recordados en estas memorias intempestivas.

Eran los tiempos del conflicto entre el bloque occidental capitalista y la Europa socialista del este, entre la Unión Soviética y los Estados Unidos, la dictadura revolucionaria y la libertad capitalista, la revolución y la democracia, el bien total contra el mal absoluto.

Naturalmente narro los hechos desde el bloque occidental y desde México, una periferia de occidente. Y desde el pensamiento de izquierda.

Poco se podía decir entonces del imperialismo soviético y sus campos de concentración, “para no darle armas al enemigo / para no hacer propaganda a favor del enemigo identificado: / el imperialismo Norteamericano”.

Estados Unidos y Rusia como los dueños del mundo.

¡Ninguna crítica a los nuestros para no darles armas a los otros!

Y tarde o temprano acabamos reproduciendo lo que condenamos.

Ninguna crítica es infalible, pero al menos sostiene la libertad de hacer la crítica al poder sin ser aplastados por el poder. Si en verdad hay libertad democrática e igualdad socialista.

Entre nosotros siguió la década de la revolución cubana y la guerrilla del Che Guevara. Casi toda la izquierda mexicana de entonces creía que el camino de México era el de la revolución cubana. Muy pocos hablaban y apostaban por la democracia capitalista. Entre ellos Paz, en su libro Posdata (1970).

En nuestros días, a pesar de todas sus faltas, fragilidades, contradicciones y malentendidos, nuestro camino sigue siendo el de la democracia, no el de la revolución y menos el de la dictadura.

Andrés Manuel López Obrador es un presidente legítimo y democrático, no un líder revolucionario.

Parece estar acabando un régimen y empezando otro. El que acaba es fácil definirlo como autoritario, corrupto, desigual, injusto y lleno de impunidad. Y sin embargo tiene muchos logros positivos. El que empieza no es fácil definirlo, porque apenas es el embrión. Si hablara menos el presidente y esperara él mismo a presentarnos los resultados de las acciones hechas, en vez de servirnos todos los días un plato de palabras ardientes, tal vez todos seríamos más reflexivos y mesurados. Pero la virtud de AMLO puede ser su mayor lastre: un hablador más.

¿No estar con Obrador es ser de derechas? ¿Criticar a Obrador es ser reaccionario? ¿Diferir de Obrador es ser conservador?

¿Para no dar armas a sus poderosos enemigos que son los enemigos de México, es preciso callar y aplaudir al presidente?

¿La crítica debe estar del lado de Obrador, no en su contra?

¿La libertad debe estar del lado del presidente, no de los ciudadanos?

¿No hay más ruta que la de Andrés Manuel López Obrador?

En suma, ¿no criticar al amigo público para no darle armas al enemigo común? ¿Pasar sus faltas? ¿Guardar silencio? ¿Desviar la mirada? ¿Aplaudir? ¿Elevar sus aciertos, no sus errores y contradicciones? ¿Cerrar filas contra el enemigo identificado?

Ese puede ser tal vez el papel de los militantes partidistas, morenos, azules, rojos, blancos y negros. No el de los ciudadanos de la sociedad abierta. Lo acaba de decir muy bien un amigo poblano: la sociedad civil no es un partido político (Juan Carlos Canales). La sociedad plural es la conjunción y convivencia de miles y millones de ciudadanos de diferentes colores, posturas, actitudes, acciones.

Si se habla de transición y cambio, hagamos la que está en nuestras manos hacer como ciudadanos libres: una nueva forma de apoyar al gobierno en turno e igual una nueva forma de hacer la crítica al poder actual. Bajo los criterios de la verdad, el conocimiento y la vida, la lucidez y la mirada crítica que es también solidaria. Sin miedo a la crítica, hacia uno y otro lado.

MIEDO A LA CRÍTICA

–Qué miedo a hacer la crítica al presidente Andrés Manuel López Obrador, por miedo a ser calificados de conservadores, reaccionarios, de derechas. Fifís, dice el presidente.

–El diálogo y la solidaridad no excluyen la crítica al poder. La crítica es parte de la comunión. No son relaciones de sociales, son las difíciles y tensas relaciones entre ciudadanos y autoridades.

–Los testigos sociales de calidad no los pone el gobierno; se ganan su lugar en la sociedad por su función y su prestigio empeñado.

–Pasión crítica. No empedrar el camino con grandes verdades ni absolutos; levantar acta y hacer lo que nos toca hacer.

–El diálogo democrático es abrazo y pelea, comunión crítica.

–Las trampas de la virtud son religiosas y políticas, a izquierdas y derechas.


TRAS LA VERDAD “LA SOCIEDAD NO ACEPTA PRIVILEGIOS DE LAS PRERROGATIVAS”

11 Ago 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Legisladores, políticos y partidos políticos han abusado del derecho a recibir dinero público para sufragar gastos de operación de todos los partidos políticos que tienen registro ante el INE. Acto arbitrario de quienes abusan del presupuesto público, siempre ha rechazado la sociedad mexicana; desde siempre ha exigido su derogación. Sin embargo y por el contrario, con el tiempo los beneficiarios se incrementaron el monto de esos recursos; el mecanismo para su asignación y distribución lo elevaron a nivel constitucional para que no hubiera duda; ahí se encuentran las reglas para la “repartición” del dinero. Por eso extraña el oportunismo del Presidente de la República, ahora que el INE, una vez más, volvió a mencionar los ofensivos montos a repartir entre los vividores del dinero del pueblo. No podía faltar, que ante el anuncio hecho por el INE, sobre el acuerdo de distribución, se dejara oír (no escuchar) la voz de López Obrador, exhortando a bajar los montos de las cantidades de las prerrogativas. Por supuesto que el mensaje presidencial conlleva implícita la populista idea de que se sumen a su política de austeridad republicana, cuando “respetuosamente” pide a los partidos accedan a bajarse los montos del dinero a distribuirse y alegremente repartirse.

El origen del financiamiento es relativamente reciente, cuando pretendían impedir que privados aportaran dinero a políticos y a las campañas, lo que hacía depender a los electos de aquellos que les habían dado dinero. Aun recuerdo cuando el mismo PAN, llevaba a cabo rifas de automóviles para acceder a recursos y poder financiarse. Para evitar el manoseo de voluntades y compromisos inconfesables, se les vino la maravillosa idea a la cabeza de tomar dinero del presupuesto, así evitarían la corrupción. Eso no resolvió el problema, particulares y los mismos gobiernos han seguido inyectando recursos propios a campañas, a financiar a sus candidatos, los que después pagan el favor creando leyes acorde con los intereses de los financiadores, así van desde los consorcios televisivos hasta empresarios comunes para la obra pública. El dinero sucio sigue llegando a partidos y candidatos, a pesar de los enormes esfuerzos del INE, para fiscalizar el uso del dinero. Y lo más grave, cuando se descubre que hubo financiamiento ajeno a lo establecido en las reglas para el acceso a los recursos públicos y privados, solo se sanciona con multa a los infractores, misma que se paga con el dinero de las prerrogativas. Negocio redondo de políticos. De ahí el ridículo presidencial y oportunismo de su propuesta. Los medios nacionales, como si fueran nuevos, vuelven a subir la información como algo novedoso, cuando que, cada año se hace más vieja la molestia sin que los políticos hagan nada al respecto. PAN y PRI, siempre habían sido los grandes beneficiarios del recurso, por las enormes cantidades que han recibido. Ahora le corresponde disfrutar a Morena, por el número de votos que recibió en las pasadas elecciones; para este año recibe más de 1500 millones de pesos, cantidad que se sabía con exactitud desde noviembre pasado, cuando terminó el proceso electoral y el PES perdió el registro. Como si se tratara de algo nuevo, vuelve la información a ser noticia. Hasta ahora, no forma parte de la agenda legislativa de ningún partido la reducción de los montos, para modificar las reglas de aplicación y distribución. El cinismo es parejo, nadie se salva.

Montada en la ola del cinismo Yeydckol Polevnsky, presidenta de Morena, propuso, incluso, que se rebaje el 75% el monto de las prerrogativas; le sobra desvergüenza a la señora. Y no es precisamente el monto el que resulta ofensivo, son las tramposas y abusivas reglas para fijar esos montos de dinero tan exorbitantes, mismas reglas que adoptaron en los Institutos electorales locales para dar dinero en cada Estado; así que “dobletean” recursos los partidos políticos, reciben del INE y del presupuesto de los Estados, por medio de los Oples. El artículo 41 fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, concentra las leoninas reglas de distribución de los dineros. Y cada año se ajustan los montos de acuerdo al valor (antes del salario mínimo) de la Unidad de Medida y Actualización, que viene siendo exactamente lo mismo; así, cada año reciben más y más dinero los partidos políticos. Y no hay instituto político que se resista a recibir semejantes sumas de dinero.

Sin embargo, debiera castigarse a los partidos políticos por no cumplir con las obligaciones mínimas que les impone la Constitución, por tanto reducirles el monto de las prerrogativas, como sanción social, modificando las reglas de aplicación. Por ejemplo, una de las obligaciones inherentes de todos los partidos, es la de promover la participación del pueblo en la vida democrática ¿Qué ha sucedido en la práctica? Cada vez hay menos participación democrática el día de las elecciones, el abstencionismo le gana a todos los partidos políticos; no cumplen con esa mínima obligación. La sociedad está cansada de la actuación de todos los partidos políticos, de sus políticos, de sus legisladores y demás. Por eso debe ser consecuencia de una sanción la reducción de los partidos políticos. Si así, con todo y abstencionismo reciben miles de millones de pesos, si la sociedad se volcara en las urnas, se volverían multimillonarios todos los funcionarios de los partidos políticos. Las reglas que ellos mismos impusieron, los legisladores de los partidos, eran previsibles (cada vez más abstención), por eso se adelantaron, incrementando el monto de las Unidades de Medida y Actualización, así, aunque reciban pocos votos, ellos siguen siendo beneficiarios de lo que aprobaron para si. E, insisto, las mismas reglas llevaron a las leyes electorales de todos los Estados. Por lo tanto podemos presumir que reciben otro tanto más de lo que les otorga el INE, cada año. Negocio absoluto en agravio del presupuesto público.

No existe hasta ahora ninguna iniciativa de ley de reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en la materia, ni del mismo Presidente de la República, quien se afana por exhortar a los partidos a que reduzcan el monto de las prerrogativas. Todo es una farsa de los cínicos y en ella participan Morena, PRI, PAN, PRD, PT, Verde y MC ¡Todos! Por supuesto que la estructura electoral es costosísima, nuestra democracia, la más cara del mundo; el esfuerzo recae en el bolsillo de los mexicanos. Para este año de 2019 se presupuestaron 15 mil, 363 millones, 037 mil, 745 pesos. Otro tanto que se presupuesta en los 32 institutos electorales u Oples; luego entonces hablamos de más de 30 mil millones de pesos y con tantas necesidades insatisfechas y por atender, esa cifra resulta escandalosa, ofensiva, agresiva y humillante. Pero, como son los mismos los que hacen todo, no pasa nada. Conclusión. Es necesario que la sociedad civil organizada o no, exija la desaparición de los privilegios de partidos políticos, de los mismos políticos y de todos aquellos que viven del perverso sistema electoral inventado para su propio beneficio, por los mismos de siempre. Ellos difícilmente lo harán. No sería entonces, adaptarse a la política de austeridad de López; no, es una exigencia generalizada del pueblo desorganizado.

Héctor Parra Rodríguez


La matanza de El Paso y la política exterior.

11 Ago 19 | Gregorio Morales Avilés | Clasificado en Internacional, Política | Sin Comentarios »

Se ha discutido mucho esta semana sobre el lamentable suceso de la matanza en El Paso, Texas, llevada a cabo por Patrick Crusius. Ante este hecho, algunos han tomado actitudes francamente viscerales, otros han calificado la política exterior como errónea y han negado incluso que se trata de un acto terrorista. Creo que una aproximación sensata a este asunto nos hará bien a todos.

No se puede lograr una evaluación de la política exterior de López Obrador a ocho meses de su mandato, pero sí se advierten cambios importantes. Más allá de las relaciones económicas con Estados Unidos y la ratificación del T-MEC por este país, el problema sobresaliente de México es de carácter político, motivado entre otras cosas, por las características de quien toma las decisiones en Estados Unidos, es decir, Donald Trump, pero también por la sombra de desprestigio y sumisión que dejó la administración de Peña Nieto.

En el plano de las relaciones políticas bilaterales, México atraviesa por momentos difíciles. Desde hace cuatro años ha sido bombardeado por una sarta de improperios por quien hoy dirige los destinos de Estados Unidos. Un discurso de odio que genera narrativas de terror y exterminio de la otredad, de los que son diferentes a los blancos, protestantes y ricos. Los mitos de la supremacía blanca.

Hay que recordar que detrás del “Destino Manifiesto” está el Darwinismo social, es decir la narrativa surgida desde que los primeros puritanos se asentaron en la Trece Colonias, por la que ser blanco, protestante y rico era una señal divina que les confería poder sobre las demás tierras y sobre las naciones católicas. Hace poco más de un siglo, “ La Ética protestante y el espíritu del capitalismo ” de Max Weber, introdujo la interpretación de que el progreso material se ha logrado por el ahorro y la vida frugal de los primeros colonos calvinistas norteamericanos. Si les iba bien en lo material era la señal de que estaban en gracia de dios. Los calvinistas no creían en el poder limpiador de la confesión, como los católicos. La única forma para saber que estaban en gracia de dios, era una vida de trabajo y ahorro. Esto los llevó a creerse mejores que los demás y a despreciar a la otredad católica, india, amarilla etc.

Lo que hay detrás del “Destino manifiesto” es la justificación del despojo de los territorios indios y de México, aduciendo que los católicos son corruptos, se mezclaron con los indígenas, son flojos y tramposos y no merecen las tierras que les quitaron. Los más fuertes, por ley natural, acaban con los débiles. En numerosas ocasiones, durante el siglo XIX, se llegó a mencionar en círculos políticos estadounidenses que era necesario convertir a México en un protectorado, además de las aspiraciones de quedarse con Baja California, y todos los estados del Norte hasta San Luis Potosí. Los del Sur no porque había demasiada población indígena y mestiza.

El Tratado Guadalupe Hidalgo establecía, en diversos artículos, los derechos de los mexicanos que se quedaron en los territorios arrebatados a México. Texas era parte del territorio de la Nueva España y después del Estado de Coahuila. Es decir, desde hace cinco siglos ha habido asentamientos primero de novohispanos y después de mexicanos en esas tierras. Hablar de invasión de “hispnics” es de supremacistas.

El acto terrorista de Crusius no es más que una ola de continuidad de esa supremacía blanca que busca la expulsión de los “hispanics”, así los llamó en su comunicado Crusius, a los mexicanos que habían “invadido” Texas (no es afrimación sólo de Trump, sino de los supremacistas blancos). El objetivo de Crusius era matar al mayor número posible de mexicanos.

Sólo hay que recordar que el Tratado Trascontinental (conocido como Tratado Adams-Onís) ponía fin a las pretensiones de Estados Unidos de que Texas estaba incluida en la compra de la Louisiana. En su artículo 5 garantizaba el derecho de los habitantes de Louisiana a trasladarse a Texas, de ahí los permisos otorgados a Moses Austin de asentarse al norte de la ciudad de San Antonio. Los invasores son otros, no los hispanics.

En un acto terrorista, las leyes tanto del Derecho Internacional, como del derecho doméstico permiten al estado cuyos ciudadanos sean afectados por dicho acto, intervenir para lograr justicia y resarcimiento de daños. Así lo dispone el artículo 4 del Código Penal Federal y también el artículo 50 de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación. No hay duda que la intención de pedir la extradición de Crusius, anunciada por Marcelo Ebrard, está fundamentada en la norma interna.

En cuanto al ámbito internacional, en el “Informe del Grupo de Alto Nivel sobre las amenazas, los desafíos y el cambio”, el Secretario de la ONU, Kofi Annan, en 2004, propuso una estrategia general que incluía las siguientes medidas: a) disuasión, b) medidas para contrarrestar el extremismo y la intolerancia, c) el desarrollo de mejores instrumentos de cooperación mundial en la lucha contra el terrorismo, el intercambio de información confidencial, las medidas de interdicción y los controles financieros, d) el fortalecimiento de la capacidad estatal para impedir las actividades de reclutamiento y las operaciones de los grupos terroristas y e) el control de materiales peligrosos y la protección de la salud pública. No olvida el informe la necesidad de contar con mejores instrumentos internacionales de lucha contra el terrorismo, con alusión a los 12 Convenios contra el terrorismo y los inadecuados medios en la lucha contra la financiación del terrorismo.

La matanza de El Paso fue un acto terrorista, así lo prueba la ideología del manifiesto de Crusius y, lo sabe bien Trump, el racismo y las consignas de la supremacía blanca, que hipócrita y tibiamente condenó en El Paso durante la visita que realizó días después. Se han consignado más de 22 mil frases de Trump en las que habla de la “invasión hispana”, igual que como lo escribió Patrick Crusius. El asunto es que Trump es el presidente de Estados Unidos, con el poder mediático e institucional de sus dichos y hechos.

Existen más de cien definiciones de terrorismo, pero los criterios básicos de su explicación son los siguientes: se trata de un fenómeno de desviación social violento, que altera la paz pública de un sistema institucionalizado, utilizando medios comisivos capaces de infundir temor y causar un riesgo injusto a la comunidad social, basado en una ideología que niega a los demás su condición de ciudadanos con derechos plenos. De esta manera se incluyen los asuntos de carácter étnico, político, ideológico, religioso, lingüístico, por pertenecer a alguna minoría regional, nacional, o preferencia sexual. No se requiere que exista una organización instituida, ni con recursos suficientes para acceder al poder, ni durante mucho tiempo. Existe todo un cuerpo de Derecho Internacional Humanitario que avala estos conceptos.

La exigencia de Marcelo Ebrard de pedir a la fiscalía que participe en el juicio de Patrick Crusius, es legítima y con base en la ley nacional, la internacional y la costumbre. Sólo hay que imaginar si este hecho se hubiera dado en México y la consigna fuera: “Haz patria, mata a un gringo”, promovida por un gobierno antiyanqui irresponsable ¿cuál sería la exigencia estadounidense? La reciprocidad es un principio vigente en la vida internacional.

La ventaja política de esta exigencia mexicana es obvia: se busca establecer en la opinión pública estadounidense que el discurso de odio de Trump tiene consecuencias fatales para los mexicanos. Ante un escenario probable en el que Trump podría sostener una campaña antimexicana para apuntalar su reelección y en la que no dejaría de mortificar intermitentemente al gobierno mexicano y a los mexicanos que viven en Estados Unidos durante los próximos 17 meses, se ve clara la necesidad de poner un freno legal y mediático.

Otro aspecto que Marcelo Ebrard ha puesto como una exigencia imperiosa de considerar en la agenda binacional es el tráfico de armas. Asunto soslayado por Estados Unidos y no promovido con fuerza por las administraciones de Calderón y Peña Nieto. Sólo hay que recordar la acción “Rápido y Furioso”, por la que se introdujeron miles de armas a México, que fue auspiciada por el propio gobierno estadounidense, en tiempos de Calderón. La postura de Videgaray fue de sumisión y abandono de una agenda propia para la defensa de los intereses nacionales, se sujetó a lo que le ordenaba su “amigo” Jared Kushner, el yerno de Trump. Nunca la política mexicana fue tan servil y sumisa.

El juicio de Patrick Crusius servirá para insistir en este asunto del control de armas. Marcelo Ebrard estará exigiendo llegar al fondo del problema, porque es necesario prevenir que no suceda nuevamente otro ataque contra mexicanos y exigirá al gobierno estadounidense que tome las previsiones legales necesarias para asegurar el control de la venta de armas. En este punto se buscará la asociación con los demócratas. La campaña presidencial tendrá este tema como prioritario y es posible que el asunto de la migración pierda la virulencia con que la ha abordado por Trump desde 2015.

Trump será candidato y presidente a la vez, por lo que, como gobierno se le puede exigir que cumpla con las normas internacionales. Ya sabemos que no lo va a hacer, pero los demócratas y la opinión pública mundial lo pondrán contra la pared en este tema. México lo distraerá con un gran número de notas diplomáticas y el juicio de Crusius será de la mayor importancia para esta estrategia. Es necesario “hacer ruido”, tal como lo recomendó Bernardo Sepúlveda Amor, con el Derecho Internacional en la mano, como medio para distraer y cansar al monstruo y acercarnos al logro de los objetivos primordiales de la relación con la potencia del norte, que es básicamente la defensa del interés nacional con una independencia relativa dada la asimetría de los dos países.


UTOPÍA POLÍTICA

11 Ago 19 | Roberto Carbajal | Clasificado en Tiempos políticos en Imágenes | Sin Comentarios »

¿CARLOS PEÑAFIEL, NO QUIERE SER EMBAJADOR? -Morena, el partido que sigue muy confiado de que el efecto AMLO, siga vigente en el 2021 y así, ganar la gubernatura del estado de Querétaro, pero la realidad que vive hoy este movimiento, nos indica otro escenario. Carlos Peñafiel, ya con el nombramiento de embajador en la republica de Dominicana, nos da la impresión de que no se quiere ir, y no deja el control del comité estatal, inclusive ha estorbado la llegada del secretario general, Jesús Méndez, a quien, los estatutos le dan el derecho de asumir la presidencia del comité estatal de Morena. Hay voces que afirman que Peñafiel quiere dejar a uno de los suyos y así protegerse de cualquier anomalía que haya dejado en su administración. En política no podemos confiarnos en espejismos electorales, el efecto AMLO, así como va la economía en el país, ya está provocando incertidumbre, y esto como consecuencia, tarde que temprano vendrán lo efectos negativos.

Cierto que las preferencias siguen favoreciendo al residente de palacio nacional, pero estás, se cansarán, y tarde que temprano, la terca realidad impactará los números en las encuestas, además seguir culpando a las pasadas administraciones de la crisis, perderá su impacto y la terrible realidad se impondrá.

El siguiente texto me lo envió un amigo a través del WhatsApp, y nos da una idea de los beneficios cuando circula el dinero. Se los comparto:

“LA DEUDA DE LA PROSTITUTA, ¡¡¡GENIAL!!! – No sé quién es el genio que lo escribió, pero léelo, es excelente. En agosto, en una pequeña ciudad, cae una lluvia torrencial y hace varios días, que la ciudad esta desierta.

Hace tiempo, que la crisis viene azotando este lugar, todos tienen deudas y viven a base de créditos.

Por fortuna, llega un millonario forrado de dinero, y entra en el único pequeño hotel del lugar, pide una habitación, pone un billete de 100 Euros en la mesa de la recepcionista y se va a ver las habitaciones. El jefe del hotel agarra el billete, y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero. Éste toma el billete y sale corriendo a pagar su deuda con el criador de cerdos. Al momento, éste sale corriendo para pagar lo que le debe, al del Molino, proveedor de alimentos para animales. El dueño del molino toma el billete al vuelo, y corre a liquidar su deuda con María la prostituta, a la cual hace tiempo no le paga, en tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito. La prostituta con el billete en mano sale para pagar al pequeño hotel, donde había traído a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado y le entrega el billete al dueño del hotel. En ese momento baja el millonario, quien acaba de echarle un vistazo a las habitaciones, y dice que no le convence ninguna, toma el billete y se va”.

¡¡¡Nadie ha ganado un centavo, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas, y mira el futuro con confianza!!! MORALEJA: SI EL DINERO CIRCULA EN LA ECONOMÍA LOCAL, SE ACABA LA CRISIS.

Consumamos más en los pequeños comercios y mercados. ¡Déjate de banalidades! ¡¡¡Consume lo que tus amigos y tu país producen!!! Autor desconocido.

LA AVENIDA ZARAGOZA, ¿BOTIN OPOLÍTICO? – Los grupos dizque defensores de esta avenida, en sus tramos de la esquina de Pasteur, rumbo al tanque de agua, están en una gran lucha, contra las obras se han planteado para agilizar el servicio del transporte urbano, ellos alegan afectación ecológica por la quita de árboles de la avenida. Siempre me he preguntado, ¿Cuántos vecinos de esta avenida, en el tramo de su casa, ¿alguna vez han regado los árboles, que están frente a su casa? Toda esta protesta, siento que ya se contamino políticamente, con miras al 2021, péguenle al gobierno del estado. Sin mucha malicia, ubicaremos rápidamente la mano que mueve la cuna de la Avenida Zaragoza. Nos vemos en el próximo mitote, perdón, quiero decir, utopía.


TRAS LA VERDAD “LAS FALACIAS DEL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA “

09 Ago 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República, se esfuerza para que la economía mexicana vaya en franco y peligroso declive, poniendo en operación políticas populistas de “obsequios”, hundiendo al sector productivo derivado de las tradicionales envidias de la izquierda con el capital. Intimida a los dueños del capital, los inversionistas y estos dejan de participar a consecuencia de la errática política económica del Presidente. Para aderezar el pastel, el titular de la nueva dependencia que se encarga de vender lo “robado”, para darlo al pueblo, va sobre la subasta de la casa del chino-mexicano Zen Lee Ye Gon, la cual fuera calificada de bastante “Fifí”, por el mismo funcionario que la subastará. Intencional y malévolamente ahondan y profundizan la división entre las clases sociales. Luego de la ofensa, López Obrador pide a los empresarios, calificados de “Fifís”, participen en la subasta cuyo precio de salida será de 150 millones de pesos, para darlos a los pobres deportistas que fueron olvidados y ahora pretende resarcir los daños a virtud de los triunfos que han obtenido en las competencias en Sudamérica ¿Cómo pretende el gobierno lopista infundir confianza a la clase empresarial? Primero los ofende, luego les pide participar en la subasta, que sean solidarios y compren el inmueble. Para colmo, el dueño del inmueble retenido desde el sexenio de Felipe Calderón (el neoliberal que dejó dinero al gobierno de izquierda) se ampara para que el inmueble no sea subastado. El boquiflojo del Presidente, una vez más, para infundir confianza a los inversionistas, afirma que, cualquier objeto confiscado, si la autoridad judicial determina la inviabilidad de la venta, se devolverá lo pagado ¿Con semejante inseguridad quiere que participen los empresarios y metan 150 millones al azar? Alto grado de inseguridad jurídica en la inversión es inadmisible. Lo cierto que al gobierno de la 4T le urge dinero para la fiesta del dispendio. Así no se puede avanzar.

Sin embargo, el Presidente insiste, sin presentar datos duros, que la economía va bien. La realidad lo desnuda y exhibe sus pobrezas. A finales de julio pasado Andrés Manuel convocó a los banqueros a Palacio Nacional, los exhortó a invertir en México, que “apliquen” dinero vía créditos a la población mexicana que desee invertir. Solidarios con la errática política presidencial, los empresarios de la especulación anunciaron que ponían a disposición crediticia 500 mil millones de pesos; hasta ahora el dinero continúa en los Bancos, los mexicanos no se “embarcan” en créditos sin capacidad de pago. Para no quedar mal, Andrés Manuel López Obrador, anunció que “invertiría” 120 mil millones de pesos del presupuesto, en este segundo semestre del 2019, para invertirlos en infraestructura, principalmente en el área de la construcción. Vaya, más de 600 mil millones de pesos en un semestre levantan a los “muertos”. A más de un mes de las promesas nada ha pasado y la economía continúan estacionada, no se mueve. Todo parecía que el acuerdo con los empresarios del dinero calentaría la economía, más de 600 mil millones ayudarían a incrementar el ridículo, problemático y bajísimo 0.1% de crecimiento del PIB del primer semestre de este año de gobierno amloista. La silenciosa depresión se acentúa, la economía no crece, baja la recaudación de los impuestos ¿Y los 130 mil millones de ahorro a dónde irán a parar? Demasiado dinero en manos del Presidente para el derroche, peor que en tiempos de López Portillo.

Lo que no dijo, lo calló intencionalmente, no anunció en ese entonces el Presidente López Obrador, que los 120 mil millones de pesos, saldrían de los ahorros que le dejaron los gobiernos neoliberales que tanto odia y critica, sí los de Enrique Peña Nieto, Calderón y Fox; estos gobiernos le dejaron 290 mil millones de pesos (frescos) al gobierno de izquierda, dinero que forma parte del patrimonio del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios. Ese dinero ahora será aprovechado irresponsablemente por el gobierno amloista. Causante de la causa causada de la emergencia económica que hoy vive el gobierno de la 4T, culpable de que: la economía no crezca. Por el contrario, las erráticas y abusivas políticas económicas del gobierno provocan la depresión, no hay inversión pública suficiente, por supuesto tampoco privada, escasísima generación de empleos, los precios del petróleo se contraen, la producción del crudo decrecen, los ingresos fiscales a la baja; para colmo, por problemas externos, el peso se deprecia frente al dólar. Sin embargo, el negativo y soberbio Presidente López Obrador, decía, insistía que todo era falso, inventos de sus “enemigos”, que su gobierno iba “requete bien”. Insiste en que él tiene otros datos; claro, datos que en la práctica resultan falsos, alejados de la verdad histórica. La absoluta e innegable realidad, el gobierno de la 4T, ha resultado un fracaso, todo un desastre económico y financiero, nos augura malos presagios debido a la pésima administración económica y financiera, como lo advirtiera el Dr. Carlos Urzúa, cuando literalmente tiró su renuncia a la Secretaría de Hacienda, causa de los desastres en manos de inexpertos, dijo Urzúa.

Los empresarios continúan recelosos por la insegura y vacilante política económica del gobierno federal, no se atreven a invertir; les asiste la razón, los contratos con el gobierno son inseguros, rescindidos a placer del gobernante con un simple: “son corruptos” y sin causa legal les niegan efectos jurídicos. Luego vienen las asignaciones directas a los empresarios de la familia de la 4T. Así las cosas, el dinero ofertado por los banqueros no es solicitado vía créditos, los intereses que generan los empréstitos no resultan atractivos; por el contrario, son leoninos. La realidad duele, literalmente México se deprime, se atasca en las falacias de crecimiento sin sustento a que alude constantemente el Presidente de la República.

Y el gobierno de la 4T privilegia la política social del “obsequio” del dinero público para ganarse los aplausos y preferencias en las encuestas, se sigue negando a generar políticas de inversión seguras para generar riqueza, blindar y brindar confianza a los empresarios para que coadyuven con el gobierno, muestren empeño y sean protegidos jurídicamente de las veleidades del gobierno actual. “Primero los pobres”, lema izquierdista de “protección social a los desposeídos” de López Obrador, éste no cambia y hunde al país. Por si lo anterior no fuese suficiente, el derroche del recurso público es nefasto y evidente. Regala dinero que no se tiene para los mexicanos a 3 gobiernos centroamericanos: 32 millones de dólares a cada uno ¿De dónde obtiene el recurso para estos programas sociales el gobierno de la 4T? De los impuestos, derechos, productos, aprovechamientos y más, derivados la Ley del Presupuesto de Ingresos, después considerado en el Decreto de Egresos, que hoy queda patente, es y será insuficiente para el derroche, como en los no tan viejos tiempos de gobiernos populistas del PRI, curiosamente a los que perteneció el hoy Presidente de la República. Lastimosamente así lo prevé Herrera, Secretario de Hacienda, el desorden en las finanzas es evidente; por eso, el irresponsable gobierno de Andrés Manuel, “echarán mano negra” de los enormes ahorros que le dejaran los gobiernos neoliberales y que irremediablemente dilapidará ¿Y los 130 mil millones ahorrados de la austeridad? La irresponsabilidad en el gasto es evidente, es manifiesta. Los caprichos presidenciales empezaron con la demostración de “fuerza política del Presidente” al declarar el desastre económico cancelando la magna obra del aeropuerto de Texcoco; luego hubo que pagar deudas e indemnizaciones a los inversionistas; crear deuda pública innecesariamente; callando su culpabilidad, de paso empobreció a millones de aforistas (Afores) que perdieron en la frustrada inversión que presumía buenos dividendos para el retiro de los trabajadores a un futuro mediato, gran parte de sus ahorros se esfumaron ante la cancelación de la obra, precisamente al suprimir los trabajos del aeropuerto, los aforistas perdieron gran parte de sus ahorros a consecuencia de la pésima decisión presidencial; pero, muchos ignorantes de los hechos culpan de la pérdida al gobierno de Peña Nieto y no al gobierno de López Obrador. Más de 500 mil nuevos empleos directos e indirectos se perdieron de un plumazo, por la decisión presidencial, la cual aplaudieron y festejaron algunos resentidos sociales.

Luego entonces, no resultaron las cuentas alegres que con insistencia y perseverancia anuncia de forma reiterada el Presidente y si algo sale mal, echa culpa a sus adversarios, calificados como periodistas, empresarios y neoliberales. La truculenta política del “yo no fui”, es culpa de los neoliberales, ellos son los responsables, sus enemigos. Mentiras y más mentiras. Es evidente que todos los mexicanos perderemos parte de esos ahorros generados en los gobiernos neoliberales, debido a una mala administración del gobierno de la 4T. Por lo pronto, echará mano de 120 mil millones de pesos, se irán a fondo perdido, destinados a políticas populistas de ayuda social. Mal intencionado, parece ser costumbre arraigada del Presidente. Por algo Andrés Manuel López Obrador, nunca mencionó el monto de los ahorros que recibió su gobierno del Fondo de Estabilización. Antes lo anunciaban constantemente cuando crecía o decrecía el ahorro, desde la llegada de López Obrador, se dejó de hablar de ese ahorro. No reconoce ni reconocerá nada bueno de sus antecesores; sin embargo, es evidente que le dejaron un gobierno en relativo orden, un país en crecimiento, con una inversión importante que generaba empleos y crecimiento del PIB superior al prometido por López Obrador; eso, por lo pronto se acabó. Y la inseguridad pública galopando en caballo de hacienda, nada que la detenga, hasta ahora solo promesas incumplidas. No habrá el crecimiento económico como se ofreció, ni del 2% anual; mucho menos del 4% como lo ha festejado y anunciado López Obrador. No concuerda en nada. Lo que ofrece López Obrador, con la realidad de los hechos, son muy distintos. Vamos de mal en peor. Seguramente él tendrá otros datos y todo lo que sucede es producto de la imaginación, son falacias de sus detractores. Y a todo esto ¿Qué hará con los otros 130 mil millones de pesos de los ahorros del programa de austeridad?

Héctor Parra Rodríguez


EL JICOTE “LA CENSURA” (II y último)

09 Ago 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Cultura, Política | 1 Comentario »

 La censura que pretende realizar Max Arriaga, Director General de Bibliotecas de la Cuarta Transformación, a los libros de Enrique Krauze y Héctor Aguilar Camín, por considerar que estos autores hacen por su carga ideológica insinuaciones inconvenientes, representa un crimen y un error. Un crimen porque es un atentado contra la libre circulación de las ideas, el debate y la pluralidad. Significa fosilizar el pensamiento y reconocer de antemano su impotencia para debatir ideológicamente con los adversarios. La censura en cualquier gobierno es una aberración, pero en el gobierno de López Obrador, que siempre denunció lo que llamó un “cerco informativo”, es más penoso que el festejo del crecimiento del 0.1%. La censura también es un error, pues bien decía Chateaubriand: “La censura ha perdido a todos aquellos que han querido servirse de ella”. Nosotros tenemos un ejemplo reciente, un ex secretario de gobernación, omito su nombre porque ya falleció, solicitó a los maestros de la escuela a la que asistían sus hijos, que prohibiera la lectura de la bastante regularcita novela de Carlos Fuentes, “Aura”, por considerarla obscena. El resultado fue que la editorial tuvo que reimprimir el texto pues la demanda aumentó considerablemente.

El carácter obtuso de los censores, de estos gozadores solitarios de lo prohibido, estos gallardos polemistas sin interlocutores, parece remontarse muchos años atrás. Para quien lo dude, los siguientes extractos, con un finísimo humor – no sé si voluntario o involuntario de la Guía del perfecto censor, escrita en 1474 por el Papa Alejandro VI:

“1) La censura es el arte de descubrir en las obras literarias o dramáticas, las intenciones perversas.

“2) Lo ideal es descubrir estas intenciones, aun si el escritor no las tuvo.

“3) Un censor capaz debe, a primera vista, detectar en la palabra ‘oficleido’ una injuria a la moral pública.

“4) La divisa del censor es: ‘Cortemos, cortemos, siempre quedará demasiado.

“5) El censor debe estar convencido de que cada palabra de una obra tiene une alusión pérfida. (Insinuación ideológica inconveniente diría Max Arriaga)

6) Cuando el censor llegue a descubrir la alusión, cortará la frase. Cuando no llegue a descubrirla, la cortará también, pues las alusiones mejor disimuladas son las más peligrosas.”

La censura y el autoritarismo caminan tomados de la mano, conscientes de su debilidad y cobardía los dos le echan montón a la democracia, de lo que se trata es borrar su esencia: las diferencias y la libertad. Todos, hasta los simpatizantes de la cuarta transformación, deberemos impedirlo.


Pare de sufrir

08 Ago 19 | Efraín Mendoza Zaragoza | Clasificado en Cultura, Nacional | 1 Comentario »

Disfrutando de la delicia de la mitad de tráfico en la ciudad, varias veces me ha tocado escuchar un programa radiofónico en la grupera 89.1 FM, que se transmite desde Celaya. Llamó mi atención porque el conductor ofrecía, textualmente, “respuesta a sus dudas, solución a sus problemas y encontrar la felicidad”. Caramba, esto sí que está seductor, dije para mis adentros.

Se oyó luego una voz llena de pesadumbre en lo que parecía una llamada telefónica: “Profesor, vivo con un dolor de cabeza que no aguanto, estoy desesperada, ayúdeme”. Y el llamado profesor respondió con la convicción de un vidente: “Madrecita, a usted me la están velando”. Luego le explicó que es víctima de alguien que le tiene envidia y que le hizo un “amarre” mediante una “veladura satánica”, es decir, un “trabajo de brujería”.

Lo que siguió fue un amasijo de disparates que explotan impunemente la ignorancia de la gente sencilla. Pensé en los terroríficos programas televisivos a cargo de una iglesia mejor conocida como “Pare de sufrir”, e imaginé cómo sería la programación radiofónica el día en que se otorguen concesiones a iglesias, sean católicas o de cualquier denominación del supermercado religioso.

Recordé entonces que hace unas semanas un agrupamiento denominado Visión de Dios recibió oficialmente una concesión por 30 años para operar servicios de telecomunicaciones y radiodifusión. Tras las críticas, el Instituto Federal de Telecomunicaciones aseguró que, pese al nombre, entre los beneficiarios no hay ministros de culto y sus actividades no están encaminadas a fomentar alguna devoción. Cuando salga al aire en Mérida en el 101.9 de FM, sabremos si es así o se trata de un gol.

Para algunos malpensados, esa concesión se enfila a reformar la ley que prohíbe que asociaciones religiosas sean favorecidas con autorizaciones para operar estaciones de radio y televisión, y de este modo satisfacer las presiones que provienen tanto del frente católico como del evangélico, pues para llegar a su feligresía el campanario ya no les es suficiente y reclaman una antena.

Trátese de grupos interesados en propagar creencias ligadas a dogmas católicos; a limpias, amarres o sanaciones milagro, en el otorgamiento de las concesiones de radio debe prevalecer el carácter laico del Estado. Es más, dado que el espacio radioeléctrico es propiedad de la nación, debe extenderse hasta allá el criterio que la Constitución define para la educación pública: explicar al mundo desde la ciencia, es decir, desde las evidencias y no desde las creencias, así como “luchar contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios”.

Ciudad de Querétaro, agosto 8, 2019


ECONOMÍA SIN CERA N236 “CUARTA TRANSFORMACIÓN PETROLERA”

08 Ago 19 | Guillermo Castellanos Guzman | Clasificado en Economía, Nacional | Sin Comentarios »

Hoy la industria petrolera,

Está en un tobogán,

No sé lo que nos espera,

Las propuestas ahí están,

Puede ser la mera mera,

Si ese fuera nuestro afán.

La producción de petróleo en 1911 fue de 12.5 millones de barriles y creció durante la Revolución y en 1921 alcanzó una cifra record de 193 millones de barriles, de los cuales sólo el 1% era para consumo nacional y el resto para exportación. Para fines de análisis de la industria petrolera dividiré su historia en 4 etapas:

•  A partir de 1938 con la “Expropiación petrolera” decretada por el Presidente Cárdenas y que consistió en la expropiación legal de maquinaria, instalaciones, edificios, refinerías, estaciones de distribución, embarcaciones, oleoductos y en general, todos los bienes muebles e inmuebles de las compañía extranjeras que controlaban la industria. Los agoreros del desastre se equivocaron y el país, con sus propios recursos y sus propios técnicos formados en la UNAM y en el Instituto Politécnico Nacional, lograron a través de PEMEX (empresa creada en 1938) utilizar y hacer producir las instalaciones y bienes expropiados para apoyar un proceso de industrialización del país, aumentando el consumo interno y exportando el excedente hasta 1966 en que se dejó de exportar y en 1971 fue necesario importar el 15% del consumo nacional y en 1973 se alcanzó la autosuficiencia, pero sin capacidad de exportación.

•  Los organismos financieros internacionales señalaron en 1976 que los precios internacionales del crudo irían hacia arriba y México no los aprovecharía pues no contaba con capacidad de exportación, a diferencia de otros países exportadores que controlaban sus ventas abriendo o cerrando válvulas. Nuestro gobierno aceptó el reto y mediante un fuerte endeudamiento construyó, d e 1976 a 1982, una gran plataforma de producción para atender el consumo interno y para exportar un millón y medio de barriles diarios de crudo. La predicción falló, no se pudo administrar la supuesta riqueza que vendría, se quedó el endeudamiento, pero también se quedó la plataforma de exportación que ha ayudado a las finanzas del país hasta la fecha. ​ En 1982, con las perforaciones de la sonda de Campeche el volumen de producción anual fue de 2.74 millones de barriles diarios, de los cuales Pemex exportó el 58% de su producción.

•  A partir de 1988 los gobiernos neoliberales establecieron, deliberadamente, una política de dependencia energética, se dijo que el país se concentraría en exportar crudo de manera creciente, sin darle valor agregado, o sea que no se volvieron a construir refinerías ni plantas petroquímicas, bajo el argumento de que con los ingresos por la venta del crudo podríamos importar gasolinas, alimentos y todo lo que necesitáramos. Se impuso una carga fiscal a PEMEX excesiva, para sustituir el vacío de aportación fiscal de las grandes empresas, resultaba más cómodo exprimir a Pemex que hacer una reforma fiscal justa y así le quitaron a la empresa su capacidad para invertir en exploración y explotación y tuvieron un buen argumento para proponer entregar campos a empresas privadas principalmente extranjeras. En los gobierno panistas se tuvo el mayor excedente monetario de la historia por precios internacionales muy altos y costos bajos (aun incluyendo la corrupción y el sindicato) y sobre explotaron los campos para exportar más y todo lo dilapidaron. En este período, aparte de no construir refinerías, bajo el argumento de que era más barato importarlas, se dejaron deteriorar las existentes, mismas que están trabajando muy debajo de su capacidad instalada, lo que nos ha llevado a tener que importar del orden del 80% de las gasolinas que consumimos, actividad a la que tenemos que destinar 30,000 millones de dólares. Con la reforma energética aprobada en el gobierno anterior no se ha logrado producir nada y la producción de Pemex y sus exportaciones han venido cayendo sistemáticamente.

•  Con el reciente cambio de gobierno, se presenta la oportunidad de una cuarta etapa para la industria petrolera y para Pemex, tratando de recuperar nuestra soberanía energética, entendida como la capacidad del Estado mexicano de garantizar, por medio de los organismos públicos, las empresas de capital nacional y la ciencia, tecnología e ingeniería nacional, las necesidades energéticas de la población, equilibrando otras energías renovables y no renovables con el petróleo, que aún tendrá muchos años de vigencia, aunque se diga lo contrario. Es increíble que en un país petrolero como el nuestro se discuta si se debe o no aumentar la capacidad de refinación. Países como China, India, Estados Unidos y muchos más siguen construyendo refinerías y aquí hay voces que insisten en que no es negocio y aparte olvidan los riesgos de la dependencia de las importaciones. Imagínense a Trump amenazándonos con no vendernos gasolinas. Pemex no debe morir, se debe re estructurar, depurar, tecnificar, limpiar, es un patrimonio de los mexicanos y todos deberíamos exigir que se haga, en lugar de estar de catastrofistas e ignorantes diciendo que no hay futuro, que no es negocio, que las energías renovables van a dominar el mercado, que todo el transporte va a ser eléctrico, que no tenemos capacidad técnica ni profesionales ni trabajadores capaces de levantar la industria. Hay personas que pretenden prever el futuro y otras que se dedican a construirlo, yo prefiero a las segundas y apuesto por este cambio, no es sencillo, se requiere mucho esfuerzo coordinado, pero creo que la energía del país deberíamos ponerla en este objetivo, ¿Usted qué opina?

memo_cas@yahoo.com


EL JICOTE “LA CENSURA” (I)

08 Ago 19 | Edmundo González Llaca | Clasificado en Nacional, Política | Sin Comentarios »

No sé exactamente como llamarle: cretino, obtuso, rancio, romo, fascista, autoritario; simplemente dogmático e intolerante. Por ahí va el calificativo, o todos juntos. Si existe la reencarnación lo más probable es que en el pasado esta persona haya trabajado en la Santa Inquisición, en la Alemania Nazi de Hitler o con los fascistas de Mussolini. Se trata, no hay que olvidar su nombre, de: Max Arriaga y es Director General de Bibliotecas de la Cuarta Transformación. La historia, que parece sacada de la Edad Media, es la siguiente. La Secretaría de Educación publica una colección: “México lee”. Es un proyecto editorial muy importante pues sus obras se distribuyen en todas las bibliotecas públicas del país. La colección incluía libros de Enrique Krauze y Héctor Aguilar Camín, mismos que ya serán suprimidos. Max Arriaga defendió su decisión: “Hemos leído de esos dos autores y tenemos nuestra opinión sobre ellos; pero eso no es lo importante; lo importante son las insinuaciones sobre la inconveniencia de su carga ideológica”. Y ¡Zas! Que lo elimina. Si hay algo en lo que se deben distinguir las bibliotecas públicas es en la necesaria “conveniencia” de su pluralidad y universalidad. Hacer una censura por la ideología es algo más que un error es un crimen contra la esencia misma de estas instituciones. Algunos de los críticos de López Obrador lo acusan de ser un “Mesías tropical”, concretamente Krauze. Max Arriga les concede la razón al erigir a la Cuarta Transformación en una religión y en la que es necesario preservar el dogma. Recordemos los antecedentes de esta barbarie. Desde que Gutenberg inventó la tecnología para imprimir y se pudieran realizar un número considerable de reproducciones, todos los grupos de poder se aplicaron a controlar semejante instrumento de información y propaganda. La Iglesia Católica fue pionera en esta tarea y se expedían licencias para imprimir, los llamados “imprimatur ”, que significaba: “que se imprima”. De la misma forma, se hizo toda una lista de libros que los católicos no deberían de leer, so pena de excomunión. Bajo una gran esvástica ¿Prepara Max Arriaga una fogata como en la Alemania Nazi donde quemará los libros de Krauze y Aguilar Camín? Vigilado por un retrato de Stalin en su oficina ¿Está Arriaga preparando una lista libros de los heréticos que no distribuirá en sus bibliotecas por no coincidir con su mesías? Pensar en una biblioteca monotemática ideológicamente, es tan absurdo como concebir un arco iris de un solo color. López Obrador requiere de simpatizantes críticos no de fanáticos, menos aún insertos como altos funcionarios en su administración. ¿Cuál es la matriz de la censura? El fanatismo y un fanático no quiere pensar, no le interesa pensar; le da miedo dudar; le aterra que otros piensen y lo puedan convencer de algo contrario a sus dogmas. Un fanático es un idiota y un cobarde.


TRAS LA VERDAD “GANA EL PROTAGONISMO DE LA 4T”

07 Ago 19 | Héctor Parra Rodríguez | Clasificado en Nacional, Política | 2 Comentarios »

Marcelo Ebrard Causaubón, Secretario de Relaciones Exteriores, parece rebasar en materia de populismo a su mentor, Andrés Manuel López Obrador. Resulta que el gobierno de México, propone Marcelo, solicitará a los EUA, la extradición del multihomicida, Patrick Crusius, para ser juzgado en México por terrorismo. Y pide el apoyo de la Fiscalía General, a cargo de Alejandro Gertz Manero. Abrase visto semejante aberración. Solo por refrescar un poco la memoria del Secretario, México siempre se ha subordinado a la justicia norteamericana, sobre todo en materia penal, ahí están todos los casos de los criminales que son extraditados a los EUA, para que allá sean juzgados por delitos cometidos en aquel país y México accede “cordialmente”; el último de ellos fue el “Chapo Guzmán”, respecto de quien, inconcebiblemente el mismo Presidente de la República se condolió por la pena de prisión perpetua impuesta al delincuente y por la dureza de los tratamientos penitenciarios en aquel país. Ahora resulta que Marcelo pretende se aplique la extraterritorialidad de la ley para traer al homicida de Patrick ¿Se imagina semejante aberración jurídica? Los hechos se suscitaron en territorio norteamericano, luego entonces la competencia es de lo EUA. En México, Patrick (responsable) seguramente obtendría su libertad por deficiencias de procedimiento y de pruebas, así como se maneja la procuración de justicia ¡Inconcebible! Los norteamericanos tendrían que ser coadyuvantes de la justicia mexicana ¡Por favor¡ Ya basta de tonterías.

Ebrard dijo que: “por primera vez en la historia, México presentará una denuncia por terrorismo en contra de nacionales de México en territorio de los Estados Unidos, no de mexicanos, así como la solicitud de extradición del ejecutor de la matanza en El Paso, Texas”, lo adelantó el Secretario de Relaciones Exteriores. Vaya ignorante del derecho nacional e internacional. Aseguró que presentaría una nota diplomática al gobierno de EU para solicitar con firmeza fije una posición clara y contundente contra los crímenes de odio. Otra más de Marcelo. Bueno, en tratándose de una simple nota no hay problema, pero EUA lo “bateará”.

Aseguró que promoverá un encuentro de todos los países de habla hispana y de comunidades en EU, para impulsar la defensa correcta de acuerdo a la ley de derechos y cultura de habla hispana (oportunismo para liderar a países latinoamericanos). Otro acto de oportunismo político de Marcelo. También dijo: “Rechazo absoluto y condena de los hechos. México está indignado, pero no proponemos el odio contra el odio (Fifís contra chairos), actuaremos con la razón, con apego a la ley y con firmeza. Y entendemos que el pueblo de EU también está de luto; y nosotros aspiramos a lo vivido este fin de semana, nunca más se repita, nunca más”. Discurso sin contenido, vacío, simple postura política arrogante de protagonismo y populismo. Pero no todo quedó ahí, insistió en el ámbito penal, arrastrando al Fiscal. Así que, dijo haber comunicación y respeto al ámbito de acción de la Fiscalía General de la República para proporcionarle toda la información necesaria para que pueda, si así lo decide Alejandro Gertz Manero, iniciar la denuncia por terrorismo en contra de nacionales de México en territorio de los Estados Unidos. Hasta ahora el Fiscal ha hecho mutis, esperemos no haga el ridículo como hombre “ajeno a la política”, dedicado a la procuración de justicia dentro del territorio nacional, no para ejercerla en territorio extranjero. Marcelo tenía que insistir en su protagonismo de aspirante a la Presidencia, al mencionar: “Que yo sepa sería la primera demanda de esta naturaleza en la historia (el primer ridículo). Esa demanda permitirá que México tenga acceso a toda la información correspondiente, pueda valorar si hay otros individuos involucrados o potencialmente involucrados que pongan en riesgo la vida e integridad de mexicanos y mexicanas en EU”. De risa y vergüenza la postura del Secretario. No pueden en México con la criminalidad, menos en otro país ¿Donald Trump permitiría que se involucre México en asuntos internos de su gobierno? Por supuesto que no. Y como para no verse tan mal, aseguró que sería respetando el ámbito legal y de acuerdo a las convenciones y tratados internacionales que México ha suscrito ¡Ah bueno! Un poco de prudencia a tanta insolencia. Pero volvió a insistir como si no hubiese quedado clara su propuesta intervencionista, al dejar en claro: “Sin embargo, será una valoración que tendrá a su cargo la FGR en solicitar si hay los elementos necesarios de la extradición del autor o los acto delincuenciales del hecho. “Que nadie se extrañe, porque para México este individuo es un terrorista”, remató el insigne Secretario. Da vergüenza.

El protagonismo del gobierno lopista tenía que subir de intención. Así que, adelantó, habrá encuentros con medios, reuniones emergentes por región de los consulados de EU para girar instrucciones de cómo deben proceder, además de lo que ya hacen cotidianamente, para proteger a las y los mexicanos en los EU. Esas reuniones serán Texas, California, Chicago, Nueva York y Atlanta, por ahora, apuntó. Pregunta obligada ¿Qué le dirán a los connacionales para protegerse de actos “terroristas” de los cuales nadie está exento de ser víctima? Hasta hoy ni en los países que más han sufrido actos de terrorismo han podido combatir esos embates, muchos menos evitar muertes injustas, debido a la circunstancialidad de los actos. Andrés Manuel López, lo sube al estrado de las mañaneras y el Secretario se va de bruces.

El Secretario boquiflojo dijo que están en contacto con las familias directamente afectadas, el interés de la dependencia, el compromiso de acompañarles y representarles en el proceso de investigación que debe abrir la autoridad norteamericana, posteriormente en el juicio, que tendrá que verificarse una vez que concluya la investigación, se presenten las evidencias ante el Jurado. Las autoridades mexicanas no pueden hacerlo en México, menos lo harán en el extranjero. No pasemos por alto que estamos en presencia del gobierno del populismo y no debe extrañar la estridencia de esta clase de declaraciones absurdas. De risa escandalosa lo dicho (más por supuesto) por Ebrard, al asegurar que la Secretaría a su cargo promoverá las acciones legales correspondientes en contra de quien resulte responsable de la venta del arma de asalto que es responsabilidad o a la persona que se le puede atribuir esta responsabilidad, quien directamente disparó, pero también se va a solicitar acceso a la investigación para conocer cómo se vendió y cómo llegó a sus manos y si tenía o no razón o noticia la autoridad correspondiente de las potencialidades del individuo. Para ello México participará con las acciones legales correspondientes ¿Y las miles de armas que ilegalmente usan los delincuentes para ejecutar a otros miles de mexicanos? ¿Por qué no investigan o evitan el comercio ilegal de armas de fuego? López Obrador no podía dejar de echar culpas de las armas que existen en México, al asegurar que su gobierno no lo permite, pero los neoliberales sí permitían el ingreso ilegal de armas de fuego ¡Otra bajeza del Presidente! Simplemente hay que culpar de todo a quienes ya no están, luego entonces ¿Para qué gobierna si no resuelve nada y se la pasa culpando a otros de sus ineptitudes? Así el gobierno de la 4T.

Héctor Parra Rodríguez