Otra vez, ¡gracias!

|




En nombre de la mayoría de los habitantes del planeta tierra le agradezco al campeonato mundial de futbol la oportunidad de tomar unas largas vacaciones de la rutina. Espero que desde el domingo, cuando ya apagamos la tele, no apaguemos con ella la fantasía de nuestra proyección en el mundo que se desarrolla en ese espacio verde. Que las bellezas del fútbol no nos contenten, sino que nos lleven a la ambiciosa pretensión de mejorar nuestras propias vidas, para no vernos reducidos a las satisfacciones vía satélite cada cuatro años, en medio de un mundo opaco que parece programado para negarnos el movimiento, el color, la espontaneidad, la emoción.

Publicado en Noticias el 13 de Julio de 2010










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario