Octavio Océano / Nuevo Repaso.

|




–Saber admirar y saber extender la mirada crítica. Crítica y fraternidad, fraternidad crítica. JF

Octavio Paz hace un recuento de su vida con Sari Bermúdez para Canal Once en 1993, cinco partes, 1 hora y 18 minutos y 15 segundos.
Octavio cumple 79 años y 1993 tal vez fue el último año pleno de gloria del poeta. Escribe y publica sus últimos ensayos La llama doble e Itinerario, un magnífico repaso de su vida, y al año siguiente su último libro: Vislumbres de la India. Se publican los cuatro primeros tomos de sus Obras Completas que sumarán quince.
En el ínter y después viene lo peor: su operación a corazón abierto, el estallido zapatista de 1994, sus 80 años opacados por la debacle del salinismo, el incendio de su departamento en 1996, su largo y dubitativo silencio, su larga y dolorosa enfermedad, hasta su fallecimiento el 19 de abril de 1998. El poeta nació en primavera, 31 de marzo de 1914, y murió en primavera. Tiempo cumplido, tiempo abierto, tiempo puro, tiempo enfebrecido, hasta nuestros días…

En la entrevista con Sari vemos a un Octavio lúcido, meticuloso y suelto, chispeante, como siempre, frente a una entrevistadora un poco de sociales.
El recuento es muy bueno, con la ausencia de algunos temas notables: su espinosa relación con su primera mujer Elena Garro y con su hija Helena Paz Garro; sus relaciones con el poder político y con los magnates del capital; su ruptura con Carlos Fuentes…
Imposible tocarlo todo.
Su recuento político nacional y con el gobierno de Carlos Salinas lo hizo con Julio Scherer en su conversación publicada en la Revista Proceso el 18 de octubre de 1993: “Octavio Paz, lo que creo, pienso y quiero / En vísperas de sus 80 años, Octavio Paz hace relación y recuento de su pensamiento: Salinas, modernización, TLC, democracia, el 68, el poder…”. Con dos magníficas entradas: una carta del propio Paz a Scherer, y un testimonio del periodista sobre el poeta (no recogido en libro alguno de Scherer que yo sepa).

De la entrevista de Octavio con Sari Bermúdez, me gustó especialmente la lectura de algunos poemas del poeta (mal lector de su poesía, pienso, o porque es mejor la voz íntima de cada lector) y la última parte de definiciones, que desconocía completamente. Me detengo en esta quinta parte y transcribo y edito las palabras de Octavio Paz, nuestro Premio Nobel de Literatura 1990:

Octavio Paz responde, a preguntas cortas, respuestas cortas, lo que piensa sobre…

Poesía
–Es el arte de ver, a través de las palabras, la otra cara de la realidad.

Ensayo
–Es como un paseo por la ciudad, sin prisas, te paras aquí, te paras allá, importa más el trayecto que el punto de llegada.

Democracia
–El pueblo es rey, pero es un rey miope. De modo que necesita anteojos. La democracia es un pueblo con anteojos.

Crítica
–Es una de mis lados flacos. (Risas). La crítica es el telescopio y el microscopio de la inteligencia.

Amor
–Nostalgia de la edad de oro. Para los enamorados cada día es el primer día del mundo.

Dios
–Una palabra muy grande. (Es imposible probar su existencia tanto como probar su inexistencia). Creo en la divinidad de lo que existe. Vivir es un milagro. Existir es un milagro. Eso es todo.

Teatro
–Camina siempre en la cuerda floja entre lo real y lo irreal.

Fama
–Es una… No hay nada detrás.

Palabras
–Alcé con las palabras y sus sombras / una casa ambulante de reflejos / una torre que anda, construcción de viento… / Soy la sombra que arrojan mis palabras.

Epílogo del programa de Sari Bermúdez, Canal Once, marzo de 1993, “Recuento de su vida”, Octavio Paz:
–No me propuse ser un escritor incómodo; si lo he sido, no me arrepiento.

Palabrero, Octavio Océano (con palabras de JEP):
–Comienza donde lo hallas por vez primera y luego te sale por todas partes.
–Tiempo cumplido, tiempo puro, tiempo abierto, tiempo enfebrecido…

Gracias a Alejandro González.
JFM
Q, Presidentes, México, mayo 2020.

Liga del programa de Canal Once en YouTube: https://youtu.be/jIs-ckUQs6g?t=190

Amistad
–La amistad es una correspondencia que requiere trato y tiempo.

RELACIONES ESPINOSAS

–La de Octavio Paz con Elena Garro y la hija de ambos, Helena Paz Garro. Si alguien está desentrañando esas relaciones, sin psicoanalizar, es el crítico y biógrafo Guillermo Sheridan, leyendo con microscopio y telescopio los documentos.

–La relación entre Octavio Paz y Julio Scherer García. Creo que no fue una relación íntima, como la de Paz con Fuentes y la de Scherer con García Márquez, pero sí entrañable y fructífera, dio buenos frutos. Y los malentendidos y equívocos de la vida, el carácter y la política, son inevitables. Pero “el valor del tiempo” va colocando el valor de las palabras y los silencios en su lugar. Entre Scherer y Paz me quedo con los tres.

–Julio Scherer García y Jacobo Zabludovsky. Scherer siempre escribió pestes de Zabludovsky. Hasta hoy no conozco una sola palabra de Zabludovsky sobre Scherer. Ambos sabían del valor de las palabras y del silencio. Scherer no fue ningún santo frente al poder. Pero tuvo el valor de escribir sus faltas. Zabludovsky fue un siervo del poder y conquistó su libertad en el año 2000. El hombre producto de sus circunstancias y el hombre que rompe y hace sus circunstancias. Sin renegar de su pasado ni hablar de más en su nuevo presente. Antípodas irreconciliables, Scherer y Zabludovsky sabían del valor de las palabras y del silencio. ¿Qué hay en las memorias íntimas del Güero (no publicadas)?

–¿Qué pasó exactamente en la ruptura, en el fondo y en la superficie, entre Octavio Paz y Carlos Fuentes? No lo sé. Entre Fuentes y Paz, me quedo con Krauze. Los textos de Enrique Krauze sobre Carlos Fuentes y Andrés Manuel López Obrador son de crítica de altura, literaria, política y democrática. Diferencias incluidas.

–Paz fue comentarista estrella de Zabludovsky en Televisa en los años 80. Buenos comentarios literarios y políticos, diferencias aparte. ¿Hubo trato y relación entre Zabludovsky y Paz? ¿Qué pensaban el uno del otro?

–Relaciones espinosas, ay, hay muchas… pero a veces son inevitables, necesarias, llenas de equívocos y malentendidos, como es la vida y la historia, pero si hay altura, llenas de frutos dulces y amargos.

–Voces propias y contrarias disputan y pelean en mi cabeza y en mis manos la palabra escrita en letras de luz.

–EMZ es con quien más dialogo y discuto en mi cabeza. Lo tengo siempre presente. Camión. ¿Cómo vas? Deseo que bien. Da señales de vida. Graxxx. El hombre producto de sus circunstancias y el hombre que rompe y hace sus circunstancias. Yo y los otros, las condiciones sociales y mi libertad.

–Perdón por mis desvaríos, que los provocó la entrevista de Sari con Paz en 1993, en los 79 años de Octavio, y la relectura de este librito de Scherer García, que apenas conocí el año pasado en México: Encuentro: Octavio Paz y Julio Scherer, FCE, México, 1914. Allí debió aparecer el siguiente texto de Scherer, y no está:










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Un Comentario en “ Octavio Océano / Nuevo Repaso.”

  1. Gracias.
    Q, Presidentes, lunes primero de junio 2020.

    Liga del programa de Canal Once en YouTube: https://youtu.be/jIs-ckUQs6g?t=190

Envía tu comentario