Nuevos delitos y nadie hace nada

|




 saqueo de tren_queretaro_oem

Dos nuevos delitos nos abruman: los huachicoleros y el asalto a trenes. El robo de combustible es un negocio que involucra al crimen organizado, pero ahora también a mucha gente pobre. Se afirma que en Guanajuato y Puebla ya hay pequeños poblados que prácticamente viven del robo de gasolina. El costo para el país es de veinte mil millones de dólares al año. El otro delito es el robo de trenes, en el primer semestre del año se registraron 852 robos de tren, que son siete veces más que el año pasado. Antes veíamos las imágenes de trenes que se accidentaban y la gente aprovechaba para llevarse objetos, ahora no esperan el accidente, descarrilan el tren. El país vive en un paréntesis de impunidad, los candidatos consideran que los problemas no son de su responsabilidad, los gobernantes están más atentos a intervenir para que ganen sus candidatos que a resolver los problemas. Mientras tanto el país se hunde.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario