Nuevo horario

|




 horario-verano-octubre 2013

Sigo sin creer en las supuestas maravillas del nuevo horario, que dizque: se ahorra energía; son abatidos los costos de producción; se protege el ingreso familiar; se estimula el deporte; se reducen los delitos nocturnos; los escolares hacen mejor sus tareas; se disminuye la contaminación. Rizando el rizo, son tantas las bendiciones por adelantar nuestros relojes sesenta minutos que propongo que mejor los adelantemos ciento veinte minutos. Con tres horas, ni se diga, chance y hasta evitamos tanta violencia y se acaban las narco fosas. Lo único bueno del cambio de horario es que es pretexto para hacer chistes. Me dicen que cómo estará la inseguridad en México que el domingo, mientras dormíamos, nos robaron una hora. Por el momento ando como zombi, aunque no tan empolvado. Decía Monsiváis que cuando supo las respuestas le cambiaron las preguntas, mi equivalencia en el horario es, cuando me adapto a éste, ya entra el nuevo.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario