NOTAS de Marzo 31

|




El mexicano común de nuestro tiempo, tan lleno de creencias y pensamiento mágico (como su fe incuestionable en la Virgen de Guadalupe), parece no creer demasiado en el famoso coronavirus.
Quiere ver a la gente caer en la calle, muerta, para creerlo.
No aprendemos de las imágenes ajenas de Italia y España.
Todo es cosa del gobierno, del poder, del oscuro poder.
Quién sabe qué se traen entre manos los capitales trasnacionales, los dueños del planeta.

El gobernador de Querétaro Francisco Domínguez Servién dio positivo en la prueba del coronavirus. Entró en cuarentena.
Al rato Mauricio Kuri también será positivo para crear empatía panista rumbo al 2021, piensan algunos mal pensados izquierdosos.
¿Y si Obrador y Gilberto Herrera se hacen la prueba y dan positivo?
¿Guardarán cuarentena o el bien los protege de todo mal?
Sepa la bola.

El cronista de Camus en el relato de “La peste”:
–La atmósfera de la peste al principio parece invisible. Al haber sido erradicada hace ya mucho tiempo de los países civilizados, la peste no es la forma más moderna de morir. Como ocurre con todos los desastres masivos, la epidemia al comienzo es descartada por absurda. Hasta que lo invisible se hace visible. ¿Hay algo más real que la muerte? Sin embargo cuando el sufrimiento nos niega incluso el consuelo de nuestros hogares, la propia realidad se convierte en algo abstracto.
–El cronista debe escribir “esto es lo que ocurrió”, y suprimir cualquier sentimiento personal. Lo que le impide involucrarse es el saber que su sufrimiento no difiere del de ningún otro. Su obligación consiste en anotar todo cuanto recuerda. Sin embargo, no debería olvidar nuca que su memoria será la memoria de todos.
–El cronista es un observador de la vida, un mirón profesional. Un aprovechador de nimiedades sin importancia.

Escribo para objetivar mi subjetividad según mis vivencias y vistas personales y colectivas.

En el camión se respira un aire de expectación. La gente no dormita como otras veces en hora tan temprana; permanece a la expectativa. Voy a primera hora a cobrar mi pensión de adulto mayor. Veo las calles desiertas y tristes, grises. ¿O es mi espíritu? Apenas empieza a clarear.

Estoy en la fila muy temprano y ya hay unas veinte personas formadas. Puedo ver bien los que van llegando. Rotos y perfumados, proletas y fifís, gente de auto y gente de a pie, estirados y parlanchines, todos juntos conviviendo, quiérase o no, el apoyo es universal. Así tendría que ser el discurso de Obrador, absolutamente incluyente de simpatizantes y adversarios. No remarcando las diferencias una y otra vez, los moralmente correctos y los moralmente derrotados.

En el transcurso de las horas pude escuchar varias pláticas, hablando bien y hablando mal de Obrador, quien es el centro de todo, pero todos vamos a cobrar. Vamos para peor, dice uno. Yo creo que vamos bien, hay que darle tiempo, dice otro. Los hipercríticos y los perdonavidas. A veces dan náuseas oír lo que se oye, otras veces da gusto escuchar juicios bien ponderados. Los palabreros y los mudos. Guardo silencio, sólo escucho.

El equipo de apoyo de la Secretaría del Bienestar es menor y menos eficiente que lo observado en Tequisquiapan en días pasados. Hay Susana Distancia pero a la entrada del Telecom se hace la bolita de sociales y de los que se quieren meter. Falta orden y sobra confusión.

En la mesa de pago cobré sin mayor contratiempo. Aunque la F de Figueroa estaba en otra mesa y no en la que me mandaron. Fueron por la lista. Firmé los dos recibos y recibí dos sobres con 2,620 pesos cada uno. Por concepto de dos bimestres: marzo-abril y mayo-junio. 08:53 horas. Gracias. Muy agradecido. Salgo y camino por Hidalgo hacia el centro.

Veo una pinta curiosa frente a la UAQ:
–Mis padres me dijeron ya no bailes rocanrol, si te vemos con la plaga tu domingo se acabó.

Compré un café y me senté a ver pasar el día lento y sin prisa. No hay mucho que ver. Avanza el día como no queriendo caminar. Yo escribo en mi cabeza y luego en el papel. (Ahora reescribo en la computadora).

Leo “Plaza de Armas”:
–Pancho infectado. Es el caso 27 de Querétaro. Revela el gobernador Francisco Domínguez Servién haber dado positivo a la prueba de Covid-19.
–Anuncia Mauricio Kuri autoaislamiento de dos semanas, pues estuvo reunido con el gobernador el viernes.
–¿Y el Presidente? El escritor Francisco Martínez Moreno anticipó ayer que AMLO podría anunciarse contagiado, sin estarlo, para subir su índice de aprobación.
Edmundo y su Jicote:
–¿Una tregua sin crítica? No es fácil porque el Presidente se involucra en tantas camorras…
Raymundo Riva Palacio y su columna Estrictamente Personal:
–Jaloneos en Palacio. La declaración de emergencia eleva el nivel de alarma a un estadio que no se había visto, y refleja la urgencia que mostraban algunos colaboradores de López Obrador.
Declaran emergencia sanitaria:
–Extienden hasta el 30 de abril (el) aislamiento.
–El presidente AMLO reitera quédense en casa.
–Será una epidemia larga hasta agosto o septiembre: López Gatell.

Pensamientos cruzados pelean en mi cabeza al leer las notas del periódico. Les impongo silencio a todos. Degradamos el diálogo y no elevamos la política. Camino hacia Ezequiel Montes. Comercio cerrado o vacío. ¿Más que el lunes 9 de marzo, día del paro femenino? Calles anémicas. Ciudad melancólica. Voy hacia Zaragoza a tomar mi camión. Ciudad a medio gas. Ni drama ni comedia, la gente como ausente.

La gente quiere seguir su vida como siempre. ¿En semana santa saldrá lo mejor o lo peor de nosotros mismos? ¿Atenderemos el aislamiento de la emergencia, volveremos al recogimiento cristiano o a toda costa queremos nuestras vacaciones masivas y escandalosas?

Llego a mis terrenos, la Presidentes, compro fruta y tortillas y voy a casa. Los precios han subido notablemente. El mercado y el tianguis a medio tren. ¿Cree o no cree la gente la gravedad y la importancia del momento que estamos viviendo? ¿Qué estamos viviendo? ¿La realidad real o la realidad virtual? ¿Vivimos una ficción o un realismo surrealista?

Encuentro:
–Al llegar a mi casa, precisamente al momento de abrir la puerta, me vi salir. Intrigado, decidí seguirme.
–El desconocido… descendió las escaleras, cruzó la puerta y salió a la calle.
–En el camino, tuve esta duda que todavía me desvela: ¿y si no fuera él, sino yo…?

¿Quién soy yo, entonces? ¿Soy yo el otro y el otro es el otro yo? ¿Todos los otros son los otros nosotros, y nosotros todos somos los otros nosotros? No te hagas bolas y mejor almuerza, descansa, palabrea, duerme un rato, te paraste muy temprano.

En el natalicio de Octavio:

“La vida que nace cada día
la muerte que nace cada vida”.

“Tristeza de haber venido, / alegría de estar aquí.
Ando perdido en mi propio centro”.

JUVENTUD

“El salto de la ola
más blanca
cada hora
más verde
cada día
más joven
la muerte”.

Pagué dos meses de renta, abril y mayo, 5 mil pesos.
No perder el sabor y el temple de la vida, sabiendo que todo es inútil.
–No nos espera Dios el fin de semana. / No hay fin, ni paraíso, ni domingo.
La ausencia de dolor es ya una dicha inmensa.
Pero luego hay que vencer el aburrimiento y el tedio, encontrar el alimento de los dioses: el ánimo.
Si todavía falta lo más grave, ¿saldrá lo mejor o lo peor de nosotros?
¿Todo es un montaje?

“El sol abre los ojos:
acaba de cumplir
veinte años el mundo”.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Un Comentario en “ NOTAS de Marzo 31”

  1. Edmundo González Llaca dice:

    Muy bien Julio, tu texto, la carta.. Y como el anuncio del whisky, perdón por mi ideólogo: “Mantente caminando”. Hasta que el cuerpo aguante. Aquí nadie se raja. Un abrazo wi fi.

Envía tu comentario