Niñez olvidada

|




 ninos-calle-mexico

En las campañas electorales el Día del Niño representa la gran ocasión para que todos los candidatos hagan un despliegue de su amor desbordado a los niños y, por supuesto, para conmover a sus papás, que sí tienen credencial de elector. Ya en los cargos el festejo no pasa a mayores y los políticos se desaparecen, con razón, pues los datos de la niñez son aterradores. En México hay cuarenta millones de niños y adolescentes, de ellos viven en la pobreza 21.4 millones. En la población indígena la desigualdad es peor, ocho de cada diez niños y adolescentes son pobres. De todos los niños y adolescentes trabajan 2.48 millones, de ellos el 90% realizan actividades peligrosas para su salud, seguridad y moralidad; 30 mil menores de 18 años están incorporados al crimen organizado. El Día del Niño sería una magnífica oportunidad para evaluar sus derechos y las políticas para rescatarlos de la pobreza y la marginación.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario