Muere el pionero de la Gibson, Les Paul

|




Virtuoso niño músico, majestuoso intérprete, y legendario inventor. El mundo de la música está de luto, el famoso creador de la guitarra que lleva su nombre, sin la cual no se hubiera podido imaginar el mundo del Rock and Roll tal y como lo es ahora, murió el día de ayer. No por enfermedad, no en un accidente, murió por vivir. Y que vida tan completa y exitosa después de 4 Premios Grammy, haber logrado amplificar el sonido de una guitarra y haber sido parte del Salón de la Fama de los Inventores Nacionales de Estados Unidos.

Algunos lo nombraban inventor, otros músico prodigio, intérprete, cantante y ahora leyenda. Nacido en Wisconsin, Estados Unidos comenzó a interesarse por la música a la edad de 8 años, cuando empezó a tocar la armónica. Después de intentar con el banjo, empezó a tocar la guitarra. A los 13, Paul ya era semi-profesional como guitarrista de música country.

A los 21 años ya contaba con su primer disco.

Después de un duro accidente donde sufrió grave daño en su brazo derecho, Polfuss, como lo llamaba su madre, los médicos dijeron que no había manera de que recuperara el movimiento de su codo, y que su brazo permanecería siempre en la posición en la que los médicos la dejaran. Paul entonces les pidió a los cirujanos que ubicaran su brazo con un ángulo tal que le permitiera sostener y tocar la guitarra.

Paul se vio insatisfecho con las guitarras eléctricas que se vendían a mediados de los 30’s y decidió experimentar por sí mismo con algunos diseños propios. Es de fama su creación, The Log, que no era más que un bloque macizo de 4” por 4” de madera de pino, con un puente, dos pastillas y un mástil Gibson. Para mejorar la apariencia le agregó el cuerpo de una guitarra Epiphone.

“Quería demostrar que conseguir una tapa sólida, sin vibraciones, era el camino a seguir”, explicó en su día el propio artista sobre la creación en 1941 del precursor del que sería su invento más venerado, una guitarra con la que logró “amplificar la pureza de las cuerdas sin la resonancia de la madera mezclándose en el sonido”

Gibson Guitar Corporation diseñó una guitarra incorporando las sugerencias de Paul a principios de los 50’s y se la presentó. Él estuvo lo suficientemente impresionado como para firmar un contrato por lo que se convirtió Rhubarb Redel modelo Les Paul y aceptó nunca volver a tocar en público ni ser fotografiado con otra que no fuera una guitarra Gibson.

En cuanto a ingeniería del sonido, innovó mezclando ocho fragmentos diferentes de guitarra eléctrica y los hizo sonar a la vez. Esta técnica sentó así las bases para lo que más tarde se conocería como la grabación en pistas diferenciadas.

“El mundo ha perdido a un ser humano excepcional y verdaderamente innovador. Su encanto musical era extraordinario y nadie en el mundo ha conseguido igualar sus técnicas”, mencionó el consejero delegado de Gibson Guitar, Henry Juszkiewicz.

Pese a sufrir de artritis y problemas de audición, Paul se mantuvo como un músico infatigable y tocó regularmente en un club de jazz de Nueva York en la década de los 90.

Si uno lo “googlea” encontrará más imágenes de su famosa creación que de él mismo.

Su abogado declaró que el artista había estado “entrando y saliendo del hospital” desde hace dos meses y que padecía varias enfermedades, la más grande de ellas la vejez.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario