MAV Alcalde Q valedor cumplidor

|




 General_Eddy_Marcos_Aguilar_Queretaro

Tras conversar a la distancia con Rodolfo Loyola Vera, me digo, debo palabrear con emoción bien templada y lúcida. Rodolfo dice Lenguajear y emocionar. Yo digo palabrear con emoción lúcida.

Marcos Aguilar Vega en su Metrópoli de hoy:
–Con satisfacción les comento que cerramos la semana laboral anterior con el cumplimiento de tres compromisos que hicimos, dos al inicio de la administración y uno más apenas en días pasado.

–Todos con el Tepe. Tras el desastre del incendio… fueron 13 millones 280 mil 615 pesos que dimos a 117 locatarios que registraron pérdidas de su patrimonio, además de 10 millones de pesos para la reconstrucción del inmueble.

–A 62% de los locatarios afectados entregamos apoyos a 100% de lo que manifestaron; al resto se les respaldó con 51% de lo solicitado, en promedio.

–Recordemos que de los 275 locales, 117 fueron los más afectados; con todos ellos nos reunimos para establecer nuestros compromisos.

–Séptima galería de arte. Al inicio del trienio gubernamental nos comprometimos a invertir 23.5 millones de pesos para la creación de siete Galerías de Arte Urbano, una en cada delegación, dedicadas a la libre expresión de más de 59 mil jóvenes. Hoy decimos, satisfechos, que hemos cumplido.

–Con los adultos. El viernes pasado, di el “banderazo” de inicio de la construcción de la Casa del Adulto Mayor en la colonia Hércules, delegación Villa Cayetano Rubio… La casa podrá entrar en funciones en cuatro meses, aproximadamente.

–Mi periodo de gobierno municipal termina como inicio: trabajando fuertemente y cumpliendo compromisos que hicimos durante la campaña electoral, en los foros de consulta ciudadana y a lo largo de los tres años de la administración.

–Hoy, podemos decir a las personas que han creído en mí, que yo sí cumplo lo que prometo.

(Marcos Aguilar, “Compromisos cumplidos”, El Universal Q, 20-VIII-2018, p. 4).

Presidente municipal de Querétaro cumplidor, valedor, satisfecho, sabelotodo, grandilocuente, del primer mundo, buena onda, buena vibra, firme e inflexible, que volvería a hacer todo lo que hizo, por el bien nuestro, por el bien ciudadano, por el futuro de Q, por su amor a Q.

¿Acaso no escuchan las carretadas de aplausos que duran 34 meses y 20 días?

Incrédulos. Sordos. Ciegos. Miopes. Mala leche. Malosos. Hipercríticos. Resentidos. Pobres diablos. Critiquitos. Ardillas. Nopales. Gallinas culecas. Incendiarios. Destructores. Enemigos del cambio. Damnificados del bien. Perversos. Malagradecidos. Hijos del mal.

–¿Qué pasó entonces?

–¿Por qué no pudo entonces repetir como alcalde ni ir como senador?

–¿Por qué es tan poco querido?

–¿Existe un antes y un después de MAV como pregonó?

–¿Hoy Q es mejor, igual o peor que antes?

–¿Corresponden las grandes ideas a las acciones malhechas?

–¿Empatan los grandes proyectos con los óptimos resultados?

–¿Estamos en vías de invertir la pirámide de la movilidad urbana, la movilidad social y económica, la desigualdad, la inseguridad, la injusticia?

–¿Q va rumbo a la Luna?

–¿Somos una isla de luz flotando en el negro país rojo?

–¿Cuál es la realidad real del municipio de Q: la cotidiana de los ciudadanos o la nube azul del señor presidente municipal?

–¿Es suficiente todo lo que hizo el señor presidente municipal satisfecho?

–¿Salvó a Q de más de lo mismo o se salvó él?

–¿Ningún dolor, ninguna culpa, ninguna mancha, pura soberbia?

–¿Números impecables y personas rotas, jodidas, basura?

Palabrear con temple, arrojo y lucidez. Plantear los hechos del otro y hacer las preguntas propias pertinentes. Suspender el juicio. Esperar. Esperar haciendo. Conversar es humano y democrático. Aunque sea inútil. Los dioses, como el poder, los otros, nunca responden. No importa. Palabreamos porque somos mortales y nuestro destino es preguntar y tratar de saber, como Adán y Eva, aunque nunca sepamos nada, y morir más desnudos que como vivimos y nacimos.

Reflexiones ciudadanas. Rodolfo Loyola Vera. La conversación. 

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario