Lupa Q Vistas / Túyoélnosotros 107 ¿Arden o se congelas las palabras?

|




Tengo en mis manos su exquisito libro.

He pasado los días caminando con él, en la calle, en el jardín, en la plaza, en el tráfago del mundo, en el camión, en la bendita soledad, en el mar, en el aire, en la tierra…

–Frente a la hoja / acecha el hechizo…

–Bajo la luna / luchan los versos…

–Tenue luz incierta / ¿alumbrará mañana?

Primera y segunda y tercera impresión.

Todavía sobran palabras en los textos cortos.

Pulir las letras no es darles vida.

El soplo verbal hace la gracia.

El zen es iluminación, no descripción.

Veo imágenes lógicas, no visiones entrañables.

Forma oriental lastrada por el peso occidental.

¿Vuelan o se arrastran las palabras?

Leo y releo, camino y pienso, veo y siento. ¿Qué siento? ¿Me tocan las letras? ¿Hay magia blanca? ¿Hay misterio? ¿Poesía? ¿Mucha lógica? ¿No suelta el volante el letrado? ¿Hay fuego? ¿Crepita el fuego? ¿Arden o se congelan las palabras? ¿Vuelan o se depuran y se hunden las imágenes? ¿Disfruto o quedo impasible?

No sé.

Del libro de Voces de Antonio Porchia (1886-1968):

–Te depuras, te depuras… ¡Cuidado! Podría no quedar nada.

La última parte es la que más me entusiasmó y me irritó.

Algunos incautos nos arrojamos al mundo sin red de protección.

Otros más cautos permanecen sabios en el mundo en llamas.

Eso es todo.

Dialogo y discuto con el autor del libro, RLV*, su segundo libro:

–Leve su voz / Edad Luz / ¿Cómo oírla?

–Abro el libro / Vacío / Grita ausencia, lejanía.

–Presos en la cima / Rodeados de niebla / El rey y su bufón en turno.

–¿Y los que matan en nombre de dios?

–El burro carga el trabajo que yo no hago.

–Se abre la trampa / Imposible volar / Cuelgo inocente.

–Bosque de cruces… + + + buenos y malos.

* Rodolfo Loyola Vera, Crepita el fuego , Edición de autor, 500 ejemplares, México, 2018, 62 pp.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario