Los viajes ilustran

|




 corrupcion_mexico_2015_sistema_anticorrupcion

“CUANTO MÁS CORRUPTO ES UN ESTADO, ELABORA MAS LEYES”.- Tácito.-

Viajar no es solamente conocer y disfrutar de otras tierras, sin importar el medio que utilicemos, el tiempo transcurrido entre uno y otro punto, nos ofrece el regalo de la MEDITACIÓN, nuestra mente acostumbrada por unos cuantos días o semanas de disfrutar los aires de LIBERTAD por otros usos y costumbres, al regresar a nuestro México, nos topamos tristemente con mares y lagunas de fétidas aguas, que quiérase o no nos invaden por todos lados, y una selfie-pregunta se nos aparece una y otra vez, ¿Cómo hemos llegado a padecer de esos llamados extremos de CORRUPCION ?…¿cómo es posible que en nuestro medio existan ladrones, extorsionadores, secuestradores y asesinos, que sin ningún tipo de sentimientos maten indiscriminadamente a hombres, mujeres y niños sin el menor asomo de humanidad?.

Una de las respuestas que se pueden esgrimir es que nos faltan LEYES… ¿Cómo, si desde hace más de cien años tenemos una de las Constituciones más avanzadas del orbe?… Pues sí, solamente que ningún gobierno la cumple, tenemos, grabados su preceptos en hojas de oro, para que la admiren cuantos la vean, y nos digan: “¡Oh mexicanos, que sabias y avanzadas leyes poseen!”… Sí es cierto, solo que estas solamente existen en el PAPEL, y casi nadie las cumple, aquel que intenta cumplirlas lo ven como un bicho raro y extremadamente peligroso, al que hay que desaparecer, como a decenas de periodistas, madres y padres solicitantes de justicia por sus perdidos y esfumados hijos, o políticos que se salen del huacal.

Algunos de los actuales des-gobernantes se han “atrevido” a decir que la corrupción es un mal ancestral y cultural de nuestro pueblo e “INDIOSINCRACIA”, arrojándoles la culpa a una de las bases mestizas de nuestro pueblo, en vez de la idiosincrasia, temperamento del mexicano.

Otros , aludiendo a la leyenda negra de los españoles, comentan que nuestros males comenzaron cuando a los “conquistadores blancos y barbados”, se les ocurrió para salvaguardar sus derechos de conquista, expoliar primero a la población indígena, más tarde a la mestiza y aún más tarde a los “criollos”, aprovechando el corto tiempo que les asignaban para cumplir sus encomiendas (no más de cuatro años), vendiendo a buen precio todos los empleos, honores y dispendios habidos y por haber, así varios individuos lograron acceder a la nobleza novo-hispana, pequeñas ciudades y pueblos mediante apreciable cuota se convertían en Ciudades, pueblos perdidos o no en la inmensidad, adquirían santos y vírgenes para que los protegieran y ampararan, lo mismo que por mucho tiempo ya era costumbre en España, y el mal cundió hacia todos los estamentos inferiores, quienes para poder pagar, acudían a cualquier medio de expoliación.

No hay que olvidar que la iglesia católica española cobraba por todos y cada uno de sus actos y “servicios”, por bautizarse, por casarse, por morirse, por el diezmo, por primicias, por todo de donde pudiera sacarse dinero para “contribuir” a la cuota anual que la Nueva España debía pagar a “sus” soberanos, aún después de la independencia la iglesia se quedó tan mal acostumbrada que quiso seguir con su misma política comercial, hasta que Juárez y las Leyes de Reforma les pusieron coto, pero sus malas mañas han continuado hasta nuestros tiempos y han sido causa de muchos de nuestros males.

Necesitamos un Gobierno que se imponga y sobre todo que sea justo y humano, que expida, tal vez nuevas leyes, que SI SE CUMPLAN, y actué no solo con mano dura, sino inteligente para acabar con los cárteles que nos asolan, no solo en lo cotidiano, sino en las esferas gubernamentales en todos los niveles…se despide su desconsolado amigo de “Aquellos Tiempos”…Mario RE.

 










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario