Los millennials

|




 educacion_mexico

Los Millennials preparados,
Buscan cosas diferentes,
Pero estamos atrasados,
Van adelante sus mentes,
Y muchos son marginados,
Aunque sean inteligentes.

Los llamados “Millennials” están transformado muchos conceptos relacionados con la economía, para convertirla en una economía compartida o colaborativa (Sharing Economy). Ellos quieren tener todo, pero no quieren ser propietarios de nada, han crecido con las crisis, subidos en la montaña rusa de la economía global. Su idea del éxito financiero dista mucho de la de sus padres, buscan un trabajo que les permita gozar de una vida equilibrada, poder realizar actividad física, poder viajar más, tener flexibilidad de horarios y si es posible trabajar desde su casa, su lema es “compartir”, ¿compartir qué? Pues experiencias, ideas, casas, autos, conocimientos, lo que sea.

Pero ¿Quiénes son los millennials? Son un grupo generacional, nacidos entre los 80’s y los 95’s que llegaron a la mayoría de edad en el nuevo milenio y de ahí su nombre.

Los padres de los de este grupo sermonean a sus hijos y les recuerdan constantemente, que ellos empezaron a trabajar de jóvenes, que formaron una familia, que hicieron carrera en su trabajo y que gracias a eso tienen asegurada su vejez; la sociedad por su parte, les reprocha que son inmaduros, vagos, narcisistas y que no tendrán ningún futuro si no buscan la estabilidad en sus vidas.

Muchos de esta generación se siente a gusto viviendo con sus padres, no quieren abandonar ese hogar ni a los 18 años ni después de terminada su carrera, como pasaba antes, claro que a veces es porque no encuentran trabajo y no tienen dinero para independizarse.

Generalmente son enemigos de los compromisos y no les interesa el matrimonio, son la generación mejor preparada de la historia y manejan como nadie las nuevas tecnologías, les gustan las profesiones que apuestan por la creatividad y las ideas con un alto componente social y emocional; prefieren ser autónomos y tener su propio negocio a trabajar en algo que no les guste, valoran mucho el poder tener una vida personal feliz; sin embargo, esto es lo que agobia a muchos padres que ven cómo pasa el tiempo y que sus hijos no acaban de encontrar la estabilidad laboral que ellos tuvieron.

Por otro lado, las empresas no han sabido adaptarse a los tiempos y mantienen sus esquemas de organización vertical y con estructuras rígidas, horarios fijos, dedicación completa, contrataciones temporales y sueldos de miseria, sin aprovechar la frescura, la innovación y la creatividad que ellos podrían darle a la organización.

Este grupo es promotor de la “Economía compartida o colaborativa”, movimiento social-económico que ya está presente y avanzando en muchas áreas, es el intercambio de bienes y servicios usando plataformas electrónicas y supone un cambio cultural y económico en los hábitos de consumo al pasar de un escenario de consumismo individualizado hacia nuevos modelos potenciados por los medios sociales y las plataformas de tipo peer-to-peer (red-entre-pares o red-entre-iguales), a través de esos medios los usuarios pueden superar la barrera de la desconfianza e iniciar relaciones más fructíferas. Dentro de esos medios están los blogs, los microblogs, Twitter, Facebook y muchos más, ya que han irrumpido con fuerza las redes sociales móviles construidas en torno a las necesidades de una comunidad de usuarios, gracias al auge de los teléfonos inteligentes.

Se puede decir que el consumo colaborativo puede ubicarse en tres categorías:

a) Sistemas basados en producto, en lugar de adquirir un artículo se paga por su uso durante un tiempo determinado, como un coche, un alojamiento, una computadora.

b) Mercados de redistribución, para poner a disposición de otros, productos usados que ya no necesitamos y que pueden ser útiles para otros y

c) Estilos de vida colaborativos, con gente con intereses comunes que se pueden unir para compartir e intercambiar bienes menos tangibles como tiempo, espacio, habilidades.

En resumen, se trata de un sistema de acceso a bienes, servicios, información, a través de aplicaciones electrónicas (Apps) o sitios web que conectan a los usuarios que ofrecen el servicio con sus clientes potenciales, bajo el principio de que siempre hay personas que tienen productos o servicios que ofrecer, mientras que hay otras, que seguramente pueden requerir algunos de esos productos o servicios y el negocio se hace entre los mismos usuarios, aunque puede haber empresas que tienden a ser intermediarias, facilitadoras, que las conectan cobrando un porcentaje, a uno, a otro o a ambos. Su filosofía es: compartir en lugar de comprar; nadie es dueño de nada; todos trabajan para todos; hay que disminuir el desperdicio y combatir el consumismo; hay que sacarle provecho a cosas que no usamos o que usamos poco; hay que vivir más con menos; hay que tener acceso a muchos productos sin tener que comprarlos; lo mío es tuyo a cambio de una pequeña cuota y sobre todo, hay que llevar vidas más equilibradas, con menos tensiones, con más felicidad.

La tecnología está propiciando cambios que no nos imaginábamos y nuestro sistema educativo sigue muy rezagado, caro, obsoleto e ineficiente. En la actualidad alguien que domina las aplicaciones electrónicas y tiene aspiraciones de superación, puede estudiar idiomas, música, llevar todo tipo de cursos en línea, hacer negocios, emprender su propio negocio, intercambiar opiniones con personas afines y reunirse o viajar con ellas; sin embargo, el sistema educativo público, poco aporta para que las grandes mayorías de niños y jóvenes, que no tienen para pagar escuelas privadas de prestigio ni para comprar teléfonos inteligentes, puedan tener las mismas posibilidades de desarrollo. Yo insisto, la educación y la forma en que se plantee para los próximos años, será fundamental para alcanzar o no, mejores niveles de desarrollo, todos los jóvenes deberían tener el mismo derecho para aprender lo necesario para llevar una vida mejor. ¿Usted qué opina?

memo_casa@yahoo.com










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario