Los concheros y sus fiestas: mi crónica mensual

|




Foto: Jesus Ontiveros

Ayer-día 13-como lo vengo haciendo desde hace 18 años, me congregue sobre la calle de Juárez (Fte. a Bancomer), con la intención sublime de ver, oír y oler el desfile de los Concheros y digo ver por el colorido de sus trajes y del orgullo y dignidad con que lo portan, estos traje son más que chichimecas son aztecas, vi dos o tres vestimentas nahuas, algunos portan caracol, guitarra mejor conocida como concha de armadillo, oír, el Huéhuetl* o el Teponaztle y los huesos de fraile, y oler al copal que corre armoniosamente hacia los cuatro vientos, y que es llevado por las sahumadoras protegiendo contra lo oscuro o infrahumano.

En fin dio inicio con un grupo bastante numeroso de ?apaches¿, tribus del norte de Estad, pero que son del barrio de la Trinidad y que se visten como tales, no se aún que tengan que hacer “esas tribus” por estas tierras, pero ya son grupos numerosos me atrevería a decir que casi el mismo número que los concheros, unos vestidos con cuernos de toro, pieles-de plástico- o de terciopelo en colores semejando el café o blanco de becerro, portaban arco y flecha, otros, los franceses en batalla campal con machete que al raspar el suelo, sacaban chispas y al cruzarse uno con otro, los niños ponían cara de admiración, cerca de mí un chiquitillo comentaba: Papá y no se matan, la inocencia de los niños que ya no tanto.

Y así vimos pasar a los apaches, francés, y los concheros con sus flachicos que ya no tanto causan la risa entre el público, pero estos casi se están acabando, ahora salen con unos grandes sombreros charros de cartón, que no causan gracia alguna, al fin los concheros vistiendo orgullosamente sus penachos, con plumas de gallina otros de guajolote y los más con plumas de faisán, sin contar aquellos atrevidos que sus penachos portaban la cabeza del Caballero Águila en latón, pero faltaba uno muy peculiar no me quito la idea que era un chaman, su traje nahua en color negro y grecas plateadas, es una capa que cuelga del cuello y va de hombro a hombro, pero el hombro del lado derecho va descubierto; llevaba en su frente una corona en latón, como los que llevaban algunos gobernantes, portaba sobre su pecho un gran collar de Turquesa que frotaba constantemente, en su mirada se ve el poder que tiene sobre los demás, sus órdenes eran acatadas sin chistar.

En fin gran contingente que como hace más de cien años se reúne a partir del día 12 en que comienza la velación y llegan los compadres a hacer conquista, también en esa noche se elabora el Chimal, en flor de cucharilla y que ahora la SAMARNAP, pretende vender porque está casi en extinción; este Chimal estará en el atrio del templo de la Cruz.

Por la noche los padres de dicho templo, acostumbran llevar el gallo, elaborado de carrizo y papel de china, por lo regular siempre llegaba a las nueve de la noche, hoy llego a las 3 de la mañana, porque el Rector del templo tuvo la idea de empezar al revés es decir del último barrio, en san Francisquito hubo algunos problemas entre ellos el nombrar a un “Mayordomo” sin la anuencia de los concheros, es conocido como don pepe el cohetero; al día siguiente el desfile mismo que siempre ha sido a las seis de la tarde, pero por acuerdo del H. Ayuntamiento, léase Presidente Mpal Interino, determino que saldrían a las cuatro treinta de la tarde, todo esto sin fundamento alguno, primero son nuestras tradiciones, que la autoridad lo tenga siempre muy presente.

Ese día se presentan los concheros en el templo de la Santa Cruz de los Milagros y van a pedir permiso al Señor de Esquipulas; aquí otro problema el Rector del templo no les iba a permitir el acceso por ser hora de Misa, desde cuando ha habido ese acuerdo, nunca, solo que el Rector es nuevo en esto, pero se vale preguntar, los concheros entraron al templo haciendo sonar el Huéhuetl, la concha de armadillo y el caracol.

El lunes 14 se danza todo el día en la plazuela de la Cruz, al mediodía se invita a los compadritos a la comida que ofrece el capitán(a) en su mesa ó cuartel, ese día fuimos invitados por doña Manuela Luna Retana, jefe de la Danza Azteca/Chichimeca Santiago de Querétaro, y bisnieta del jefe don Atilano Aguilar. Se comió el tradicional mole que año con año se elabora con mano prodigiosa, al terminar dio la orden uno de los solados para que fuéramos a la capilla, y cual sería nuestra sorpresa que doña Manuela, que cariñosamente le decimos doña Mane, nos entrega un inmerecido reconocimiento. El es Dios

* Ojalá y volvamos a ver verdadero Huéhuetl, nombre en náhuatl que significa tambor, este es de madera y su base de cuero, hoy absurdamente son de metal, el sonido que producen no es igual. Llevan también tambores y tamboras que en verdad salen sobrando, hay que volver a los orígenes, la concha de armadillo, ya no llevan, al igual que el caracol, se les ha olvidado. Qué pena.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

No hay comentarios en “ Los concheros y sus fiestas: mi crónica mensual”

  1. Jorge Cortés dice:

    Hola, Nacho.
    Excelente crónica. Como que ya nos tienes acostumbrados a tu sabiduría y amena escritura.
    Nos vemos el sábado 26, no lo olvides, a la ceremonia de aniversario del PDMU. No puedes faltar.
    Un abrazo.
    Jorge

  2. Muchas gracias por su crónica. Estando lejos de México, leer esto llena de alegría y me hace recordar a mi capitana Donia Mane.
    Saludos desde Berlin, Alemania.
    EL ES DIOS!!
    Isaac Xquenda-Gui

Envía tu comentario