Los candidatos y la corrupción

|




debate_tercer

Anaya dijo: “Combatiré a los políticos corruptos…no me temblará la mano para acabar con la impunidad”. López Obrador “Actuaré con terquedad, con necedad, con perseverancia rayando en la locura para acabar con la corrupción”. Meade: “Seré implacable en el combate contra la corrupción”. De Anaya diría Margarita Zavala: “Representa la política sin escrúpulos, de los moches y de los departamentos mal habidos”. López Obrador impulsa al Senado a Napoleón Gómez Urrutia, ejemplo de líder corrupto, acusado de hacer de chivo los tamales cincuenta y cinco millones de dólares, y a Félix Salgado Macedonio, denunciado por propiciar los carteles en Acapulco. A la toma de posesión de Meade asistieron Romero Deschamps y el Secretario Ruíz Esparza, responsable del socavón. Sujetos verdaderamente impresentables. ¿Podrán los electores creer en estos juramentos de los candidatos con acusaciones y compañeros de viaje que son ejemplo de la corrupción?










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario