Los candidatos independientes

|




margarita zavala_2018_aspirante

Me preguntaba en colaboración anterior si esa invasión de candidatos independientes tenía como principal motivación una vocación de servicio público apremiante o simple y vulgarmente era por el dinero. Mi amigo Julio Figueroa afirma que lo que quieren es poder, por supuesto que anhelan el poder pero el poder no es un fin en sí mismo y la pregunta se repite, los independientes al luchar por un cargo político quieren poder ¿para realizar un propósito social o buscan privilegios personales? La mayor prueba de sus buenas intenciones de servicio público, lo que sería que su carta de presentación para reunir las firmas, debería ser su plataforma electoral o su agenda legislativa. Hasta el momento la mayoría no han aportado nada al diagnóstico y solución de los problemas del país, piden una firma como un acto de fe y no de convicción por compartir un ideario. La mayoría de los independientes sólo han hecho gala de ambición personal.










Cada colaborador es responsable de lo que escribe y sólo rinde cuentas ante la sociedad y ante sí mismo. Se trata de pensar libremente y hacer pensar en la medida de la inteligencia de cada uno.

Envía tu comentario